Se encuentra usted aquí

perros

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Le Can-Can de Francine: Al agua, ¡perros!

El día llegó, la hora es la indicada, el momento ya está aquí… ¡Al agua, perros! ¡La hora cuchi-cuchi, la hora del baño está presente!

Tenemos todo listo en el jardín, o en el patio, o en la tina, la bañera o la regadera. Cualquiera que sea el método seleccionado, ¡será un baño para la mascota y su dueño!

La mayoría lo aceptará con gusto, pero existen los rebeldes y también los asustadizos que ante el chorro de agua y el jabón pondrán toda la resistencia posible y,¿quién ganará? 

Pues ambos. Uno adquirirá el hábito de la limpieza y el dueño se sentirá ganador al terminar de bañar, secar y cepillar a su mascota. Observar su belleza con el pelo brillante, sin malos olores y la alegría que le brinda el baño, será su recompensa. Pero, además, se siente responsable de su salud externa e interna.

Al igual que a los niños pequeños, a las mascotas hay que acostumbrarlas al baño. El baño debe ser según la raza, la actividad de cada perro, su tipo de pelo, de piel, de tamaño y modo de vida. Es recomendable que después de estudiar a nuestra mascota se establezca la rutina del baño: entre cada quince días a dos meses.

El baño es fundamental en la salud de nuestro perro, pues de esta manera se evitan enfermedades de la piel y el pelo. Es importante recordar que la piel es el órgano más grande de su cuerpo y refleja también su estado de salud.

Bañarlo periódicamente nos permite observar si tiene parásitos: pulgas, piojos o garrapatas, entre los más conocidos. También ayuda a que la piel respire mejor, elimine el pelo muerto, las descamaciones y la caspa…¡Guau! ¡Cuántos beneficios!

Otro aspecto importante que debemos considerar a la hora del baño es el producto que se utilizará para la higiene. Se deben utilizar champús o jabones elaborados para perros. No es recomendable utilizar productos para cabello y piel de humanos.

La piel de los perros es más fina y frágil que la de las personas, pues tiene más pelos y glándulas sebáceas como protección. Además, tienen un pH más ácido, razón por la cual los productos neutros para humanos les causan mayor irritación en la piel.

Si ya te decidiste a bañarlo y lo lograste, es importante enjuagarlo a profundidad para evitar que los restos del jabón le causen comezón.

La imagen de un perro mojado es de las más simpáticas: Tómale una foto, pues aquellas razas de pelo largo se ven fantásticas con el pelo pegado al cuerpo y todas flacas. Son geniales.

El siguiente paso, y muy importante, es el secado. Este debe ser a profundidad con una toalla siguiendo el sentido del pelo. Te puedes auxiliar con una secadora, con el aire tibio, pues aunque “parezca“ seco, la humedad puede permanecer hasta tres días.

La parte más gustosa del procedimiento del baño es el cepillado. Le brindarás un masaje oxigenando el cuero cabelludo, evitarás que el pelo quede enredado, le quitarás el pelo muerto y le darás el toque final, las perras quedarán coquetas y los perros se verán galanes.

El cepillado se debe realizar periódicamente entre baño y baño. Eso ayudará a quitar la tierra y suciedad que se deposita en el pelo, le brindarás brillo y sedosidad. Literalmente, brillará de limpio.

Probablemente, tú, dueño o amo de tu mascota, quedaste totalmente arruinado, mojado, enjabonado y vas directo a la regadera. Bien vale la pena el momento, pero si no tienes tiempo o se te dificulta controlar a tu peludo compañero, es recomendable acudir a las estéticas para perros.

Recuerda que el aseo es necesario para las razas de pelo largo y, ojo, también de pelo corto.

Los perros que tienen arrugas o pliegues en su cuerpo, como el Bulldog, el Shar Pei y el Chow Chow, aunque son de pelo corto, necesitan un aseo más profundo y cuidadoso para evitar hongos y bacterias.

Todos los perros necesitan aseo, baño e higiene. Será saludable para ellos y para la familia con que viven.

