Se encuentra usted aquí

pintor

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Van Gogh: los años del Borinage

Sin duda, Vincent Van Gogh (1853-1890), fue uno de los genios más grandes del siglo XIX, uno de los mejores pintores de su generación y, tal vez (junto con Cézanne, Gauguin y Toulouse Lautrec), uno de los cuatro mejores pintores del postimpresionismo. O, quizás, fue el mejor de todos ellos. Pero todo eso le significó bien poco. Su vida y su obra transcurrieron en medio de la soledad, la pobreza y la indiferencia. A pesar de todo, Van Gogh se empeñó, infatigablemente, en transformar el arte de su época. Van Gogh no sólo hizo una ruptura en cuanto a la forma de pintar y a los colores, sino a los temas que pintaba y a los motivos interiores que tenía para hacerlo.

«Prefiero pintar los ojos de los hombres que las catedrales, porque en los ojos hay algo que no hay en las catedrales, aunque sean majestuosas e imponentes: el alma de un hombre, aunque sea un pobre vagabundo o una muchacha de la calle, me parecen más interesantes», escribió.

Van Gogh encarna al genio fracasado que vive al límite, desafía al status quo, muere pobre, joven y olvidado, y al buen salvaje que huye de las grandes ciudades y de sus perversiones, para vivir entre la naturaleza y las gentes sencillas del campo.  

Su breve existencia (se suicidó antes de cumplir 37 años) fue, en palabras del escritor y artista plástico Fayad Jamís, «una verdadera odisea interior, una de la grandes aventuras artísticas y humanas de los tiempos modernos». A partir de 1947 y de la exposición retrospectiva de la prolífica obra de Van Gogh en el museo de l’Orangerie, de París, sus cuadros han atraído a multitudes de espectadores y críticos de arte de todo el mundo y han alcanzado precios exorbitantes.

La vida y la obra de Van Gogh me apasionan. Mi primer acercamiento con el pintor no fue a través de la pintura, sino de la literatura, gracias al ensayo de Antonin Artaud (1896-1948), Van Gogh, el suicidado por la sociedad, y al libro epistolar, Cartas a Théo: una recopilación de veinte años de correspondencia entre Van Gogh y su hermano. De lo que se desprende en estas cartas, que deben leerse como literatura, se puede deducir que, de no haber sido el gran pintor que fue, Van Gogh podría haberse convertido en un magnífico escritor, capaz de plasmar en sus escritos toda la intensidad de su vida interior.

Desde que vine a vivir en la ciudad de Mons (hace ya casi 6 años) veo a Van Gogh en todas partes. Hace unos meses, desde que la ciudad fuera elegida Capital Europea de la Cultura 2015, el museo Beaux-Arts Mons exhibió algunas de sus obras. Y no muy lejos de aquí se pueden visitar dos de las casas donde vivió Van Gogh, entre 1878 y 1880.

Antes de llegar a esta región, Van Gogh había estudiado en una escuela evangelista, en Laeken (un barrio al noroeste de Bruselas) y había logrado, a pesar de la dificultad que tenía para hablar en público, convencer a sus superiores de que lo enviasen como misionero a la región del Borinage. En diciembre de 1878 llegó a vivir a una casita, La Maison Denis, en Colfontaine. A Van Gogh, que siendo muy joven había trabajado como mercader de arte, le asombró el hecho de que en el Borinage no hubieran cuadros, y de que casi nadie supiera lo que era un cuadro. No obstante, a pesar de que no gozara del arte, la región le parecía muy «característica y pintoresca». El paisaje invernal le recordaba a las pinturas de Brueghel y algunos caminos «profundos, cubiertos de zarzas y de viejos árboles torcidos con raíces fantásticas» lo hacían pensar en una pintura de Alberto Durero. Por otra parte, le gustaba observar a los mineros, cuando salían de la oscuridad de las minas y regresaban a sus casas «todos negros, con aspecto de deshollinadores». Lo cierto es que esta región, mezcla de pobreza y bellos paisajes, lo perturbaban y lo maravillaban.

