Se encuentra usted aquí

productividad

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La jornada laboral del Siglo XXI

Liliana Alvarado Baena

El origen del debate


En años recientes, diversas voces han externado la necesidad de disminuir los
horarios laborales tanto en horas como en días a la semana. En la actualidad, dicho
tema ha causado revuelo en Finlandia pues en plena campaña electoral, en agosto
pasado, la ahora primer ministro Sanna Mirella Marin, planteó una semana laboral de
cuatro días, con una jornada laboral de seis horas. Sin embargo, en cuentas oficiales del
gobierno finlandés se ha señalado que dicha propuesta no está en la agenda.

Jornada laboral y productividad


Existen diferentes visiones sobre la disminución de la jornada laboral, sin embargo, lo que
nadie puede negar es la necesidad de encontrar un balance óptimo entre el tiempo
que se le destina al trabajo y a la vida personal, donde se incluyen las relaciones
familiares y de amigos, la cultura, el deporte, esparcimiento, entre otros.


El año pasado Microsoft Japón realizó un experimento interesante donde los horarios de
trabajo fueron de lunes a jueves y los días de descanso de viernes a domingo, es
decir se aumentó un día de descanso. Los resultados fueron muy prometedores, ya que la
productividad de los empleados aumentó en casi un 40%. La aceptación de la medida
entre los empleados fue del 92% y además de eso, presentaron ahorros en el
consumo de energía eléctrica en un 23%.


Evidentemente dicho ejercicio requirió que los colaboradores se enfocarán más en
sus labores, disminuir al máximo las juntas y que éstas no durarán más de 30
minutos. De manera similar, en Nueva Zelanda la empresa Perpetual Guardian ha
reducido la semana laboral a 4 días, dando como resultado el aumento de la
productividad en un 20% y una disminución en el nivel de stress. Asimismo, se hizo
reajuste salarial para pagar con base en la productividad y no por el tiempo trabajado. En
Suecia se realizó por dos años un experimento con 70 enfermeras asistentes a las
cuales se les redujo su jornada laboral a 6 horas. En el experimento se descubrió que
aquellas enfermeras que formaron parte solicitaron menos licencias por enfermedad,
reportaron mejores condiciones de salud y aumentaron su productividad.


Un estudio realizado por la OCDE, reflejó que, en México se trabajó en promedio 2,148
horas en 2018, mientras que en Alemania 1,363 y el promedio de la OCDE es de 1,734 1 .
Adicionalmente la misma OCDE en su índice “Better Life”, menciona que en México el 29%
de los empleados tienen un horario de trabajo muy largo, lo que es una de las tasas
más altas en la OCDE, donde su promedio es de 11% 2 .

1 https://data.oecd.org/emp/hours-worked.htm
2 http://www.oecdbetterlifeindex.org/es/topics/work-life-balance-es/

En México, Carlos Slim, desde hace ya varios años ha propuesto disminuir las jornadas
laborales, incluso ha mencionado de 3 días laborables con 11 horas de trabajo cada
uno, por cuatro días de descanso, pero aumentando la edad para la jubilación a los 75
años. Es decir, también existen fuertes restricciones para la implementación de esta
propuesta 3 . El intentar aplicar dichas jornadas de manera general resulta utópico, ya
que existen ciertos ramos empresariales que no dependen exclusivamente de la
productividad de sus empleados, tal es el caso de maquiladoras, fábricas y empresas de
servicios, lo que resultaría en que dichos sectores incurrieran en mayores costos,
como los de agregar nuevos turnos.


A nivel internacional también existen experiencias con malos resultados en la reducción de
la jornada laboral. En algunas empresas de Estados Unidos y Alemania, estos cambios
provocaron que los empleados se sintieran más presionados para cumplir con los
resultados sintiéndose estresados. Los empleados se volvieron a relajar cuando los
cambios terminaron y volvieron a estar siempre ocupados en sus labores. Esto se debió a
que durante el tiempo que se aplicaron estas medidas las empresas les habían
restringido a los trabajadores el uso de sus teléfonos inteligentes, el acceso a redes
sociales y el tiempo para tomar sus alimentos.

