Se encuentra usted aquí

presupuesto

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El paquete económico 2019

El sábado pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso de la Unión el Paquete Económico 2019, que incluye los Criterios Generales de Política Económica , la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación.

Para empezar, el Presupuesto de Egresos para el año entrante es de 5,814,291,700,000 de pesos (o sea poco más de 5.8 billones de pesos), monto que es 200,000 millones superior a los 5.6 billones que hace unas semanas había anunciado el diputado morenista Pablo Gómez.

De acuerdo a la Iniciativa de Ley de Ingresos,  los recursos económicos que el gobierno federal ejercerá el año entrante vendrán de: Impuestos: 3.288 billones de pesos; venta de bienes y servicios: 1.003 billones de pesos; deuda pública: 540,000 millones de pesos; transferencias: 521,000 millones de pesos; cuotas: 343,000 millones de pesos; aprovechamientos: 67,000 millones de pesos; derechos: 46,000 millones de pesos; y productos: 7,000 millones de pesos.

A cada uno de los poderes de la Federación se le asignarán los siguientes recursos: Legislativo: 13,002 millones de pesos, Judicial: 65,356 millones de pesos; Ejecutivo: 1.0744 billones de pesos.

Los organismos autónomos recibirán 9,241 millones de pesos.

Para diseñar el Paquete Económico 2019 el gobierno se basa en los siguientes supuestos: 1. La economía mundial crecerá 3.7%; la economía mexicana crecerá 2.0%; el tipo de cambio promedio será de 20 pesos por un dólar estadounidense; la inflación en 2019 será de 3.4%; el precio de un barril de la mezcla mexicana de petróleo será de 55 dólares; la producción diaria de petróleo será de 1,847,000 barriles.

Son pocos los analistas que creen que la economía nacional crezca 2.0% y la mayoría estima que crecerá de 1.8% a 1.9%; tampoco esperan que la inflación sea menor de 3.5% y ni que el dólar se venda a 20 pesos. La meta de producción petrolera también se antoja elevada.

Hay buenas noticias: no se crearán nuevos impuestos ni subirán las actuales tasas impositivas, el gasto neto del sector público sube 6.1% en términos reales respecto a este año; las transferencias federales a los estados aumentan 8.4% en términos reales, a 1.9 billones de pesos.

Para empezar a cumplir las promesas de campaña de Andrés Manuel, el gobierno destinará 252,000 millones de pesos a diversos proyectos: 100,000 millones de pesos a la pensión de las personas adultas mayores, 44,300 millones de pesos al programa de becas para Ninis y 30,400 millones de pesos a proyectos de infraestructura ferroviaria, carreta y aeroportuaria, incluyendo el Tren Maya y las red de aeropuertos dela Ciudad de México.

www.ruizhealytimes.com

Facebook: Eduardo J. Ruiz-Healy

Instagram: @ruizhealy

Twitter: @ruizhealy                                                

YouTube: ruizhealyoficial

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 17 de Diciembre 2018 - 14:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 17 de Diciembre 2018 - 23:05
Fecha C: 
Martes, 18 de Diciembre 2018 - 10:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Fracaso del chavismo

Si yo fuera venezolano en vez de mexicano tendría 61.22% más probabilidades de estar desempleado, 53.66% más probabilidades de morir durante mi infancia, 270% más probabilidades de morir asesinado y 300% más probabilidades de enfermar de VIH/SIDA.

Si viviera en Venezuela en lugar de México ganaría 12.82% menos dinero, usaría 67.01% más electricidad, consumiría 11.86% más petróleo, moriría 2.7 años antes y mis probabilidades de ir a la cárcel serían 22.43% menores, lo cual no estaría mal si fuera un delincuente.

Un venezolano consume tanto petróleo que su país emite cada año 6.95 toneladas métricas per cápita de dióxido de carbono (CO2), cantidad 184.84% mayor que las 3.76 toneladas métricas per cápita que produce un mexicano. Las emisiones per cápita de CO2 de Venezuela son superiores a las que se registran en países tan contaminados como China (7.6 toneladas) e India (1.8 toneladas).

Si viviera en Venezuela vería como los gastos militares del gobierno equivalen a 1.21% del producto interno bruto (PIB), porcentaje similar al que gasta el gobierno chino y arriba de los que se registran para Japón (1.0%), Alemania (1.1), Italia (1.1%) o México (0.62%).  

En 2014 la economía de Venezuela cayó 4.0% mientras que la de nuestro país creció 2.2%, la inflación (precios al consumidor) en el país sudamericano fue de 62.2% y en México del 4.0%.

En suma, si yo viviera en Venezuela vería con envidia a México y soñaría con vivir en este país. Y no es que los mexicanos tengamos fáciles las cosas o que nuestro país funcione de maravilla, pero de que estamos mejor que Venezuela no me cabe la menor duda.

Venezuela es hoy un país quebrado gracias en gran medida a la fallida Revolución Bolivariana por medio de la cual Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro trataron de llevar a su país hacia lo que el primero denominó “el socialismo del siglo XXI”.

Desde el 3 de febrero de 1999, día en que asumió la presidencia de su país, hasta el día en que murió de cáncer del colon, el 5 de marzo de 2013, Chávez presidió un gobierno casi dictatorial y populista que nacionalizó amplios sectores de la economía y ahuyentó la inversión privada local y trasnacional. Gracias a los petrodólares que a su país le dejó el boom petrolero que el mundo vivió durante esos años pudo cometer sus locuras sin que la economía venezolana se viera seriamente afectada. Su inepto, represor y sanguinario sucesor, el hasta 1998 chofer de autobuses Nicolás Maduro, no le ha ido tan bien. Su pésimo manejo de la economía y el desplome de los precios del petróleo han golpeado terriblemente a las finanzas públicas de Venezuela y a los bolsillos de los venezolanos.

Por todo lo anterior no es difícil entender porque el chavismo y Maduro fueron derrotados en las elecciones parlamentarias realizadas el 6 de diciembre del año pasado mediante las cuales se renovó íntegramente la Asamblea Nacional, que es la única cámara que integra al poder legislativo federal de Venezuela.

De los 167 diputados que ese día fueron electos, 112 pertenecen a la coalición de partidos de oposición unidos en la denominada Mesa de la Unidad Democrática. Y ayer, después de 17 años de que los incondicionales de Chávez y Maduro asumieran el control de la Asamblea Nacional, ésta pasó a ser dominada por una mayoría antichavista que ahora deberá enfrentarse al presidente represor para tratar de corregir las locuras cometidas durante los últimos 17 años y evitar que el semianalfabeta gobernante cometa otras más.