Van Gogh empezó a predicar a los mineros, a los campesinos y a sus familias. En una ocasión entró en una peligrosa mina, en cuyo fondo encontró hombres afiebrados, demacrados y fatigados, con aspecto de viejos. Al salir, pensó en los admirables cuadros que un pintor podría haber hecho de esas pobres gentes.

Van Gogh, a sus veintitrés años, ya veía arte en todas partes.

«El arte es el hombre agregado a la naturaleza», escribió.

Era un predicador fervoroso; imitador de Cristo. Regaló casi todas sus pertenencias y se volvió más pobre que los pobres. Apenas comía y estaba flaco y demacrado. Le pusieron como apodo: “El Cristo de las minas de carbón”.

«La adversidad para los hombres es lo que la muda de plumas a los pájaros», escribió.

Es, sin duda, en el Borinage, donde cobró conciencia de la profundidad de los sentimientos sociales que había en su interior. Y fue también aquí donde trazó sus primeros bocetos. Pero en julio de 1879 le sobrevino el fracaso, cuando sus superiores no quisieron que continuara con su labor evangélica. Van Gogh era un predicador entregado, vehemente, pero su comportamiento excéntrico y su temperamento explosivo asustaban a las personas de la región. Pensaba que entre los predicadores, como entre los artistas, había una vieja escuela académica, a menudo execrable, tiránica, de hombres llenos de prejuicios y convencionalismos, que tratan de mantener a sus protegidos y de excluir a los hombres sencillos.

Hundido en una fuerte depresión, perdió contacto con su familia y, durante un año (período del que no se saben muchas cosas acerca de su vida) vagabundeó, hasta regresar, luego de haber hecho, con toda seguridad, una profunda catarsis.

Se sabe que a continuación vivió un tiempo con un minero evangelista, antes de trasladarse a la casa de Cuesmes, la Maison Van Gogh, cerca de Mons. La visité apenas llegué a Bélgica. La han convertido en un pequeño museo. Y aunque no hay gran cosa que ver y la habitación donde dormía Van Gogh desapareció en un incendio, hoy, para quién esté dispuesto a escuchar, todavía hablan las paredes, los bosques y algunos objetos que han sobrevivido al tiempo. Yo me puse a caminar en los bosques que rodean a la casita, seguro de que caminaba sobre la misma tierra que caminó él, entre los mismos árboles y bajo el mismo cielo. Eso me hizo sentir más cerca que nunca del artista. En ese lugar Van Gogh empezó a realizar más dibujos y a estudiar primitivos manuales de pintura y de anatomía. Apoyado por su hermano Théo (un modesto merchante de arte) comenzó en Cuesmes su carrera de artista. Théo le enviaba copias de obras de grandes pintores, sobre todo de Jean-François Millet. Van Gogh las reproducía. Leía a Shakespeare y a Victor Hugo. En esta época, con muy poco dinero, hizo un viaje al Paso de Calais, en Francia, buscando un trabajo cualquiera, pero de último momento, se desvió hacia Courrières, donde empezó a buscar talleres de artistas, pero no encontró ninguno. Escribió que el cielo francés le parecía más fino y más limpio que el brumoso cielo de Bélgica. Desde que Van Gogh estuvo por aquí eso ha cambiado muy poco; el cielo, en Bélgica, sobre todo en invierno, es algo que no pasa desapercibido para nadie. Anduvo caminando por la región, observándolo todo: los campos, los carboneros y los tejedores. En esta época se empezaron a vislumbrar con más fuerza algunos rasgos de la enfermedad mental que padecía. Durante mucho tiempo se habló de que padecía esquizofrenia y ahora hay más especialistas que creen que padecía de psicosis maniaco-depresiva. Después de haber leído varias veces Cartas a Théo pensé lo mismo.  

