Se encuentra usted aquí

pib

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Empresas latinoamericanas, nativas globales

Junto a la explosión tecnológica de las últimas tres décadas, se han venido dando nuevos paradigmas en todos los ámbitos del quehacer humano. Hay cambios sustanciales en la comunicación, en los trabajos, en los negocios y en la sociedad. El impacto digital ha creado un nuevo orden que provoca transformaciones profundas y una nueva generación de fenómenos económicos, políticos y sociales. Es el caso de las compañías nativas globales, que ya son parte de la nueva realidad en el mundo y en Latinoamérica.

El modelo de crecimiento tradicional de las empresas del siglo XX se ha agotado frente a un mundo globalizado, digital e hiperconectado. El esquema de las empresas tradicionales, que nacían en los países y al crecer se internacionalizaban, convirtiéndose en transnacionales, pero conservaban su anclaje en el lugar donde nacieron, ha quedado obsoleto. El rol tradicional requiere demasiado tiempo, y ese es un factor crítico que puede marcar la diferencia hoy y en el futuro.

Ahora, las empresas se saltan las etapas tradicionales y, desde su concepción, nacen con un sentido y enfoque global, y están orientadas en aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado global, potenciando su operación y crecimiento con el uso intensivo de la tecnología.

Mucho tiene que ver el hecho de que si bien las pequeñas y medianas empresas (PYMEs) de la región de América Latina y el Caribe son 95% del total de las empresas y emplean a 67% de los trabajadores, sólo representan la tercera parte del PIB de la región y menos del 15% de ellas exporta. Al contrastar estas cifras con el caso de las PYMEs europeas hay diferencias abismales: representan 60% de la producción total de la región y 40% son exportadoras (https://blogs.iadb.org/integracion-comercio/es/companias-nativas-globales/).

Esta realidad motiva a que más PYMEs latinoamericanas se atrevan a idear desde su nacimiento ser empresas nativas globales e integrarse al nuevo tipo de compañías que empiezan a ser relevantes en la economía global.

Las organizaciones nativas globales se caracterizan por contar con tres elementos:

  • Capital humano de elevada capacidad técnica y estratégica. Este es el factor crítico del nuevo modelo de empresas. Las capacidades técnicas sobresalientes, el entendimiento de la nueva economía global, basada en el conocimiento y en red, son fundamentales para nacer y sobrevivir en un mercado abierto de oportunidades, pero también de grandes y poderosos competidores. El dominio técnico es determinante.
  • Tecnología intensiva y de frontera. Estar a la vanguardia tecnológica en los procesos operativos y de relación con sus aliados y clientes les permite a este tipo de empresas lograr niveles de eficiencia competitivos similares a los de sus pares globales.
  • Redes globales. Para mantener y elevar sus niveles competitivos, este tipo de compañías forman parte de ecosistemas con centros de investigaciones y universidades, redes de experto, organizaciones aliadas y emprendedores que les permiten impulsar un perfil innovador, ágil y flexible. (https://blogs.iadb.org/integracion-comercio/es/companias-nativas-globales/).

Hay datos que respaldan el cambio radical de las PYMEs latinoamericanas para convertirse en jugadoras nativas globales: para 2022 se digitalizará más de 50% del PIB de América Latina; y entre 2019 y 2022, habrá $380,000 millones de dólares en TIC (http://ar.idclatin.com/releases/news.aspx?id=2439).

Para apoyar esta transformación de las empresas de la región, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha lanzado una plataforma social denominada ConnectAmericas, que ofrece acceso a comunidades de clientes, proveedores e inversionistas de la región y el mundo, segmentados por industria.

Asimismo, ofrece información sobre los procedimientos y regulaciones del comercio internacional, y sobre las oportunidades de financiamiento disponibles en los países de la región (https://connectamericas.com/es).

Los cambios tecnológicos poco a poco impulsan el rediseño de los modelos tradicionales, como es el caso del que existía en las empresas en el siglo pasado. Los tiempos se aceleraron y las PYMEs tienen que entenderlo para sobrevivir y competir en un mundo abierto, conectado y altamente peleado.

 

Contacto: www.marcopaz.mx, alfil3000@gmail.com, Twitter @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 30 de Octubre 2019 - 11:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 30 de Octubre 2019 - 13:20
Fecha C: 
Jueves, 31 de Octubre 2019 - 02:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Si falla el estimado del PIB, el SAT sacará de apuros al gobierno

El secretario de Hacienda Arturo Herrera explicó ayer porqué es importante el cálculo del producto interno bruto (PIB) para elaborar el Paquete Económico que cada año somete a consideración del Congreso el presidente de la república.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, Herrera dijo que “la parte más importante” del Paquete Económico 2020 “son los supuestos macroeconómicos que vienen dentro del marco macro que viene dentro de los Criterios Generales de Política Económica. Las diferentes variables que aparecen en el marco macro son las que nos permiten, son las que apoyan la memoria de cálculo para las diferentes variables. Por ejemplo, el primero de ellos es el crecimiento económico del PIB (producto interno bruto) que estamos estimando con un rango de entre 1.5 y 2.5%”. Señaló que lo eso es relevante porque, “entre otras cosas, los ingresos son proporcionales a la actividad económica. Si el crecimiento es mayor, si el PIB es mayor hay un mayor ingreso sobre la renta, hay un mayor IVA”.