Los pasos del cancán para acostumbrarlo a la higiene básica :

  • Desenrédale el pelo y cepíllaselo por lo menos cada tercer día.
  • Báñalo mínimo una vez al mes. Lo ideal es cada quince días.
  • Acostúmbralo al ruido de la secadora para pelo, de esta manera no se asustará al tenerla cerca.
  • Acostúmbralo al ruido de la máquina rasuradora si tienes que cortarle el pelo. Esto evitará accidentes.
  • Nunca, nunca le grites o lo maltrates, es importante recordar que el baño, tal como lo entendemos los humanos, es muy diferente al instinto de limpieza que tiene tu mascota.
  • Prémialo con muestras de cariño, tocándole el lomo y las patitas; eso hará que se sienta seguro y confiado, que aunque se le vino de pronto el diluvio universal, no corre riesgos y está de la mano de su amo y amigo.

Si le enseñas a tu mascota estos sencillos pasos, seguramente el baño se convertirá en un momento ¡empapado, pero feliz! Es más, les comparto un ejemplo:

Foto: ifunnyweb.com

Fecha: 
Viernes, 14 de Noviembre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Le Can-Can de Francine: Les presento, ¡al Abuelo!

Un cachorro entra por la puerta de la casa, y la vida de la persona o de la familia se transforma. De igual manera la vida del perro se modifica.

El recién llegado deberá satisfacer las exigencias de todos los integrantes de la familia y además, tener la posibilidad de adaptarse a su nuevo medio ambiente y hogar, tarea nada fácil para nuestra mascota.

Pero, algo más sorprendente estamos por vivir, ¿cómo se logro la adaptación y la domesticación de los perros? He aquí su fascinante historia…

Les presento al abuelo del perro: El Lobo

El perro, cuyo nombre científico es Canis Lupus familiaris, es un mamífero carnívoro doméstico de la familia de los cánidos que constituye una subespecie del lobo. Se cree que el lobo gris, del que es considerado una subespecie, es el antepasado más inmediato.

Existen evidencias y pruebas fósiles que los antepasados de los perros modernos ya estaban asociados a los humanos desde hace 100 000 años. Probablemente el perro fue domesticado por primera vez en el este de Asia, posiblemente en China, hace aproximadamente entre 15 000 y 40 000 años. También en África se han estudiado los genes de razas que pertenecieron a los faraones.

Desde la edad de piedra los perros han estado al lado de los humanos, ayudándolos en la caza, el pastoreo, la vigilancia del hogar, y otras tareas.

Al principio, el lobo fue un ayudante para la caza, luego defensor de los poblados y finalmente se convirtió en perro de compañía, a cambio de comida, cobijo y cariño.

La nueva vida del descendiente del lobo requirió muchos cambios y muchas adaptaciones, como la limitación de la libertad y del movimiento.

Pensemos si no, en la amplitud de los campos y bosques que controlan una manada de lobos, a las dimensiones de una casa o departamento en que vive un perro doméstico.

El cambio ha sido radical, se acostumbró a vigilar y proteger animales que, para sus antepasados, eran presas.

El hombre empezó a tenerlo como animal de compañía hace 6 000 años, pero no fue hasta el siglo XX cuándo se le incluye como miembro en nuestras familias. Por eso es importante que conozcamos sus antecedentes genéticos e históricos, pues siempre estarán presentes en la relación cotidiana perro-amo.

Al ingresar en una familia, el perro intenta reconstruir la manada, estructurada en todo y para todo como la de su abuelo el lobo, en la que concede al hombre el papel de individuo dominante, reservándose a él mismo el de dominado.

Es interesante observar el comportamiento de nuestras mascotas, pues nos demostrarán algunas conductas de sus abuelos. Cuándo está encerrado en el jardín de la casa, utiliza un lugar fijo para sus necesidades y elige otro para dormir y comer, esto es comparable al área doméstica en dónde el lobo tiene sus madrigueras.

