Se encuentra usted aquí

petróleo

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El mensaje que sólo los chinos entendieron

Como si fueran los tiempos de la Guerra Fría en donde la mayoría de los mensajes estaban codificados, Donald Trump ha logrado gritar un mensaje a los cuatro vientos, tan bien codificado, que mientras ha quedado para gran parte del mundo como una ocurrencia, los chinos fueron los únicos que lo entendieron.

Porque era para ellos y con esto me refiero a la compra de Groenlandia.

El presidente de los Estados Unidos ha expresado su interés por comprar el territorio autónomo perteneciente al reino de Dinamarca diciendo públicamente que “aunque no es la prioridad número uno”, la isla es “estratégicamente interesante”, y además” representa una carga fiscal importante para el pueblo danés”. Ya que la isla recibe un subsidio anual de 500 millones de dólares por parte de Dinamarca.

Hasta ahí. Bien amarradas que han quedado las navajas.

Pero lo cierto es que esta ocurrencia va más allá y tiene que ver directamente con la guerra con China, su obsesión con derrotarla, y el futuro del dominio mundial.

Entonces ¿Qué tendría que ver Groenlandia?

Empecemos por su posición geográfica. La isla está ubicada en el norte del Océano Atlántico entre Europa y América, ha sido durante mucho tiempo un foco de tensión entre EU, Rusia, Canadá, Dinamarca y Noruega y también tiene una ubicación estratégica cerca del Océano Ártico.

Por otro lado y, creo que esto podría ser lo más importante, Groenlandia se convertido en    “ El Dorado” de las tierras raras, metales que son vitales, para las tecnologías más avanzadas.

Los ejemplos son innumerables, pero las tierras raras están presentes en las pantallas de todos los dispositivos móviles, en los cables de fibra óptica y en los discos duros de los ordenadores. Además de su importancia para la industria militar, también son necesarias para la fabricación de células solares, sistemas de iluminación LED, máquinas de rayos X y baterías para automóviles híbridos.  

China tiene el monopolio de su producción, actualmente produce el 80%, y sabe cómo jugar sucio. Situando al resto de las potencias en una posición de inferioridad.

Ya que no contento con ser el mayor exportador mundial, el gobierno chino ha llevado a cabo en los últimos años una política económica de inversión en explotaciones fuera de China, como por ejemplo el yacimiento Kvanefjekd en Groenlandia, el segundo más grande a nivel mundial en tierras raras y el sexto en uranio.

¿Hasta ahí quedó claro el mensaje?

Las exportaciones de tierras raras podrían servir como arma de represalia contra Estados Unidos por las medidas comerciales contra el gigante asiático y desde que Trump ha visto que Xi Jinping tiene también con qué dar batalla, la idea de una mayor independencia en cuestión de metales de tierras raras, para poder seguir en la contienda tecnológica y económica, ha quedado en la cima de la agenda.

Este fue el mensaje que, tal vez, solo los chinos entendieron.

El último en salir apague la luz.

 

Fcabeook: Stephanie Henaro

Twitter: @HenaroStephanie

Instagram : steph.henaro

Fecha: 
Martes, 20 de Agosto 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 20 de Agosto 2019 - 15:15
Fecha C: 
Miércoles, 21 de Agosto 2019 - 04:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Economía eléctrica

La transición energética es una realidad más evidente cada día. El cambio de fuente de energía fósiles a energías renovables es un proceso en marcha, que se espera se acelere en los siguientes años. Mucho de ello se debe al efecto contaminante de los combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo y el gas, que se manifiestan en el cambio climático y sus consecuencias en las temperaturas. Pero también la transición energética está impulsada por el avance tecnológico detrás de la producción de las energías renovables, como la solar, eólica o geotérmica, y su abaratamiento constante.