«En vez de dejarme llevar por la desesperación he tomado el partido de la melancolía», escribió, en julio de 1880.

Van Gogh abandonó el Borinage en el otoño de 1880. Pero en toda su obra posterior se ven reflejados los dos años que pasó en esta región, donde no sólo nació como artista, sino encontró paisajes, situaciones y gentes que pintaría tiempo después y que constituirían una parte importante de su producción artística.

Van Gogh no habría sido el artista que fue sin los años de Bélgica, los años del Borinage. 

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 12 de Agosto 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1904 - Nace Salvador Dalí

Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domènech, marqués de Dalí de Púbol (Figueras, 11 de mayo de 1904-ibídem, 23 de enero de 1989), fue pintor, escultor, grabador, escenógrafo y escritor español. Se le considera uno de los máximos representantes del surrealismo.

Salvador Dalí es conocido por sus impactantes y oníricas imágenes surrealistas. Sus habilidades pictóricas se suelen atribuir a la influencia y admiración por el arte renacentista. También fue un experto dibujante. Los recursos plásticos dalinianos también abordaron el cine, la escultura y la fotografía, lo cual le condujo a numerosas colaboraciones con otros artistas audiovisuales. Tuvo la capacidad de acrisolar un estilo genuinamente personal y palpable al primer contacto, que en realidad era muy ecléctico y que «succionó» de innovaciones ajenas. Una de sus obras más célebres es La persistencia de la memoria, el famoso cuadro de los «relojes blandos», realizado en 1931.

Como artista extremadamente imaginativo, manifestó una notable tendencia al narcisismo y la megalomanía, cuyo objeto era atraer la atención pública. Esta conducta irritaba a quienes apreciaban su arte y justificaba a sus críticos, que rechazaban sus conductas excéntricas como un reclamo publicitario ocasionalmente más llamativo que su producción artística. Dalí atribuía su «amor por todo lo que es dorado y resulta excesivo, su pasión por el lujo y su amor por la moda oriental» a un autoproclamado «linaje arábigo», que remontaba sus raíces a los tiempos de la dominación árabe de la península ibérica.

Fecha: 
Miércoles, 11 de Mayo 2016 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Marcos Aranda González: Encuentro con el pintor de los rostros de Ayotzinapa en Bélgica

El corazón de un pintor termina por adquirir la forma que tienen sus manos, pienso, al conocer a Marcos Aranda González, el pintor que realizó la representación de los 43 rostros de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa que, el pasado 31 de septiembre de 2014, un grupo de manifestantes llevó frente a la Unión Europea y, el 9 de diciembre, frente la Misión de México ante la Unión Europea y Embajada de México ante el Reino de Bélgica y el Gran Ducado de Luxemburgo. «Como mexicano sentí que se tenía que hacer algo. Me duele lo que está ocurriendo en nuestro país», me expresó. El pintor vive en Quevaucamps —un pequeño pueblo ubicado en la comuna de Beloeil, dentro de la provincia de Hainaut—. El arte de Marcos Aranda González es transgresor. No me extraña que haya conseguido exponer su obra en México, Bélgica, Francia, Italia y Alemania.

Marcos Aranda González es originario de Santa Cruz Meyehualco —Iztapalapa, Distrito Federal— y es hijo de un escultor que estudió en la Academia de San Carlos. Desde muy joven, realizó maquetas para el Museo Nacional de Antropología e Historia. Durante aquellos días, las personas para quienes trabajaba, le hicieron ver que poseía talento para las artes plásticas. El arte lo sacó de la calle, alejándolo de las drogas y el alcohol. Recuerda que en sus inicios, en Tabasco, mientras trabajaba en un proyecto de veinticinco cabezas monumentales de la cultura olmeca para el Instituto de Cultura de Tabasco, conoció a una mujer que le enseñó cosas muy importantes sobre el arte. «Era una persona muy sensible y talentosa que me ayudó mucho. Pero ella se suicidó y ese suceso me marcó de manera muy intensa». Le pregunté si el sufrimiento hace mejor al arte y a las personas. Luego de reflexionar durante algunos instantes, me respondió: «El sufrimiento no hace mejor a nadie, ni a las personas ni al arte. El sufrimiento es indispensable. Es indispensable para crecer y para liberarse».