El chavismo ha fracasado. El problema es que Maduro y sus chavistas no lo aceptan y nada garantiza que estos bolivarianos no traten de imponer con las armas lo que perdieron en las urnas.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 06 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Aspectos relevantes del Paquete Económico para 2016

El pasado 8 de septiembre, el Ejecutivo Federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), puso a disposición del Poder Legislativo el Paquete Económico para el ejercicio fiscal de 2016. Entre las diversas iniciativas que integran dicho paquete sobresalen:

1. Criterios Generales de Política Económica, donde se plantean las expectativas económicas del gobierno para el próximo año, así como la previsión de las principales variables que inciden en el sistema fiscal: inflación (3%), tipo de cambio (15.9 pesos por dólar), precio del petróleo (50 dólares por barril), crecimiento económico (de 2.6 a 3.6), entre otras.

2. Propuesta de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), donde se plantea la política de gasto del gobierno mexicano. Para 2016, el gobierno planea gastar 4 billones 746 mil mdp. En línea con la estrategia de austeridad planteada en el Presupuesto Base Cero, este monto representa una reducción real de 1.9% con respecto al presupuesto del año pasado.

3. Propuesta de Ley de Ingresos de la Federación (LIF), donde se detallan las principales fuentes de recaudación del gobierno mexicano. Entre los principales cambios se encuentra una reducción de 38.6% de los ingresos petroleros debido a la caída de los precios internacionales, así como una serie de medidas fiscales destinadas a promover la inversión y el ahorro de las empresas y hogares.

Principales modificaciones a la LISR

En este paquete destacan las modificaciones propuestas a la LISR que contemplan medidas para promover el ahorro y la inversión entre los hogares y empresas mexicanas.

En este diagnóstico sobresalen diversas causales como:

A. Coyuntura de debilidad de la actividad económica global, provocada por la incertidumbre sobre el desempeño de la economía norteamericana y la posible desaceleración de economías como Brasil, China y Rusia.

B. Posibles modificaciones en la política monetaria por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos de América (incrementos de la tasa de interés de referencia);

a. Deducciones inmediata de inversiones de empresas de menor escala y en sectores estratégicos

La deducción inmediata de activos fijos es un incentivo fiscal que estuvo vigente hasta 2013 y permitía a las personas morales y físicas con actividad empresarial y profesional, deducir del pago del ISR, en un solo ejercicio, un porcentaje elevado de la inversión en activos fijos. Esto siempre y cuando las inversiones se realizaran fuera de las áreas metropolitanas del DF, Guadalajara y Monterrey. A partir de la reforma fiscal de 2014, la deducción inmediata quedó eliminada y, en su momento, la SHCP argumentó que el incentivo no había logrado incrementar la inversión, especialmente de las pequeñas y medianas empresas, mientras que las grandes la habían utilizado para reducir su carga tributaria injustificadamente.

  • El Paquete Económico para 2016 propone incluir una disposición de carácter temporal, para permitir en todo el país la deducción inmediata de inversiones. No obstante, se acota a  pequeñas y medianas empresas con ingresos de hasta 50 mdp, así como a la inversión para la creación y ampliación de infraestructura de transporte y de la inversión en equipo utilizado en el sector energético. Esta nueva versión de la deducción inmediata podrá utilizarse durante los últimos 4 meses de 2015 y durante 2016 y 2017.
  • Preocupa que esta sea la tercera vez que se inserta este incentivo en el esquema fiscal. No resulta claro qué elementos harán que en esta ocasión funcione adecuadamente y sobre todo preocupa la falta de estudios que justifiquen cómo a través de este diseño las pequeñas y medianas empresas incrementarán su inversión y productividad de manera significativa.

b. Deducciones personales

Actualmente, en la LISR vigente se permite que las personas físicas efectúen deducciones de los recursos depositados en diversos instrumentos de ahorro de largo plazo, tales como:

  • cuentas de planes personales de retiro;
  • subcuentas de aportaciones voluntarias;
  • aportaciones complementarias de retiro;
  • cuentas personales especiales para el ahorro;
  • primas de seguros basados en planes de pensiones y
  • compra de acciones de sociedades de inversión autorizadas por el SAT.

De acuerdo con el marco normativo vigente, estas deducciones personales están sujetas a límites específicos:

  • Las personas físicas pueden deducir al año hasta el 10% de sus ingresos acumulables (sin exceder de 5 salarios mínimos anuales), por el total de sus aportaciones en planes personales de retiro, subcuentas de aportaciones voluntarias y aportaciones complementarias.
  • Las personas físicas también pueden deducir cada año hasta 152,000 pesos por el monto total de los depósitos a cuentas especiales para el ahorro, primas de seguros basados en planes de pensiones y adquisiciones de acciones de sociedades de inversión.

Estas deducciones están sujetas a un límite global anual a las deducciones personales, equivalente a la cantidad menor entre cuatro salarios mínimos generales elevados al año del área geográfica del contribuyente, o el 10% de sus ingresos totales. La propuesta de la LISR para 2016 plantea eliminar el límite global anual de deducciones personales, manteniendo únicamente los límites específicos.

El objetivo de esta medida es estimular a las personas a generar ahorros presentes que pueden ser utilizados para financiar inversión en actividades productivas, así como generar ahorro para cuando termine su ciclo laboral.

Reinversión de utilidades en el impuesto de dividendos

Muchas empresas que cotizan en la bolsa de valores pagan cada año dividendos a sus accionistas. Estos dividendos proceden de las utilidades generadas por las empresas. A partir de la reforma fiscal para 2014 se crea el impuesto al pago de dividendos con una tasa de 10%.

En el Paquete Económico se estipula que los accionistas personas físicas de empresas que reinviertan las utilidades generadas únicamente entre el 1º de enero de 2014 al 31 de diciembre de 2016, gozarán de una reducción en el impuesto sobre dividendos hasta por el 5%, si las utilidades son distribuidas a partir de 2019.

Se espera que esta medida puede actuar como un mecanismo para fomentar la reinversión de utilidades de las empresas y permitir el financiamiento de actividades productivas con recursos propios.

Fecha: 
Martes, 15 de Septiembre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Se impulsarán zonas económicas especiales en México

Este fin de semana el Secretario de Hacienda Luis Videgaray dio a conocer que el gobierno federal enviará a la Cámara de Diputados la propuesta para crear las zonas económicas especiales en el sureste de México.

Las zonas económicas especiales son una estrategia para promover el crecimiento económico acelerado en zonas geográficas con un alto potencial y que van rezagadas en relación con otras zonas de un país.

Se trata de un coctel de medidas preferenciales en materia fiscal, aduanera, de infraestructura y de estímulos a la inversión, específicamente delimitadas a una zona geográfica.

