Se encuentra usted aquí

precandidatos

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Oaxaca: Murat vs Pérez

Renunció anteayer Alejandro Murat Hinojosa a la dirección general del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), cargo que ocupó desde el 1 de diciembre de 2012. Renunció para buscar la candidatura priista a la gubernatura de Oaxaca y, de obtenerla, competir en las elecciones locales que se realizarán en ese estado el 5 de junio de 2016.

Falta ahora ver qué hacen los otros seis priistas que se mencionan como posibles competidores de Murat por la candidatura de su partido a la gubernatura: el senador Eviel Pérez Magaña; el director general de la paraestatal Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva; el ex diputado federal Samuel Gurrión; la diputada federal Mariana Benítez; el presidente municipal de Oaxaca, Xavier Villacaña; y el actual Secretario General de Gobierno de Oaxaca, Alfonso Gómez Sandoval.

Lo mas probable es que tres de los seis arriba señalados compitan por la candidatura. Ellos son Pérez Magaña y Ramírez Puga, quienes fueron altos funcionarios durante el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz (2004-2010), y Gurrión.

Eviel fue impuesto por Ruiz como candidato priista a la gubernatura en las elecciones de 2010 y perdió por casi 8.5 puntos porcentuales ante el candidato de la alianza PAN-PRD-PT-CD, Gabino Cué Monteagudo. En una grabación telefónica recientemente filtrada a los medios de comunicación se escucha a Ruiz presumir que Pérez Magaña no es su delfín sino su tiburón para los próximas elecciones oaxaqueñas, lo cual deja muy claro que nuevamente promueve su candidatura. No solo eso, algunos miembros del gabinete presidencial han manifestado en privado que les gustaría que el senador fuera otra vez el candidato.

Ramírez Puga y Gurrión hará su lucha pero no llegarán muy lejos por más que se esfuercen.

A fin de cuentas, la competencia será entre Murat Hinojosa y Pérez Magaña. El primero parecería llevar ventaja en vista de que casi toda su carrera política la ha realizado como integrante del equipo de Enrique Peña Nieto, primero en el Estado de México y luego en el gobierno federal. En 2006 el entonces gobernador mexiquense lo nombró Director General del Instituto de la Función Registral del Estado de México y luego, en 2009, lo designó Director General del Consejo Directivo del Sistema de Radio y Televisión Mexiquense. En el equipo de transición del presidente electo, coordinó los temas relativos a Vivienda.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 02 de Diciembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Saltamos del 2015 al 2017?

Como si estuviéramos en la antesala de la elección presidencial de 2018, algunos partidos y candidatos parecen estar viviendo con un año de adelanto y se aprestan para determinar el rumbo a seguir. En este juego adelantado están Manlio Fabio Beltrones (MFB) y Andrés Manuel López Obrador (AMLO), junto con sus partidos. Otros, como el PRD, se comportan como si tuvieran mucho tiempo para prepararse.

En un intento por adelantarse otra vez, como acostumbra, AMLO ha dado tres pasos y se apresta a dar un cuarto: propuesta alternativa de aeropuerto, universidades delegacionales y su declaratoria de que el PRI tiene ocho precandidatos para la presidencia. Ya el aeropuerto y las universidades “morenas” han sido llamados “patito”, por su carácter improvisado y demagógico. Los ocho candidatos de la “mafia en el poder” son: Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Videgaray, Aurelio Nuño Mayer, José Antonio Meade, Manlio Fabio Beltrones, Margarita Zavala, Jaime Rodríguez y Rafael Moreno Valle. Ya encarrerado, también mencionó un noveno: Miguel Ángel Mancera. Al menos Rodríguez, Mancera y Zavala deben estar incómodos en tricolor compañía. Pero habrá más: López Obrador se prepara para convertirse en el presidente del MORENA. Nada como los dueños administrando sus negocios; como el Verde y el PT.

Por su parte, MFB trata de hacer crecer una nueva reforma electoral, esta vez pequeña, para impedir que Ricardo Anaya (PAN) y AMLO salgan en los spots de sus partidos. Según esto, hacen trampa aprovechando las “lagunas” legales. En lugar de avanzar hacia una legislación electoral más abierta, propone hacerla más restrictiva, en un inútil y contraproducente esfuerzo por impedir la autopromoción del tabasqueño. Respecto a esto, el senador Barbosa, sesudo él, llega a la conclusión de que MFB le tiene miedo a AMLO.