Defiende el territorio de la presencia de extraños ladrando y gruñendo y si alguien penetra en él, lo muerde.

El coche también es su territorio, cuántas veces hemos observado como lo defiende ladrando y gruñendo si alguna persona que no conoce se le acerca.

Al adquirir un perro, hemos adquirido un ser vivo fascinante lleno de historia y de cambios genéticos, no tratemos de humanizarlo, no, es un animal y debemos comprenderlo y respetarlo en sus necesidades.

Para adaptarse a la vida del hombre, ha cambiado muchísimo, si bien conserva algunos comportamientos del lobo, necesita vivir en manada y tener un líder, que debe ser siempre el ser humano.

Los hombres les debemos mucho a los perros.

Existe una leyenda de los indios norteamericanos, la cual nos dice "que el Dios Nagaicho creó el mundo sobre cuatro columnas para sostener el cielo en alto y separado de la tierra. Después se fue a pasear por el mundo creando cosas para llenarlo, ríos, montañas, bosques, al hombre, a la mujer, a todos los animales, excepto al perro. En ninguna parte de la leyenda se ve al Dios creando al perro. Cuándo Nagaicho se fue a pasear…ya llevaba al perro con él. Por lo visto, la idea de que alguien fuese a pasear sin un perro al lado… era impensable. El perro siempre ha estado aquí…" ¡Y es nuestro mejor Amigo!

Foto: www.doogweb.es

Fecha: 
Viernes, 07 de Noviembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Le Can-Can de Francine: En sus marcas… listos… ¡a pasear!

Regresamos de nuestro trabajo y además de los hijos, hay otro miembro de la familia que nos espera con ansia y alegría, nuestra mascota: es la hora del paseo.

En ocasiones, hasta la correa la traen en el hocico para evitar perder tiempo e ir a la calle o al parque a realizar ejercicio y a jugar. Es parte de nuestro compromiso con nuestro amigo de cuatro patas.

“El ejercicio es la primera parte de la fórmula de la felicidad para nuestros perros y es la única que no debe faltar“ nos dice César Millán, El Encantador de Perros.

Los perros son animales acostumbrados a migrar en manadas, en su estado salvaje caminan de 10 a 12 horas al día en busca de alimento y refugio. El pasear está en su genética. Nuestras mascotas necesitan salir a caminar para mantenerse sanos. 

Sin embargo, creo que ya no debemos preocuparnos por sacarlos, pues he observado en las calles y en los parques de la ciudad una figura simpática y amable: el paseador de perros.

Es increíble, ante un problema que se presenta en las grandes ciudades, donde el tiempo nunca alcanza, los departamentos son estrechos y las casas con jardines reducidos, surge esta profesión que facilita la obligación del dueño y es la alegría de las mascotas.

No es un actividad sencilla, el paseador de perros debe tener una gran fuerza física para lograr controlar de 5 a 8 perros a la vez, de diversas razas, tamaños y de diferentes comportamientos. Son fantásticos.

El paseador de perros, es una persona que los ama, les da cariño y comprensión. Los perros son animales muy inteligentes y saben cuándo los comprenden y sienten afecto por ellos y ésto, no se aprende en ningún libro.

La mayoría de los paseadores de mascotas son estudiantes que tienen amor a los animales y al medio ambiente y buscan obtener un ingreso extra. Aunque estén estudiando la carrera, o ya sean profesionales en otra rama, deben prepararse para poder actuar en varias situaciones complicadas que pueden surgir durante los paseos.

  • Deben saber si los perros de diferentes razas son compatibles entre sí. O si necesitas agruparlos en diferentes grupos y horarios.
  • Deben saber si un perro está enfermo, con temperatura o cualquier otro malestar que posiblemente altere su conducta y por ende, el comportamiento de la manada.
  • Deben saber como manejar la situación si una mascota se pone agresiva con sus compañeros o con personas que pasan cerca de ellos y las muerden.
  • Deben saber y conocer las leyes de la delegación o municipio con respecto a las condiciones para pasear perros, uso de bozal, entre otros.
  • Deben saber como recoger sus desechos y formarles hábitos de higiene.

