Se encuentra usted aquí

peje

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La República Corrupta del Peje. La Corrupción ha sido su constancia

El Peje sigue siendo fiel a su defecto de mentir, de engañar, que cree es para él una virtud.

Y como si fuera una de esas noticias que suelen publicar el 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, ahora salió con que su deseo de año nuevo es que Morena se afiance como partido ya que “es la única fuerza” para lograr un cambio en México y con ello se cree “la República de la honestidad”.

Esto a través de un video subido en redes sociales donde expresa: “Deseo con toda mi alma que se consolide Morena para que se logre una transformación y podamos establecer en México la República de la honestidad, porque ésa es la mayor riqueza de México… la honestidad. Lo que más afecta y daña es la corrupción, la contraparte es la honestidad”. 

"Si hacemos un acuerdo general de todos los mexicanos, de fortalecer, de consolidar la honestidad en el país, México va a renacer, ése es el propósito fundamental”. Y además, deseó que los ciudadanos le den al partido su confianza ya que “nosotros nunca jamás los vamos a traicionar”.

Asimismo pidió salud para todos y que no haya corrupción, pobreza, sufrimiento, violencia e inseguridad, pero que sí haya trabajo para quienes están desempleados.

En verdad que el Peje cree que, o todos somos de MORENA, o peor aún somos tontos y sin memoria, ya que cómo creerle si en todos los años que ha estado en la política, lo que lo ha caracterizado es la corrupción. Y pruebas sobran, vayamos a recordarle la memoria un poco con lo que aconteció siendo el Jefe de Gobierno en la Ciudad de México, con fraudes que cometieron.

50 millones de pesos gastados en un balneario por el Director de la Policía Auxiliar, Francisco Ruiz Gamboa. 5.5 millones de pesos por mangas y chamarras de policía que nunca se entregaron. 2,800 millones de pesos en un fraude a la Policía Auxiliar denunciado por Alejandro Gertz Manero. Fraude por 40 millones de pesos en el Instituto del Taxi. 7 millones de pesos en pago de sueldos que debieron regresar, de las Direcciones Generales que autorizó ilegalmente López Obrador.

El fraude por 100 millones de pesos en la Tesorería, denunciado por López Obrador. Fraude por 22 millones de pesos en la Secretaría de Transporte. 129 millones de pesos del peculado de Porfirio Barbosa. 600 millones de pesos descontados a trabajadores eventuales como cuotas médicas y no aparecen. 5.1 millones de pesos defraudados en la Delegación Milpa Alta por Guadalupe Chavira.

42 millones de pesos entregados irregularmente al Grupo Quart de Carlos Ahumada en la Delegación Álvaro Obregón. El dinero de la Delegación Coyoacán que usó Miguel Bortolini en apoyo a la campaña para la candidatura de Marcelo Ebrard a la jefatura de gobierno. 32 millones de pesos defraudados por el Delegado en la Gustavo A. Madero, Octavio Flores Millán.

Los 17 millones de pesos apostados en Las Vegas por Ponce Meléndez, Secretario de Finanzas del gobierno de la ciudad. El fraude en la Delegación Xochimilco. 6 millones de pesos, la defraudación del delegado en Tláhuac, Francisco Martínez, por pagos elevados en contratos con Carlos Ahumada. 220 millones de pesos desaparecidos del Fideicomiso en el Bosque de San Juan de Aragón.

El dinero defraudado por la delegada en Cuauhtémoc, Dolores Padierna, a los vecinos de la colonia Cuauhtémoc con los parquímetros. 69 millones de pesos de los inmuebles que vendió SERVIMET, nunca llegaron a la Tesorería. 4.9 millones de pesos en vales de despensa que nadie encuentra. 103 millones de pesos pagados por servicios y materiales sin comprobación.

Los millones de pesos entregados por Carlos Ahumada a René Juvenal Bejarano ¿dónde quedaron?. El dinero entregado a Carlos Imaz por Carlos Ahumada.

De todos estos millones, ni un centavo se recuperó y mucho menos se procesó a nadie.

Claro, quizás ya se le olvidó porque todo esto aconteció siendo del PRD, partido al que ahora acusa de ser corruptos. Y claro que sí lo son aquí están algunas de las pruebas, pero sin olvidar que el formó parte de este partido.

En cuanto ahora que ya tiene su partido de familia, Morena, la corrupción continúa, quitándoles a cada uno de los legisladores que lo integran, el 70% del salario que perciben, “dizque aportación” al partido, llegando a recolectar al mes entre 8 y 10 millones de pesos.

