Se encuentra usted aquí

procuraduría

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Peña Nieto, a la caza del Mencho

Cuatro días después que ocurriera el ataque del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) a varios municipios de Jalisco y estados vecinos, se reunió en Guadalajara el Gabinete de Seguridad del gobierno federal, encabezado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval. Como es costumbre, a la reunión acudieron los titulares de la Procuraduría General de la República, Arely Gómez González; de la Secretarías de la Defensa Nacional y Marina, Salvador Cienfuegos Zepeda y Vidal Francisco Soberón, respectivamente; de la Comisión Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido; y del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Eugenio Ímaz Gispert.

De la reunión destacaron dos compromisos: primero, que el objetivo principal de la Operación Jalisco es el desmantelamiento completo del Cártel Jalisco Nueva Generación y la captura de Nemesio Oseguera (el Mencho), líder del mismo. Segundo, que al frente de dicha Operación estará el general de división diplomado de Estado Mayor, Miguel Gustavo González Cruz, un militar que estuvo al frente de la comandancia en Reynosa, Tamaulipas, que frenó la embestida de Los Zetas en la zona.

Finalmente, el gobierno federal está haciendo lo que le corresponde en materia de seguridad pública al enfrentar el reto que representa el CJNG. En los hechos, se refuta la idea de que el gobierno federal tiene la intención de “invisibilizar” el problema del narco. Sin embargo, hay cuatro puntos importantes en los que el gobierno federal debe cuidar su estrategia:

1) Evitar la filtración de información sobre los operativos en preparación. Hay elementos para suponer que el pasado primero de mayo una filtración permitió al cártel tomar la iniciativa contra las fuerzas federales.

2) Lograr una mayor coordinación con el gobierno estatal. El gobernador Aristóteles Sandoval parece tener otra percepción de lo ocurrido el pasado primero de mayo. Según el mandatario estatal, los actos de violencia fueron a consecuencia de una exitosa estrategia que está mermando a dicho Cártel.

3) Mejorar la prevención a las respuestas del crimen organizado. En Tamaulipas cada vez que capturan a un jefe de plaza criminal, hay un contragolpe que vuelve caótica a las ciudades y siembra el pánico en la población. 

4) Mejorar los sistemas de inteligencia para reducir al mínimo los enfrentamientos y no basar la estrategia sólo en enviar más efectivos a la zona de conflicto.

Antes de la reunión, el presidente Enrique Peña Nieto lanzó como advertencia que “los actos violentos del crimen organizado, lejos de frenar la acción del gobierno federal, fortalecen la determinación del Estado mexicano para hacer valer la ley.” Parece que el presidente Peña Nieto se ha tomado como cosa personal la captura del Mencho.

Fecha: 
Miércoles, 06 de Mayo 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La política de la tristeza

No es usual sentirse triste por la política, práctica humana que concita más al coraje, la indignación y la frustración o a veces —pocas— al entusiasmo. Sin embargo, a veces me da tristeza lo que pasa en el ámbito político.

Llevo una semana así. Lo digo porque en conversaciones privadas (pues es mi ámbito el privado, en que ejerzo a riesgo propio y sin representar a nadie; y sin esperar que nadie me lea o atienda lo que digo), me ha dado una sensible tristeza que el presidente de mi país haya escogido para encabezar la procuración de la justicia federal (y próximamente, la Fiscalía de esta nación) a alguien como Arely Gómez.

Varios hemos clamado por cambios en el gabinete presidencial pero cuando por fin lo hay, resulta que ¡sale al Procurador General! El hombre más capaz que he visto frente a esa responsabilidad, ése que encabezó una investigación magnífica e insólitamente bien hecha sobre el destino de 43 asesinados luego de ser secuestrados en Iguala, a manos de bandas locales de criminales.

Escribo mientras oigo noticias de mi presidente en tierras inglesas, visita clamorosamente criticada por activistas locales que sin duda también chiflaron e insultaron al cortejo que cargaba el cuerpo yerto de una grande entre los primeros ministros ingleses, Lady Margaret Thatcher.

No me entristece que el Reino Unido honre a mi país al recibirlo en visita de Estado con inusitada frecuencia —apenas 6 años después de la última visita mexicana de ese carácter— sino por lo que ocurre en tierras más cercanas. Me pregunto, ¿dónde estaba Enrique Peña Nieto cuando decidió poner a Arely Gómez como Procuradora General de la República y futura titular de la Fiscalía por ocho años?