Además de las caminatas, los llevan a correr, realizan ejercicios vigorosos y moderados, les enseñan a no cruzar las calles esperando en las banquetas, a sentarse a la orden de voz, a jugar a la pelota, y a llevar y traer objetos.

Todos estos ejercicios se alternan con momentos de descanso mientras les cepillan el pelo. Los conocen y tratan individualmente.

Otra parte importante en esta relación bilateral, es la reacción del perro ante su cuidador.

Tuve la oportunidad de observar y hasta de participar indirectamente en esta actividad. En la oficina dónde trabajo, que es una casa adaptada, vive Rosendo, hermoso perro de raza Dogo de Burdeos con dos años de edad, con el pelo brillante de color canela, de ahí su nombre.

Todos los días alrededor de las 11:30 de la mañana, se pone inquieto y rasca con la pata la puerta de vidrio de la oficina. Inclusive ladra suavecito, sólo para avisar. No pasan más de dos minutos y el timbre de la puerta suena.

Ha llegado el Paseador con la sonrisa en los labios y 3 o 4 perros más. Al abrir la puerta, Rosendo corre feliz directo a la salida. En otra situación, se hubiera detenido para saludarme e inclusive darme la pata y sobre todo, llenarme de saliva la ropa.  Pero no en este momento, es su hora del paseo, su actividad predilecta.

Se sienta muy obediente para que le pongan la correa  y… a caminar y a correr en compañía de sus amigos. Después de recorrer la colonia, regresa feliz, sediento y cansado. Ahora sí, se detiene a que le haga cariños y se va a su lugar preferido en el jardín a dormir su siesta.

Vengan varios ¡Guau! por los paseadores de perros.

Fecha: 
Viernes, 31 de Octubre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Le Can-Can de Francine - Dog Fashion Week: Colección Otoño-Invierno

Los aparadores de las tiendas especializadas nos muestran las tendencias para la temporada Otoño-Invierno 2014, ya tenemos el frío, la lluvia, el viento y en pocas semanas la nieve. Además se aproximan las fiestas más divertidas del año, Halloween, Noche de Brujas, Navidad y Año Nuevo. ¡Guauu! Es necesario revisar el guardarropa.

Las boutiques ya nos muestran los abrigos, chamarras, vestidos, suéteres, botas altas, botines, zapatos, impermeables y gabardinas, gorros y los accesorios más elegantes como lentes, collares y cadenas. Además tenemos que revisar que no estén muy maltratados los disfraces de brujas, de dráculas, demonios, momias y calabazas. Y si no quieres asustar a los niños, están los trajes de princesas, los de Santa Claus y sus ayudantes, bueno y si esos no te gustan, pues están las playeras de los equipos y jugadores de fútbol más famosos del mundo.

Ahora si tus recursos te lo permiten, puedes visitar las boutiques de diseñador. Te sugiero la firma “Little Lily“ que tiene una línea de ropa inspirada en los modelos que lucieron los actores en la gala de los Oscares de 2007. Aquí podrás encontrar el vestido de Versace que lució Penélope Cruz, el esmoquin de Armani que vistió Leonardo DiCaprio y hasta el vestido de Marchesa con tiras de pedrería de Jennifer López.

¡Guau, estamos a tiempo! Nuestras mascotas lucirán elegantes y bellísimas con tanta oferta de ropa y accesorios… Sí, aunque suene asombroso, nos referimos al ajuar de nuestras perritas y de nuestros perros. Pero... ¿es necesario?

Este tema de vestir a los perros surgió en los países nórdicos, ya que ahí se considera necesario abrigar a los perros debido a las bajas temperaturas. Sin embargo, esta moda se ha extendido por todos los países fríos y, hasta, en los que no son tan fríos, además se ha convertido en una importante industria.

Sin embargo, existen dos corrientes totalmente encontradas con respecto a la necesidad o no de vestirlos.