Esta estrategia surgió en China hace poco más de treinta años, cuando se impulsó el desarrollo de ciudades y puertos que ahora son estratégicos; una medida que resultó ser muy efectiva para un país que en ese momento se estaba abriendo al mundo. Después de China hubo otros países en donde se replicó el modelo, a veces con resultados ambiguos, como es el caso de Polonia.

A pesar de que en los hechos sí han existido condiciones preferenciales en el norte del país que podrían hacernos pensar en una zona económica especial, la verdad es que en México nunca se ha implementado una zona económica especial de manera concreta y abierta. Esto llama mucho la atención por ser México un país miembro del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (NAFTA).

No está claro si las condiciones preferenciales fueron las que hicieron que ciudades como Ciudad Juárez se convirtiera  en un verdadero centro de atracción para empresas manufactureras de todo el mundo, o si esto ocurrió simplemente por su cercanía con los Estados Unidos y algunas medidas de estímulos que se dieron de manera local.

Con el anuncio del secretario de Hacienda este fin de semana, se presume que no serán simples medidas aisladas para estimular el desarrollo económico y la productividad en los estados Chiapas, Guerrero y Oaxaca, sino que se trata de una política de mayores dimensiones.

El anuncio de la intención de crear zonas especiales se da unas cuantas semanas después de que el CONEVAL diera a conocer los malos resultados en el combate a la pobreza, destacando que el sur es donde la incidencia de la pobreza sigue siendo mucho mayor que en otras zonas del país.

Presupuesto

Algo que hizo falta en relación con el tema de las zonas económicas especiales es la definición de dicha estrategia en materia presupuestal, sobretodo porque el anuncio se dio justo cuando el gobierno federal está preparando su paquete económico para el próximo año.

Es necesario contar con definiciones claras sobre una estrategia de semejante dimensión económica. Por el momento quedan algunas preguntas en el aire, ¿cuántos estados y qué zonas geográficas van a ser incluídos?¿Cuáles serán los estímulos fiscales?¿Cuánto presupuesto se va a destinar para la estrategia y desde qué dependencias?¿Será al amparo de nuevos programas o de programas que ya están operando?¿Qué papel juega la banca de desarrollo y qué necesidades concretas se van a atender?¿En qué ciudades se perfila que existe el mayor potencial para que esta estrategia funcione?¿Qué nivel de prioridad en materia de política económica tienen las zonas especiales que se planea impulsar?¿Qué obstáculos se planean eliminar desde el aparato burocrático para impulsar el emprendimiento y la innovación?

Por otro lado, las zonas económicas especiales no son una panacea y en algunos casos pueden volverse un dolor de cabeza para un gobierno central, pues hay muchas variables en el ambiente que pueden alterar el resultado esperado. Un ejemplo es la inconformidad de aquellos que quedan fuera de la zona especial y reciben un trato fiscal más exigente.

Uno de los argumentos más fuertes de los que están en contra de las zonas económicas especiales es que se crea un trato diferenciado e inequitativo para las ciudades que no están dentro de la zona especial.

Otro argumento en contra de las zonas especiales dirigidas desde el gobierno central es que en los hechos siempre surgen zonas económicas más exitosas que otras gracias al interés y la cooperación de los estados para explotar una ventaja geográfica o de infraestructura.

Un ejemplo que ya hemos comentado aquí es el del Bajío como el clúster más dinámico de la industria automotriz. Estados como Querétaro y Guanajuato traen un crecimiento económico que los pone nada más y nada menos que en el primero y segundo puesto del país, con tasas de crecimiento del PIB trimestral de 12.3% y 8.4% respectivamente.

Libertad económica

La libertad económica es el ingrediente esencial de las zonas económicas especiales, por lo que el potencial de las zonas especiales que se pretende impulsar en el sur de México debe ser analizado bajo esta óptica.

Entre los economistas, la libertad económica se entiende ahora como un prerrequisito del éxito de los países, y engloba aspectos muy concretos como: libertades civiles de los individuos, tamaño del gobierno, preservación de los derechos de propiedad, libertad del comercio internacional, baja regulación y estado de derecho.

De acuerdo con el Índice de Libertad Humana de 2015 (Human Freedom Index 2015),  recientemente publicado por el CATO Institute, el Fraser Institute y el Friedrich Naumann Foundation for Freedom, nuestro país se ubicó en la posición número 100 en el ranking mundial.

En ese mismo reporte se divide a los países en cuartiles de libertad humana, ordenando de mayor a menor libertad de las personas para ver la relación entre la libertad y el ingreso. Existe una relación muy fuerte entre el ingreso y la libertad de que gozan las personas para llevar a cabo sus proyectos.

En el primer cuartil, aquél en donde se ubican los países con más libertades para las personas, el promedio del PIB por habitante es de $30,000 dólares. En el segundo cuartil de libertad, el PIB promedio por habitante cae hasta $6,393 dólares; $5,416 dólares por habitante en el tercer cuartil y $2,615 dólares en el cuarto cuartil. En resumen, a mayor libertad que gozan los ciudadanos, el ingreso es mayor.

Con estos datos podemos darnos cuenta que la creación de las zonas especiales representa un reto enorme en materia de política económica y quizás el desafío más grande que tiene el gobierno federal es crear los incentivos correctos para incrementar la productividad en el sur del país, pero con estricto apego a los derechos de propiedad y las garantías civiles de los ciudadanos.

La estrategia de las zonas especiales representa un reto en sí misma, pues estamos hablando de estados donde prevalecen los usos y costumbres y donde éstos se defienden muchas veces al margen del estado de derecho. La llegada de nuevas inversiones se puede dificultar mucho si no se logra comunicar claramente los beneficios a los habitantes al mismo tiempo que se haga cumplir la ley de manera ejemplar.

Existen incontables ejemplos de programas o proyectos que fracasaron en muchos países debido a que no tomaron en cuenta el que los habitantes son quienes poseen mejor información sobre su propio entorno. Por lo tanto, los proyectos que se perfilen para las zonas económicas especiales deben estar alineados con las aspiraciones de los habitantes en materia económica, al mismo tiempo que son integrados de manera cabal en cada eslabón del crecimiento económico.

Es igualmente importante entender que las zonas económicas especiales son una medida de largo plazo, en la que los beneficios no podrán verlos esta administración o la siguiente. De tal manera, si son de corto plazo, las medidas quedarán en una historia más de simple erogación del gobierno; en el archivo de las buenas intenciones.

Con las zonas económicas especiales se deberán romper paradigmas para alcanzar un desarrollo incluyente para las capas más pobres y desfavorecidas de la población, por lo que una vez que se anuncie el diseño y los alcances de las zonas económicas especiales podremos evaluar con más precisión si tiene realmente un potencial de ser un punto de inflexión en materia económica.