¿Por qué arruinar a una funcionaria impecable, decente, limpia y de excelente perfil, en un puesto más adecuado para leones o tigres o hasta chacales, como es el órgano encargado de combatir delitos tan graves y violentos como el narcotráfico, el armastráfico y otras transgresiones peligrosísimas? ¿Y por qué castigar a un funcionario eficaz como Murillo? ¿Porque en un humano desliz, en cadena nacional, cometió el terrible, duradero y muy mediático gafe de ensuciar su excelente investigación sobre los de Ayotzinapa al decir “ya me cansé”? ¿Por qué echar a perder a una senadora brillante y enviarla en derechura al matadero? ¿Por qué someterla a la peor, más sucia, más doliente de las críticas, visible hoy que la aprobó el Senado? ¿Por qué someterla a la vulnerable acusación de ser hermana de un hombre también limpio, el vicepresidente de noticieros de Televisa? Como dijo Joaquín, la acusan de portación de hermano. Y diría algún clásico posmoderno, ¿pero qué necesidad?

Lo anterior me da tristeza por mi país, pero sobre todo por Arely. Tengo el orgullo de conocerla y de llevar con ella y con su familia (por cuatro generaciones) una estrecha amistad. Pero no hablo del cariño y la cercanía. Hablo de la tristeza por una carrera impecable en riesgo de ser ensuciada por los enemigos de México. No siento tristeza por su gestión, que sin duda será limpia y correcta; hablo de la presión mediática, la acusación gratuita, la embestida de la peor calaña de malhechores. Hablo de las profunda injusticia contra una vitalicia buscadora de la justicia.

Esto rebasa el homenaje a la impecable carrera de una anomalía dentro de nuestro sistema político (una mujer tan anómala que ha sabido cruzar pantanos sin mancharse). Se rebasa toda prudencia cuando el presidente la lanza —a riesgo de su vida— no a un lodazal sino a un ambiente donde se emiten tufos de lo peor que, en abundancia, producen los peores mexicanos.

No dudo que Arely sabrá salir de tales retos sin ensuciar su plumaje pero sigo expresando mi tristeza por someter a tal destino a una persona así; y por quitar y quemar a un procurador como Murillo, que tuvo el valor civil, moral y técnico de exhibir la verdad de Ayotzinapa: un crimen entre bandas criminales rivales con apoyo de un poder local. Y cuya autoría —injustamente, con amplio apoyo de algún mesías tropical que aspira al poder nacional— ha sido mentirosamente esquivada y torcida hacia el gobierno federal. Tanto así, que hasta en la Gran Bretaña hay hoy quien cree que Enrique Peña Nieto asesina ayotzinapos. (¿No acusó Hitler a los comunistas por un incendio que él ordenó?)

No, no se vale. En política también hay que manejar sustancias, no sólo formas. Ante la urgencia de hacer cambios al menos en un par de secretarías virreinales, ¿por qué este cambio? ¿Por qué allí?

¿Pero qué necesidad?

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 04 de Marzo 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

México, Cuba y Estados Unidos

Fiel a su estilo autista de hacer periodismo, el Reforma fue el único diario que no mandó a ocho columnas las declaraciones de los presidentes Obama y Castro anunciando el fin del deshielo que durante más de 50 años ha estado vigente.

No sólo fue una buena noticia para el mundo; también para el agobiado gobierno de Peña Nieto fue positivo que, por primera vez en muchas semanas, noticias sobre Guerrero o la seguridad no ocuparon un primer plano. Un día de descanso antes de navidad.

El anuncio de Obama acerca de que se mantendrán conversaciones tendentes a normalizar relaciones tomó por sorpresa a propios y extraños. Hay varios componentes a los que es conveniente referirse. En primer lugar, a la velocidad que Obama está tratando de darle a dicha normalización. A reserva de que en el futuro se modifique la intención manifiesta, Obama ya puso una meta muy ambiciosa.

Un segundo componente que llama la atención es la participación de Canadá y el Papa en el proceso de acercamiento de las dos naciones. ¿Qué papel tuvieron? Bien a bien, no se han dado a conocer los detalles, pero se dice que posibilitaron durante meses las negociaciones entre ambos gobiernos. Con esto, el Papa Francisco se anota un tanto en el terreno internacional.

El anuncio del presidente norteamericano no hubiera sido posible sin el cambio que ha habido en los norteamericanos y los cubanoamericanos. Una encuesta reciente reveló que poco más del 60% de los ciudadanos de los Estados Unidos está de acuerdo con el establecimiento de relaciones con Cuba.

Los cubanoamericanos, hijos y nietos de aquellos anticastristas feroces, ya no comulgan en su mayoría con las ideas de sus predecesores. Otros integrantes de la comunidad, que mantienen relaciones afectivas y familiares con cubanos dentro de la Isla y que envían miles de millones de dólares, están cansados de un bloqueo que no tiene razón de ser. Como lo dijo un líder de la comunidad cubana en los EUA: esto no es una mala noticia, es un reto.