Aunque eso no es suficiente y para llenar más la bolsa, decidió que el bono de fin de año de los diputados federales de Morena lo “donaran” para “supuestas” actividades educativas, con la farsa de que se utilizará en los centros educativos subsidiados por Morena que iniciarán este 2016.

Bien dice el dicho, “árbol que nace torcido, su rama nunca endereza”. Así es y será el Peje. Ya que de sólo de ese bono se embolsó 12 millones 600 mil pesos.

Pero si le sumamos todo lo demás que recolecta mensualmente, es la envidia de cualquier Banco.

Y de colofón, no se sorprenda estimado lector que Beatriz Gutiérrez Muller, segunda esposa del Peje, sea la próxima candidata de Morena a la gubernatura de Puebla. Ya lo intentó hace 5 años por el PRD, pero afortunadamente no se lo permitieron, pero ahora que su esposo es dueño de Morena, tiene todo el camino libre para su designación.

Por ello pregunto, ¿así creará su República de la Honestidad? ¿Usted le cree al Peje?

Fecha: 
Jueves, 07 de Enero 2016 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Asume AMLO la Presidencia de Morena como artimaña

La frase del químico Lavoisier para establecer la Ley de la Conservación de la Masa de que “la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma”, aunque en otro contexto, bien podría servir como analogía para explicar las estrategias de posicionamiento de Andrés Manuel López Obrador.

Andrés Manuel sigue siendo el mismo de siempre, no cambia en esencia aunque pareciera hacerlo en ocasiones, sólo se ajusta adaptándose a las circunstancias, como ejemplo de ello, el tabasqueño sorpresivamente ha asumido la presidencia formal de Morena, partido político de su creación y absoluta propiedad, cuando parecía que eso no era necesario y mucho menos parte del trazado de sus planes.

Primero, porque, por el carácter patrimonial, de la posesión incondicional que ejerce sobre el partido, esto le otorgaba la libertad de colocar como dirigente a quien él quisiera bajo su completa autoridad caciquil.

Con la intención de no tener que distraerse en la administración del instituto político y para tener la autonomía suficiente, para poder moverse libremente por todo el país en su campaña proselitista permanente.

Sin embargo, la reforma electoral promovida por el presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, materialmente lo obligó a tener que hacerlo, a efecto de blindarse anticipadamente de sus efectos.

Esta reforma, entre otros aspectos, pretende limitar considerablemente su presencia en radio y televisión, mediante los spots que corresponden a Morena, ya que a partir de esta se considerarían actos anticipados de campaña.

Al ser presidente del partido, López Obrador podrá seguir apareciendo en ellos, de alguna manera justificando esa presencia en función de su cargo, eventualmente modificando los diálogos, pero al final de cuentas usando y aprovechando de igual forma el espacio publicitario.

De cualquier forma, el efecto de la coyuntura en principio le termina favoreciendo, porque independientemente del número de los spots, lo que él busca es la polémica al respecto, ya que desde su propia óptica ello lo reposiciona, no así el mensaje que envía en los mismos.

Ahora, López Obrador sumará a su larga lista una acusación más en su contra, mediante esa tendencia a la victimización de la que tanto ha echado mano.

En su discurso implicará que la reforma electoral fue diseñada ex profeso para limitarlo, que la intención de evitar su presencia en los medios de comunicación es una artimaña más de la mafia en el poder, como él cataloga a todas las fuerzas y grupos que no coinciden con su proyecto.

Independientemente del valor del precepto incluido en la propuesta de Beltrones, López Obrador no sólo podrá darle la vuelta con su asunción como presidente de Morena, sino que tendrá otro argumento más para utilizar en contra de sus contrincantes, en un esquema en el cual él es un sacrificado, el agraviado, lo que le permitirá, mantener la dinámica que ha venido desarrollando.

Desde este punto de vista, cualquier intento de ordenar el escenario del ámbito electoral, por lógico que parezca, siempre será una nueva oportunidad para López Obrador, para generar una discusión mediante la cual, más allá del fondo de la misma, él obtenga más publicidad.

Andrés Manuel es un experto en manipular y confundir, incluso su postura populista se entiende más que como una doctrina, como una herramienta para ofrecer todo aquello que, aún siendo imposible de cumplir, hace que parezca que el gobierno adopta una actitud mezquina en contraparte.

Porque en esencia, la irresponsabilidad de sus propuestas están motivadas en que no son realmente parte de un programa genuino de gobierno, sino simple y llanamente estrategias de campaña para ganar simpatías. López Obrador no ofrece soluciones viables, sino expectativas.