Mejor no podría haberlo explicado el titular de la SHCP: la Ley de Ingresos (LIF) y el Presupuesto de Egresos (PEF) para 2020 se basan, primordialmente, en el estimado del crecimiento del PIB para ese año.

Y porque el futuro es incierto y las estimaciones de la SHCP suelen fallar año tras año, a partir de 2020 el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tendrá nuevas atribuciones que le permitirán ser más eficiente para alcanzar sus metas recaudatorias a pesar de que el PIB no crezca de acuerdo al estimado. El mismo Herrera lo anticipó la semana pasada cuando dijo que “a través del SAT sí vamos a tomar decisiones que no son inusuales en otras economías, pero que probablemente van a ser nuevas en México. Lo que le vamos a pedir al SAT es que cobre correctamente y estamos en esa tónica”.

El gobierno de AMLO le propone varias cosas al Congreso para lograr que el SAT lleve más dinero a la tesorería federal, entre ellas: que las transacciones comerciales que se realicen a través de plataformas digitales como Netflix, Uber, Spotify, Airbnb, Amazon, Alibaba y Mercado Libre paguen el IVA e ISR correspondientes; que quienes arriendan bienes muebles expidan un comprobante fiscal digital por internet (CFDI) a sus inquilinos; que las bebidas saborizadas, incluidas ahora las energizantes, paguen un IEPS de 1.2705 pesos por litro en vez del 1.17 que actualmente pagan; que el IEPS suba de 0.35 a 0.4980 pesos por cada cigarro vendido o importado.

En lo que va de la actual administración el SAT ha demostrado ser sumamente eficiente bajo la dirección de Margarita Díaz-Farjat, ya que pese a que el PIB no ha aumentado como se estimó originalmente, sí ha aumentado la recaudación tributaria.

Hace unos días Díaz-Farjat anunció que al durante el periodo enero-julio la recaudación fue 2.4% superior a la del mismo periodo de 2018 y que durante el mismo periodo se incrementó 8% el padrón de contribuyentes y 16% la emisión de facturas electrónicas. O sea, el SAT ha sacado de apuros al gobierno.

Los Criterios Generales incluyen los estimados de inflación, precio de la mezcla mexicana del petróleo de exportación y la tasa de cambio peso-dólar. De eso comentaré en otra oportunidad.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Martes, 10 de Septiembre 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 10 de Septiembre 2019 - 21:40
Fecha C: 
Miércoles, 11 de Septiembre 2019 - 08:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frontera a Frontera: ¡La ZEE Puerto Chiapas Vive!

Cuando viene un cambio en nuestras vidas, pareciera que todo se detiene, que tiene deja vu es (término francés que significa “ya visto”). Esta sensación no solo es mental, sino que en el caso de la 4ª Transformación las cosas han sido así. Llegando el grado que algunos sientan que la crisis está tocando a la puerta de sus vidas, ya que han vivido estas crisis económicas en su infancia.

Lo primero que ha hecho el Sr. Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador fue haber realizado un balance de la situación económica que vivíamos. Aunque él sabía que era mala, debía saber verdaderamente donde estaba parado y de ahí dar el primer paso, al principio todos lo vimos que caminaba como en cámara lenta, pero hoy ya se están dando pasos firmes para que el cambio de régimen se dé.

No se veían detenciones al principio, pero ahora ya están ahí, firmes y contundentes las acusaciones que están derivando en detenciones y luchas jurídicas dignas de la “Ley y el Orden”.

Lo que me llama más la atención es la manera en que el Sr. Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador está haciendo las cosas, de manera muy sagaz, estratégica y con resultados como las detenciones de poderosos narcos que cimbran las cúpulas de los carteles más poderosos de nuestro país. López Obrador se mueve entre bambalinas, escucha por aquí, escucha por allá, ve las informaciones de inteligencia, ve las informaciones de las redes y de repente da el zarpazo a través de las instancias federales correspondientes. Sin mancharse las manos, pero él decide todo… Desde el “Bonillazo” que abre las puertas a la ampliación de periodos de gobiernos de todo tipo, hasta la “Ley del Garrote” en su natal Tabasco con el mensaje implícito… “Si lo hice con mi gente, lo puedo hacer en todos lados”.  

Está cambiando todo, unas cosas definitivamente como el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México en Texcoco y otras las “cancela” como las Zonas Económicas Especiales y las mantiene “agonizantes y huérfanas” para que después por medio de aliados en las localidades, surjan voces que piden vehementemente que el Sr. Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador salve la situación.           