mag1.jpg
Marcos Aranda González

El pintor mexicano llegó a Bélgica hace veintidós años, para colaborar en un proyecto artístico de Europalia, en la ciudad de Bruselas. Allí conoció a una mujer —que ahora es su esposa y con la que tiene una hija— y, motivado por aquel encuentro y por el entusiasmo de aprender de la cultura europea, decidió quedarse. Un viaje de tres meses trazó el rumbo de una travesía que cambió su destino. «Desde el principio tuve claro que tenía que hacer algo. Quería pintar y exponer mi obra».

Le pregunté cuál era la dificultad más grande a la que se ha tenido que enfrentar como artista en un país extranjero y me respondió lo siguiente: «Ser reconocido como artista», y «las personas, cuando no tienes un trabajo normal, algo como lo que hace todo el mundo, te ven de manera un poco extraña. Les cuesta trabajo aceptar que eres un artista y que te pasas el día creando». Por otra parte me dijo que su obra ha incomodado a algunas personas. «Pero la tarea del artista también es provocar». Para Marcos Aranda González el mundo del comercio del arte es como el mundo de la prostitución. La mayoría de las galerías están más preocupadas en vender que en la creación artística.

Su taller está ubicado a un lado de su casa, en un espacio que hace muchos años fue un rastro —un matadero de ganado—. Está repleto de caballetes, pinturas, herramientas, lienzos, paletas, solventes y algunos objetos extraños que le gusta coleccionar. La temperatura es baja y no hay calefacción. Marcos dice que durante el invierno suele ir a trabajar a una academia. Siempre trabaja con acrílico, pero también combina técnicas mixtas: laca, óleo, periódico, arenas, esmaltes, etcétera. Lo que busca con la mezcla de estos materiales es dar una mayor profundidad emocional y un mayor significado a sus pinturas.

He podido identificar dos períodos en su trayectoria artística: el período mexicano y el período mixto. El primero tiene influencias de los muralistas mexicanos: José Clemente Orozco, Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros… y José Luis Cuevas, el representante de la generación de la ruptura…». En las pinturas de esta época vemos una fuerte carga social, con colores intensos, casi agresivos. En la segunda etapa, el artista incorporó elementos que surgieron de los estudios que ha realizado sobre la escuela flamenca. «Además de que ya, desde México, me gustaba mucho Rubens», me explicó. De los flamencos, Jan van Eycke es uno de los que ha ejercido más influencia en su obra. Pero también tiene influencias del surrealismo. En especial del, así llamado, grupo Cobra: Pierre Alechinsky, Corneille, etcétera. «México es un país surrealista», piensa.

mag2.jpg
Émigration 

En el primer período, Marcos Aranda González realizó algunas pinturas en las que se puede apreciar su inquietud por los problemas sociales contemporáneos. «El mundo va mal ¿no? ¿Adónde nos ha llevado el neoliberalismo? A veces hay que pintar sobre lo que es monstruoso, porque la realidad no es siempre lo que parece. Vivimos en una sociedad angustiada, por más que esté disfrazada de confort. El mundo moderno es una paradoja».