La más fuerte es la que menciona que "los animales nacen con el pelaje y las condiciones físicas adecuadas para mantenerse calientes y protegerse del frío.“ Que sólo es un invento de los dueños y comerciantes de ropa para perros. Se llega al extremo de mencionar como maltrato hacia las mascotas.

La contraria indica que "hay que ayudar a las mascotas a soportar el frío, la lluvia, la nieve y el viento, que hay razas que no tienen suficiente pelo y las condiciones físicas para satisfacer sus necesidades de calor.“ Las razas pequeñas, los perros delgados no conservan bien el calor corporal y pueden entrar en hipotermia con bastante rapidez. Tienen poco calor corporal. Los de pelo corto se ven fuertes, sin embargo se congelan con facilidad. Además los cachorros y los perros viejos serán los más vulnerables al frío.

Por lo tanto, la decisión es difícil y ambos argumentos son válidos.

Lo importante es revisar y tener en cuenta algunas recomendaciones que brindan los veterinarios :

  • Si decides abrigar a tu mascota , debes cerciorarte que tenga libertad de movimiento principalmente en las articulaciones, que no tenga dificultades por la prenda.
  • Revisar que la ropa no produzca roces incómodos que le pueda picar, irritar, lastimar o provocar alergias a tu cachorro.
  • La pieza debe estar sujeta con firmeza para que no se mueva y cause incomodidad, pero no tan apretada como para que lo moleste y lastime.

Recuerda que para los animales no es natural usar prendas de vestir.

Los vestidos para mascotas son tan simpáticos y bellos que nos encantan y queremos comprar todo un ajuar. Ten en cuenta que tu perro puede presentar resistencia al cambio.

Por instinto, muchos intentarán quitarse la ropa, pues sienten que tienen un objeto ajeno a ellos sobre su cuerpo. Inclusive morderán la prenda tratando de librarse de lo incómodo y extraño.  Es recomendable la adaptación progresiva.

Si después de muchos intentos, no se acostumbra… es momento de desistir. ¡Mala suerte!

Si logramos que se adapten a la ropa, veremos a nuestras mascotas felices, cómodas y calientitas, pero no debemos olvidar que son perros, no hay que tratar de humanizarlos. Los vestimos para darles más confort y seguridad, no para ridiculizarlos.

Los podemos proteger y a la vez, llenarlos de glamour y diseño. En una ocasión, estando de vacaciones de Navidad en Nueva York, cayó una nevada tan fuerte que, en la 5ª Avenida y en Park Avenue la nieve alcanzaba casi un metro de altura. Imposible salir y caminar, la temperatura estaba varios grados bajo cero y las caídas y los resbalones en el hielo, a la orden del día.

De pronto, aparece un hermoso perro labrador color miel totalmente equipado, con su abrigo y gorro rojo y botas amarillas, estaba feliz jugando y corriendo entre los montes de nieve. En ningún momento lo observé incomodo o molesto, al contrario, estaba disfrutando con su amo del clima frío.

Si te gusta andar a la moda… ¡Únete a la Dog Fashion y ponle un toque de elegancia a tu mascota!

Fecha: 
Viernes, 24 de Octubre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Le Can-Can de Francine: Y qué nombre le pondremos, matarililirilón...

El momento esperado está por llegar, la nueva mascota por fin se incorpora a su dueño y familia. Lo más emocionante después de decidir la raza, el sexo, el color, será elegir... el nombre.

No es un asunto sencillo, el nombre en los seres humanos es algo trascendental, en muchos casos, ayudará a desarrollar la personalidad del individuo pues, es nuestro distintivo y ayudará a formar el concepto de sí mismo.

“El nombre es algo que nosotros –los seres humanos- creamos. Somos la única especie que pone nombres a sus miembros. El nombre va ligado a la personalidad. También somos la única especie que identifica a sus miembros por su personalidad.“ César Millán, El Encantador de Perros.