En Tapachula se está dando este fenómeno. Por lo que las fuerzas vivas ya comenzaron a alzar la “Voz” para que se reactive la Zona Económica Especial de Puerto Chiapas y se aplique un programa igual que el Programa de la Zona Libre de la Frontera Norte en la frontera sur.       

Sr. Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador sabe que la aplicación de estos dos planes de desarrollo para la Frontera Sur y sus ciudadanos vendrá a darle al Producto Interno Bruto, a la Tasa de Empleos y al Desarrollo Social el impulso que el está esperando mucho más al alza del 0.1%.

Yo en lo personal no entendía, como muchos analistas encumbrados por qué el Sr. Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador celebraba con tanta vehemencia el alza del 0.1% del P.I.B. hasta que me lo explicó el líder máximo de MORENA en Tapachula al compartirme una información al respecto y lo que pude deducir es que esta medición tan celebrada se debe a que el favor de la baja sensible de la corrupción ha frenado la caída de toda la economía, porque se ha invertido en la gente todo lo que se robaban anteriormente.

Pero… ¿Que tiene que ver eso con la ZEE de Puerto Chiapas? Tiene que ver con que en Tapachula se está llegando a ordenar totalmente a la ciudad y a eliminar de la misma manera la corrupción en todos los sentidos, esto a pesar de que al Sr. Presidente Municipal Oscar Gurria Penagos lo estén atacando el “Fuego Amigo” de los que se dicen ser de MORENA y hasta ser amigos del Sr. Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.

La Zona Económica Especial de Puerto Chiapas está inerte pero no muerta. En fecha recientes le inyectaron un hálito de vida con la aprobación de 14 mdp para la subcontratación de personal. Es un pequeño paso, pero ahí se había quedado, en esa etapa.

Esto sumado a las voces de gente representativa en nuestra 4ª transformación viene a darle nuevas esperanzas a los inversionistas que quieren invertir en Chiapas y sobre todo a la gente que se sigue preparando académicamente porque ya están muy adentrados en los estudios para dejarlos tirados como pretendían dejar tirada a la Zona Económica Especial de Puerto Chiapas.

El tiempo lo dirá…

54 años

Cuando tenía 15 años veía muy lejos la fecha en que cumpliría los 54 años que estoy cumpliendo hoy, pero en verdad les digo que el tiempo se ha ido como agua entre las manos.

Mucha experiencia y en el balance al día de hoy son más las alegrías que las desventuras.

En esta fecha quiero agradecer a la infinidad de personas que han hecho que el balance al día de hoy sea así y viendo para atrás nuevamente veo que no he caminado solo, sino que Dios Nuestro Señor me ha acompañado todo el camino… ¡Gracias Dios Mío!

Fecha: 
Lunes, 05 de Agosto 2019 - 13:30
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 05 de Agosto 2019 - 15:45
Fecha C: 
Martes, 06 de Agosto 2019 - 04:45
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿En realidad puede generar desarrollo económico la 4T?

Ante la presión de la prensa por el bajo crecimiento de la economía mexicana, el presidente López Obrador insertó en la opinión pública el debate del desarrollo sobre el crecimiento económico, al argumentar “hoy la situación económica está mejor ya que hay más circulante abajo, tiene más dinero el pueblo”.

Según la perspectiva del presidente y de su proyecto, el desarrollo económico del país se logra al incrementar el nivel de ingresos de la población, mediante una serie de programas sociales que redistribuyen los recursos del gobierno federal. Estos 9 programas consisten en literalmente entregarle dinero directamente a la población, y planean que el 41% de la población del país esté cubierta por uno o varios de estos programas.

Basándonos en la teoría económica, el desarrollo económico se logra cuando un país logra incrementar la calidad de vida de sus ciudadanos a través de los siguientes indicadores

  • Incremento del ingreso (PIB per cápita)
  • Incremento del nivel educativo
  • Incremento en la calidad de las viviendas de la población
  • Incremento de la expectativa de vida de los ciudadanos

De acuerdo con la teoría, el enfoque del presidente es correcto, ya que mediante los programas sociales que le entregan dinero a la población sus ingresos se incrementaran, lo que permite que estas personas incrementen sus gastos, lo cual eventualmente activará la economía de las zonas más marginadas del país.

Pero el problema es que este incremento es completamente artificial, ya que dicho incremento es solo resultado del apoyo gubernamental, y una vez que este apoyo se termine o se reduzca también lo hará el nivel de ingresos de estas personas, incluso para mantener estos programas el mismo gobierno ha desviado recursos de otras áreas de la administración pública, que incluso han afectado la calidad de la seguridad social, programas de salud, financiamiento a universidades entre otros, lo que eventualmente afectará al nivel educativo y a la expectativa de vida de los Mexicanos.