A diferencia de lo que sucede en países altamente desarrollados como Japón, en México
existen condicionantes que inhiben la productividad. En países como el nuestro, la
jornada laboral difícilmente podría ser modificada sin esperar que se alteren otros
aspectos de la producción. De acuerdo con estudios especializados, la productividad
laboral en México se encuentra casi estancada desde el año 2000 4 . En este sentido, una
reducción de la jornada laboral exigiría un incremento de la productividad para
compensar la reducción en tiempo, lo cual no es ni fácil ni rápido de lograr puesto que la
productividad, a su vez, depende de muchas otras condicionantes. Una de esas
condicionantes es el tiempo medio de traslado al trabajo que para México es de 40 minutos,
en tanto que en EE. UU. es de 29 minutos 5 .

Así, para México, parece evidente que el tema de la reducción de la jornada laboral debe
estudiarse integralmente, a la par de otras posibilidades similares o complementarias,
como es la implementación de distintas modalidades de trabajo como home office,
horarios flexibles, viernes cortos y el trabajo por resultados.

De modo que lo más adecuado parece ser analizar distintas alternativas y sus
combinaciones para ser aplicadas de manera coherente en los diferentes sectores, y no
analizar aisladamente la reducción de la jornada laboral. La reflexión que surge es que se
requiere encontrar un equilibrio entre el tiempo de trabajo y el tiempo personal,
basado, a su vez, en el equilibrio entre la duración de la jornada de trabajo y la
productividad.

3 https://forbescentroamerica.com/2019/11/08/slim-insiste-en-jornadas-labo...
semana/
4 Mckinsey Consultoría
5 Mckinsey Consultoría.

Fecha: 
Martes, 21 de Enero 2020 - 00:00
Contenidos relacionados: 
Cúpulas empresariales buscan qué condiciones laborales se mantengan precarias
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 21 de Enero 2020 - 02:15
Fecha C: 
Martes, 21 de Enero 2020 - 15:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Subsidiar la improductividad

La elaboración y eventual aprobación del presupuesto de egresos del gobierno federal para el próximo año, partiendo de la estrategia denominada “base cero” es, sin duda, una extraordinaria oportunidad para rediseñar y eficientar el gasto gubernamental.

La caída en los precios por la venta del petróleo implica un muy duro golpe a las finanzas nacionales, dependientes en su gran mayoría de ese ingreso, de tal suerte que esto obliga al gobierno a tener que replantear sus egresos.

El concepto de partir de cero parece en principio una definición correcta y responsable, sin omitir que tampoco existe otra alternativa y que por ello resulta una ponderación obligada por las circunstancias.

Sin embargo, ese criterio debe considerar elementos que favorezcan la productividad; no sólo se trata de hacer más con menos, sino que en esa dinámica la inversión oficial sea redituable.

Porque en las condiciones actuales, el gobierno no sólo necesita obtener más recursos por la vía impositiva para poder cumplir con sus compromisos y programas, sino que también tiene que hacer que estos se conviertan en factores de desarrollo.

La mejor forma de lograr que una economía crezca es a través de sus emprendedores y ese ha sido el problema de nuestro país; los pronósticos de crecimiento han fallado y se han tenido que modificar a la baja cada trimestre, no por los factores externos como plantea la Secretaría de Hacienda.

No hay crecimiento porque la inversión privada está en pausa, pues el gobierno no genera el ambiente propicio para ello, e incluso se convierte en un freno debido a sus políticas fiscales.

En nuestro país, la tendencia ha sido que la autoridad federal subsidia la improductividad, en un contraste entre sus políticas asistencialistas y contribuciones a los sectores que no los necesitan de manera primordial.

Cuando hablamos de políticas asistencialistas, hay que excluir a las que se refieren al combate a la pobreza, al menos en su definición social, en cuanto a los recursos que se destinan para cobijar a los más desprotegidos.

Nos referimos a las que se aplican para fomentar actividades productivas. Hay una gran diferencia entre las dádivas, que no son un acto de generosidad, y los recursos para que los sectores vulnerables tengan herramientas para salir de esa pobreza.

El costo de subsidiar la improductividad es la mejor definición de una política populista neoliberal, con ingredientes de corte electoral que al final de cuentas ha sido una tendencia comprobada para el estancamiento.