El crecimiento y desarrollo mundial demandan más energía. De acuerdo a la Agencia Internacional de Energía, la demanda mundial de energía creció en 2018 en un 2.3%, provocada por la economía global y la mayor demanda de refrigeración y calefacción de distintas regiones del mundo. El combustible de mayor demanda el año pasado fue el gas natural, que representó 45% del crecimiento de la demanda total, principalmente proveniente de Estados Unidos y China.

Aunque la demanda de combustibles fósiles sigue siendo elevada, representando en su conjunto 70% del crecimiento energético, las energías renovables están creciendo arriba de los dos dígitos año con año.

Llama particularmente la atención del crecimiento de la energía eléctrica, con un aumento de 4% anual con relación al año pasado, según datos de la Agencia Internacional de Energía, para llegar ya a 20% del consumo total de energía.

Hay quienes prevén que en Estados Unidos antes del 2030, la electricidad llegará a ser 50% del consumo total de energía. Por ello muchos ya empiezan a pensar en el término de Economía eléctrica, esto es, los componentes y las relaciones que provocaran este fenómeno y sus efectos en el resto de la economía.

Pero, ¿cuáles son los motores de consumo que impulsarán la producción y consumo creciente de la electricidad? Por supuesto que todo inicia con una mayor demanda mundial de energía, principalmente de las regiones emergentes, que será satisfecha por una producción mayor y más barata de electricidad, derivada de energías renovables. Los avances tecnológicos están permitiendo la producción de energía eólica, solar, geotérmica, hidroeléctrica, nuclear más barata, abundante y ubicua. Mucho de ello se debe a los incentivos a la inversión en este tipo de energía que provoca los costos crecientes de la energía fósil.

Es fácil entenderlo: la producción de energía fósil depende del costo de su materia prima (carbón, petróleo, gas), pero las energías renovables usan materias primas abundantes y gratuitas (sol, viento, agua).

Hay quienes hablan que la tecnología alcanzó ya al motor de combustión, una máquina compleja, de más de 1,000 piezas, y que pronto desaparecerá frente al motor eléctrico más simple, de menos de 200 piezas, confiable, no contaminante, más barato en mantenimiento y consumo de energía. Sólo es cuestión de tiempo.

¿De dónde provendrá la demanda de electricidad en los próximos años? Principalmente del transporte, del consumo comercial y del residencial, así como del industrial. Un ejemplo es el caso del transporte público de personas y mercancías, así como del automóvil. El transporte representa 29% del uso total de energía en Estados Unidos, pero solo el 5% de este sector está usando electricidad.

Esta transición hacia la electricidad será impulsada en los años por venir por su abundancia y abaratamiento. A menores precios, crecerá el consumo y la inversión en el mercado eléctrico. Ya está en proceso la producción de aeronaves, camiones y automóviles eléctricos a escalas comerciales. Sus precios serán más accesibles en el tiempo, sus mantenimientos y son costos de operación son más baratos, además de que serán más duración porque sus piezas se deterioran menos.

Todo parece indicar que estamos entrando a la economía eléctrica que, impulsada por el desarrollo y la innovación tecnológica, será barata, eficiente y menos contaminante. Estos son los cambios tecnológicos que nos generan optimismo del futuro basado en la economía del conocimiento.

 

Contacto: www.marcopaz.mx, alfil3000@gmail.com, Twitter @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 31 de Julio 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 31 de Julio 2019 - 15:15
Fecha C: 
Jueves, 01 de Agosto 2019 - 04:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Fracaso del chavismo

Si yo fuera venezolano en vez de mexicano tendría 61.22% más probabilidades de estar desempleado, 53.66% más probabilidades de morir durante mi infancia, 270% más probabilidades de morir asesinado y 300% más probabilidades de enfermar de VIH/SIDA.

Si viviera en Venezuela en lugar de México ganaría 12.82% menos dinero, usaría 67.01% más electricidad, consumiría 11.86% más petróleo, moriría 2.7 años antes y mis probabilidades de ir a la cárcel serían 22.43% menores, lo cual no estaría mal si fuera un delincuente.