Tras 8 meses de gobierno, las acciones de la 4T nos dejan muy clara su estrategia sobre los programas sociales que buscan distribuir dinero en la población más vulnerable, mientras que al mismo tiempo no nos han dejado claro cuál es la estrategia para crear empleo reales que no dependan de programas gubernamentales, No existe un solo caso exitoso de incremento en el desarrollo económico de un país, que no haya estado fundamentado en la creación de empleos, como por ejemplo el caso de China quienes incentivaron la creación de empleos en lo que fuera, ya que contaban con una población poco educada, y dichos empleos fueron mejorando su nivel de ingresos al ritmo en que el nivel educativo de la población se fue incrementando.

De igual manera el diagnóstico del presidente también es correcto, al indicar que la enorme desigualdad del país es una causante de la pobreza, ya que como también lo indica, las políticas neoliberales que se aplicaron en México fallaron, debido a que concentraron los beneficios del crecimiento económico del país en unas pocas personas. Pero las políticas de distribución del gasto público, que consisten en entregar dinero directamente a la población, tampoco reducirán los niveles de desigualdad del país, estos programas solamente ayudan a mitigar un poco las carencias de la población, pero la desigualdad del ingreso se mantendrá casi intacta: Además la 4T carece de políticas o programas que realmente reduzcan la desigualdad, como por ejemplo leyes e instituciones en materia laboral que nivelen el poder de negociación de los trabajadores para buscar mejores salarios,, o leyes que mejoren la regulación en materia de competencia económica, que permitan nivelar la competitividad de las PyMES con las empresas grandes o transnacionales.

Si la única manera sustentable a largo plazo de crear desarrollo económico es mediante la creación de empleos reales que obedezcan a las necesidades del mercado, entonces la función principal del gobierno es la de crear las condiciones necesarias para que las empresas crezcan y generen empleos. La 4T ha fallado en generar dichas condiciones, no solo la certidumbre que tanto sé a mencionado en la prensa, tampoco se ha presentado un plan nacional de infraestructura más allá del aeropuerto de la ciudad de México, la refinería y el tren Maya, ya que no se necesita un gran análisis para detectar las marcadas carencias de nuestro país en materia de vías de comunicación, puertos aeropuertos y aduanas. 

Por lo tanto, cada que el presidente nos quiera desviar el tema sobre si es más importante el desarrollo o el crecimiento económico, lo que en realidad debemos reclamar es la creación de empleos reales, ya que solo creando más y mejores empleos se logrará un verdadero desarrollo económico, y hasta este momento no queda nada claro como la 4T planea crear empleos.

Fecha: 
Viernes, 02 de Agosto 2019 - 13:15
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 02 de Agosto 2019 - 15:30
Fecha C: 
Sábado, 03 de Agosto 2019 - 04:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Sí hay verdaderas buenas noticias

La “buena noticia” que el presidente Andrés Manuel López Obrador presumió el miércoles pasado fue el mediocre 0.1% de crecimiento de la economía durante el segundo trimestre de este año, según el cálculo preliminar que un día antes dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Sin embargo, con tal de denostar a quienes equivocadamente habíamos pronosticado que la economía estaba en recesión, Andrés Manuel perdió la oportunidad de dar a conocer otros datos que el martes y miércoles también difundió el INEGI, los que indican que el producto interno bruto (PIB) de algunos estados creció de manera importante durante el primer trimestre del año.

Efectivamente, el miércoles 30 de agosto el INEGI dio a conocer su Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (cifras durante el primer trimestre de 2019) que muestra que “las entidades federativas que tuvieron el mayor incremento respecto al trimestre inmediato anterior en su actividad económica fueron: Tlaxcala, Sinaloa, Baja California, Yucatán, Colima, Hidalgo, Morelos, Coahuila de Zaragoza y San Luis Potosí”.

De acuerdo con el INEGI, el crecimiento económico de estos estados durante el primer trimestre de este año respecto al cuarto trimestre del año pasado, fue así: Tlaxcala 4.4%, Sinaloa 2.4%, Baja California 2.1%, Yucatán 1.8%, Colima 1.6%, Hidalgo 1.6%, Morelos 1.2%, Coahuila 1.1% y San Luis Potosí 1.0%.

Con base en estos datos, quienes sí podían haber presumido buenas noticias el miércoles pasado eran los gobernadores de Tlaxcala, el priista Marco Antonio Mena; de Sinaloa, el priista Quirino Ordaz; el de Baja California, el panista Kiko Vega; el de Yucatán, el panista Mauricio Vila; el de Colima, el priista José Ignacio Peralta; el de Hidalgo, el priista Omar Fayad; el de Morelos, el pesista Cuauhtémoc Blanco; el de Coahuila, el priista Miguel Ángel Riquelme; y el de San Luis Potosí, el priista Juan Manuel Carreras.