_____________________________________________________

Fuentes:

http://www.inegi.org.mx/default.aspx

http://www.cato.org/

http://www.informador.com.mx/mexico/2015/601950/6/pena-confirma-propuest...

Fecha: 
Lunes, 24 de Agosto 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Subsidiar la improductividad

La elaboración y eventual aprobación del presupuesto de egresos del gobierno federal para el próximo año, partiendo de la estrategia denominada “base cero” es, sin duda, una extraordinaria oportunidad para rediseñar y eficientar el gasto gubernamental.

La caída en los precios por la venta del petróleo implica un muy duro golpe a las finanzas nacionales, dependientes en su gran mayoría de ese ingreso, de tal suerte que esto obliga al gobierno a tener que replantear sus egresos.

El concepto de partir de cero parece en principio una definición correcta y responsable, sin omitir que tampoco existe otra alternativa y que por ello resulta una ponderación obligada por las circunstancias.

Sin embargo, ese criterio debe considerar elementos que favorezcan la productividad; no sólo se trata de hacer más con menos, sino que en esa dinámica la inversión oficial sea redituable.

Porque en las condiciones actuales, el gobierno no sólo necesita obtener más recursos por la vía impositiva para poder cumplir con sus compromisos y programas, sino que también tiene que hacer que estos se conviertan en factores de desarrollo.

La mejor forma de lograr que una economía crezca es a través de sus emprendedores y ese ha sido el problema de nuestro país; los pronósticos de crecimiento han fallado y se han tenido que modificar a la baja cada trimestre, no por los factores externos como plantea la Secretaría de Hacienda.

No hay crecimiento porque la inversión privada está en pausa, pues el gobierno no genera el ambiente propicio para ello, e incluso se convierte en un freno debido a sus políticas fiscales.

En nuestro país, la tendencia ha sido que la autoridad federal subsidia la improductividad, en un contraste entre sus políticas asistencialistas y contribuciones a los sectores que no los necesitan de manera primordial.

Cuando hablamos de políticas asistencialistas, hay que excluir a las que se refieren al combate a la pobreza, al menos en su definición social, en cuanto a los recursos que se destinan para cobijar a los más desprotegidos.

Nos referimos a las que se aplican para fomentar actividades productivas. Hay una gran diferencia entre las dádivas, que no son un acto de generosidad, y los recursos para que los sectores vulnerables tengan herramientas para salir de esa pobreza.

El costo de subsidiar la improductividad es la mejor definición de una política populista neoliberal, con ingredientes de corte electoral que al final de cuentas ha sido una tendencia comprobada para el estancamiento.

En función de la situación, los recortes presupuestales, además de los que se presumen como elementales -nos referimos, por supuesto, al costo del mantenimiento del aparato burocrático- tendrán que enfocarse en no debilitar la cobertura básica gubernamental, la que corresponde a sectores como los de educación, salud e infraestructura básica, que son preceptos esenciales de su responsabilidad y que son los que la sociedad percibe de forma mas directa.

En contraste, por ejemplo, los apoyos que se destinan al fomento de la producción agropecuaria e industrial están diseñados, en el primer caso, en apoyo de los medianos y grandes productores.

Sus mecanismos limitan considerablemente los incentivos para los pequeños agricultores y ganaderos; de esta forma jamás podrán acceder a un mejor y mayor nivel.

En el campo, los apoyos están divididos en dos grandes rubros, los asistencialistas, que únicamente son paliativos para la sobrevivencia, pero que no generan condiciones de crecimiento y los que se orientan a las que ya son grandes empresas.

En el tema de la industria, la situación es todavía peor porque en ese apartado, los apoyos existentes para la pequeña industria son muy poco accesibles, lo que hace que el acceso a los mimos sea muy limitado.

En este contrasentido, lo que se observa es que no existe una auténtica política de fomento empresarial que permita que las PYMES cuenten con el respaldo necesario.

Dicho en forma lisa y llana, los recursos federales que se destinan a las actividades productivas están mal encauzados; los subsidios, como ya apuntábamos, están orientados a grupos privilegiados.

El enfoque necesariamente debe comprender que la inversión federal destinada a las actividades productivas, se convierta realmente en un motor para el desarrollo, no sólo para cobrar más impuestos.

También, porque en una dinámica económica eficiente, considerando la aportación gubernamental, el combate a la pobreza se ataca desde dos frentes y eso por definición limita la carga que pesa sobre el gobierno.

Por lo tanto, el gran reto en la elaboración del proyecto de presupuesto de egresos de la federación no está únicamente en el ahorro, sino en que el recurso disponible no se desperdicie en conceptos intrascendentes.

Fecha: 
Martes, 28 de Julio 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El acuerdo nuclear con Irán. Resultados de la primera licitación de campos petroleros. Probables cambios en el gabinete de Mancera

Esta tarde me acompañan Viridiana Ríos y Luis Miguel González y comentamos: el acuerdo nuclear entre Irán, EEUU, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania; el presupuesto federal 2016 base cero y dónde se queda corto; los resultados de la primera licitación de la Ronda Uno de campos petroleros celebrada hoy. Tere Vale y yo discutimos sobre los probables cambios en el gabinete del Jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera. El presidente de la Comisión de Energía del Senado, David Penchyna (PRI-HGO), opina sobre las subastas de hoy de la Ronda Uno. El director general del INFONAVIT, Alejandro Murat, explica las bajas en las tasas de interés del programa de Segundo Crédito.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 15 de Julio 2015 - 19:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Nueva estructura programática 2016

Hace unas semanas la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) entregó al Congreso la estructura programática que utilizará para el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) de 2016. Dicha estructura se enmarca en el contexto del Presupuesto Base Cero (PBC) y prevé una disminución en el presupuesto de alrededor de 135 mil mdp. Lo anterior, con el objetivo de:

  • Asignar de mejor manera los recursos a los objetivos del PND 2013-2018;
  • Fortalecer la eficacia y eficiencia de la Administración Pública Federal;
  • Reducir los gastos de operación con medidas de austeridad al interior del Gobierno Federal;
  • Priorizar los apoyos a programas sociales y productivos; y
  • Continuar con el impulso a la inversión en infraestructura.

¿Qué es la estructura programática?

La estructura programática es un documento en el que se definen las acciones que realizarán los ejecutores del gasto[1] para alcanzar sus metas. Concretamente, la estructura programática para 2016 resulta de la revisión de la estructura vigente, que incluye un análisis de los programas presupuestarios, con el fin de identificar complementariedades, similitudes y/o duplicidades en sus objetivos y alcances.[2]

Para proponer los cambios de la estructura programática de 2016, la SHCP consideró:

  • Si los programas contribuyen a alcanzar las metas del PND 2013-2018.
  • La duplicidad de los programas presupuestales.
  • La evaluación del desempeño de los programas y
  • La evaluación de impacto de los programas de desarrollo social.