Hay que recordar que los perros no se reconocen por sus nombres, se reconocen por sus olores. Sin embargo, tendemos a proyectar nuestro concepto humano de personalidad e individuo. El nombre que selecciones para tu mascota generalmente dice mucho de ti. Muestra cómo lo ves y tu relación con él. Tiene un gran significado.

Por eso, te invito a crear toda una historia alrededor del nombre de tu perrito o perrita. Puede ser la mascota de la casa o un perro de trabajo, seguramente el nombre tendrá el encanto y la fuerza para hacerlo tu mejor amigo.

Además de un ejercicio de imaginación para crearlo o buscarlo, es importante seguir algunos consejos para que logres ¡el nombre perfecto!

Apariencia. Su apariencia y rasgos físicos, pueden ayudar a decidir el nombre: Pirata, Copo de nieve, Lobo, Coffee, Golden, Chiquita, Blanquita, Manchas, Cachito.

Comportamiento. Su manera de relacionarse con las personas: Bravo, Capitán, General, Valiente, Bostezo, Tragón, Rebelde, Princesa, Reina, Candy.

Personajes famosos. Admiración por algún héroe o personaje: Napoleón, Benito, Vincent, Rodin, Teo, Luismi, Lady Vaga, Mozart, Aladino.

Tips importantes:

  • Busca un nombre con más de una sílaba. Es más fácil para un perro oír un nombre más largo que uno con una sílaba. Es mejor Napoleón que Nap.     
  • Si ya elegiste el nombre, úsalo siempre. A base de repetición tu perro lo asociará y recordará que esa palabra está dirigida a él y entenderá que es su nombre.
  • Cualquier momento es bueno para nombrarlo, en el juego, a la hora de la comida, del baño, cuándo lo acaricies, procura siempre llamar su atención con su nombre.
  • A veces no es buena idea poner nombres de personas a los perros, algunas de ellas pueden sentirse ofendidas.

Nombres de Perros Famosos

  • Balto

Nació alrededor de 1922 y falleció en 1933. De raza Husby Siberiano, que vivió en Nome, Alaska. Es reconocido por salvar a los niños de la difteria en 1925, al servir de perro de trineo para llevar y traer las medicinas. Disney lo tiene como protagonista de varias películas.

  • Beethoven

El protagionista de divertidas películas en dónde un San Bernardo hace diabluras encantadoras.

  • Lassie

Perra de raza Collie protagonista de películas y series de televisión. Ayudaba en las labores de la granja.

  • Rin Tin Tin

Perro de raza Pastor Alemán, protagonista de varias películas y series. Su historia nace en Francia durante la Primera Guerra Mundial. Fue adiestrado por un soldado estadounidense y al regresar a los EU impresionó por sus habilidades y lo convirtieron en actor. Incluso está su huella en el Paseo de la Fama en Hollywood Boulevard.

  • Hachi

Historia real que sucedió en Japón de 1925 a 1934. Un cachorro de raza Akita es adoptado por el Dr. Hidesaburo Ueno y desarrollan una gran amistad. Hachi acompaña a su dueño todas las mañanas a la estación del tren. Por las tardes intuye la hora de su regreso y vuelve a esperarlo.

Un día sale Hidesaburo de casa y no regresa, pues la muerte lo sorprende en su trabajo. Hachi no entiende que pasa y lo espera sin moverse de la estación del tren durante casi 10 años. En la estación de Shibuya existe una estatua erigida a Hachi, en reconocimiento a su lealtad y amor por su amo.

Hay perros que no se olvidan y sus nombres se nos quedan en la memoria. 

Recuerdo a mi hermosa perrita Sissi, de raza poodle miniatura, con pelo blanco como la nieve, alegre y juguetona. Tenía la gracia y el porte de la misma Emperatriz.

Fecha: 
Viernes, 17 de Octubre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Le Can-Can de Francine: Tango… entre el dolor … y el amor. El Primer Mandamiento

El adquirir una mascota nos llena de alegría y a la vez de responsabilidades. Para que esta convivencia se realice en armonía debemos conocerla y entenderla.