Por supuesto, a nadie llama la atención esta serie de dimes y diretes, estos movimientos adelantados que buscan alguna ventaja o detener a los adversarios. Lo lastimoso es que esto es la política mexicana actual. No hay propuestas reales sobre derechos humanos, economía, seguridad, educación, salarios, etc. En este contexto, los políticos le darán la excusa perfecta a los medios para exhibirlos, como acostumbran. Tampoco los medios se saben otra canción. Política y medios de comunicación, hermanos gemelos. ¿Nos los merecemos? Al parecer sí.

Fecha: 
Miércoles, 18 de Noviembre 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Entonces es la educación y no la economía

En política no existen las coincidencias, lo que predomina son los intereses y las intenciones que se derivan de estos, lo que se impone es cómo estos elementos se entrelazan para convertirse en estrategias.

Esto provoca que aspectos de importancia puedan llegar a ser utilizados como plataformas que impulsan objetivos genuinos, pero que, al mismo tiempo, encubren otros propósitos.

Por ejemplo, en el pasado reciente la prioridad oficial era el combate a la pobreza y derivado de esta tendencia se podía pensar que la Secretaría de Desarrollo Social, dependencia encargada de este rubro, fortalecida económica e institucionalmente para ello, era el escenario ideal para construir proyectos electorales.

Sin embargo, las circunstancias cambian según coyunturas que atienden más a perfiles personales que institucionales, relacionadas más con los calendarios electorales que con la lectura de las prioridades.

Desde este punto de vista, acontecimientos recientes que evidentemente no son casuales, hacen deducir que hoy el segmento más importante para el gobierno es el educativo.

Sin pretender limitar su trascendencia llama la atención que, de acuerdo a la situación actual, según los parámetros que miden el comportamiento general del país, se privilegie la atención a la educación por encima de otros rubros que exigen acciones más urgentes.

Por supuesto que esta tendencia es contradictoria cuando persiste un grave problema de inseguridad, mientras atravesamos una crisis monetaria y los índices de crecimiento económico se han estancado, a pesar de las promesas de campaña.

Cuando la sociedad exige un auténtico combate contra la corrupción, elemento que, adicionalmente, lesiona profundamente el concepto de credibilidad y afecta en general a toda la clase política, sin distingo de su pertenencia partidista.

En el análisis estrictamente político con miras a la próxima sucesión presidencial, no hay ningún sector de atención gubernamental que pueda considerarse exento de ser calificado negativamente.

En el balance previo a la contienda electiva, el régimen necesita ubicar los espacios más adecuados, en los cuales sus precandidatos puedan establecer sus respectivos posicionamientos individuales, para lograr un desempeño que pueda reflejarse en popularidad.

Es por ello que no puede ser una coincidencia que desde el arribo de Aurelio Nuño a la Secretaría de Educación, este concepto se haya convertido en el más importante para el gobierno; en ello hay un interés, una intención manifiesta, ese es el mensaje.

En el discurso oficial, hoy todos los aspectos se entrelazan con la materia educativa. Además se diseñó un esquema de financiamiento especial para dotar de más recursos a la dependencia para invertirlos en infraestructura.

Lo que más se percibe en la acción de gobierno es, precisamente, la inversión en infraestructura, lo que además supone, como consecuencia, una presencia permanente en las entidades y en los medios de comunicación.

Hasta donde la analogía lo permite, en este gobierno la Secretaría de Educación Pública es la nueva Sedesol, la portadora de las buenas noticias y haciendo a un lado el conflicto magisterial, la renovada cara amable del gobierno.

Visto así, la ecuación da como resultado que el precandidato oficial del régimen para la sucesión presidencial es Aurelio Nuño, a quien se le ha diseñado y construido un escenario para poder desplegar una actividad intensa y permanente.

De la misma forma, un perfil sobrio, enérgico y efectivista, que son los valores que en Los Pinos seguramente identificaron como los más congruentes con su personalidad y que, eventualmente, podrán ser los principales argumentos de su futura oferta política.

De ser el todopoderoso Jefe de la Oficina de la Presidencia y al mismo tiempo un personaje arropado por la protección que otorga esa posición, Nuño Mayer pasó a transformarse en el protagonista del sistema.