Un venezolano consume tanto petróleo que su país emite cada año 6.95 toneladas métricas per cápita de dióxido de carbono (CO2), cantidad 184.84% mayor que las 3.76 toneladas métricas per cápita que produce un mexicano. Las emisiones per cápita de CO2 de Venezuela son superiores a las que se registran en países tan contaminados como China (7.6 toneladas) e India (1.8 toneladas).

Si viviera en Venezuela vería como los gastos militares del gobierno equivalen a 1.21% del producto interno bruto (PIB), porcentaje similar al que gasta el gobierno chino y arriba de los que se registran para Japón (1.0%), Alemania (1.1), Italia (1.1%) o México (0.62%).  

En 2014 la economía de Venezuela cayó 4.0% mientras que la de nuestro país creció 2.2%, la inflación (precios al consumidor) en el país sudamericano fue de 62.2% y en México del 4.0%.

En suma, si yo viviera en Venezuela vería con envidia a México y soñaría con vivir en este país. Y no es que los mexicanos tengamos fáciles las cosas o que nuestro país funcione de maravilla, pero de que estamos mejor que Venezuela no me cabe la menor duda.

Venezuela es hoy un país quebrado gracias en gran medida a la fallida Revolución Bolivariana por medio de la cual Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro trataron de llevar a su país hacia lo que el primero denominó “el socialismo del siglo XXI”.

Desde el 3 de febrero de 1999, día en que asumió la presidencia de su país, hasta el día en que murió de cáncer del colon, el 5 de marzo de 2013, Chávez presidió un gobierno casi dictatorial y populista que nacionalizó amplios sectores de la economía y ahuyentó la inversión privada local y trasnacional. Gracias a los petrodólares que a su país le dejó el boom petrolero que el mundo vivió durante esos años pudo cometer sus locuras sin que la economía venezolana se viera seriamente afectada. Su inepto, represor y sanguinario sucesor, el hasta 1998 chofer de autobuses Nicolás Maduro, no le ha ido tan bien. Su pésimo manejo de la economía y el desplome de los precios del petróleo han golpeado terriblemente a las finanzas públicas de Venezuela y a los bolsillos de los venezolanos.

Por todo lo anterior no es difícil entender porque el chavismo y Maduro fueron derrotados en las elecciones parlamentarias realizadas el 6 de diciembre del año pasado mediante las cuales se renovó íntegramente la Asamblea Nacional, que es la única cámara que integra al poder legislativo federal de Venezuela.

De los 167 diputados que ese día fueron electos, 112 pertenecen a la coalición de partidos de oposición unidos en la denominada Mesa de la Unidad Democrática. Y ayer, después de 17 años de que los incondicionales de Chávez y Maduro asumieran el control de la Asamblea Nacional, ésta pasó a ser dominada por una mayoría antichavista que ahora deberá enfrentarse al presidente represor para tratar de corregir las locuras cometidas durante los últimos 17 años y evitar que el semianalfabeta gobernante cometa otras más.

El chavismo ha fracasado. El problema es que Maduro y sus chavistas no lo aceptan y nada garantiza que estos bolivarianos no traten de imponer con las armas lo que perdieron en las urnas.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 06 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

2016: Ajustar expectativas

Primero que nada apreciados lectores, confío en que hayan pasado unas muy felices fiestas en compañía de sus seres queridos; de igual manera, espero que durante estas semanas hayan tenido oportunidad de realizar un análisis retrospectivo del año que se fue, tanto de manera individual como en el ámbito colectivo. Finalmente, espero también tengan a mano sus propósitos para este año que apenas comienza, ya que el análisis que sigue les interesará para evaluar o revalorar sus expectativas.