Lo que expone como soluciones disfrazadas de programa de gobierno, son esquemas orientados a generar el rechazo de los grupos sociales, sobre todo los que están en condiciones más precarias, directamente en contra del gobierno.

Incluso en contra de todos los partidos políticos, de forma que su oferta, más que convencer, desvirtué a los demás, es decir, que su intención está muy lejos de resolver los grandes temas de la agenda nacional, sino descalificar a sus rivales.

Por ello, este tipo de ordenamientos, lejos de ponerlo en orden como debería de ser, son, como apuntábamos, oportunidades que aprovecha para reaccionar, para explotar una condición que, aún carente de fondo, le sirve para mantener el interés de su clientela electoral cautiva.

Difícilmente estos argumentos le servirán para aumentar su rango de votación, pero sí al menos para preservar el margen con el que cuenta que, según sus cálculos y considerando que la próxima elección presidencial será muy reñida, le permitirá colocarse en posición competitiva.   

Fecha: 
Martes, 24 de Noviembre 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las pasiones de Beltrones

 

La lucha por la presidencia de la República en el 2018 empezó ya y eso lo sabemos todos. En la época del priísmo como partido único, se guardaban las formas y las fórmulas mediante las cuales el presidente en funciones decidía “en soledad” el nombre de su sucesor. Pero eso quedó en el pasado con la “madurez” alcanzada por nuestro sistema político y ahora los partidos y los suspirantes sacan sus cartas y la decisión del que antes ejercía el derecho de dedo, no determina el triunfo.

Todos sabemos que el proceso electoral para la renovación del ejecutivo federal ha iniciado con el reposicionamiento de posibles candidatos en las estructuras internas de los partidos o con las declaraciones un tanto veladas de posibles candidatos independientes.

Hay quienes ven a Margarita Zavala por la libre; inequívocamente se sabe que López Obrador estará en la contienda por Morena; no se ve a ningún Cárdenas, aunque el proyecto Por México Hoy que encabeza el ingeniero haga guiños de “aquí estoy”; por el PRD muchos perfilan a Mancera —aunque en Michoacán algunos simpatizantes de Silvano Aureoles lo ponen en la contienda—; y, desde el poder la caballada empieza a engordar, con miras a que el PRI continúe en la silla presidencial.

Podemos coincidir con Ciro Gómez Leyva cuando le reclama a Beltrones la tardanza con la que ha respondido a los spots de Morena y la figura omnipresente de Andrés Manuel en, se estima, un millón 100 mil impactos a nivel nacional. Beltrones ha emprendido una cruzada para la modificación de la ley electoral para evitar esos “fraudes” a la ley y qué bueno que así sea, pero la ganancia de Obrador nadie se la quita.

López Obrador respondió a Beltrones con la estrategia que le ha funcionado, victimizándose: “es como otro desafuero” ha dicho el que aseguró que no iría por una tercera contienda por la presidencia.

En efecto, Obrador incumple una declaración que hizo después de su primera derrota electoral por la Presidencia de la República en un evidente desprecio por Cárdenas diciendo algo así como “no seré un eterno candidato a la presidencia".

Pero no me sorprendo de que incumpla esa declaración. Con los resultados de Morena en las pasadas elecciones, tal vez se sienta con un escenario inmejorable para llegar al poder. Por eso es la actitud de Beltrones. La pasión con la que ahora el sonorense defiende los tiempos del Estado para que no se abuse o se saque un beneficio indebido de esa prerrogativa, se lee, con lógica, como una estrategia no necesariamente tardía para restarle presencia a quien ya la tiene y empezar a configurar los escenarios del PRI, justamente para ir abriendo el camino a su candidato.

Creo que se equivoca Obrador al estimar que la “ley Beltrones no pasará”. La habilidad política y la influencia de Manlio Fabio es incuestionable y seguramente encontrará eco en los demás partidos que también se beneficiarían de cualquier freno que le pongan al tabasqueño.

Fecha: 
Sábado, 21 de Noviembre 2015 - 10:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Saltamos del 2015 al 2017?

Como si estuviéramos en la antesala de la elección presidencial de 2018, algunos partidos y candidatos parecen estar viviendo con un año de adelanto y se aprestan para determinar el rumbo a seguir. En este juego adelantado están Manlio Fabio Beltrones (MFB) y Andrés Manuel López Obrador (AMLO), junto con sus partidos. Otros, como el PRD, se comportan como si tuvieran mucho tiempo para prepararse.