Para el gobierno dictatorial de Cuba, el bloqueo sirvió como razón ideológica para mantener un régimen cerrado y antidemocrático. En sí, dicho bloqueo era inútil. En Estados Unidos, el anticastrismo sirvió para labrar la carrera de muchos políticos conservadores. Los grupos más a la derecha de ambos países protestarán con todas sus fuerzas, que esperamos ya no sean muchas.

POSTDATA: hasta el momento, la PGR o la Procuraduría de Guerrero no han contestado la denuncia formal que presentaron varios periodistas contra ocho integrantes del Movimiento Popular Guerrerense por el delito de secuestro y los malos tratos de los que fueron objeto. Sigue la impunidad en todos los órdenes. 

Fecha: 
Viernes, 19 de Diciembre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Iguala, un caso más de violencia e impunidad

Nuevamente el estado de Guerrero, en específico la Ciudad de Iguala, se ha convertido en el foco de atención no sólo de autoridades, sino de la sociedad nacional e internacional, quienes exigen se esclarezca el ataque a estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa por parte de autoridades federales y municipales, cuando intentaban regresar a su escuela tras un boteo que realizaron en el centro de la ciudad donde recababan fondos para su tradicional marcha del 2 de octubre, derivado de estos hechos, el viernes 26 de septiembre perdieron lamentablemente la vida 6 personas, 17 resultaron heridos gravemente, y aproximadamente 43 personas más se encuentran desaparecidas, muchos de ellos sin estar involucrados en los hechos, y siendo víctimas de las circunstancias, como el caso de los futbolistas del club “El Avispón”.

Un municipio donde mucho pasa y nada se sabe, ese en el que la máxima autoridad José Luis Abarca Velázquez tiene supuestos nexos con la delincuencia organizada, ligándose a su familia política con el cartel de Arturo Beltrán Leyva, promovía a su esposa como próxima presidenta municipal, contaba con denuncias en su contra por homicidio y de quien poco se sabe cómo obtuvo sus riquezas, decidió simplemente no enterarse de lo sucedido porque se encontraba en un baile festejando el segundo informe de labores de su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa al frente del DIF, presentando poco después licencia al cargo de alcalde para evadir sus responsabilidades y huir.

Debido a ello, la Procuraduría del estado inició sus investigaciones sobre el asunto, -buscando incluso casa por casa a los desaparecidos sin encontrar un sólo indicio-, la cual mediante una llamada anónima acudió a investigar unas fosas clandestinas donde aparentemente se encontraron más de 25 cuerpos calcinados pertenecientes a los normalistas, mientras esto sucedía, el Gobernador del estado Ángel Aguirre Rivero se encontraba en el IX Consejo Nacional del PRD donde se renovó su dirigencia nacional. Es lamentable para quienes conocemos y amamos al estado de Guerrero, que a las autoridades les interese más un evento político social que atender los problemas que aquejan a sus pobladores.

El fiscal general de Guerrero, Iñaki Blanco, en conferencia de prensa, informó que la policía municipal actuó en contubernio con la delincuencia organizada, declarando que la orden de detener a los normalistas la dio el director de seguridad pública municipal, Francisco Salgado Valladares.

El gobierno federal tras no contar con los mejores resultados de la Procuraduría estatal, decidió acompañar y asumir las tareas de seguridad pública en el municipio de Iguala mediante la División de Gendarmería de la Policía Federal, teniendo como objetivo principal contribuir a la búsqueda y localización de los estudiantes, decisión anunciada el lunes pasado por el Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García.

Sin embargo, no es la primera vez que se recurre a la intervención del ejército, marina y policía federal en estados en los que se ha detectado el crimen organizado; como antecedente tenemos a Tamaulipas, entidad que hasta el día de hoy presenta enfrentamientos entre la delincuencia y la policía; o casos como Nuevo León, Michoacán, Coahuila, Veracruz, Sinaloa, Durango, Chihuahua o Zacatecas donde sus índices delictivos, sobre todo los homicidios, secuestros y extorsiones han ido a la alza en los últimos años.

Estos hechos denotan que existe una deficiencia en la capacitación policial, no se cuenta con una instrucción adecuada sobre el uso de la fuerza y sobre todo, no existe la presunción de inocencia, por lo que aún queda mucho por investigar en esta lamentable situación en la que una vez más se encuentran ligadas las autoridades con el crimen organizado, y que hacen que la ciudadanía pierda la confianza en las instituciones y sus gobernantes.

Fecha: 
Miércoles, 08 de Octubre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1