mag3.jpg
La délicate sortie de l'ombre 

Después de la etapa anterior pintó muchos árboles. «Me gustan los árboles. Me gustan por el viaje. Por la emigración. Cuando llegué a Bélgica me inquietaba mucho todo el fenómeno de la emigración; el cambio de un país a otro. ¿Tú sabes que los árboles viajan?», me preguntó. Entonces me habló de los árboles en África, cuyas semillas recorren largas distancias. Es curioso notar que, en un inicio, las ramas aparecen desnudas. Los pintó durante sus primeros años en el país, cuando las cosas no eran muy fáciles para él. Marcos no se considera a sí mismo un desarraigado. No llegó al país para buscar fortuna ya que en México el trabajo no le faltaba. A diferencia de otros inmigrantes, se adaptó a la cultura, aprendió una de las lenguas del país y buscó la manera de participar en la vida de su comunidad. En sus obras posteriores a esta primera etapa algunos árboles ya tienen hojas; quizá, como un reflejo de los progresos que él hacía en su vida personal y en su trabajo artístico. En éstos parece haber mucho de los estados anímicos del artista, pero también de su país de acogida. Ha creado algunos de ellos con técnicas de collage, donde aparecen aviones y otros símbolos, que me han recordado a los cuadros de Jean-Michel Basquiat, el genial pintor de Nueva York. Cuando le pregunté a Marcos si pensaba en esos símbolos, me dijo que él casi siempre trabaja desde el inconsciente. «Los símbolos se revelan poco a poco, algunas veces después de algún tiempo», me dijo. Las figuras de algunos de sus árboles surgen de la niebla. «El clima influye en las personas y en el arte». Sólo hay que recorrer Bélgica, durante el invierno, para mirar cómo baja la niebla, cubriendo las ciudades y la campiña.

mag4.jpg
Introspection 

Actualmente pinta retratos. Su taller está repleto de grandes lienzos con retratos de rostros humanos. El primero es uno de Francis Bacon, pintor por el que tiene una gran admiración. Los siguientes son retratos de estudiantes de pintura —en su mayoría mujeres— que modelan para él. «Me interesan los retratos porque la vida de las personas se marca en sus rostros», dijo. Piensa que él mismo aparece siempre en sus retratos. Y es que el artista nunca logra sustraerse de su obra. Su pintura me gusta porque me mueve. Toca partes de mi interior que no habían sido tocadas con anterioridad. Sus retratos me provocan un sentimiento de angustia. «En mi obra siempre está siempre presente la angustia «la angoisse», me dijo Marcos. En sus cuadros es común ver elementos en contraposición: lo viejo y lo nuevo, por ejemplo. También el paso del tiempo. «Un artista trabaja con sus obsesiones». Le dije que todo artista tiene una búsqueda y le pregunté cuál era la suya. Me respondió: «Sería vanidoso decir que la he encontrado. Si mi búsqueda estuviera clara… ya lo habría solucionado. No habría más búsqueda».

mag5.jpg
Sin título 

Al final de mi conversación con el pintor Marcos Aranda González y, luego de haber tenido un acercamiento con algunos fragmentos de su vida y obra, le pregunté si podía hacer una reflexión final. «¡La lucha del artista es ser uno mismo!», me dijo. «Lo más importante en la vida es saber de dónde viene uno y hacia dónde va, que no siempre es fácil. Esos son nuestros viajes a los que me refería cuando te hablé de los árboles».

Mons, Bélgica. Abril 30, 2015.

Fotografías: Marcos Aranda González

Autor:

Fecha: 
Viernes, 01 de Mayo 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1564 - Fallece el pintor y escultor italiano Miguel Ángel

Un día como hoy, en el año 1564, fallecía en Roma el célebre artista italiano Miguel Ángel. Autor de la famosa escultura de El David y de las pinturas de la bóveda de la Capilla Sixtina, es considerado uno de los más grandes artistas de la historia. Su vasta producción abarca distintas disciplinas: la escultura, la pintura y la arquitectura.