En un intento por adelantarse otra vez, como acostumbra, AMLO ha dado tres pasos y se apresta a dar un cuarto: propuesta alternativa de aeropuerto, universidades delegacionales y su declaratoria de que el PRI tiene ocho precandidatos para la presidencia. Ya el aeropuerto y las universidades “morenas” han sido llamados “patito”, por su carácter improvisado y demagógico. Los ocho candidatos de la “mafia en el poder” son: Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Videgaray, Aurelio Nuño Mayer, José Antonio Meade, Manlio Fabio Beltrones, Margarita Zavala, Jaime Rodríguez y Rafael Moreno Valle. Ya encarrerado, también mencionó un noveno: Miguel Ángel Mancera. Al menos Rodríguez, Mancera y Zavala deben estar incómodos en tricolor compañía. Pero habrá más: López Obrador se prepara para convertirse en el presidente del MORENA. Nada como los dueños administrando sus negocios; como el Verde y el PT.

Por su parte, MFB trata de hacer crecer una nueva reforma electoral, esta vez pequeña, para impedir que Ricardo Anaya (PAN) y AMLO salgan en los spots de sus partidos. Según esto, hacen trampa aprovechando las “lagunas” legales. En lugar de avanzar hacia una legislación electoral más abierta, propone hacerla más restrictiva, en un inútil y contraproducente esfuerzo por impedir la autopromoción del tabasqueño. Respecto a esto, el senador Barbosa, sesudo él, llega a la conclusión de que MFB le tiene miedo a AMLO.

Por supuesto, a nadie llama la atención esta serie de dimes y diretes, estos movimientos adelantados que buscan alguna ventaja o detener a los adversarios. Lo lastimoso es que esto es la política mexicana actual. No hay propuestas reales sobre derechos humanos, economía, seguridad, educación, salarios, etc. En este contexto, los políticos le darán la excusa perfecta a los medios para exhibirlos, como acostumbran. Tampoco los medios se saben otra canción. Política y medios de comunicación, hermanos gemelos. ¿Nos los merecemos? Al parecer sí.

Fecha: 
Miércoles, 18 de Noviembre 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Lo desubicado del Peje López. El caso de los 103 cadáveres encontrados en fosa común en Cuautla. El alto costo de la corrupción

Me acompañan José Luis Romero Hicks y Hugo González y comentamos: lo desubicado que anda el Peje López; el alto costo de la corrupción; las complicadas nuevas clasificaciones de los programas de TV. El nuevo presidente del PRD, Agustín Basave, nos explica los retos que enfrenta. El Fiscal General de Morelos aclara el caso de los 103 cadáveres en una fosa común en un panteón cercano a Cuautla.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 09 de Noviembre 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El aeropuerto de AMLO

El candidato de Morena a la presidencia de la república, Andrés Manuel López Obrador, presentó ayer un proyecto para un nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, el cual fue desarrollado por los mismos ingenieros que fueron responsables de la construcción de la porción del segundo piso del Periférico de la Ciudad de México que se construyó cuando estuvo al frente del Gobierno del Distrito Federal, obra que hasta a fecha no podemos saber cuánto nos costó en vista de que el propio AMLO ordenó que la información pertinente se nos ocultara durante 12 años.

El aeropuerto de AMLO, que según sus cálculos se podría construir en solo 30 meses, se ubicaría en donde actualmente está la Base Aérea Militar No. 1, sobre Carretera Federal México- Pachuca, en Santa Lucía, Estado de México, la cual, el Peje López asegura, tiene una superficie de 3,000 hectáreas, extensión suficiente para que en el mismo sitio operen conjuntamente y sin mayor problema la nueva terminal y la antigua base aérea militar.

El proyecto del Peje López establece que el nuevo aeropuerto tendría dos pistas de cinco kilómetros de longitud cada una, las cuales operarían simultáneamente, y daría servicio solamente a vuelos internacionales de pasajeros y de carga.

Dice AMLO que de aprobarse su propuesta y desecharse el proyecto del gobierno federal para construir el nuevo AICM en el Lago de Texcoco, el país se ahorraría 100,000 millones de pesos, ya que las dos terminales del actual aeropuerto se seguirían utilizando exclusivamente para vuelos nacionales.

Al presentar ayer su proyecto, el ex gobernante del DF se refirió al que presentó el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. “Lo otro es tirar dinero al Lago de Texcoco. Es un barril sin fondo y eso no va a estar ni siquiera terminado en los plazos que ellos están calculando. No quiero estropear la posibilidad de que se reciba la comisión, pero es claro que el interés del nuevo aeropuerto tiene que ver con las empresas contratistas, entonces solo por corrupción se dará ese aeropuerto”.