La metamorfosis exige un alto nivel de exposición, pero a través de un gran cuidado de la imagen, una especie de escudo del que ningún Secretario de Educación había gozado jamás en el pasado.

Sin embargo, eso no limita que se corra el riesgo de utilizar la educación como una bandera política para hacer proselitismo, pero en todo caso esto obedece a que es el sector en el cual, al menos, puede haber más y mejores resultados tangibles y de corto plazo.

La mala noticia es que esto significa que ni en el combate a la pobreza, en la economía, la seguridad y el combate a la corrupción, podemos esperar por descontado grandes avances o soluciones.

De cualquier forma esta intención, por muy clara que se identifique, no define todavía, no se puede hacer de lado la presencia de Manlio Fabio Beltrones, quien desde la presidencia del PRI ya se ha convertido en el candidato de la militancia.

Fecha: 
Martes, 27 de Octubre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Aurelio Nuño en campaña

Cuando el presidente Peña Nieto realizó ajustes en su gabinete, con una clara intención de reposicionar a sus colaboradores con miras a la sucesión presidencial, en perspectiva quien parecía que sería el más beneficiado era José Antonio Meade.

De la misma forma que Aurelio Nuño, hasta entonces Jefe de la Oficina de la Presidencia, aún siendo designado Secretario de Estado, había sido relegado a una posición poco grata.

Lo anterior, porque en la Sedesol Meade tiene las herramientas a la mano para recorrer el país y entregar recursos públicos, en un formato en el cual las giras de trabajo y los eventos para el propósito bien se pueden calificar como actos encubiertos de precampaña, sobre todo porque estas apariciones públicas no contraponen lo dispuesto en la regulación electoral, toda vez que son actos de gobierno, de tal suerte que la Sedesol es la mejor plataforma oficial para impulsar proyecto político.

Sin embargo, desde ese momento hasta la fecha, poco o más bien casi nada relevante se ha visto o dicho de Meade, quien sin duda por su perfil seguramente se está dedicando a hacer la tarea eficientemente, pero con la sensación de que está desaprovechando el escenario publicitario.

En contraste, Aurelio Nuño, a quien en un principio dio la impresión de que le tocó “bailar con la más fea” no ha desperdiciado un solo minuto desde su arribo a Educación Pública.

Nuño Mayer asumió el cargo en un momento crucial del progreso de la Reforma Educativa, su desempeño se ha distinguido en estas pocas semanas, caracterizándose por la seriedad, pero sobre todo por su postura enérgica.

Como mejor ejemplo de ello, su resolución inflexible de descontar el día a los maestros faltistas que marcharon en varios estados en contra de la Reforma Educativa.

Su estrategia personal deja ver que, independientemente de sus eventuales aspiraciones electorales, como Secretario de Educación no va a relajar la aplicación de la ley, que no pretende sumar puntos a su causa desde una posición de debilidad.

Por el contrario, se ha empeñado en fortalecer el marco institucional, para ofertar un proyecto en el que se privilegia el orden más allá de simpatías efímeras, la suya es una actitud sobria, no se ha dejado seducir por los reflectores.

Nuño se ha dedicado como quizá ningún otro Secretario de Educación a tener una presencia constante en medios de comunicación. Todas las semanas, desde que tomó posesión, visita escuelas en las entidades para sostener encuentros con autoridades, docentes, estudiantes y padres de familia.

Pero hay que reconocer que aún y con toda esa exposición, su talante sigue siendo templado, incluso parco en donde lo que sobresale es el mensaje sin explotar el culto a la personalidad.

Desde el análisis de sus propias circunstancias, habría que decir que Aurelio Nuño se ha decantado por ofrecer una imagen adusta, pero efectivista, contrario a la usanza preelectoral; no ha modificado sus formas para presentar al juicio social, un personaje que no corresponde a sus características originales.

En términos estrictamente publicitarios, tal vez esa coyuntura no resulte ser la más favorable cuando de ganar adeptos se trata, pero no por ello limita la posibilidad de ganar en reconocimiento si los resultados lo avalan en el largo plazo.

Es innegable que Aurelio Nuño está en campaña, lo que llama la atención es la forma como la hace, de alguna manera hay que otorgarle el privilegio de la duda, ya que el objetivo, al menos hasta ahora, impone antes que nada priorizar el aspecto institucional por encima del personal.