Nueva estructura para 2016

La estructura programática para el proyecto del PEF 2016 establece 851 programas presupuestarios (Pp), lo que representa una disminución de 22.4% (246 programas) respecto a la estructura vigente actualmente.[3]

  • Al tomar en cuenta sólo los programas vigentes que cuentan con presupuesto asignado (974), la disminución fue sólo de 12.6% (123 programas). Aun así, se continuaría con la tendencia de los últimos años de disminuir el número de Pps.

captura_de_pantalla_2015-07-14_14.02.15.png

Fuente: Elaboración propia en base a Estructura programática a emplear en el proyecto del PEF 2016.[4]
Nota: Entre 2008 y 2015 se toman en cuenta programas con recursos fiscales asignados, que no necesariamente coinciden con la estructura programática. Al todavía no existir el PEF 2016, para dicho año se toman los de la estructura programática.

Algunos ajustes de 2016 a detalle

Partiendo de los datos otorgados por la SHCP en el documento en que presenta la estructura programática, la disminución de 246 Pps se debe a:

  • La fusión de 261 Pps en 99 Pps, que elimina las duplicidades que existen entre varios programas. Con la fusión, se centralizan los objetivos en una sola instancia asegurando un mejor manejo de los recursos y una gestión orientada a metas, lo cual debe disminuir el gasto público. Tan sólo un ejemplo:

captura_de_pantalla_2015-07-14_14.03.52.png
Fuente: elaboración propia en base a Estructura Programática para el proyecto de PEF 2016

Asimismo, se fusionó el Programa de Apoyo Alimentario (PAL) que contribuye a mejorar el acceso a la alimentación de las familias en condición de pobreza con PROSPERA.

  • La resectorización de 7 Pp. Esto significa que el Pp fue cambiado de un ramo a otro, pues sus objetivos se alineaban al Plan Sectorial de otra instancia, o bien porque otra instancia cuenta con programas similares.

Un ejemplo de resectorización ocurrió con los programas del Fondo Nacional de Fomento a las Artesanías (FONART), que pasó del Ramo 20 (Desarrollo Social) al 21 (Turismo), debido a la importancia de esta actividad para el turismo y por los objetivos de SECTUR en cuanto al desarrollo del turismo como herramienta que coadyuva a la conservación del patrimonio cultural contenido en la artesanía.

  • La eliminación de 56 Pps, que resulta de que el objetivo del programa ya fue alcanzado o que el programa no tiene los resultados esperados. En materia educativa, uno de los programas eliminados fue el Programa de Escuela Segura.
  • La creación de 4 PPs en los ramos de educación y salud:
    • Programa Nacional de inglés, que permitirá a los alumnos acceder al aprendizaje de este idioma desde la formación básica, lo cual contribuye a aumentar la productividad y competitividad de los futuros trabajadores.
    • Programa Nacional de Convivencia Escolar que tiene como objetivo prevenir la violencia dentro de las escuelas del país (bullying).
    • Programa protección y restitución de los derechos de niñas, niños y adolescentes, necesario para atender las atribuciones nuevas del Sistema Nacional del DIF.
    • Regulación y vigilancia de establecimientos y servicios de atención médica. Pp orientado a las funciones destinadas a la reglamentación, verificación e inspección de las actividades para la evaluación de los establecimientos de atención médica.

Conclusiones

  • La estructura programática de 2016, sienta las bases para lograr la disminución del gasto público el próximo ejercicio fiscal, a través de la mejora en la eficacia y eficiencia del ejercicio de los recursos.
  • El cambio en la estructura programática puede no haber sido tan radical como se manejó, si se considera que varios de los Pps eliminados no tenían recursos asignados desde ejercicios anteriores.

__________________________________________________________

[1] Los ejecutores del gasto pueden ser los tres poderes, organismos públicos autónomos, secretarías, administración pública centralizada, entidades de control directo, empresas paraestatales, entidades federativas y municipios (a través de ciertos ramos y Fondos), entre otras.

[2]http://www.shcp.gob.mx/EGRESOS/PEF/programacion/programacion_16/lineamie... numeral 8 y 11.

[3] En el ejercicio fiscal 2015 existen 1097 programas presupuestarios, de los cuales sólo 974 tienen presupuesto asignado.

[4] http://www.hacienda.gob.mx/EGRESOS/PEF/programacion/programacion_16/1_av...

Fecha: 
Martes, 14 de Julio 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Qué hay más allá del presupuesto base cero?

 

La realidad económica actual plantea retos muy importantes para las finanzas públicas por la innegable caída de los ingresos del sector público por el precio internacional del petróleo a niveles muy inferiores que los de años pasados.

Petróleos Mexicanos informó hace un par de semanas que en el periodo enero-mayo de 2015 los ingresos fueron de aproximadamente 133 mil millones de pesos (8 mil 628 millones de dólares); apenas 46% de los ingresos que se reportaron el año pasado en el mismo periodo.

La reacción más importante del gobierno ha sido el planteamiento del presupuesto base cero en 2016 como una medida anticipada para contener la presión en las finanzas públicas y mejorar la efectividad del gasto.

Un presupuesto base cero consiste en amarrar cada parte del gasto a una necesidad específica, además de evitar duplicidad en los programas y priorizar los temas que se pretende abarcar con el gasto público.

De entrada, el gobierno federal ha anticipado que en 2016 se dejarán de ejercer 135 mil millones de pesos, así como la eliminación de 56 programas de la administración pública federal.

A pesar de que es muy loable el esfuerzo del gobierno para ejercer un presupuesto más austero y pulcro, la realidad es que la efectividad del gasto público no puede venir solamente de gastar menos, eliminar programas o reordenar las prioridades en la agenda de temas que se tienen qué abarcar.

A continuación se mencionan dos aspectos muy importantes para potencializar la efectividad de 2016 en materia de finanzas públicas.

1. Reducción de los ingresos no tributarios

La relación ingreso-gasto del sector público posee una dualidad interesante.

Por un lado, los ingresos tributarios, es decir los ingresos que provienen de la recaudación general de impuestos han venido incrementándose en este sexenio, debido a los incentivos para estar registrado ante la Secretaría de Hacienda. Los datos más recientes que publica la Secretaría de Hacienda arrojan que en los primeros 5 meses de este año, los ingresos tributarios crecieron un 28.5% en términos reales.

Este es un aspecto muy positivo de lo que ha ocurrido en materia de impuestos en los primeros tres años del sexenio, pues los ingresos por impuestos han sido consistentemente bajos.

captura_de_pantalla_2015-07-13_16.30.31.png
Fuente: Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Por otro lado, los ingresos que no provienen de la recaudación de impuestos cayeron en los primeros cinco meses de 2015 en 30.8% en términos reales.