Por principio de cuentas, tomando como referencia el comportamiento anterior y pronóstico futuro del mercado energético, parece que el 2016 pinta de manera poco alentadora; con respecto a éste se puede esperar una sustancial caída de los precios del crudo, propiciado por el aumento de oferta de los países productores ubicados en el Medio Oriente y la demanda de sus socios occidentales. La modificación  de la legislación norteamericana para permitir la exportación de crudo es un punto a resaltar, otro sin duda el aumento de la producción de los Estados Unidos ante el notorio desarrollo de su industria petrolera (aún cuando es una nación permeada por las iniciativas, proyectos y avances de las denominadas energías renovables). Factor adicional el tipo de crudo que nuestros vecinos del norte producen, mucho más ligero que la mezcla mexicana (tipos: Maya, Olmeca e Itsmo) que resulta en lo general más pesada y menos atractiva para los clientes potenciales. Hablando de mercados, apenas hace unas semanas se llevó a cabo exitosamente la tercera fase de la Ronda Uno, a través de la cual se adjudicaron 25 áreas contractuales con un notorio dominio de capital nacional, esto es, un 100% de lo presupuestado. Bien ahí. Pero ojo, los contratos de licencia que resultaron ganadores, pugnaron por regalías cercanas en promedio al 60% (con una estimación de la SHCP del 5%); ante una potencial caída de los precios del crudo, éstos resultarían incosteables, por lo cual, lo más probable es que los mismos deban de revisarse y renegociarse. Lo anterior habrá de impactar directamente en los alcances de la denominada Reforma Energética, generando una menor entrada de divisas y trayendo como consecuencia, un posible aumento del precio del dólar.

En el mismo tenor, ante el incremento de las tasas de referencia en los Estados Unidos y la desaceleración económica en China (cambios que ya se habían previsto sin duda, pero que deben ser controlados adecuadamente) el Banco de México deberá analizar, prever y actuar con eficacia. Si hasta este momento (a tres años de gestión) el gobierno no ha tenido la capacidad de generar incentivos y estímulos suficientes para la inversión, aumentar las tasas resultaría funesto para las condiciones del país, puesto que si bien limitaría la salida de dólares, también encarecería el crédito y habría una notoria disminución de circulante, imposibilitando (aún más) el crecimiento económico. Aquí lo importante, es absorber el impacto global de la mejor manera posible.

Durante este año, en México tanto el sector de Telecomunicaciones como el Energético deberán comenzar a mostrar los beneficios (si bien afectados por un entorno global poco propicio como se analizó anteriormente) de la apertura a la inversión como de la competencia, esto es: mayor eficiencia, mayor productividad, mejores servicios, productos y precios en lo que a sus respectivos ámbitos compete. De igual manera, la Reforma Educativa deberá probar que no sólo consiste en una serie de pruebas y evaluaciones magisteriales (lo cual, en sí mismo, ya representa un avance) sino todo un esfuerzo conjunto, adecuadamente planeado y estructurado para mejorar la calidad de la enseñanza en nuestro país, a través de programas (inglés, español, matemáticas, por citar los más relevantes) así como en infraestructura educativa.

2016 será un año de gran volatilidad e incertidumbre en lo general, sin embargo, debemos tomar las previsiones adecuadas y contar con la información adecuada para los distintos escenarios posibles. Henry Ford solía decir: “Antes que cualquier otra cosa, estar preparado es el secreto del éxito”.

Les deseo un muy próspero (y planificado) inicio de año.   

Autor:

Fecha: 
Martes, 05 de Enero 2016 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Recordando 5

El presidente Enrique Peña Nieto realizó ayer cambios en su gabinete. Salieron quienes debían salir (Chuayffet, Murillo Karam y Guerra Abud), otros cambiaron de oficina (Meade, Robles, Ruiz Massieu, Nuño) y otros más se integraron al equipo presidencial (Calzada, Pacchiano, De la Madrid, Guzmán, Sales y Reyes Baeza). En vista de que sigo de vacaciones, hasta la semana entrante comentaré de este asunto.