Porque en este caso, a diferencia de cuando era Jefe de la Oficina de la Presidencia, se miden otros aspectos y uno de ellos, el más visible, es la exposición pública a la que él mismo y por decisión propia se ha expuesto.

Por las características de la Secretaría de Educación Pública, y tomando en cuenta el momento álgido por el que atraviesa este sector, se entiende que en comparación con la Sedesol, el lugar no es el más propicio para un proyecto electoral.

Pero en términos reales, hoy quien ha ganado en presencia es Nuño y no Meade, además y eso tampoco es cosa menor, dejando ver un crecimiento personal que hace percibir madurez y conocimiento de causa y del entorno.

Eso no puede hacer que de un día para otro se olviden los errores de interpretación y operación que cometió como jefe de la Oficina de la Presidencia; sin embargo, en Educación Pública se le nota empoderado, cómodo. Nuño está dejando claro es que su apuesta se orienta a buscar los resultados de la gestión, que a una tendencia publicitaria populista con tintes electoreros.

Eso se contrapone a los dictados de la doctrina electoral, pero también obliga a considerar que Nuño está construyendo un espacio de participación singular, aún en contra de los pronósticos iniciales,  que no sólo no lo descarta, sino que lo incluye.

Fecha: 
Martes, 20 de Octubre 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Osorio y Videgaray: dos alfiles caídos

Agarrado a un clavo ardiente, César Camacho, todavía presidente del PRI, señala que la fuga de Guzmán Loera no es razón suficiente para hacer cambios en el gabinete. Al contrario de lo que piensa, la evasión le ha pegado políticamente a Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación. Este golpe podría ser mortal si el presidente Peña Nieto decide pedirle la renuncia, pero, de cualquier manera, está tocado. La habilidad que Osorio ha demostrado en el pasado frente a asuntos como las manifestaciones del Instituto Politécnico Nacional o la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) han quedado atrás. En el hoy sólo se recuerda lo reciente y lo reciente es la fuga; una fuga que debe haber encolerizado al presidente Peña Nieto.

Por otro lado, avanza por el mundo el temor a una nueva crisis, similar a la del 2008. Desde el año pasado, organismos especializados, destacadamente el Fondo Monetario Internacional (FMI), están recortando los horizontes de crecimiento mundial. Las razones son muchas: crisis bursátil en China; baja en los precios de las materias primas; crisis en Europa por Grecia y la mala situación de otros países, entre ellos España e Irlanda; inicio del ciclo de elevación de las tasas de interés en los Estados Unidos; sobreoferta de petróleo y un largo etcétera. La pregunta, entonces, no es si esta mala situación mundial nos tocará, sino cuándo.

Es posible que ya nos haya alcanzado. La baja en los precios del petróleo ha obligado al gobierno a un recorte y a la implementación del Presupuesto Base Cero (PBC). La crisis griega, lejana como es, ha provocado la inestabilidad de la paridad peso-dólar y la moneda americana hoy se cotiza 50 centavos más cara que hace unas semanas. Ante estos fenómenos, el Banco de México ha decidido esconder la cabeza. Por su parte, el secretario Luis Videgaray ha declarado en diversas ocasiones que nuestra economía es fuerte. Es posible que así sea, pero no es invulnerable. Lo cierto es que el secretario de Hacienda no puede presumir de buenas cuentas en su área. Una crisis como la de 2008 lo alcanzaría de lleno.

La fuga del Chapo y la crisis podrían derribar a los dos alfiles priístas para la presidencia de la Nación en 2018. ¿Quién queda?, ¿Eruviel Ávila afectado por los escándalos de OHL y lo feminicidios?, ¿alguna figura que permanece en segunda fila?, ¿Manlio Fabio Beltrones? Acaso no sea tiempo de que el PRI entre en pánico, pero es importante subrayar que a estas alturas del sexenio anterior, el entonces gobernador Peña Nieto ya lucía como el adversario a vencer. Al ver el lado contrario al PRI, los opositores tampoco lucen formidables, por lo menos los provenientes de los partidos. Cabe preguntarse si el ambiente está listo para un candidato sorpresa. La teoría del cisne negro acecha. 