Lo que olvidó explicarnos el Peje López es que por la autopista México-Pachuca la distancia entre el actual AICM y la base de Santa Lucía es de aproximadamente 45 kilómetros y que sin tráfico ir de un lugar a otro toma alrededor de una hora. Casi lo doble cuando hay tráfico, que es siempre.

Lo que no nos explicó el mesías tropical es cómo le hará un pasajero que llegue al actual AICM desde el interior del país para luego viajar al extranjero. ¿Tomará una micro? ¿Gastará cientos de pesos en un taxi o un Uber? ¿Cuántas horas de su vida perderá para llegar a tiempo a Santa Lucía y no perder su vuelo?

Tampoco nos dijo cómo le hará el turista extranjero que llegue a Santa Lucía y luego tenga que conectar con un vuelo a algún destino nacional.

Si hoy es complicado y consume horas llegar a un aeropuerto para luego conectar con otro vuelo que salga de la misma terminal, no es muy difícil imaginar el infierno que significará para los viajeros ir de un aeropuerto nacional a otro internacional.

La propuesta aeroportuaria del Peje López muestra su inexperiencia como viajero. Un par de viajes a Estados Unidos y uno a Europa, todos pagados con nuestros impuestos, no lo hacen un experto en la materia.

Su proyecto carece de sustento y solo busca la aceptación de la gran masa de mexicanos que, desafortunadamente, son tan inexpertos como lo es él en lo que al uso de de aeropuertos se refiere.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 06 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿A qué le tira AMLO?

Si ser diputado de oposición es estar en contra de todo y de todos, negarse a escuchar las posiciones y propuestas de los contrarios, asumir posiciones irreductibles, actuar como integrante de una fracción de mayoría sin tenerla, despreciar a los adversarios y presumir una injustificada autoridad moral, entre otras cosas, entonces los que pertenecen a Morena, el partido propiedad del Peje López Obrador, definitivamente son de oposición.

Ya he comentado en este espacio como esa errónea concepción de lo que es ser opositor le costó muy caro a la fracción morena en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF). Liderada por César Cravioto Romero, incondicional del presidente nacional de Morena, Martí Batres, quien a su vez es incondicional del dueño de dicho partido, la fracción no fue capaz de obtener la presidencia de la Comisión de Gobierno de la ALDF, la cual ganó el perredista Leonel Luna después de concretar una alianza antimorena integrada por los diputados de los demás partidos. La intransigencia de Cravioto, quien solo sigue las órdenes que le envía el Peje López por conducto de Batres, ha evitado que se conformen las diversas comisiones que el órgano legislativo requiere para darle cauce a sus asuntos.

Y ahora, al igual que el patrón de su patrón, Cravioto asegura que la parálisis dentro de la ALDF es producto de un compló y no de la cerrazón que su propia actitud ha propiciado. Ayer dijo que el retraso para la integración de las comisiones se debe a que “existe línea del Gobierno del DF hacia el PRD y aliados del PRI y PAN”. Según él, sus colegas del PRI y PAN ahora obedecen a Miguel Ángel Mancera y no a los dirigentes de sus propios partidos. ¡Vaya manera de despreciar a sus opositores!

La misma conducta de los morenos que hemos visto en la ALDF se vio ayer en la Cámara de Diputados cuando el pleno votó el proyecto de miscelánea fiscal para 2016. De los 456 diputados presentes en la sesión, 423 votaron a favor del proyecto y 33 en contra. ¿A qué partido pertenecen estos 33? A Morena, claro está, cuyo dueño consideró que la miscelánea no contiene nada que valga la pena ser aprobado.

Cuando AMLO le ordena a sus legisladores defeños y federales a oponerse contra todo y contra todos, a abstenerse de dialogar y hacer política, está finalmente rechazando participar en el gobierno de este país. Olvida que sus diputados reciben un sueldo que proviene de los impuestos que pagamos los mexicanos y que los millones de pesos que recibe su partido también proviene de nuestros bolsillos.

A lo que le tira el Peje López es desestabilizar a las instituciones que hace algunos años mandó al diablo. Afortunadamente, el número de morenos en la Cámara de Diputados es insignificante y no representa amenaza alguna. En la ALDF Cravioto y sus seguidores fueron capaces de obrar el milagro de unir a las demás fracciones en su contra, quedando en efecto neutralizados.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 20 de Octubre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

No son nada...

Las fracciones del PAN en la Cámara de Diputados y del PRD en la de Senadores presentaron ayer sus iniciativas para facilitar el acceso a las candidaturas independientes a cargos de elección popular.