Nació el 6 de marzo de 1475 en Caprese bajo el nombre de Michelangelo Buonarroti. Desde muy joven mostró un profundo interés por el arte y un gran talento, sobre todo para la escultura. Comenzó sus estudios artísticos en Florencia, luego residió en Venecia, Bolonia y posteriormente en Roma, donde realizó sus obras más importantes. Esculpió El David entre los años 1501 y 1504.  La escultura de mármol blanco de 5,17 metros de altura representa al Rey David en el momento previo a enfrentarse con el gigante Goliat. Es considerada una obra maestra de la época renacentista, y una de las esculturas más famosas del mundo. Cuatro años después de finalizada la obra, Miguel Ángel comenzó sus trabajos en la bóveda de la Capilla Sixtina, a pedido del Papa Julio II. Otras de sus grandes obras son El Juicio Final, también realizado en la Capilla Sixtina, y los frescos de la Capilla Paulina: La Conversión de San Pablo y El Martirio de San Pedro. 

Fecha: 
Jueves, 18 de Febrero 2016 - 09:40

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1894 - Nace el ilustrador Norman Rockwell

Norman Percevel Rockwell (3 de febrero de 1894, Nueva York – 8 de noviembre de 1978, Stockbridge) fue un ilustrador,fotógrafo y pintor estadounidense célebre por sus imágenes llenas de ironía y humor.

Su infancia fue feliz, viajando y pasando los veranos en Nueva Jersey junto con su familia. Desde pequeño dio muestras de un gran talento para el dibujo, comenzando con unos acorazados que gustaron mucho a los niños de su localidad. Alrededor de1908 descubre que su verdadera vocación es, definitivamente, la ilustración, y por ello asiste todos los días desde ese año a las clases de arte de la Chase School en Manhattan.

A los quince años, abandona definitivamente los estudios para ir a la National Academy School, donde hacía copias de vaciados en yeso, costumbre propia de muchos artistas del siglo XIX, a modo de aprendizaje.

En 1910, Rockwell se trasladó a la Art Students League, donde aprendió anatomía e ilustración, perfeccionando sus conocimientos previos, con maestros como George Bridgman o Thomas Fogarty.

Sin embargo su carrera se verá para siempre inmortalizada por su empleo como ilustrador oficial del Saturday Evening Post, una revista de actualidad y sociedad; su primera portada data de 1916; Norman Rockwell trabajó para esta revista hasta 1963. Sus portadas, anuncios, ilustraciones y demás publicidad han sido repetidas e imitadas hasta la saciedad, símbolo del típico ilustrador virtuoso norteamericano: hizo publicidad para McDonald's o Coca-cola, cereales, chicles, neumáticos, etc.

Rockwell reconocía al también gran ilustrador Joseph Christian Leyendecker como influencia e inspiración y así lo menciona en su autobiografía My Adventures as an Illustrator (Mis aventuras como ilustrador). Rockwell fue también amigo personal de Leyendecker.

Fecha: 
Viernes, 03 de Febrero 2017 - 10:00

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1989 - Fallece Salvador Dalí

Salvador Felipe Jacinto Dalí nace en Figueras (España) en 1904. Entre 1921 y 1925 estudia en la Academia San Fernando de Madrid donde entabla amistad con el poeta Federico García Lorca y el cineasta Buñuel. En 1925 la Galería Dalmau de Barcelona le organiza su primera exposición personal, exposición a partir de la cual Picasso y Miró empiezan a interesarse por sus trabajos. Dalí se deja influir primero por el futurismo, por el cubismo después (1925). En abril de 1926 Dalí viaja por primera vez a Paris donde visita a Picasso. En su segundo viaje a París, en 1929, asiste al rodaje de la película de Buñuel “El perro Andaluz“ de la cual Dalí es coguionista, y Miró le presenta al grupo de los surrealistas. Dalí encuentra a André Breton y ……a Gala, su futura esposa y musa (casada en aquel entonces con Paul Eluard). Adhiere al movimiento surrealista en 1929. Dalí se interesa por las teorías sicoanalíticas de Freud y define su método “paranóico-critico“. Pinta en aquel periodo espacios oníricos y fantasmagóricos poblados de elementos simbólicos : relojes blandos, muletas, animales fantásticos, personajes retorcidos. Dalí que se calificaba a sí mismo de “caníbal”, “megalomaníaco” y de “perverso polimorfo” muere en Barcelona (España) en 1989.