Con este panorama, es normal esperar que el PEF 2016 considere una reducción del gasto.

El problema con las reducciones en el gasto es que el gasto público efectivamente ejercido año tras año es inconsistente con lo que se aprueba en el PEF.

Esta dinámica de sobre-ejercicio del gasto acarrea problemas relacionados de diversa índole.

Primero, un presupuesto que en los hechos se “sobreejerce” de manera consistente, genera incentivos del aparato gubernamental a no ajustarse a los lineamientos de gasto y los órdenes de prioridad que fueron discutidos y debatidos con el legislativo.

Segundo; el sobreejercicio del gasto público ha dado al gobierno la capacidad de usar fondos “extrapresupuestarios” a lo largo del ejercicio durante muchos años, lo cual genera incentivos para la opacidad y la extralimitación de los funcionarios públicos.

Gasto ejercido vs. gasto aprobado en México de 2005 a 2014

captura_de_pantalla_2015-07-13_16.31.41.png
Fuente: México Evalúa con base en información de la SHCP.

Es de sentido común darnos cuenta que un presupuesto que no se respeta en los hechos se convierte en más en un ejercicio de discusión, valioso desde el punto de vista democrático, pero inerte en cuanto a cómo gastar bien.

En un importante estudio realizado por México Evalúa, se destaca que en el periodo de 2005 a 2014 se ejerció 8.3% más de presupuesto en promedio cada año; unos 262 mil millones de pesos.

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, existen tres principios para el buen funcionamiento del presupuesto:

  • Alcance o cobertura.- El presupuesto debe tener un fondo total unificado del dinero público, así como claridad en todo lo que se abarcará con el presupuesto.
  • Transparencia.- No solo se requiere que la información sobre el presupuesto ejercido sea pública, sino que las clasificaciones de gasto sean funcionales y la estructura programática del gasto sea clara y congruente.
  • Realismo.- Se necesita contar con estimaciones precisas del entorno macroeconómico y existir congruencia con lo presupuestado vs. lo que se ha ido ejerciendo históricamente.

2. Opacidad y malos incentivos

La estructura financiera y de operación del aparato gubernamental está orientada a gastar en función de ingresos extraordinarios que no provienen necesariamente de la tributación sino básicamente de la renta petrolera.

Es muy importante notar que este esquema de sobreejercicio con base en excedentes es insostenible. Primero porque no habrá tales excedentes. Segundo, porque esto metería al gobierno en una fuerte presión deficitaria.

El apego a lo que se presupuesta no es solo una práctica sana desde el punto de vista retórico sino, como hemos mencionado, desde el punto de vista funcional.

Entre más espacios hay para realizar ajustes al presupuesto, más difícil se vuelve la evaluación de la efectividad de las políticas públicas y por ende, más difícil establecer ejercicios como el presupuesto base cero.

Dicho de otra forma, uno  de los riesgos del presupuesto base cero que se plantea en la actualidad es que no se considere como ha venido gastando el gobierno y por ende se mantenga el problema de los reajustes al presupuesto sobre la marcha, el problema del sobreejercicio.

Diferencias entre el presupuesto ejercido y el aprobado del gobierno sin incluir Entidades de Control Presupuestario Indirecto.

captura_de_pantalla_2015-07-13_16.33.11.png
Fuente: México Evalúa con información de la Cuenta Pública Federal de la SHCP.

Una pregunta válida es por qué gastar más de lo planeado puede representar un problema para las personas. El problema consiste en que de cada peso que la población aporta, una mayor parte se va en acciones de las que es muy difícil conocer sus alcances o su efectividad.

Otro problema estructural que acarrean los reajustes al presupuesto que redundan en sobreejercicio del gasto es que existen incentivos de índole política para favorecer a grupos de interés que representan o tienen el potencial de representar una amenaza para la estabilidad política de los gobiernos en turno. De esta manera, citando a Edna Jaime (Directora de México Evalúa), esos grupos favorecidos que en un momento sirvieron al gobierno en turno “[ ]hoy pesan mucho en la estructura del gasto y minan los esfuerzos redistributivos del Estado mexicano”.

Las partidas extra presupuestales suelen ser muy porosas y donde reside la mayor opacidad, por lo que los grupos de interés harán todo lo posible por capturarlas. La dimensión de los problemas de un estado que consistentemente otorga beneficios a estos grupos puede tener un potencial desestabilizador insospechadamente grande.

Un ejemplo típico son los acuerdos con los sindicatos magisteriales a través de los años en los sexenios anteriores. Aparentemente los beneficios otorgados a ese grupo sirvieron para lograr una relativa estabilidad política y gremial, pero en el largo plazo el resultado fue que les dio un poder exagerado y terminó desvirtuando algunos de sus objetivos más importantes.

Por ejemplo, la sola idea de tocar los intereses económicos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) despertó la preocupación de un proceso electoral alterado por acciones de dicho sindicato en junio del presente año.

Conclusiones

Ante las fuertes presiones económicas tanto de carácter interno como externo en el ejercicio fiscal de 2016, México debe repensar su estructura de ingresos y gastos, por lo que el debate y la implementación del presupuesto de base cero no pudo haber llegado en un mejor momento.

Pero más allá del presupuesto base cero, se requiere tener por fin en México una elaboración del presupuesto apegada a las mejores prácticas internacionales, en donde todos los rubros sean claros, la transparencia sea funcional y asequible, y en el que los reajustes presupuestarios se reduzcan al mínimo posible.

No hay manera de lograr finanzas públicas sanas en el largo plazo cuando se tiene una dinámica en la que el gobierno no solo gasta más de lo que el legislativo aprueba, sino que lo hace de manera diferente a lo que se estipula.

La modificación neta del presupuesto se refiere a que existen tanto aumentos como recortes al presupuesto que se dan sobre la marcha. En el neto, en México las ampliaciones son consistentemente mayores a las reducciones, por lo que se termina gastando más de lo que se presupuesta.

Si bien la modificación promedio neta al presupuesto es de una dimensión todavía manejable, se requiere llevarla al mínimo, de la mano de un compromiso frontal con la transparencia del gasto público, en la que se privilegie el sentido de un presupuesto: gastar lo que se planeó. No más, no menos.

Fecha: 
Lunes, 13 de Julio 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Presupuesto de Gastos Fiscales 2015

La semana pasada la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) presentó el Presupuesto de Gastos Fiscales (PGF) 2015. En éste, se da a conocer una estimación de los montos que el erario federal dejará de recaudar en 2015 y 2016, por tasas diferenciadas, exenciones, subsidios, créditos fiscales, condonaciones, facilidades administrativas, deducciones, regímenes especiales y estímulos fiscales que otorga a algunos contribuyentes.