Fecha: 
Martes, 14 de Julio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los cambios en el gabinete presidencial

 

Los movimientos y reacomodos en el gabinete presidencial han sido siempre un tema de gran expectación política y pública, porque más allá de la curiosidad en ellos se traducen los grandes intereses de los grupos en el poder.

A mitad del sexenio es también un corte de caja en el que se concluyen compromisos y se replantean los aspectos administrativos y políticos, se premian y castigan comportamientos y desempeños.

Pero también, y esa es la parte más atractiva del análisis, se perfila la alineación para la sucesión presidencial y la construcción de los proyectos individuales para el propósito.

Esta ocasión no puede ser la excepción, sobre todo si se toma en cuenta que ha trascendido que el presidente Peña Nieto hará esos cambios en su equipo de trabajo, alrededor de la fecha de su informe de gobierno.

Estamos hablando de un rango de tres meses en los que cualquier cosa puede suceder, sin omitir que la especulación y la efervescencia al respecto estarán en su máximo nivel posible.

La fecha es coincidente con el reemplazo de la legislatura y el término de nueve gubernaturas, por lo que el presidente Peña tendrá un enorme abanico de opciones, pero también una necesidad de reubicar piezas.

Para empezar, habrá que considerar el ineludible relevo en la presidencia de su partido, que por estatutos será a mediados de agosto, porque el periodo de la actual dirigencia en funciones vence precisamente la primera semana de ese mes.

Aunque en este caso estaríamos solo ante un reacomodo, porque el actual presidente del partido, César Camacho, será coordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados.

Su relevo será precisamente quien ocupa actualmente esa posición, Manlio Fabio Beltrones, quien llegará precisamente a conducir en el partido, los trabajos para organizar la sucesión y la competencia electoral por la presidencia de la república en el 2018.

De momento se sabe que el precandidato más visible, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, permanecerá en esa posición, lo cual hace suponer que además se quedará en ella hasta el momento de la definición.

Pero en los demás movimientos todavía no hay nada claro, sólo especulaciones; en ese sentido la reflexión nos obliga a pensar que tendrá que haber relevo en la Secretaría de Desarrollo Social, porque esta dependencia es la cara amable del gobierno, por sus características es una extraordinaria plataforma de exposición para cimentar la popularidad de su titular, es la ventana desde donde el gobierno reparte apoyos económicos en todo el país, de tal suerte que quien ocupe esa posición en sustitución de Rosario Robles, necesariamente será un aspirante para la candidatura presidencial.

Por descontado se asume que Emilio Chuayffet dejará la Secretaría de Educación Pública, debido al enorme desgaste que ha tenido que enfrentar en esa posición, pero eso no significa necesariamente que el funcionario saldrá despedido: la relación personal que lo une con el mandatario es muy fuerte como para pensar en ese escenario.

Desde nuestra óptica, la salida digna para el ex gobernador mexiquense bien puede ser la Embajada de México en los Estados Unidos, lugar en el cual podrá hacer gala de sus dotes políticas, las que no pudo ejecutar en Educación Pública.

Se ha manejado insistentemente, y desde hace ya muy buen tiempo, que el siguiente titular de la SEP puede ser el Jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño.

Pero eso representaría una prueba gigantesca para él, porque el relevo en sí no constituye la terminación de los conflictos magisteriales, que son tan complicados que seguramente serían su sepultura política.

Como se supone que Aurelio Nuño es uno de los consentidos del primer círculo presidencial, habrá que ver si lo van a exponer en una tarea que, de antemano, se antoja imposible de resolver.

La otra Secretaría que ha estado en medio del ojo del huracán es la de Comunicaciones y Transportes, lo que implica una enorme dificultad para mantener en ella a Gerardo Ruiz Esparza.

En donde también hay una situación compleja, aunque esta obedece más al carácter interno del conflicto que al desempeño es en la Sagarpa, donde el titular Enrique Martínez y el poderoso subsecretario Francisco Gurría Treviño, hermano de José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, sostienen una disputa personal y de poder.

Francisco Gurría es un muy experimentado funcionario de carrera en la dependencia, es el que sabe y por ello quien más influye en la operación, lo que ha provocado constantes choques y bloqueos de ambas partes con su superior jerárquico.