Fecha: 
Martes, 23 de Enero 2018 - 09:40

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1866 - Nace Wassily Kandinsky

Nace en Moscú (Rusia), Wassily Kandinsky artista que en sus obras pintará sus sentimientos internos en una búsqueda de lo espiritual al interpretar lo que él siente al ver el mundo. Será, de alguna manera, despreciado y muy criticado por esta nueva forma de pintar. Por ello será considerado el inventor de la pintura abstracta. 
 

Fecha: 
Viernes, 16 de Diciembre 2016 - 10:00

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1864 - Nace Henri de Toulouse-Lautrec

Henri Marie Raymond de Toulouse-Lautrec (Albi, 24 de noviembre de 1864-Saint-André-du-Bois, 9 de septiembre de 1901), conocido simplemente como Toulouse Lautrec, fue un pintor y cartelista francés que se destacó por su representación de la vida nocturna parisiense de finales del siglo XIX. Se lo enmarca en la generación del postimpresionismo.

Lautrec fue fundamentalmente un dibujante e ilustrador, tareas que le permitieron subsistir. Sus pinturas al óleo son comparativamente escasas y apenas las expuso en vida. Al contrario que Van Gogh, su «malditismo» o fama de persona marginal no implicaron que fuese un artista fracasado; y de hecho fue muy popular por sus ilustraciones y carteles publicitarios. Aportó quince diseños al semanario Le Rire y también ilustró el programa de mano del estreno teatral de Salomé de Oscar Wilde

Fecha: 
Viernes, 24 de Noviembre 2017 - 09:40

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1957 - Fallece Diego Rivera

Diego Rivera fue un destacado muralista mexicano de ideología comunista, famoso por plasmar obras de alto contenido social en edificios públicos. Fue creador de diversos murales en distintos puntos del centro histórico de la Ciudad de México, así como en la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo, y en otras ciudades mexicanas como Cuernavaca y Acapulco, así también algunas otras del extranjero como Buenos Aires, San Francisco, Detroit y Nueva York. Fue el esposo de Frida Kahlo, con quien mantuvo una agitada relación sentimental. Falleció en la Ciudad de México.

Fecha: 
Viernes, 24 de Noviembre 2017 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1881 - Nace Pablo Picasso

Un día como hoy, en el año 1881, nacía uno de los pintores más famosos del mundo, Pablo Ruiz Picasso, en Málaga, España. Precursor del movimiento cubista, fue una gran influencia en la pintura y la escultura del siglo XX.

De joven estudió arte en Barcelona y se trasladó a París en 1904, donde conoció a otros grandes artistas como André Bretón, Guillaume Apollinaire, Alfred Jarry y Gertrude Stein. Por esa época, en 1907, pintó su famoso cuadro “Las señoritas de Avignon”, en el cual se veía su influencia y fascinación por el arte primitivo y las esculturas africanas. Esta obra supone un punto de inflexión en el arte, ya que abrió las puertas al cubismo y al arte abstracto. Con su amigo y colega Georges Braque, Picasso comenzó a pintar formas geométricas de manera analítica. Uno de los mayores logros de esta técnica es su cuadro “Los tres músicos” (1921). En el año 1937 pintó uno de sus cuadros más famosos, considerado por muchos como su obra maestra, el “Guernica”. Este cuadro, de grandes dimensiones (3,50 x 7,80m) está basado en el bombardeo de Guernica, ocurrido el 26 de abril de ese mismo año durante la Guerra Civil española.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Picasso permaneció en Francia, pero luego de la ocupación alemana su obra fue prohibida. En 1944 se unió al Partido Comunista francés. Picasso continuó trabajando prolíficamente como pintor, escultor, ceramista y diseñador hasta sus 90 años. Murió el 8 de abril de 1973 en Mougins, Francia.

Fecha: 
Miércoles, 25 de Octubre 2017 - 10:00

Efemérides:

Redes sociales: 
1