Los gastos fiscales

Los gastos fiscales son tratamientos preferenciales que implican que a ciertos contribuyentes (personas físicas y morales) no se les aplique el esquema general de un impuesto. Con un buen diseño, el gobierno puede alcanzar fines tan diversos, como:

captura_de_pantalla_2015-07-07_16.28.47.png
Fuente: Elaboración propia en base a http://media.wix.com/ugd/5a5f52_d2127ec1e35240b4acaf15bac16cf40c.pdf[1]
NOTA: Lista no exhaustiva, pueden tener muchos fines más

 

Aunque los gastos fiscales no generan un desembolso de recursos por parte del gobierno, éstos sí tienen un costo para el mismo, pues generan que el fisco pierda la recaudación que hubiera obtenido de haber cobrado el impuesto correspondiente al contribuyente. A este monto se le conoce como pérdida recaudatoria.

Un adecuado diseño e implementación puede generar efectos positivos, no obstante, de manera general, los gastos fiscales presentan las siguientes desventajas:

captura_de_pantalla_2015-07-07_16.31.31.png
Fuente: Elaboración propia en base a http://media.wix.com/ugd/5a5f52_d2127ec1e35240b4acaf15bac16cf40c.pdf[2]

¿Cuánto dejaremos de recaudar?

Desde 2002, la SHCP publica de manera anual un PGF, en el que da a conocer la pérdida recaudatoria esperada por cada tratamiento preferencial, así como el origen de cada uno de éstos en la legislación.

En 2015, se dejarán de recaudar 532,207 mdp, cifra equivalente a 2.93% del PIB, por concepto de 78 gastos fiscales que afectan principalmente al IVA, el IEPS, el ISR (empresarial y de personas físicas), al Impuesto sobre Automóviles Nuevos y los estímulos fiscales.[3] Es la primera vez desde 2011, que la pérdida recaudatoria aumenta con respecto al año anterior, pues en 2014 ésta se estimó en 495,781 mdp (2.9% del PIB). Sin embargo, el aumento fue muy pequeño.

captura_de_pantalla_2015-07-07_16.32.37.png
Fuente: Elaboración propia en base a PGF 2002-2015[4]

Las mayores pérdidas recaudatorias se generarán por concepto de:

captura_de_pantalla_2015-07-07_16.33.28.png
Fuente: Elaboración propia en base al PGF 2015

¿Por qué este año más?

El gobierno federal ha sido relativamente constante en disminuir los gastos fiscales con la finalidad de incrementar la recaudación. Uno de los mayores avances en esta administración se dio con la Reforma Social y Hacendaria para 2014, que eliminó el IETU y algunos de los gastos fiscales que generaban mayor pérdida recaudatoria, entre los que destacan la deducción inmediata del ISR empresarial de activos fijos (27,139 mdp), la tasa de 11% de IVA en la zona fronteriza (15,927 mdp) y el régimen de consolidación fiscal del ISR empresarial. Además, acotó de manera importante las exenciones al IVA.[5]

Este año los cambios no han sido tan significativos. Los más importantes fueron:

  • La eliminación del impuesto negativo por enajenación de gasolinas y diesel.
  • El aumento de 430% de los estímulos fiscales derivados de la Ley de Ingresos, las leyes fiscales y decretos presidenciales.
  • Aquellos relacionados al Régimen de Incorporación Fiscal establecido en 2014

captura_de_pantalla_2015-07-07_16.34.50.png
Fuente: elaboración propia en base al PGF 2015

No hay mal que por bien no venga: el impacto de la caída del precio del petróleo

Como se observa en la tabla anterior, los principales cambios entre 2014 y 2015 ocurrieron en gastos fiscales que dependen del precio del petróleo:

  • El Impuesto Negativo por Enajenación de Gasolinas y Diesel (o “subsidio a las gasolinas”) resulta de la diferencia que existe entre el precio de mercado de estos combustibles y el precio máximo fijado por el gobierno mexicano. Cuando los precios del petróleo son altos (como hasta 2014), al gobierno le cuesta la diferencia entre el precio que fija y el del mercado. Este año, los bajos precios del petróleo ocasionaron que el precio de mercado de los combustibles sea más bajo que el fijado por el gobierno. Por ello, el gobierno no sólo ahorró el gasto fiscal al que incurría antes (91,000 mdp en 2013), sino que hasta mayo ha recaudado 96,397mdp adicionales,[6] por la diferencia que pagan los consumidores.

Conclusiones

  • Es importante evaluar los gastos fiscales. Sólo debemos mantener aquéllos cuyo beneficio es mayor que la pérdi

________________________________________________________________________

[1] https://www.wbginvestmentclimate.org/uploads/IncentivesandInvestments.pdf y http://publications.iadb.org/bitstream/handle/11319/6902/FMM_DP_La_efica... p.10

[2] http://publications.iadb.org/bitstream/handle/11319/6902/FMM_DP_La_efica...

[3] PGF 2015, disponible en http://www.shcp.gob.mx/INGRESOS/ingresos_presupuesto_gastos/presupuesto_...

[4] Disponibles en http://www.shcp.gob.mx/INGRESOS/Paginas/presupuestoGastos.aspx

[5] http://media.wix.com/ugd/5a5f52_08bf22bd324640eab407d2f47fea28c8.pdf

[6] http://www.shcp.gob.mx/POLITICAFINANCIERA/FINANZASPUBLICAS/Estadisticas_...

Fecha: 
Martes, 07 de Julio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Construyendo puentes entre la ciudadanía y el gobierno

 

Mejorar la calidad del gasto público es necesario para generar un mayor beneficio social a los mexicanos. No obstante, las buenas prácticas internacionales también apuntan a la necesidad de enfatizar la inclusión del ciudadano común en la planificación, ejercicio y revisión del gasto público. Adicionalmente, la participación de la ciudadanía en la gestión pública es fundamental en un contexto como el nuestro, en el que existe una gran desconfianza de la sociedad hacia sus representantes.[1] En este sentido, tanto los Presupuestos Ciudadanos como los Presupuestos Participativos contribuyen a ello, sin embargo, lo hacen de maneras distintas.

a) La versión ciudadana del Presupuesto

Un presupuesto ciudadano es una versión simplificada del Presupuesto de Egresos, accesible a los lectores que no tienen la experiencia, conocimientos o tiempo para analizar los presupuestos tradicionales, plagados de números y tecnicismos.[2] En este sentido, el Presupuesto Ciudadano debe:

  • Estar escrito en un lenguaje sencillo.
  • Explicar los objetivos del presupuesto y enlistar las nuevas políticas o las modificaciones que se proponen.
  • Explicar cuáles serán los ingresos del erario y cómo y en qué se gastarán.
  • Ser producido por el gobierno, publicado a tiempo y estar al alcance de todos.[3]

El Presupuesto Ciudadano no puede sustituir la publicación del presupuesto tradicional y sus analíticos, pues éste es la base de las auditorías. La población se beneficia de la versión ciudadana mediante mayor claridad y acceso a la información. Los gobiernos adquieren legitimidad, además de que pueden disminuir las solicitudes de transparencia e información.