Gurría, al calor de la posición del hermano, exige la oportunidad largamente esperada para ocupar por méritos la oficina principal de la Sagarpa, pero inferiría la eventual salida de Enrique Martínez.

Ese es un tema que el Presidente ha pospuesto deliberadamente, básicamente por el afecto que le dispensa al ex Gobernador de Coahuila, pero que tarde o temprano tendrá que resolver.

Naturalmente, en atención del tiempo que falta y de la continua información al respecto, este será un tema de análisis recurrente en este espacio de aquí a septiembre.

Fecha: 
Martes, 07 de Julio 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Del destape de Margarita Zavala como candidata a la Presidencia de la República y más...

Siempre he tenido una buena opinión de Margarita Zavala. La conocí hace algunos años cuando era diputada. Me pareció entonces sencilla, discreta, inteligente y mucho tiempo después cuando su esposo era ya presidente electo tuve la oportunidad de conversar con ella y me siguió pareciendo asombrosamente… igual que antes. No se le subió el poder a la cabeza y continuó mostrándose educada y amable. Pero… su actual destape como posible candidata a la presidencia del país me pareció realmente desangelado, desafortunado y por decir lo menos, muy mal manejado. Y es que una cosa es ser la esposa del presidente —ser la primera dama— y otra es tener los tamaños para aspirar a dirigir un país. El video donde se auto-destapó fue realizado seguramente por algún videoasta amigo de su archienemigo Madero. Encuadres inadecuados (solo le sacaban las patas de gallo y las profundas arrugas alrededor de sus labios); su voz y puesta en escena con carencia absoluta de intención o fortaleza; acercamientos a unas manos mal cuidadas y masculinas; “outfit” inadecuado, anticuado, mal ajustado y poco favorecedor; rebozo en el mejor estilo de la gabardina de Cantinflas…y bueno… todo eso se lo hubiera perdonado si su discurso en cambio hubiera tenido propuesta, ingenio y vigor. Al menos para mí, no hubo nada en este mensaje YouTubero que me convenciera de apoyar a esta mujer. Y miren que nada me encantaría más que al fin una persona de mi genero estuviera en la primera magistratura de México. Si Margarita realmente quiere competir en las grandes ligas, hay que recomendarle urgentemente un “fashion emergency”, un director de cámaras innovador y que no la deteste y especialmente, la generación de un discurso con propuestas y que muestre su empuje y capacidad. No más comparemos el video de Margarita con el de Hillary Clinton, lleno de guiños, provocaciones, frescura, buen humor y un entusiasmo contagioso que nos deja claro la clase de supermujer que quiere gobernar a los estadounidenses. Ahí lo dejo… El señor Piojo realmente me tiene preocupada. Su ego extraordinariamente inflado se ha visto reducido a su diminuta y exacta dimensión y honestamente no creo que aguante en sus precarios cabales un encontronazo más con la odiosa realidad. Sus muchachos jugaron, para variar y literalmente, de la patada, y se avecina otro golpe igual o peor para Don Miguel, cuando se consume la derrota de México en la próxima Copa de Oro. Dicen que solicita psiquiatra para tratarse después de tanta adversidad y me parece correcta esta recomendación, pero yo me atrevería a sugerirle adicionalmente, a tan ínclito personaje, (además de los ansiolíticos que evidentemente requiere) un completo perfil de lípidos y un ecocardiograma porque su rubicunda cara y sus histeroides aspavientos me hablan de un corazón fatigado de tanto exhibicionismo. ¿Qué si me parece que el señor Herrera tiene el perfil adecuado para dirigir una selección?...obviamente no, creo que necesitamos una personalidad madura, centrada, entusiasta sí, pero no histérica, con objetivos claros y esa intensa serenidad que permita llevar a buen puerto a sus jugadores. Bueno eso digo yo, que no sé nada de futbol, pero que entiendo un poquito de las características psicológicas de la gente. Buena suerte… La recomendación de la semana: si van a tener una reunión en su casa o simplemente quieren prepararle a la familia una deliciosa comidita dominical, no dejen de visitar el City Market de Plaza Carso, en el ahora llamado Nuevo Polanco. Además de encontrar una enorme variedad de frutas y verduras orgánicas, se toparán con los mejores sandwiches deli de la ciudad con toda la onda neoyorkina; un enorme mostrador de pasteles para llevar con y sin gluten y/o azúcar; una diversidad infinita de panes negros, de centeno, integrales, etc. y quesos y más quesos como si estuvieran en Francia. En fin, una gran alternativa para comer gourmet en casa. Y hasta aquí hoy, no sin antes dejarle muchos besitos a los peques.