Lo anterior como respuesta a las medidas que algunos congresos locales han tomado para hacer virtualmente imposible que cualquier ciudadano mexicano busque ser electo a un cargo por la vía independiente, sin partido político de por medio. Ambas iniciativas dejarían sin efecto lo que han aprobado estas legislaturas estatales y evitaría que otras intentaran limitar los derechos de quienes quieran ser candidatos independientes.

La iniciativa del PAN busca reformar los artículos 35, 41, 73 y 116 de la Constitución federal mientras que la del PRD modificaría el 35 y el 116.

Ambas propuestas, de ser aprobadas, reducirían y homologarían en 0.5% del listado nominal el número de firmas necesarias para inscribir una candidatura independiente, esto es la mitad del 1.0% que la ley vigente exige para registrar una candidatura independiente a la presidencia de la república y la cuarta parte del 2.0% necesario para las candidaturas a senadores y diputados.

La iniciativa panista fija el tiempo para que un aspirante a una candidatura independiente recabe el porcentaje de firmas necesarias: de 20 a 60 días. También permitiría que los candidatos independientes disfruten de los mismos tiempos de radio y televisión que los candidatos partidistas y de similar financiamiento público y privado para sus campañas.

Yo propondría que el 0.5% que ambas iniciativas recomiendan como el mínimo para registrar una candidatura independiente no se base en la lista nominal de electores sino en el número de personas que en la elección más reciente hayan votado en el distrito electoral en el caso de diputados, estado en el caso de senadores, y país en el caso de la presidencia de la república. Si consideramos el alto número de votantes registrados que no sufragan en las elecciones, el porcentaje exigido debe representar la realidad y no la situación ideal.

Falta ahora ver que opinan al respecto los diputados y senadores del PRI, PVEM y demás partidos ya que, por tratarse de enmiendas a la Constitución, se necesitará el voto aprobatorio de dos terceras partes de los integrantes de cada cámara y de la mayoría simple de los congresos de los estados.

De entrada, Morena no apoyará estas iniciativas. Hace unos días el dueño de este partido, el Peje López, dijo que “Los independientes no significan una opción, una alternativa, porque ellos no cuestionan el principal problema que es la corrupción, ni enfrentan la política económica que ha venido imponiendo la mafia del poder, desde hace 30 años, que es la que ha causado el empobrecimiento y la destrucción del país… no son nada, representan la nada”. Afortunadamente, los legisladores federales y locales de Morena son tan pocos que fracasarán en sus intentos de impedir cualquier enmienda constitucional porque, como diría su patroncito, “no son nada”.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 07 de Octubre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Mahatma Cárdenas… sin rueca

Como hongos después de la lluvia, están apareciendo diversos esfuerzos “ciudadanos” (léase políticos desplazados del poder o en busca de él) para tratar de influir en las próximas elecciones presidenciales. El argumento, impecable por cierto, es el hartazgo de los “ciudadanos” (léase la advertencia anterior) de los partidos políticos tradicionales.

Por ejemplo, un grupo de intelectuales encabezados por Diego Fernández de Ceballos han manifestado la intención de construir una candidatura independiente que frene a Andrés Manuel López Obrador (AMLO). No sólo Enrique Peña Nieto está obsesionado con el líder de MORENA, por lo visto. Los medios mencionan que de este grupo podrían salir las candidaturas de Juan Ramón de la Fuente o Jorge Castañeda Gutman, ambos con prestigio y sin ataduras partidarias, pero sin discurso ni proyección. Ser conocidos por el círculo rojo no garantiza ser conocidos (ni votados) por el grueso de la población.

Por otro lado, personajes que han militado en la izquierda (y en el PRI, el PAN, etc.) han lanzado una “iniciativa”, así la describen los medios, llamada Por México Hoy, que tiene por objeto “repensar en colectivo el proyecto de Nación”. En serio, eso dicen. La figura central de esta convocatoria es Cuauhtémoc Cárdenas, tres veces candidato perdedor a la presidencia, exgobernador priista de Michoacán, fundador del PRD y viejo amigo de las candidaturas de unidad alrededor, claro, de su persona. Lo acompañan Alejandro Encinas, quien ayudó a AMLO a consolidarse en el GDF, pero que por alguna razón no lo siguió (aún) a MORENA. Y Porfirio Muñoz Ledo, siempre en la búsqueda de un nuevo partido o esfuerzo político al que no haya pertenecido.