El PIB decreció en el primer trimestre en relación al último de 2018 en Aguascalientes -3.9%, Baja California Sur -2.5%, Ciudad de México -1.4%, México -1.4%, Oaxaca -1.2%, Guanajuato -0.8%, Chiapas -0.4%, Jalisco -0.4%, Sonora -0.4%, Zacatecas -0.4%, Chihuahua -0.1%, Quintana Roo -0.1%, y Tabasco -0.1%.

Los 10 estados restantes crecieron entre 0.1% (Nayarit) y 0.8% (Campeche).

Todos estos números los podría haber utilizado antier AMLO para decirnos que 21 de las 32 entidades registraron crecimientos superiores a 0.4% en el primer trimestre, que nueve de ellos crecieron más del 1.0%, que tres lo hicieron en más del 2.0% y uno superó el 4.0%.

Es más, ya encarrerado, podría haber añadido que en el primer trimestre del año en curso 19 estados registraron un aumento del PIB respecto al primer trimestre de 2018. Algunos de ellos crecieron espectacularmente, como Sinaloa (6.1%), Nuevo León (3.3%) y Yucatán (3.1%), otros arriba del 2.0% (Baja California, Baja California Sur, Colima, Chihuahua, Quintana Roo, Tlaxcala y Veracruz.

Andrés Manuel enfrenta el embate cotidiano de quienes se niegan a que muera el viejo régimen de privilegios y clases doradas. La mejor manera para enfrentar esos ataques es demostrando que sí ocurren cosas buenas en México y que sí hay buenas noticias.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: Bruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 02 de Agosto 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 02 de Agosto 2019 - 21:45
Fecha C: 
Sábado, 03 de Agosto 2019 - 09:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Por un pelito!

Tuiteé ayer en la mañana: “La economía creció 0.1% en el segundo trimestre. Ahora @lopezobrador_ se está burlando, y con razón, de quienes pronosticamos que iba a decrecer y, por lo tanto, estaríamos en recesión. Estas son cifras preliminares y habrá que esperar hasta el 23 de agosto para que el INEGI dé las cifras definitivas. Curiosamente, @lopezobrador ahora cree en las cifras proporcionadas por el @INEGI_INFORMA al que califica como neoliberal. Ni modo, a aceptar, por el momento, que nos equivocamos, aunque el crecimiento haya sido mínimo. Ojalá el 23 se corrobore”.

Poco antes, el presidente Andrés Manuel López Obrador inició su conferencia matutina diciendo: “Amanecemos con una buena noticia. Dio a conocer el INEGI los resultados del crecimiento económico en el segundo trimestre y, contrario a lo que pronosticaban algunos de que se iba a caer la economía y que íbamos a entrar en recesión, afortunadamente la economía creció, de acuerdo a los datos del INEGI. No les funcionó su pronóstico a los expertos (…) insistir tanto en la recesión sí lleva a crear dudas, cierta incertidumbre…”.

Acto seguido explicó de nuevo en qué consiste su política económica: “Se insiste mucho en que no hay crecimiento porque no hay gasto. Esto demuestra de que sí, con austeridad, gastando bien, se puede crecer. ¿Qué es lo que ha habido? Gasto, pero bien orientado, a los que más lo necesitan. Es también reactivación de la economía, nada más que abajo, porque lo que queremos es una modernidad surgida, forjada desde abajo y para todos. Esto no lo alcanzan a entender los tecnócratas neoliberales, ellos nada más apuestan a lo de arriba (…) [a] grandes inversiones de capital con empresas automatizadas de poca generación de mano de obra…”.

Antes de aceptar la primera pregunta, AMLO habló durante poco más de 15 minutos y medio. Casi al final de su intervención mencionó otros factores positivos: “Inflación también a la baja, aumento en el consumo popular, incremento de salario en términos reales (…) el promedio del salario de los asegurados en el IMSS es de los más altos en los últimos tiempos, y en empleo también, muy bien, sobre todo por los programas que se están impulsando [Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida]”.

Como era de esperarse, en las redes sociales se dio una fuerte discusión entre quienes apoyan al presidente y sus detractores.

Los primeros criticaban a los segundos por no creer en el presidente y desear que fracasara, y estos intentaban, inútilmente, convencer a aquéllos de que un crecimiento del 0.1% es raquítico.

Imposible que se pusieran de acuerdo, como ha ocurrido desde siempre cuando dos o más personas analizan u opinan sobre el presidente, sus dichos, actos y gobierno.

Nos guste o no, la economía no está en recesión, por lo menos según la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto que difundió ayer el INEGI, que en su comunicado explicó que “las estimaciones oportunas proporcionadas en este comunicado podrían cambiar respecto a las cifras generadas para el PIB trimestral tradicional, las cuales se publicarán el próximo 23 de agosto”.