Autor:

Fecha: 
Jueves, 25 de Junio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Está el PRI en una trampa mortal?

El día de ayer se publicó una encuesta de BGC-Excélsior sobre el tema de los “destapes”. Según esta medición, poco más de la mitad de la población con teléfono en su vivienda se ha percatado de que algunos personajes de la vida pública han expresado su disposición a contender por la Presidencia de la República en 2018. Cuando se les pregunta sobre la pertinencia de hacer público este deseo a más de dos años de que empiece el proceso electoral del 2018, la opinión se divide sobre la pertinencia de estos destapes: 53% piensa que es demasiado pronto y 45% que es oportuno.

Resulta interesante que casi la mitad de la población encuestada considere pertinente adelantarse al proceso, en contra de la vieja tradición priísta de esperar hasta el último momento.  La mayor parte de la población (76%) sabe espontáneamente del reciente autodestape de Margarita Zavala, 43% piensa que Miguel Ángel Mancera también lo ha hecho y 35% recuerda que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha dado a conocer su interés por competir en 2018. Este es otro dato relevante: en la memoria de corto plazo, Zavala borró a AMLO; incluso el jefe de Gobierno es más recordado en su deseo de llegar a la presidencia.

Sólo una cuarta parte de la población con teléfono piensa que Margarita Zavala se postuló porque genuinamente cree que tiene posibilidades de ganar la Presidencia del país. La gran mayoría (60%) considera que, de llegar a la Presidencia de la República, Zavala Gómez del Campo sería manipulada por su esposo Felipe Calderón. Esto último revela la misoginia tan extendida en nuestro país.

Por el lado del PRI, el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, da una respuesta evasiva y discreta sobre el tema. Básicamente, señala que no es el momento oportuno para pensar en el tema. Lo cierto es que el secretario luce agobiado por los problemas de seguridad y la confrontación con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). El otro gran candidato es Luis Videgaray Caso, quien también calla al respecto. Sin embargo, ha sido elogiado por el presidente Peña Nieto ante la comunidad libanesa. Cuando el mandatario habló de avances, sólo se refirió a los económicos, a los que precisamente caen en la esfera de competencia de la Secretaría de Hacienda.

Es posible que el PRI se encuentre en una trampa mortal. Las reglas han cambiado y mucha gente ve con naturalidad el que se hagan públicos los deseos de contender por la presidencia. Sin embargo, las principales cartas del PRI están atadas de manos, sujetas a los tiempos que fije Peña Nieto. Esta situación podría retrasar a los aspirantes tricolores, hacerlos menos conocidos y restarles competitividad. ¿Habrán reparado en ello en la Presidencia, en el PRI?

Fecha: 
Martes, 23 de Junio 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Mantener o perder poder, la encrucijada presidencial

 

Los destapes de Margarita Zavala y Rafael Moreno Valle como precandidatos del Partido Acción Nacional a la presidencia de la república, ponen en serios aprietos al PRI.

De igual modo, el caso de Miguel Ángel Mancera por el PRD y, por supuesto, la candidatura ya definida de Andrés Manuel López Obrador por Morena, sin descontar eventualmente la irrupción de Jaime Rodríguez “El Bronco”, gobernador electo de Nuevo León, por la vía independiente. 

Lo anterior complica severamente el panorama priísta, porque sus rivales tendrán un enorme tiempo de ventaja para posicionarse en el ánimo social, independientemente del desgaste que genera para su causa ejercer el gobierno.

En el PRI, los tiempos sucesorios corren en otra dimensión de tiempo y espacio, bajo un estricto formato determinado décadas atrás.

Los pronunciamientos de los aspirantes mencionados materialmente trastornan el escenario del régimen en las agendas, tanto de gobierno como la política, porque para efectos de la sucesión estos elementos no se pueden separar.

El régimen ahora, aparte de tener la urgente necesidad de violentar los tiempos de la decisión, tendrá también que rediseñar la imagen y el discurso presidencial, primero, porque el presidente Peña Nieto tendrá que tomar la que será seguramente una de las determinaciones más importantes de su mandato mucho antes de lo planeado: escoger a su heredero.