Presupuesto Ciudadano en México

México es uno de los países pioneros en la implementación de presupuestos ciudadanos,[4] los cuales son publicados por la SHCP de manera anual desde el ejercicio fiscal 2010. En su versión más reciente, la versión ciudadana del PEF está estructurada conforme al ciclo presupuestario:

captura_de_pantalla_2015-06-30_14.30.26.png
Fuente: Elaboración propia en base a versión ciudadana del PEF 2015.[5]

 

Adicionalmente, en México se publica la versión ciudadana del proyecto de presupuesto del ejecutivo (previo al PEF) y de la Cuenta Pública, aunque ésta última no se publicó en 2014.

Una herramienta esencial del presupuesto ciudadano en México es el portal de Transparencia Presupuestaria (www.transparenciapresupuestaria.gob.mx), por el cual se difunden los documentos anteriores, además de que permite realizar consultas dinámicas del presupuesto de egresos, la evaluación del desempeño de los programas federales y los ramos ejercidos por las entidades.

b) Presupuestos Participativos: la opinión de todos cuenta

Los presupuestos participativos son procesos de toma de decisiones que permiten a cualquier ciudadano participar en la negociación y repartición de fondos públicos.[6] Su importancia radica en tres aspectos:

  • Es del interés ciudadano enterarse en qué se gastan los recursos públicos.
  • El presupuesto se retroalimenta de las experiencias ciudadanas para generar soluciones más efectivas, pues parte de la idea de que los ciudadanos conocen mejor los problemas sociales debido a que los enfrentan de forma cotidiana.
  • Es una herramienta de rendición de cuentas.[7]

Los presupuestos participativos surgieron en Porto Alegre, Brasil, en los años ochenta. De ahí, se extendieron a otros países de América Latina y, posteriormente, del mundo. Aunque se han replicado a nivel nacional, los presupuestos participativos generalmente se llevan a cabo a nivel local. En México, es sólo a partir del 2011 cuando éste se convierte en una figura regular en el Distrito Federal.[8]

¿Cómo funciona el presupuesto participativo del DF?

Desde 2011, las delegaciones del Distrito Federal deben destinar alrededor de un 3% de sus recursos principalmente a:

  • obras y servicios,
  • equipamiento e infraestructura urbana, y
  • prevención del delito.

captura_de_pantalla_2015-06-30_14.32.46.png
Fuente: elaboración propia en base a los Presupuestos de Egresos del DF 2011-2015[9]

El presupuesto ciudadano se asigna de manera equitativa a las colonias de cada delegación. Entre junio y agosto, el Instituto Electoral del DF realiza consultas ciudadanas[10] para establecer las acciones prioritarias de atención en las colonias, con el fin de que el GDF las incluya en el Presupuesto de Egresos.[11] En enero y febrero del siguiente año se realiza otra consulta en la que se decide cómo se aplicarán los recursos aprobados. Los comités ciudadanos de cada colonia, sujetos a evaluación de su desempeño por el IEDF, son los encargados de supervisar la ejecución de obras, servicios o actividades acordadas en la consulta.[12]

El 30 de abril de este año la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó una nueva Ley de Presupuesto Participativo. Con su entrada en vigor, se rediseñará este modelo:

  • Aumenta a 5% el presupuesto de las delegaciones.
  • Se repartirá en base a la población y necesidades de cada colonia, no en partes iguales (aunque no se ha especificado cómo), pero las colonias podrán optar por realizar proyectos conjuntos. [13]

Conclusiones

  • La participación de la sociedad en la planeación, ejecución y análisis del gasto público, mejora su eficiencia, al orientar los recursos a las necesidades que más afectan a los ciudadanos, y promueve la transparencia, al permitir que los ciudadanos conozcan hacia dónde van sus recursos y qué beneficios obtienen.
  • Los mexicanos tenemos poca confianza en nuestros representantes, quienes están encargados de aprobar el Presupuesto de Egresos de cada año. Por ello, la implementación de medidas que permiten al ciudadano formar parte del ciclo presupuestario, ya sea como parte de él o como espectador informado, contribuyen a la gobernabilidad. Ya contamos con algunos recursos, es necesario que los ciudadanos nos comprometamos más a participar en el presupuesto.

________________________________________________________

[1] La encuesta Mitofsky del 25 de junio, pone a los diputados como la segunda institución en la que menos confían los mexicanos, sólo por arriba de los partidos políticos. http://consulta.mx/index.php/estudios-e-investigaciones/mexico-opina/ite...

[2] http://internationalbudget.org/wp-content/uploads/Citizen-Budget-Guide.pdf

[3] http://www.imf.org/external/np/pp/2007/eng/051507m.pdf  y http://www.oecd.org/gov/budgeting/48170438.pdf

[4] http://internationalbudget.org/wp-content/uploads/OBI2012-Report-Spanish... p. 26

[5] http://www.transparenciapresupuestaria.gob.mx/es/PTP/Ultima_Publicacion

[6] http://www.academia.edu/7910137/El_Presupuesto_Participativo_en_la_Ciuda... p.19

[7] http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/8/3677/8.pdf p. 77

[8] Artículos 83 y 84 de la Ley de Participación Ciudadana del DF. http://aldf.gob.mx/archivo-6e0ec50f7f6149a4be543f21106684ee.pdf

[9] Disponibles en http://www.aldf.gob.mx/presupuesto-egresos-107-8.html Estos proyectos tienen carácter muy diverso. Aunque generalmente son de pavimentación, bacheo, compra de vehículos recolectores de basura, reconstrucción de banquetas y fachadas o instalación de luminarias, en ocasiones se tratan de instalación de contenedores composteros para hacer biofertilizante de heces caninas (col. Escandón) o un Arco de Entrada (Pueblo de San Francisco Tlalnepantla, en Xochimilco)

[10] Las consultas se pueden llevar a cabo por medio de preguntas directas, foros o algún otro instrumento de consulta. http://www.iedf.org.mx/secciones/participacion/capacitacion/manuales/01P...

[11] Se presenta a más tardar el 30 de noviembre de cada año.

[12] http://www.iedf.org.mx/secciones/participacion/capacitacion/manuales/01P...

[13] http://www.aldf.gob.mx/comsoc-aprueban-nueva-ley-presupuesto-participati...

Fecha: 
Martes, 30 de Junio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1