Este grupo ha declarado que no busca hacer un partido (la cosa se pone mal), sino construir un frente político y social que “proyecte la necesidad de vivir de mejor manera la democracia en su dimensión colectiva, lo público, que es de todos”. Este esfuerzo pretende que la “mayoría social” (cualquier cosa que eso sea), se convierta en “mayoría política”. No desean imponer nada, quieren “sumar esfuerzos”, respetando las definiciones y estrategias de cada individuo y organización. Están a un paso de convertirse en políticos franciscanos.

En realidad, Por México Hoy pretende convencer a AMLO de que no vaya solo y haga una alianza con otras fuerzas de izquierda (léase PRD, Movimiento Ciudadano y los restos de esa cosa llamada Partido del Trabajo, más lo que se acumule). Ojalá que estén preparados para la respuesta de AMLO: o aceptan su candidatura, su discurso y sus condiciones, o no hay acuerdo. Así de simple.

Al margen de esto, el “Bronco” cabalga.

Fecha: 
Lunes, 05 de Octubre 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Yo no fui ¡fue Teté! (Fue el Estado)

Los muchos crímenes cometidos en Iguala el 26 de septiembre de 2014 tomaron por sorpresa al establishment de izquierda. Por unos días no supieron qué hacer ni qué decir: el gobierno municipal de Iguala era de izquierda, su policía obedecía a un presidente municipal de izquierda, y el gobierno estatal también era de izquierda. En esos primeros días los “intelectuales” y comentócratas de izquierda se quedaron pasmados, confusos, paralizados.

Luego de los crímenes del 26 de septiembre, el día 30 alabó Julio Hernández en La Jornada el Día del Maíz; el 2 de octubre culpó a la autoridad municipal de Iguala pero ya el 7 criticó a Peña. El 1º de octubre Sergio Aguayo escribió sobre Tlatlaya y Tlatelolco, no sobre Ayotzinapa. El 2 de octubre Lorenzo Meyer tampoco mencionó Iguala: pidió no olvidar Tlatelolco. El 3 de octubre Juan Villoro narró una anécdota de Acapulco. Carmen Aristegui escribió sobre el Poli el 3 de octubre y puso la palabra Ayotzinapa sin decir nada, al lado de Tlatlaya. René Delgado el 4 de octubre tocó de soslayo el tema. Denise Dresser (que recientemente se solazó en la tv con evidente placer y visible deleite cuando uno de los expertos de la CIDH contradecía el informe de la PGR de Murillo) el 6 de octubre se lanzó contra el Ejército y Tlatlaya; nada de Iguala.

Clamoroso silencio inicial de los izquierdos que igual de clamorosamente reprochan la inicial inacción federal ante un caso de jurisdicción local. Sólo hasta dos semanas después empezaron a criticar a las autoridades (federales). #FueelEstado apareció en Twitter el 21 de octubre de 2014, casi al mes.

Gerardo de la Concha criticó tempraneramente ese silencio. Mencionó a Sergio Aguayo, Elena Poniatowska, Pago Ignacio Taibo, Javier Sicilia, David Huerta en “Iguala: el Tlatelolco de la izquierda” (La Razón, 5 de octubre de 2014): “Si hacemos un ejercicio de imaginación pensemos que las autoridades responsables de Guerrero e Iguala hubieran sido priistas, entonces el tema no habría sido callado por los que menciono en este texto y, además, toda la legión cultural de izquierda ‘alzaría su voz’ y la indignación, convertida en un clamor, estaría desbordada y, por supuesto, sería justo.”

Lo que les pareció justo semanas después, ya metabolizado el suceso y tras una tan copiosa como sospechosa andanada en redes sociales, fue la frase salvífica “Fue el Estado”. No han dejado de criticar y marchar desde que a alguien se le ocurrió culpar al gobierno federal; muy amigos de la verdad, claro. El mismo de la Concha escribió el 2 de noviembre: “Del silencio pasaron al ruido, con tal de no hacer ninguna autocrítica y de mantener así el status quo en el que medran.”

Algunos ilusos quisiéramos que atendieran a los hechos sin el prejuicio ideológico- geométrico de sólo acusar un crimen si lo comete el enemigo, como ordena el infinito catálogo de la corrección política. Quisiera que quien pide justicia y marcha exigiendo que aparezcan vivos los 43 (incluyendo a los dos demostradamente asesinados y quemados) pidiera investigar en serio al director de esa escuela y al intocable Andrés Manuel López Obrador. ¿Por qué puso de candidato a Abarca si conocía sus antecedentes?

Hablando del Peje, la frase “Fue el Estado” es ocurrencia de un genio, y lo digo sin ironía. Es deliberadamente equívoca, la menos eficaz posible para identificar a un criminal pero la más eficaz posible para culpar a un enemigo común muy paladeable que encarna todo lo odioso —el PRI, el sistema político, Televisa, la corrupción, el “fraude electoral”, la oligarquía, la “burguesía”— y se personifica en el político más impopular: Enrique Peña Nieto.