En función de la situación, los recortes presupuestales, además de los que se presumen como elementales -nos referimos, por supuesto, al costo del mantenimiento del aparato burocrático- tendrán que enfocarse en no debilitar la cobertura básica gubernamental, la que corresponde a sectores como los de educación, salud e infraestructura básica, que son preceptos esenciales de su responsabilidad y que son los que la sociedad percibe de forma mas directa.

En contraste, por ejemplo, los apoyos que se destinan al fomento de la producción agropecuaria e industrial están diseñados, en el primer caso, en apoyo de los medianos y grandes productores.

Sus mecanismos limitan considerablemente los incentivos para los pequeños agricultores y ganaderos; de esta forma jamás podrán acceder a un mejor y mayor nivel.

En el campo, los apoyos están divididos en dos grandes rubros, los asistencialistas, que únicamente son paliativos para la sobrevivencia, pero que no generan condiciones de crecimiento y los que se orientan a las que ya son grandes empresas.

En el tema de la industria, la situación es todavía peor porque en ese apartado, los apoyos existentes para la pequeña industria son muy poco accesibles, lo que hace que el acceso a los mimos sea muy limitado.

En este contrasentido, lo que se observa es que no existe una auténtica política de fomento empresarial que permita que las PYMES cuenten con el respaldo necesario.

Dicho en forma lisa y llana, los recursos federales que se destinan a las actividades productivas están mal encauzados; los subsidios, como ya apuntábamos, están orientados a grupos privilegiados.

El enfoque necesariamente debe comprender que la inversión federal destinada a las actividades productivas, se convierta realmente en un motor para el desarrollo, no sólo para cobrar más impuestos.

También, porque en una dinámica económica eficiente, considerando la aportación gubernamental, el combate a la pobreza se ataca desde dos frentes y eso por definición limita la carga que pesa sobre el gobierno.

Por lo tanto, el gran reto en la elaboración del proyecto de presupuesto de egresos de la federación no está únicamente en el ahorro, sino en que el recurso disponible no se desperdicie en conceptos intrascendentes.

Fecha: 
Martes, 28 de Julio 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

PVEM impugnará candidatura como suplente de Ebrard. Consumo de alcohol en países de la OCDE. Preferencias electorales en Miguel Hidalgo

La actriz y presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, Blanca Guerra, nos habla de la próxima entrega de los premios Ariel para reconocer lo mejor de la producción cinematográfica de 2014. El presidente de la CONCANACO-SERVYTUR, Enrique Solana Sentíes, explica los beneficios para las MIPYMES que traerá la recién publicada Ley para Impulsar el Incremento Sostenido de la Productividad y la Competitividad. El senador Carlos Puente (PVEM-ZAC) anuncia que su partido impugnará la decisión del INE de autorizar la candidatura de Marcelo Ebrard a una diputación plurinominal suplente. En el estudio me acompañan Tere Vale, Mónica Uribe y Bernardino Esparza, con quienes comentamos el reporte sobre consumo de alcohol en los países miembros de la OCDE y la encuesta de preferencias electorales en la delegación Miguel Hidalgo realizada por el diario defeño El Universal, y los más recientes libros de consulta escritos por Bernardino pubicados por el INACIPE.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 15 de Mayo 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Nuestro mundo de hoy …mejor que antes?

Resulta interesante comparar los tiempos de antes con los de ahora.

Cuando yo era niña, en la década de los ochenta, ocurrieron hechos trascendentales que fueron transformando la historia: cambios sociales, geopolíticos, ideológicos y qué decir de los avances tecnológicos que nos han simplificado la vida. Sin embargo, más de uno me daría la razón al referirme a que el mundo, a pesar de tantos avances, no es mejor. Muestra de ello, lo podemos observar en cualquier parte. Por mencionar algo: hoy en día, cada vez más productos y servicios en este sistema económico globalizado carecen de calidad, sobre todo los productos de consumo.

Recuerdo que hace años, si decidía viajar por aire en clase turista, podía disfrutar de un desayuno decente, hoy en día, solo una galleta si tengo suerte; si adquiero una prenda de vestir, ya no le confeccionan bolsillos, ¡se ahorran la tela!; el tamaño de la mayoría de los productos es mucho más pequeño, más “chafa” y lo que es peor, en muchos de los casos de menor durabilidad y de mayor costo.