Hoy seguiré recordando el pasado por medio de una columna que publiqué el 12 de julio de 1998 en el diario defeño El Universal en donde comenté sobre un tema que sigue siendo actual: el petróleo y sus efectos sobre el presupuesto de egresos del gobierno federal.

“Lo que tenía que pasar, pasó. José Ángel Gurría y Luis Téllez, secretarios de Hacienda (SHCP) y Energía (SE), respectivamente, anunciaron a mediados de la semana lo inevitable: el tercer recorte del año al presupuesto federal.

“Y era inevitable, porque desde el mismo día en que se anunció la segunda reducción presupuestaria, hace un par de meses, se veía imposible que el precio internacional del petróleo mexicano promediara 12.50 dólares durante el año en curso, como erróneamente lo calcularon entonces los "expertos" de la SE. Esos mismos tecnócratas que a fines del año pasado estimaron que el precio promedio durante 1998 sería de 15.50 dólares, que después dijeron que siempre no y que el precio sería de 13.50, que de nuevo rectificaron sus cuentas y calcularon que el promedio sería de 12.50, que ahora aseguran que será de 11.50 y que sin la más mínima vergüenza ajustarán sus pronósticos si de nuevo les falla el más reciente.

“Algunos tecnoburócratas tratan de defender su error diciendo que esperaban un duro invierno en las latitudes norteñas, lo cual demuestra que no saben ni de lo que hablan. Ya desde finales del tercer trimestre del año pasado se observaba que la pesca del atún se había desplazado hacia el norte americano del Océano Pacífico, hecho que indicaba que las aguas de esa zona tenían una mayor temperatura que la habitual. Esta realidad hizo que un buen número de meteorólogos pronosticaran un invierno menos crudo para fines de 1997 y principios de 1998. Es obvio que los genios de la SE, de la SHCP, del Banco de México y de Pemex, o no comen atún o no hacen la tarea.

“Otros de los denominados expertos analistas que cobran sus quincenas en alguna de las dependencias anotadas líneas arriba tampoco vieron que la crisis asiática venía en serio y que la baja en el producto interno bruto (PIB) de la mayoría de los países de Asia afectaría el consumo de petróleo. Tal falta de previsión resulta increíble y más si se toma en cuenta que desde fines del primer semestre de 1997 las luces amarillas se volvieron rojas en lo que atañe a varias economías asiáticas. La respuesta que los expertos mexicanos dan ante su falta de visión: "Nos basamos en datos del Banco Mundial y si este organismo internacional se equivocó, pues lógico que nosotros también". Es decir, que nuestros muy nacionalistas economistas oficiales prefirieron hacerle caso, aunque estuvieran equivocados, a los pronosticadores del BM, FMI y corredurías neoyorquinas, y optaron ignorar o acusar de pesimistas a algunos mexicanos que dijimos que las cosas se veían mal, aunque tuviéramos razón. Una muestra más del dogmatismo que nuestra tecnocracia niega poseer. "¡Con el Banco Mundial, el FMI y Goldman Sachs, hasta la ignominia!", parece ser su lema.

“Ahora bien, el tercer recorte, ¿será el último que se vea obligado a hacer el gobierno de Ernesto Zedillo este año?

“Durante el primer trimestre de este año, el precio internacional promedio de la mezcla de nuestro petróleo fue de 10.50 dólares. Para que llegue a los 11.50 pronosticados tendrá que venderse en un promedio de 12.50 durante el segundo trimestre.

“La pregunta y la duda: ¿Podrá promediar los 12.50?

“Hay señales cruzadas en el mercado. Señales que varían casi de un día a otro.