“La mayoría de nosotros, adorables dueños de perros, somos bienintencionados, pero esta falta de entendimiento sobre su naturaleza puede provocar serios 
problemas. Un perro es un perro y debemos respetarlo como perro.“ Así lo expresa Martín Deeley Presidente de la Asociación Internacional de Profesionales Caninos.

Tener con nosotros a un perro es una gran ayuda. Convive con la familia, da y recibe afecto, se convierte en un compañero de juego, ayuda a la educación de los niños y jóvenes, acompaña a los ancianos, vigila y protege a sus amos, está al pendiente de la seguridad de la casa, es su guardián. En fin, su presencia es elemento de socialización y en muchas ocasiones, es terapéutica.

Por eso nunca y en ninguna circunstancia se debe permitir el maltrato a los perros. El Primer Mandamiento al adquirir o al recibir como regalo un perro… ¡Es no maltratarlo!

Esta es la historial de un hermoso perro llamado Tango, que sobrevivió gracias al amor y los cuidados de su joven dueño, que lo rescató del maltrato y coraje de su anterior dueño.

Tango era un cachorro de raza Dogo de Burdeos. Esta raza es originaria de Francia. Es el descendiente de los mastines que acompañaron a las legiones romanas 
durante su ocupación en las Galias. Durante esos años ocupaban un lugar muy importante en las guerras, en muchos casos iban al frente de las legiones.

Es un perro fuerte y valeroso, muy fiel a su dueño y cariñoso con los niños. Fuera de su círculo cercano suele ser agresivo en defensa de los suyos. A esta raza se le incluye en los perros de trabajo o perros guardianes.

A Tango lo compró un sujeto que no lo cuidaba por el contrario, lo maltrataba con crueldad golpeándolo con escobas, palos y hasta con los paraguas. Además lo mantenía en contacto con cloro, lo que le provocó quemaduras en el pecho, en el vientre y en las huellas de las patas. De ser un perro fuerte y valeroso lo convirtió en tímido y miedoso.

Afortunadamente, un día lo llevó al criadero dónde lo había adquirido para que se quedará en plan de “ guardería “ mientras se iba de vacaciones. El criador de la raza al verlo en ese estado lo rescató y le buscó una familia que lo cuidara y le devolviera la salud física y mental que había perdido.

Fue muy bien recibido en el seno de la familia y el más joven de los hijos se propuso rehabilitar con cariño y cuidados a su nueva mascota… Lo rebautizó con el 
nombre de Tango y de igual manera lo devolvió a la vida.

No fue fácil, pues al no tener confianza en nadie ni en nada, no respondía ante el cariño. Fue una tarea no solo de afecto, sino de conocimiento de la naturaleza del perro, su nuevo amo se convirtió en su líder. 

Al tener un liderazgo sólido y un lugar seguro, empezó a recuperar la confianza en las personas y en sí mismo.

Lo enseñó a caminar y a correr, pues al tener las patas quemadas no quería moverse y cojeaba todo el tiempo, también a aceptar muestras de cariño, pues al 
sentir una mano cerca de su cuerpo inmediatamente respondía atacando. Fueron días y meses de trabajo con conocimiento de la psicología canina.

Tango volvió a ser el hermoso perro color miel con el pecho blanco, el pelo sano y brillante, fuerte y musculoso que corría al lado de su amo, él en bicicleta, por los campos de la UNAM. 

Tango devolvió a su compañero de juegos y aventuras y a la familia que lo adoptó, un ejemplo de tenacidad y fortaleza. Recibió afecto y devolvió un recuerdo 
inolvidable, que perdura hasta estos días.

Al parecer todo era felicidad, sin embargo, Tango enfermó de cáncer, probablemente derivado de aquellos sus primeros años de cachorro en que lo maltrataron y no lo supieron cuidar y atender.

Por eso, el Primer Mandamiento si vas a tener una mascota es…¡No la maltrates!

Fecha: 
Viernes, 10 de Octubre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1