Asimismo, construirle al ungido los escenarios de fortalecimiento político al interior del partido y el gobierno, así como generarle una imagen popular para estar en condiciones de enfrentar la que, desde ahora, se antoja será una de las competencias presidenciales más reñidas. 

La estrategia implica una obligación de modificar e incluso, como apuntábamos anteriormente, de transformar por completo la imagen y el discurso presidencial, porque las prioridades de la primera mitad del sexenio no pueden seguir siendo las mismas; hasta ahora el tema fundamental han sido las Reformas Constitucionales, pero su fondo y contenido están agotados.

El gobierno no puede seguir sosteniendo las reformas como el fundamento de su operación publicitaria, tiene que identificar otras áreas de oportunidad y adoptar nuevas prioridades, no sólo para intentar mejorar su imagen, sin omitir que en ello es imprescindible resolver la crisis de credibilidad institucional y la personal del Presidente, porque ambos factores inciden directamente en el proyecto sucesorio.

Enrique Peña Nieto no será el candidato, pero la influencia de su actuación en el ejercicio del poder es el antecedente natural y más importante para fortalecer o, en su caso, debilitar al candidato de su partido, sea quien fuere el elegido.

De tal forma que estos dos aspectos se tendrán que atender con prontitud, pero sobre todo con gran convicción, reconociendo que el priismo no está acostumbrado a esa dinámica de anticipación de sus tiempos.

La característica principal del priismo es, precisamente, el orden institucional, el respeto dogmático de sus formas en la distribución del poder horizontal. Adelantar el proceso puede convertirse en un factor de rompimiento de esos preceptos.

La gran fortaleza de los presidentes priístas radica esencialmente en su facultad de elegir unipersonalmente a su relevo; por ello, la tradición ha sido hacerlo hasta el último momento que el margen permite, porque se supone que una vez que se postula al candidato presidencial, el mandatario en turno pierde la mayor parte de ese poder y las estructuras se cargan a favor del que será su nuevo jefe político.

Sin embargo, las circunstancias, que son ajenas al formato usual, colocan hoy al presidente Peña Nieto en una extraordinaria encrucijada: mantener el poder, aunque eso suponga debilitar la proyección electoral de su partido, o perderlo antes del tiempo establecido, en contraparte para fortificar el interés colectivo.

Pocas veces si no es que esta es la primera, un presidente de la república emanado del Revolucionario Institucional tendrá que enfrentar un reto de estas características y dimensiones en el que sólo hay dos opciones viables: mantener para sí mismo personalmente el poder investido por el cargo hasta el límite del tiempo preestablecido o ceder el privilegio de esas facultades a cambio de que su partido esté en condiciones de conservar la presidencia del país.

Por supuesto que, visto de esta forma derivado del análisis que nos arroja como resultado, el siguiente proceso electoral presidencial será extraordinariamente competido; la posición no es nada sencilla.

De cualquier forma, suceda lo que suceda, la coyuntura pondrá a prueba las aptitudes políticas del mandatario; sin duda esta será su mayor prueba, tal vez más importante en grado de responsabilidad que la que se relaciona con el desempeño administrativo de su gestión.

Peña Nieto ha sido capaz en el pasado de tomar decisiones pragmáticas, pero esta rebasa todas las coyunturas que ha tenido que resolver anteriormente. Lo que no está a discusión es que, más allá de la vertiente por la que se incline, el tiempo corre velozmente en su contra, por lo que tendrá, pues, que precisar y concretar su postura cuanto antes.

Fecha: 
Martes, 23 de Junio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los dichos racistas de Donald Trump. Encíclica Laudato si' del papa Francisco. Destapes y evaluación a maestros en México

En esta ocasión me acompañan Tere Vale, Mónica Uribe y Bernardino Esparza. Los temas que abordamos esta noche fueron:

  • Los dichos racistas de Donald Trump hacia México en su destape a la Presidencia de EE.UU.
  • Encíclica Papal Laudato si', sobre el Medio Ambiente
  • Destapes en México: Margarita Zavala
  • Los días 20 y 21 de junio se realiza la Evaluación a Maestros en todo el país
     

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 22 de Junio 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1