La apabullante diversidad de competidores en el mercado, hace que todos ganen, menos el consumidor, -¿se deberá a la famosa productividad que tanto ejercen las empresas o a la cada vez más cínica codicia humana?- lo cierto es que la ética brilla por su ausencia; pero, lejos de solo tratarse de asuntos comerciales, podemos encontrar carencia de calidad y prudencia en el actuar humano, en prácticamente cualquier parte, sin dejar de lado, el terrible e irreversible daño al medio ambiente, así como, en el fallido sistema educativo que trae tan rezagado a medio planeta.

La falta de credibilidad en las instituciones por parte de los ciudadanos, emerge precisamente de un irresponsable y hasta cínico comportamiento de los hombres y mujeres que conforman la llamada clase política gobernante, empresarios y diferentes entes sociales, que ceden ante la incesante corrupción, que como cualquier producto o servicio, se rige por una oferta y una demanda.

La humanidad cada vez desea tener más, por menos, se siente todopoderosa, capaz de moldear su entorno a capricho, aunque ello implique perjudicar a sus semejantes. Recientemente leía una nota de una agencia de noticias rusa en lengua española, acerca de una investigación que demuestra que el ser humano se vuelve más inteligente mientras evoluciona. No obstante, eso pierde todo significado, toda vez, que la raza humana no entienda que lo que necesita es un incremento en la toma empática de conciencia de su entorno, cuya falta, nos vislumbra un brutal fin autodestructivo.

___________________________________________________________

Fuente: http://actualidad.rt.com/ciencias/167967-efecto-flynn-personas-inteligen...

Fecha: 
Lunes, 27 de Abril 2015 - 13:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un balance a 30 años de libre comercio

A 30 años de una radical liberación comercial en México, ¿cuál es el resultado? José Antonio Romero se dio a la tarea de responder a esta y a otras preguntas relacionadas con la apertura de la economía del país al libre flujo de mercancías y de capitales. El estudio tiene una muy amplia y sólida base empírica que compara con los dichos y la ideología de los liberales económicos ultramontanos. Prueba que la productividad se estancó cuando se expuso a la competencia extranjera irrestricta a la industria mexicana, la cual fue dañada irreversiblemente. También ofrece información suficiente para concluir que este factor es la causa principal del crecimiento explosivo de la economía y el empleo informales. Asimismo, revela el efecto negativo que tuvo en la inversión.

Romero también prueba que es un mito que las ganancias netas de la liberación comercial, como la instrumentó la elite gobernante, son positivas y sus beneficios compensan a los perdedores y mejoran las condiciones de toda la población. Es decir, la apertura comercial irrestricta juega un papel relevante en el incremento desmesurado de desigualdad social en estas tres décadas. Dicho efecto es resultado, entre otras cosas, del magro impacto de las importaciones en la producción nacional total. Si bien las exportaciones brutas representan 12.7% del PIB, las exportaciones netas, es decir, descontando los bienes que se importan temporalmente para después exportar productos acabados (manufacturas) representan apenas 2.9% del producto nacional, comparado con 3.5% de la exportación de petróleo.

Por este motivo no es extraño que el desplome de los precios internacionales del petróleo y la caída de las exportaciones de esta materia prima hayan golpeado tan severamente a la economía y a las finanzas públicas este año, y se anticipa otro duro golpe para 2016. Pero, como se indicó arriba, el mayor mentís a la liberación comercial sin brida es que traería inversiones extranjeras sin límite que suplirían con creces la contracción de la inversión productiva del Estado y que a su vez estimularía la inversión empresarial mexicana. La realidad fue muy distinta: la inversión privada nacional cayó de 5.7% anual entre 1940 y 1982 a 3.5% entre 1983 y 2011. Por su parte la inversión extranjera bajó de 3.2% anual en el primer periodo a 3.1% en el segundo. En términos absolutos la inversión fija bruta cayó de 26% del PIB en 1981 a 22% en 2011. La liberación comercial no nos llevó al Paraíso. Por tanto, urge revisar qué funciona y qué no, para mejorar las políticas económicas y enfrentar los desafíos de la desigualdad y pobreza, y la caída del petróleo.

Fecha: 
Jueves, 09 de Abril 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Estudio de sueldos y salarios de Merca2.0 áreas económico administrativas

¿Cuál es la precepción laboral en la industria de la mercadotecnia?