El presidente nos ganó esta vez, aunque sea por un pelito, y aunque el crecimiento del PIB haya sido insignificante, mejor eso a que haya decrecido.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 01 de Agosto 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 01 de Agosto 2019 - 21:40
Fecha C: 
Viernes, 02 de Agosto 2019 - 08:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Crecimiento no es desarrollo

Ayer, durante su conferencia de prensa cotidiana, el presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió al Producto Interno Bruto (PIB) y dijo: “De una vez les adelanto y los convoco a los del Fondo Monetario Internacional, a los expertos, a los tecnócratas, a los nostálgicos del neoliberalismo, a que veamos si es lo mismo crecimiento que desarrollo, porque nosotros ya no vamos a utilizar solo como parámetro el crecimiento, porque crecimiento es que se genere riqueza, pero puede ser que ese crecimiento signifique solo acumulación de riqueza en unos cuantos”.

Andrés Manuel sostiene que el bienestar de los mexicanos no debe medirse por el PIB, sino de otras maneras y es claro al explicar que crecimiento y desarrollo no significan lo mismo, porque crecimiento es el aumento del PIB de una economía en un período de tiempo determinado y desarrollo es la capacidad que tiene una economía para satisfacer, por lo menos, las necesidades básicas de su población.

Los gobernantes de México insistieron durante las décadas que el PIB per cápita era un buen indicador del nivel de desarrollo de nuestro país. Durante ese periodo me opuse a esta posición.

Por ejemplo, el 4 de enero de 2011 escribí lo siguiente:

“El mismo [Simon] Kuznets [inventor del indicador del PIB y ganador del Premio Nobel de Economía 1971] dijo que ‘es muy difícil deducir el bienestar de una nación a partir de su PIB per cápita’ porque ‘hay que tener en cuenta las diferencias entre cantidad y calidad del crecimiento’. Pese a que el inventor del PIB advirtió que la prosperidad no debía equipararse con el crecimiento del PIB per cápita, los economistas y políticos han seguido utilizando esta medición para tratar de convencernos de que las cosas van bien cuando evidentemente van mal”.

Ahora bien, si el gobierno de la 4T no va a utilizar el PIB per cápita como único indicador del desarrollo, ¿qué usará?

Podría ser el Índice de Desarrollo Humano (IDH) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que sintetiza en un solo número el progreso humano, al combinar información sobre la salud, la educación y los ingresos de las personas. De acuerdo con el IDH, México ocupa el lugar 74 de entre 189 países.

Podría desarrollar una versión mexicana del Índice Nacional de Felicidad Bruta (INFB) que desde hace años utiliza Bután y que es un índice de un solo número, desarrollado a partir de los 33 indicadores categorizados bajo nueve rubros: 1. Bienestar psicológico; 2. Educación para la salud; 3. Uso del tiempo; 4. Diversidad y resiliencia cultural; 5. Buen gobierno; 6. Vitalidad de la comunidad; 8.  Diversidad y resiliencia ecológicas; 9. Estándares de vida.

¿O tal vez adaptar la versión neozelandesa del INFB butanés? ¿O la metodología que utiliza Naciones Unidas para elaborar su Índice Mundial de la Felicidad (IMF) y que incluye, entre otras variables, el PIB per cápita real, el apoyo social, la esperanza de vida saludable, la libertad para tomar decisiones de vida, la generosidad y las percepciones de corrupción? En el IMF 2018 nuestro país ocupa el lugar 24 de entre 156.

Espero que el gobierno adopte pronto un método que permita medir mejor el desarrollo del país y el bienestar de sus habitantes. Es urgente hacerlo.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 24 de Julio 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 24 de Julio 2019 - 21:40
Fecha C: 
Jueves, 25 de Julio 2019 - 08:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La recesión económica viene y AMLO debe rectificar si desea mantener su popularidad

Si se compara el crecimiento económico del primer trimestre del primer año de un nuevo gobierno federal con el del primer trimestre del último año de un gobierno federal saliente, encontramos que el crecimiento económico del primer trimestre del año en curso es el más bajo que se ha registrado desde 2001.

Lo anterior se desprende como resultado de los datos que en su momento proporcionó el INEGI:

  1. En el primer trimestre de 2001 (Fox) el PIB aumentó 1.9% en términos reales con relación al periodo equivalente del año 2000 (Zedillo).
  2. El PIB aumentó 2.6% en términos reales en el primer trimestre de 2007 (Calderón) con relación al mismo periodo de 2006 (Fox).
  3. En el primer trimestre de 2013 (Peña Nieto) el PIB avanzó 0.8% con relación al mismo lapso de un año antes (Calderón).
  4. En el primer trimestre de 2019 (AMLO) el Producto Interno Bruto (PIB) tuvo un incremento real de 0.2% con relación al primer trimestre de 2018 (Peña Nieto).