“En conclusión: el panorama petrolero, la crisis asiática y la rusa, problemas políticos en algunos países exportadores de petróleo, la falta de palabra de algunos miembros de la OPEP, "El Niño", "La Niña" y muchos otros factores indican que el futuro de los precios internacionales del petróleo es incierto. Durante los últimos días de la semana pasada, los precios de casi todos los petróleos del mundo, los mexicanos Maya, Olmeca e Istmo incluidos, registraron aumentos sensibles. Ojalá la tendencia siga y se establezca. Así, el gobierno de Zedillo no tendrá que realizar un cuarto recorte presupuestal”.

17 años después de que publicara la columna hoy transcrita vemos circunstancias muy similares a las de 1998, excepto los aumentos sensible en los precios del petróleo que se dieron en julio de ese año. En 2015, el fenómeno de “El Niño” de nuevo causará problemas: sequías en importantes zonas agrícolas del planeta e inundaciones en otros lugares. Nunca ocurre nada nuevo bajo el Sol.

Recodar es vivir…

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 28 de Agosto 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De mal en peor

Desde que el presidente Enrique Peña Nieto presentó su dizque Reforma Fiscal, el 8 de septiembre de 2013, pronostiqué que la misma afectaría gravemente a la economía nacional en caso de ser aprobada por la Cámara de Diputados.

La propuesta original tenía un solo fin, recaudar dinero para el voraz gobierno federal. La propuesta finalmente aprobada resultó ser menos confiscatoria pero de cualquier manera golpeó al sector productivo que genera los empleos formales y a los mexicanos de la clase media que constituyen el grueso de los consumidores de bienes y servicios.

Tanto Peña Nieto como sus expertos hacendarios encabezados por Luis Videgaray decidieron que el gobierno sabe como gastar mejor el dinero de los mexicanos que los mexicanos mismos. Por eso decidieron quitárselo mediante un aumento a diversos impuestos, tarifas y servicios y la eliminación de un sinnúmero de deducciones, golpeando así a empresas y personas.

Si hace casi dos años dije que la Reforma Fiscal tendría consecuencias negativas, jamás imaginé que otros factores contribuirían a golpear aún más duro a la economía nacional. Desde entonces a la fecha se han venido desplomando los precios del petróleo, gas y de la mayoría de las materias primas (commodities), se ha caído la producción de PEMEX, se ha ido devaluando el peso frente al dólar, la economía de Estados Unidos no ha despegado como se esperaba, la economía china se ha desacelerado, la japonesa entró en recesión, la europea apenas empieza a salir de su crisis y los otrora impresionantes BRICs están abatidos (en el sentido correcto de la palabra).

O sea, a la economía del país y a los mexicanos nos han venido a golpear los afanes recaudatorio-confiscatorios del gobierno de Peña Nieto, avalados por los diputados del PRI, PRD, PVEM y PANAL, y una situación económica global sumamente adversa.

Si 2015 ha sido difícil 2016 lo será aún más. Para la mayoría de os expertos en la materia, los precios de los energéticos seguirán desplomándose, tal vez hasta entrado 2017; igual ocurrirá con muchas materias primas que México exportará a cada vez a menores precios y en menos volúmenes; el inminente aumento de las tasas de interés en Estados Unidos golpeará aún más a nuestra moneda, causará un aumento en las tasas de interés en México y encarecerá el crédito para empresas y consumidores. Todos se traducirá en menores niveles de bienestar para millones de mexicanos.

Al gobierno de Peña Nieto no le queda de otra que reducir el gasto y endeudarse aún más a menos de que se atreva a realizar, ahora sí, una audaz reforma fiscal que adopte el IVA generalizado y reduzca tanto el número de impuestos que pagamos particulares y empresas así como el monto del ISR. Algunos expertos fiscalistas han mencionado un IVA del 20% (con algunas tasas menores para ciertos productos de consumo popular), un ISR del 20% sin deducción alguna y la eliminación de todos los demás impuestos que a lo largo de los años han inventado los genios de la Secretaría de Hacienda.