PDF icon Percepción laboral en la industria de la mercadotecnia.pdf

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 11 de Febrero 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Diputados deluxe

El Centro de Investigación Periodística de Chile publicó el 11 de junio de 2014 un estudio realizado por los sociólogos Colombina Schaeffer y Leonardo Valenzuela y el periodista Patricio Segura Ortiz. Intitulado Democrática desigualdad: Diputados chilenos son los mejor pagados en los países de la OCDE, el trabajo de los tres investigadores compara los sueldos anuales de los legisladores de las cámaras bajas de los poderes legislativos de los 34 países que integran la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos. Los sueldos se indican en dólares de Estados Unidos ajustados por paridad del poder adquisitivo (PPA).

Como el título del estudio lo dice, los diputados chilenos son los mejores pagados, ganando 252,505 dólares anuales. Los peores pagados son los húngaros, que solo perciben 32,366 dólares.

Ganan más que los mexicanos, pero menos que lo de Chile, los legisladores de Estados Unidos (174,000), Italia (173,488), Japón (140,263), Corea (139,535), Australia (124,735), Alemania (123,432), Canadá (122,555), Bélgica (120,680), Austria (120,066), Turquía (115,116), Holanda (110,174), Israel (109,209), Polonia (100,141), Francia (99,108), Nueva Zelanda (97,502) y Grecia (96,664).

Ganan menos que los mexicanos, pero más que los húngaros, los diputados de Irlanda (95,817), Reino Unido (90,134), Noruega (86,330), Luxemburgo (81,099), Suecia (80,692), Dinamarca (79,482), Finlandia (79,083), Eslovenia (71,047), Estonia (66,808), España (57,485), Portugal (56,336), Islandia (55,159), República Checa (48,421), Eslovaquia (42,284) y Suiza (37,858).

Ahora bien, los autores también relacionaron los sueldos de los legisladores con el PIB per cápita y el salario mínimo de cada país. Los resultados son muy interesantes en vista de que muestran que tan cerca o lejos es la realidad económica de un diputado con el de la mayoría de los ciudadanos que representan.

Comparando los sueldos con el PIB per cápita, resulta que otra vez son los diputados chilenos quienes más ganan: 11.8 veces más que el PIB per cápita. Después de ellos están los de Turquía (6.3), México (5.6), Italia (5.1), Corea (4.6), Polonia (4.4), Japón (4.0), Grecia (3.7), Israel (3.5), Estados Unidos (3.4), Bélgica (3.0), Nueva Zelanda (3.0), Alemania (2.9), Canadá (2.9), Australia (2.8), Estonia (2.8), Austria (2.7), Francia (2.7), Holanda (2.5), Reino Unido (2.5), Eslovenia (2.5), Irlanda (2.2), Portugal (2.2), Finlandia (2.0), Suecia (1.9), Dinamarca (1.9), España (1.8), República Checa (1.8), Eslovaquia (1.6), Islandia (1.4), Hungría (1.4), Noruega (1.3), Luxemburgo (0.9) y Suiza (0.7).

Considerando que la relación de los sueldos con el PIB no es la mejor manera de comparar la realidad salarial de un legislador con la del resto de la población de un país, los investigadores los relacionaron con los salarios mínimos vigentes en cada país. En este análisis resulta que los diputados mexicanos son los mejor pagados: 55.8 veces el salario mínimo. Les siguen los de Chile (40.3), Italia (21.1), Japón (13.6), Turquía (12.8), Estados Unidos (11.8), Estonia (11.2), Polonia (10.2), Grecia (10.2), Corea (9.9), Israel (9.2), Canadá (7.5), Austria (7.5), República Checa (7.4), Australia (6.2), Eslovaquia (6.0), Bélgica (5.5), Portugal (5.8), Alemania (5.6), Reino Unido (5.5), Nueva Zelanda (5.4), Holanda (5.29, Eslovenia (5.2), Francia (5.1), Irlanda (5.1), España (5.0), Finlandia (4.6), Hungría (4.0), Luxemburgo (3.7), Suecia (3.4), Dinamarca (3.4), Noruega (3.1), Islandia (2.4) y Suiza (1.2).