Si comparamos el crecimiento del PIB en el primer trimestre del primer año de un nuevo gobierno federal con el último trimestre del sexto año de un gobierno saliente, tenemos que el de AMLO fue el más bajo después del de Vicente Fox. Estos son los datos del INEGI:

  1. EL PIB en el primer trimestre de 2001 (Fox) disminuyó 0.3% respecto al último trimestre de 2000 (Zedillo).
  2. El PIB creció 0.16% en el primer trimestre de 2007 (Calderón) respecto al inmediato anterior, el cuarto de 2006 (Fox).
  3. El PIB creció 0.45% durante el trimestre enero-marzo de 2013 (Peña Nieto) respecto al trimestre precedente (Calderón).
  4. El PIB disminuyó 0.2% en el trimestre enero-marzo de 2019 (AMLO) frente al trimestre previo (Peña Nieto).

El 19 de junio de 2001 Vicente Fox aceptó que “la economía está en recesión, está en un atorón”.

De acuerdo con la información oficial disponible, el PIB de nuestro país decrecerá en el segundo trimestre respecto al primero, lo que significará que la economía estará en recesión.

Sin embargo, a diferencia de Fox,  AMLO se niega hoy a aceptar lo evidente y acusa a los analistas y expertos del Banco de México y del INEGI de usar métodos conservadores y neoliberales para medir la marcha de la economía.

En 2001 la economía de EEUU sufrió una recesión y en el primer trimestre de ese año su PIB cayó 1.1%, lo que provocó la caída del PIB mexicano en ese mismo periodo.

Lo contrario ocurre ahora en EEUU, ya que en el primer trimestre de 2019 su economía creció 3.2% en términos anuales y pese al fuerte crecimiento de la economía estadounidense, la mexicana apenas aumentó 0.2%.

A causa de la recesión se registrarán caídas en el consumo y la producción de bienes y servicios. Las inversiones privadas y públicas se reducirán, se perderán miles de empleos formales y quienes pierdan su trabajo se incorporarán a las filas de la informalidad.

Para evitar una catástrofe económica es necesario que Andrés Manuel rectifique algunas de las decisiones que ha tomado desde que asumió la presidencia y que contribuyeron a que un gran número de empresas nacionales y extranjeras pospusieran o cancelaran sus planes de inversión.

Aún tiene tiempo para hacerlo si es que quiere reactivar la economía, mantener su alto nivel de aprobación y que su partido MORENA gane las elecciones locales y federales de 2021.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 20 de Junio 2019 - 13:15
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 20 de Junio 2019 - 22:00
Fecha C: 
Viernes, 21 de Junio 2019 - 09:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La recesión económica viene y AMLO debe rectificar si desea mantener su popularidad

Si se compara el crecimiento económico del primer trimestre del primer año de un nuevo gobierno federal con el del primer trimestre del último año de un gobierno federal saliente, encontramos que el crecimiento económico del primer trimestre del año en curso es el más bajo que se ha registrado desde 2001.

Lo anterior se desprende como resultado de los datos que en su momento proporcionó el INEGI:

  1. En el primer trimestre de 2001 (Fox) el PIB aumentó 1.9% en términos reales con relación al periodo equivalente del año 2000 (Zedillo).
  2. El PIB aumentó 2.6% en términos reales en el primer trimestre de 2007 (Calderón) con relación al mismo periodo de 2006 (Fox).
  3. En el primer trimestre de 2013 (Peña Nieto) el PIB avanzó 0.8% con relación al mismo lapso de un año antes (Calderón).
  4. En el primer trimestre de 2019 (AMLO) el Producto Interno Bruto (PIB) tuvo un incremento real de 0.2% con relación al primer trimestre de 2018 (Peña Nieto).

Si comparamos el crecimiento del PIB en el primer trimestre del primer año de un nuevo gobierno federal con el último trimestre del sexto año de un gobierno saliente, tenemos que el de AMLO fue el más bajo después del de Vicente Fox. Estos son los datos del INEGI:

  1. EL PIB en el primer trimestre de 2001 (Fox) disminuyó 0.3% respecto al último trimestre de 2000 (Zedillo).
  2. El PIB creció 0.16% en el primer trimestre de 2007 (Calderón) respecto al inmediato anterior, el cuarto de 2006 (Fox).
  3. El PIB creció 0.45% durante el trimestre enero-marzo de 2013 (Peña Nieto) respecto al trimestre precedente (Calderón).
  4. El PIB disminuyó 0.2% en el trimestre enero-marzo de 2019 (AMLO) frente al trimestre previo (Peña Nieto).

El 19 de junio de 2001 Vicente Fox aceptó que “la economía está en recesión, está en un atorón”.

De acuerdo con la información oficial disponible, el PIB de nuestro país decrecerá en el segundo trimestre respecto al primero, lo que significará que la economía estará en recesión.

Sin embargo, a diferencia de Fox,  AMLO se niega hoy a aceptar lo evidente y acusa a los analistas y expertos del Banco de México y del INEGI de usar métodos conservadores y neoliberales para medir la marcha de la economía.

En 2001 la economía de EEUU sufrió una recesión y en el primer trimestre de ese año su PIB cayó 1.1%, lo que provocó la caída del PIB mexicano en ese mismo periodo.