Algo debe hacer Enrique Peña Nieto para que 2016 no pase a la historia como otro mal año de su gobierno y uno catastrófico para la mayoría de los mexicanos.

Porque, quieran o no aceptarlo públicamente el presidente y su equipo económico, el país va de mal en peor y eso no le conviene ni le gusta a nadie que desea vivir en un país en paz.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 21 de Agosto 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Commodities

La crisis económica mundial no sólo le está pegando duro a países productores de petróleo, como el nuestro, sino a productores de casi todas las materias primas que son utilizadas como insumos para la elaboración de muchos otros productos, los famosos commodities.

En indexmundi.com pueden verse como han variado los precios de estas materias primas durante los últimos 12 meses. También como han variado los índices de precios de dichos commodities.

La tabla que aparece en seguida muestra el desempeño de los índices:

captura_de_pantalla_2015-08-18_12.26.28.png

Puede apreciarse que los precios de las materias primas, en promedio, han caído 37%, poco menos que el 46% de los de los combustibles (petróleo, gas, gasolina, combustóleo). Los países que obtienen un porcentaje importante de sus ingresos a través de la exportación de materias primas naturalmente que están resintiendo los efectos de estas bajas de precios.

La segunda tabla muestra la variación de precios de 40 commodities, muchos de los cuales México produce y exporta. Los productores de las mismas están doblemente golpeados: por un lado por la caída de los precios; por otro lado por los precios de los energéticos que en nuestro país no han caído sino que se han elevado.

captura_de_pantalla_2015-08-18_12.28.01.png
captura_de_pantalla_2015-08-18_12.28.46.png
captura_de_pantalla_2015-08-18_12.29.32.png
captura_de_pantalla_2015-08-18_12.30.12.png

Conocer la realidad de los precios de los commodities nos permite entender un poco más por qué la economía mundial está como está. La caída de los precios se explica, en gran medida, porque los grandes consumidores de materias primas, sobre todo China, han reducido su demanda por ellas debido a la desaceleración o raquítico crecimiento de sus economías.

La situación económica mundial es más grave de lo que los economistas oficiales u oficialistas quieren aceptar.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 18 de Agosto 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Gobierno se apretará (aún) más el cinturón por petroprecios

Al ver cómo siguen despilfarrando recursos los miembros más distinguidos de nuestra clase dorada no tenemos por qué creer que el apriete de cinturones será parejo. Clase media será, no para variar, la más golpeada.

http://m.cnnexpansion.com/economia/2015/08/11/gobierno-se-apretara-aun-mas-el-cinturon-por-petroprecios
 

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 12 de Agosto 2015 - 10:30
Redes sociales: 
1

La de Ocho:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Son nuestras!

En el primer trimestre del año Pemex perdió 100,546 millones de pesos; en el segundo, otros 84,630 millones. En total, durante los primeros seis meses de 2015 la ahora empresa productiva del Estado perdió 185,176 millones de los cada día más devaluados pesos mexicanos.

Otra flamante empresa productiva del Estado, la Comisión Federal de Electricidad, reportó que perdió 16,305 millones de pesos en los primeros tres meses del año y otros 19,287.4 millones en los segundos tres. Es decir que en el primer semestre la autodenominada empresa de clase mundial perdió 35,592.4 millones de pesos.

Así, del 1 de enero al 30 de junio del año en curso las pérdidas combinadas de ambas ex paraestatales llegaron a los 220,768.4 millones de pesos.

Esto significa una pérdida diaria de 1,219.7 millones o de 50.8 millones cada hora o de 846,666.7 cada minuto.

Las pérdidas semestrales de la petrolera fueron 109% mayores a las registradas en el mismo periodo del año pasado, mientras que las de la CFE crecieron 156%.

Los ingresos de la petrolera se desplomaron y las perdidas se elevaron debido a una menor producción de crudo, a una caída en las ventas totales y, como elegantemente dicen los tecnócratas de la Secretaría de Hacienda, por la apreciación del dólar (que es lo mismo que la devaluación del peso).