Es evidente que los diputados mexicanos son deluxe, los mejores pagados del mundo, comparando sus ingresos con los del resto de los mexicanos. De acuerdo al INEGI, el 82% de la población económicamente activa del país gana hasta cinco salarios mínimos.

Ante esta realidad, ¿cuánto debería ganar un diputado o senador mexicano, federal o local? Y si tomáramos en cuenta su baja productividad y utilidad, ¿cuánto?

El estudio completo puede verse en http://ciperchile.cl/2014/06/11/democratica-desigualdad-diputados-chilen...

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 04 de Febrero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En Entrevista: Luis Enrique Mercado, Director General del Periódico Imagen

Desde Zacatecas, Luis Enrique Mercado opina sobre la iniciativa del presidente EPN para incrementar la productividad.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 07 de Octubre 2014 - 19:00
Media: 

En Entrevista: Luis Enrique Mercado, Director General del Periódico Imagen

Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Comisión Especial Caso Iguala, estados más peligrosos del país e iniciativa de EPN para incrementar productividad

El presidente de la Comisión Especial para el Caso Iguala, Guillermo Anaya (PAN-COA), nos explica los alcances de dicha comisión. En el estudio me acompañan Liliana Alvarado y Juan Azcárraga quienes analizan dos encuestas: la de percepción de la situación económica realizada por IPSOS y la de percepción de seguridad y criminalidad elaborada por el INEGI. Hablamos sobre las tasas de homicidio y cuáles son los estados más peligrosos del país. Desde Zacatecas, Luis Enrique Mercado opina sobre la iniciativa del presidente EPN para incrementar la productividad. Desde Hermosillo, Marco Paz Pellat, explica cómo está evolucionando la publicidad en internet.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 07 de Octubre 2014 - 18:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Amor improductivo

 

Todo lo que no es productivo es desechable. Por eso el ideal de la economía moderna es convertir al hombre en máquina, extirpar su esencia humana, para que en cuerpo y alma se entregue al ciclo de producción y consumo, hasta que deje de ser productivo-consumidor. Desde tiempos inmemoriales “las relaciones humanas –y por tanto la humanidad misma– son una perturbación para el trabajo y la eficiencia; (…) las personas se desempeñarían mejor si no “gastaran” su tiempo en asuntos improductivos… Este esfuerzo por maximizar la eficacia a cualquier costo, este fortalecimiento de lo económico a expensas de lo humano (el amor, la amistad, la belleza, el arte, etc.), reduce a los humanos… para convertirlos en meras unidades de producción. (La palabra robot de origen checo está basada en robota) la cual significa trabajo. Una persona reducida a ser un mero obrero es un robot…

“Gobernar a personas reducidas a robots ha sido el sueño de los tiranos desde tiempos inmemoriales. Todo gobernante despótico ve en las relaciones familiares y las amistades una competencia para la efectividad. El esfuerzo para reducir a la persona a unidad de producción y consumo es también evidente en las utopías (…), pues la economía como tal no necesita nada más que un robot humano, como ha sido bellamente –si bien de manera dolorosa– mostrado en el homo economicus (concepto según el cual los hombres actúan racionalmente y buscan sólo su interés), el cual no es más que una mera unidad de producción y consumo… En gran medida la corriente principal de la economía está algo cercana a este concepto. Los modelos de la economía neoclásica perciben el trabajo como parte de una función de producción”, (Tomáš Sedláček, Economía del bien y el mal, FCE).

Si bien la productividad es una herramienta muy útil a lo largo de la historia de la humanidad, toda vez que permite ahorrar y aligerar el trabajo, además de disminuir el uso de materiales y hacer mejor las cosas, es muy distinto convertir a este instrumento, como se hace hoy, en la piedra de sacrificios en la que se inmola a la humanidad, sobre todo cuando se le reduce al ahorro casi exclusivo de mano de obra, un solo componente del proceso productivo. Así se quita a la productividad su función social, de beneficio del hombre y se convierte en tautología: la productividad por la productividad. Las tautologías son cárceles, tiranías ideológicas que reprimen: son el nuevo ideal del despotismo moderno. Y como toda cárcel, termina por sacrificar lo más preciado: la creatividad, que es inherente a la humanidad, y piedra angular de la productividad.

Fecha: 
Jueves, 02 de Octubre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1