Lo contrario ocurre ahora en EEUU, ya que en el primer trimestre de 2019 su economía creció 3.2% en términos anuales y pese al fuerte crecimiento de la economía estadounidense, la mexicana apenas aumentó 0.2%.

A causa de la recesión se registrarán caídas en el consumo y la producción de bienes y servicios. Las inversiones privadas y públicas se reducirán, se perderán miles de empleos formales y quienes pierdan su trabajo se incorporarán a las filas de la informalidad.

Para evitar una catástrofe económica es necesario que Andrés Manuel rectifique algunas de las decisiones que ha tomado desde que asumió la presidencia y que contribuyeron a que un gran número de empresas nacionales y extranjeras pospusieran o cancelaran sus planes de inversión.

Aún tiene tiempo para hacerlo si es que quiere reactivar la economía, mantener su alto nivel de aprobación y que su partido MORENA gane las elecciones locales y federales de 2021.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 20 de Junio 2019 - 13:15
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 20 de Junio 2019 - 22:00
Fecha C: 
Viernes, 21 de Junio 2019 - 09:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Fracaso del chavismo

Si yo fuera venezolano en vez de mexicano tendría 61.22% más probabilidades de estar desempleado, 53.66% más probabilidades de morir durante mi infancia, 270% más probabilidades de morir asesinado y 300% más probabilidades de enfermar de VIH/SIDA.

Si viviera en Venezuela en lugar de México ganaría 12.82% menos dinero, usaría 67.01% más electricidad, consumiría 11.86% más petróleo, moriría 2.7 años antes y mis probabilidades de ir a la cárcel serían 22.43% menores, lo cual no estaría mal si fuera un delincuente.

Un venezolano consume tanto petróleo que su país emite cada año 6.95 toneladas métricas per cápita de dióxido de carbono (CO2), cantidad 184.84% mayor que las 3.76 toneladas métricas per cápita que produce un mexicano. Las emisiones per cápita de CO2 de Venezuela son superiores a las que se registran en países tan contaminados como China (7.6 toneladas) e India (1.8 toneladas).

Si viviera en Venezuela vería como los gastos militares del gobierno equivalen a 1.21% del producto interno bruto (PIB), porcentaje similar al que gasta el gobierno chino y arriba de los que se registran para Japón (1.0%), Alemania (1.1), Italia (1.1%) o México (0.62%).  

En 2014 la economía de Venezuela cayó 4.0% mientras que la de nuestro país creció 2.2%, la inflación (precios al consumidor) en el país sudamericano fue de 62.2% y en México del 4.0%.

En suma, si yo viviera en Venezuela vería con envidia a México y soñaría con vivir en este país. Y no es que los mexicanos tengamos fáciles las cosas o que nuestro país funcione de maravilla, pero de que estamos mejor que Venezuela no me cabe la menor duda.

Venezuela es hoy un país quebrado gracias en gran medida a la fallida Revolución Bolivariana por medio de la cual Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro trataron de llevar a su país hacia lo que el primero denominó “el socialismo del siglo XXI”.

Desde el 3 de febrero de 1999, día en que asumió la presidencia de su país, hasta el día en que murió de cáncer del colon, el 5 de marzo de 2013, Chávez presidió un gobierno casi dictatorial y populista que nacionalizó amplios sectores de la economía y ahuyentó la inversión privada local y trasnacional. Gracias a los petrodólares que a su país le dejó el boom petrolero que el mundo vivió durante esos años pudo cometer sus locuras sin que la economía venezolana se viera seriamente afectada. Su inepto, represor y sanguinario sucesor, el hasta 1998 chofer de autobuses Nicolás Maduro, no le ha ido tan bien. Su pésimo manejo de la economía y el desplome de los precios del petróleo han golpeado terriblemente a las finanzas públicas de Venezuela y a los bolsillos de los venezolanos.

Por todo lo anterior no es difícil entender porque el chavismo y Maduro fueron derrotados en las elecciones parlamentarias realizadas el 6 de diciembre del año pasado mediante las cuales se renovó íntegramente la Asamblea Nacional, que es la única cámara que integra al poder legislativo federal de Venezuela.

De los 167 diputados que ese día fueron electos, 112 pertenecen a la coalición de partidos de oposición unidos en la denominada Mesa de la Unidad Democrática. Y ayer, después de 17 años de que los incondicionales de Chávez y Maduro asumieran el control de la Asamblea Nacional, ésta pasó a ser dominada por una mayoría antichavista que ahora deberá enfrentarse al presidente represor para tratar de corregir las locuras cometidas durante los últimos 17 años y evitar que el semianalfabeta gobernante cometa otras más.

El chavismo ha fracasado. El problema es que Maduro y sus chavistas no lo aceptan y nada garantiza que estos bolivarianos no traten de imponer con las armas lo que perdieron en las urnas.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 06 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1