Según la CFE, sus pérdidas se deben sobre todo a la fluctuación cambiaria.

Tampoco ayudó a que los pasivos laborales de ambas empresas también aumentaran durante el primer semestre: 2.9% en el caso de Pemex, para llegar a 1.5 billones de pesos; 3.1% en la CFE, para alcanzar los 552.5 millones.

¿Y quién paga y seguirá pagando todas estas pérdidas? Pues yo, tú, él, nosotros, vosotros y ellos porque, no olvidemos, ambas empresas productivas del estado ¡son nuestras! ¡Ah!, también seguirán pagando nuestros descendientes, porque serán de ellos.

Y todavía hay quienes se oponen a la Reforma Energética. Entre ellos aquel que hasta en el despido del Piojo ve la mano del presidente.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 30 de Julio 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las cinco reglas de transparencia en las licitaciones

El artículo 27 constitucional señala que “Tratándose del petróleo y de los hidrocarburos sólidos, líquidos o gaseosos, en el subsuelo, la propiedad de la Nación es inalienable e imprescriptible y no se otorgarán concesiones. Con el propósito de obtener ingresos para el Estado que contribuyan al desarrollo de largo plazo de la Nación, ésta llevará a cabo las actividades de exploración y extracción del petróleo y demás hidrocarburos mediante asignaciones a empresas productivas del Estado o a través de contratos con éstas o con particulares, en los términos de la Ley Reglamentaria. Para cumplir con el objeto de dichas asignaciones o contratos las empresas productivas del Estado podrán contratar con particulares. En cualquier caso, los hidrocarburos en el subsuelo son propiedad de la Nación y así deberá afirmarse en las asignaciones o contratos”.

Hay aquí dos términos que es conveniente explicar:

  • Inalienable es que no se puede vender. Se refiere al petróleo en el subsuelo. El petróleo una vez que ha sido extraído si se puede vender.
  • Imprescriptible es que este derecho no puede extinguirse por el trascurso del tiempo. Una empresa petrolera que obtiene un contrato de exploración o extracción del petróleo no se puede hacer dueña del petróleo que hay en el subsuelo porque pasen muchos años.

La nación es la propietaria del petróleo y demás hidrocarburos que hay en el subsuelo. Las áreas en las que se podrán explorar y explotar hidrocarburos se determinaron a través de la Ronda Cero y la Ronda Uno. En la Ronda Cero, que se realizó en agosto del 2014, se le asignaron a Pemex el 83% de las reservas probadas y probables. Lo demás es lo que se licita a los particulares (aunque también puede participar Pemex).

Pero además, para mayor transparencia del proceso, se establecieron cinco reglas para licitar estos contratos:

1) Todas las rondas licitatorias de los contratos serán públicas y transmitidas en tiempo real a través de internet.

2) Los contratos tendrán cláusulas de transparencia para que puedan ser consultados por cualquier interesado.

3) Las empresas deberán hacer públicos los costos incurridos y los pagos que reciban del Estado.

4) Serán públicos también los recursos que reciba el Estado por los hidrocarburos que se extraigan, así como el uso y destino que se les dé.

5) Habrá pesos y contrapesos entre cuatro instancias del Estado para asegurar la transparencia y la rendición de cuentas, evitando que decisiones discrecionales se concentren en una sola autoridad.

Las instituciones que participan en el proceso de licitación son:

  • La Secretaría de Energía que es la que hace los lineamientos técnicos de los contratos.
  • La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que fija el régimen económico y fiscal.
  • La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) que realiza las licitaciones y asigna los contratos.
  • Y finalmente, el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo que recibe, administra y distribuye los ingresos derivados de las asignaciones y contratos de exploración y extracción de hidrocarburos.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 29 de Julio 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas: