Se encuentra usted aquí

plantones

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Corrupción según Don Peje

Sin lugar a dudas es la bandera anticorrupción la que llevó a la silla presidencial al candidato del movimiento social político que encabezó el partido llamado Morena.

Ese ideal satisface los más profundos anhelos de nuestra sociedad y fue empleado en el momento preciso con sagacidad sorprendente para muchos y esperada por sus huestes azuzadas durante 18 años, supervivientes de dos campañas frustradas.

El que habla del camino es porque lo tiene recorrido; y quien lo ha recorrido durante tanto tiempo se convierte en un experto en él.

Desde el principio de su carrera política su posición antigobiernista genera simpatías entre los inconformes, en especial entre los medios escritos y electrónicos, sus acciones son aplaudidas con la justificación de estar en contra de la corrupción rimbombante del entonces partido único y después dominante.

El hecho de comprar un departamento de contado al regresar de Tabasco después de desempeñarse como burócrata de medio pelo no llamó la atención de ningún periodista de investigación, pero, toda proporción guardada, merecía un reportaje por posible corrupción como el de la Casa Blanca.

Más adelante el bloqueo de 51 pozos petroleros; las marchas a la ciudad de México con sus plantones le permitieron obtener popularidad y despertar sospechas de otro tipo de corrupción, la joya del tesoro se encuentra en el plantón al Paseo de la Reforma, a ciencia y paciencia de la ciudadanía que se conforma con insultarle y darle la vuelta.

Su acceso a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal se caracteriza por la corrupción que se inicia desde su registro como candidato presionando para que se haga con él una excepción a los requisitos para registrarse, continúa con la detención en Estados Unidos de su jefe de Finanzas quien viajaba frecuentemente a Las Vegas lo cual era imposible con el sueldo de funcionario y muestra su incapacidad de supervisión; las donaciones forzadas de Carlos Ahumada enviadas por conducto del señor que despachaba en su oficina contigua y otros mensajeros similares y a lo que nunca dio explicación; la construcción de un segundo piso del periférico cuyos verdaderos números a la fecha no se han descubierto por más que se diga que se haya cumplido en tiempo y forma pero nunca ha habido una verdadera auditoría; la falsificación de datos de una supuesta disminución de delincuencia y los niveles de satisfacción; rematando con un juicio de desafuero que Vicente Fox no quiso sancionar como debía por la certeza de que su prisión hubiera aumentado su popularidad.

El señor conoce la corrupción por haberla experimentado en carne propia.

Creo que todos tenemos oportunidad de regenerarnos y no me cabe duda que ha recibido asistencia moral y espiritual que posiblemente le haya llevado al arrepentimiento y motive en él un legítimo propósito de enmienda; la fuerza de los valores es tal que hasta un experimentado infractor puede ser llevado al camino del bien.

Sin embargo, dentro de la rectificación de actitudes y promoción de verdad y bondad, tiene que ser determinante su experiencia de vida y su aplicación a la vida real de los propósitos enunciados, aunque no se hayan vivido. Un presidente gobierna para todos, los suyos y los demás, más qué difícil es entender lo que es productividad para quien en la vida jamás ha generado un puesto de trabajo donde arriesgue su capital, su prestigio y el sustento de su familia.

Si sólo ve a los pobres como capital político y jamás les ha preguntado qué prefieren: ¿vivir de limosna o tener un trabajo? Estoy seguro que el 95 % de ellos preferirían el trabajo. La limosna es castrante y genera holgazanería a diestra y siniestra, además nunca de los nuncas alcanzará para satisfacer las necesidades de un pueblo. La permanencia de la pobreza garantiza la preferencia electoral de su corriente y si se disfraza de combate a la corrupción, pues mejor.

Bueno sería para todos si definiera su concepto de corrupción y los objetivos que busca para erradicarla. El mayor error que ha cometido hasta la fecha es la cancelación del aeropuerto argumentando la corrupción que según él dominó su construcción, a pesar de que su misma gente ha afirmado no encontrar huellas de corrupción, pero con tozudez digna de mejor causa insiste en su calificativo mas no ha logrado presentar un solo caso concreto y evidente donde termine acusando al menos a un corrupto, ¿no es eso corrupción?

Lo mismo podemos preguntar de la encuesta amañada, parcial y hecha a un público que no es objeto de operación aeroportuaria, ni como constructores, usuarios, empleados o servidores del inmueble. Con toda la ilegalidad del mundo se apoya en esa encuesta para cancelar la obra evadiendo su personal responsabilidad.

Cualquier persona medianamente enterada de la historia de la corrupción en México no tardaría en identificar como una de las mayores fuentes de corrupción a PEMEX y no sólo con el robo de combustibles sino en las miles de corruptelas que se dan en los puestos laborales, los servicios internos y la venta y alquiler de plazas sindicalizadas que tienen ya una gran sobrepoblación, más que ninguna petrolera en el mundo, sin que exista la productividad que debiera ser su obligación.

Si en lugar de la operación antihuachicol preparada para su lucimiento personal donde se pasó por encima de leyes y reglamentos de adquisiciones hubiera detectado a los corruptos desde dentro de la empresa hubiera tenido mayores resultados sin poner en riesgo el abasto ni las vidas de tantas personas involucradas en los resabios de la operación en grande de los delincuentes.

¿No es corrupción dividir al país con criterio maniqueo en fifís y chairos?

Antes de hablar de moralidad debería de darnos un diccionario donde se defina exactamente lo que él entiende por corrupción y lo mismo para conservadores, neoliberalismo, traidores a la Patria, progreso, inflación, recesión, generación de pobreza, etc. Y así poder entender hacia donde nos lleva.

Fecha: 
Viernes, 23 de Agosto 2019 - 13:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 23 de Agosto 2019 - 15:35
Fecha C: 
Sábado, 24 de Agosto 2019 - 04:35