El Estado son los tres poderes, las instituciones, el territorio, la Nación, pero al oír “fue el Estado” nadie piensa en Abarca, el Estado de Guerrero, el estado de cosas o el estado de ebriedad sino en el gobierno federal. Es genial una frase pegajosa que echa la culpa a un muy, pero muy conveniente adversario unánime, al punto de exhibir la foto de Peña junto a la de Díaz Ordaz. Resulta lógico, si fue el Estado.

Los que claman por justicia no están viendo a cuando menos 111 presos, entre ellos Abarca y su esposa y los meros meros de los Guerreros Unidos; sólo será justiciera su justicia si encarcelan a Peña. Y no alabo su hasta hoy lamentable manejo de esta crisis. El gobierno federal se ha balaceado las extremidades inferiores y se ha puesto de pechito ante las calumnias e infundios de sus mucho más astutos adversarios. No soy amigo de Peña pero más amigo soy de la verdad.

Dos sucesos muy diferentes (Tlatelolco e Iguala) le parecen iguales al que piensa poco y grita mucho. Desde el Colegio de México (!!!) Sergio Aguayo asocia un crimen ejecutado por el gobierno de México hace 47 años, a un ataque de bandas rivales por controlar la heroína. Sólo mala leche o llana estupidez permiten un salto cuántico de tal calado, que resulta obvio: fue el Estado, léase Peña.

Mientras tanto, la izquierda y sus “intelectuales”, su prensa, su comentocracia y sus masas exigen que aparezcan con vida los 43, incluso los dos demostradamente asesinados. No hablan de Gonzalo Rivas, empleado de una gasolinería de Chilpancingo, quemado vivo por los ayotzinapos el 12 de diciembre de 2011 cuando incendiaron la gasolinería donde trabajaba. Ese homicidio, el incendio y los robos de camiones no son delito porque no hay que criminalizar la protesta social. Y como no hay ayotzinapos delincuentes, fue el Estado.

Sólo un negocio tan jugoso como el narcotráfico produce criminales capaces de despellejar vivo a un normalista tras sacarle los ojos, matar a mansalva, quemar gente y esparcir sus cenizas. Eso demuestra que fue el Estado.

Los que cayeron bajo las fuerzas federales (Policía Federal y Ejército) están vivos pero los victimados por la policía de Abarca y por sus socios están muertos. Lógico: fue el Estado.

El abogado de los ayotzinapapás Vidulfo Rosales dice que el Cochiloco, que les ordenó ir a Iguala, no era criminal infiltrado sino estudiante ejemplar, comisionado de Orden y Disciplina (!!!) y de conseguir 25 camiones (sólo se habían robado 10 ese día). Sidronio Casarrubias, capo de los Guerreros Unidos, dijo “Los hicimos polvo y los echamos al agua, nunca los van a encontrar” luego de que la esposa de Abarca ordenó “dar un escarmiento” a los normalistas. Y López Astudillo (de ese mismo cartel criminal) los secuestró, asesinó e incendió. Indudable: fue el Estado.

Los ayotzinapapás pidieron al presidente “comprometerse a estar de lado de la verdad y no de la mentira” lo cual está muy bien pero en su punto 6 le exigen “cesar los intentos de criminalización de los normalistas”. Siempre se supo de bandas criminales y tráfico de heroína y si buscan la verdad habrá que averiguar esa línea, digo yo, pero “no hay que criminalizar la protesta social”. Y con toda verdad, acusan, fue el Estado.

Y es que claro, claro, hay que encontrar la verdad verdadera y hacer justicia ora si que bien expedita y rete pronta y por eso que inmediatamente renuncie Peña y buscar la verdad a secas, claro que sí, cómo no, pero sin criminalizar a nadie ni investigar nexos con el narco porque oiga usted, no hay que ser, es que resulta de que fue el Estado y esa es la única verdad porque pos así fue ¿o qué no? y respeten a la normal de Ayotzinapa y no investiguen a su director ni a los muchachos, a los chicos, a los esforzados estudiantes que no son criminales aunque incendien gasolinerías y se roben camiones porque querían ser mentores de generaciones de guerrilleros y es de que como te venía diciendo no, hombre, no hay que ser, porque sabes que hay que ser adultos y no, yo no fui, ¡fue Teté! oséase, ¡fue el Estado!

Autor:

Fecha: 
Lunes, 05 de Octubre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1