Se encuentra usted aquí

pederastía

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Santa Sede ignora a Trump, el Papa llama a la congruencia entre la fe y las acciones y la Iglesia en México pide correcciones a reformas

Poco tiempo falta para la segunda gira americana del Papa Francisco, y varios hechos relevantes han ocurrido en las pasadas dos semanas.

Una hecho, casi chusco, fue la declaración del magnate norteamericano Donald Trump, quien pretende ser candidato republicano a la presidencia de su país, asegurando que advertirá al Papa sobre el peligro que significa el diálogo con los musulmanes, porque éstos lo que realmente buscan es acabar con el Pontífice y la cristiandad entera. Trump dijo que tendrá que asustar al Papa al respecto, porque a pesar de que es protestante, el Papa le cae muy bien porque se ha pronunciado en temas como la familia y el cambio climático. Tales declaraciones las hizo Trump en el marco de lo que considera que el capitalismo deberá modificarse para funcionar adecuadamente… Por supuesto y como era de esperarse, la Santa Sede no hizo ningún comentario al respecto.

Por otro lado, el primer reo por paidofilia, abusos y posesión de material pornográfico del nuevo tribunal creado ex profeso por el Papa Francisco, el arzobispo Josef Wesolowski, ex nuncio ante la República Dominicana, falleció en El Vaticano por causas naturales la noche del pasado 27 de agosto, según lo reveló la necropsia ordenada por las autoridades vaticanas.

Wesolowski no pudo presentarse a la audiencia del pasado 11 de julio por haber sido hospitalizado. Cabe recordar que, por expresa decisión del Papa, Wesolowski estuvo bajo arresto domiciliario cautelar desde septiembre de 2014. Tuvo una suerte enorme de morir antes del juicio, pues el ex nuncio polaco pudo haber sido sentenciado a entre 6 y 12 años de prisión.

El deceso no resultó positivo para el impulso de impartición de justicia del Papa Francisco. Por ello fue muy significativo que el funeral fuese oficiado bajo el rito específico para los laicos, y no bajo el rito sacerdotal. Fue como decirle al mundo que Wesolowski, técnicamente, ya no era sacerdote y que sólo faltaba aplicar la pena corporal.

Pero el tema de mayor relevancia social en El Vaticano es el de la trata de personas. Durante el Ángelus del pasado domingo, y en referencia a las 71 migrantes encontradas muertas en un camión en la autopista Viena-Budapest, el Papa afirmó que estas masacres “son crímenes que ofenden a toda la familia humana”. Pidió rezar por ellos, pero más que eso, pidió una positiva cooperación entre países para evitar estos crímenes.

Justo antes, en la homilía dominical, el Papa Francisco hizo una reflexión sobre el pasaje de los fariseos argumentando en favor de la supremacía de la ley y la tradición que se encuentra en el Evangelio de San Marcos. Hizo énfasis en el llamado de Jesús a respetar los mandamientos de Dios en lugar de aferrarse a la tradición; remató diciendo que la observancia literal de las reglas y costumbres, si no hay una conversión del corazón, es algo estéril y lo es más aún, si la conversión no se traduce en hechos concretos como “abrirse al encuentro con Dios y a su Palabra, buscar la justicia y la paz, socorrer a los pobres, los débiles, los oprimidos”.

Palabras muy fuertes que deben ser interpretadas en el contexto de la próxima celebración del Sínodo de la Familia, pues muchos prelados se han mostrado abiertamente en contra de cualquier cambio en materia de costumbres, léase la comunión para los divorciados vueltos a casar.

De las palabras del Papa se desprende que, más allá de rezos y actos litúrgicos, lo que hay que hacer es ser congruente entre la fe y las acciones: concretar medidas integrales para evitar la trata de personas y no anteponer el prejuicio, la costumbre y la tradición a la misericordia con el pueblo de Dios…

Mientras tanto en México…

La página editorial del semanario Desde la Fe, de la arquidiócesis primada, advierte que a partir de septiembre, los nuevos diputados deberán corregir los errores de las reformas estructurales efectuados en la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, pues dichas reformas han perjudicado el poder adquisitivo de los mexicanos, no han resuelto las condiciones de vulnerabilidad e inseguridad. Entre los temas que deberán discutir están la reforma fiscal, la inseguridad y la corrupción, amén de que la discusión del presupuesto de egresos deberá incluir la reducción de recursos para los partidos con el propósito de reasignarlos al combate a la pobreza.

Por su parte, el cardenal Rivera en la homilía del domingo, dijo que los católicos deben ser congruentes y pronunciarse en contra del aborto, la eutanasia y la manipulación genética.

Por cierto, el Papa Francisco nombró al arzobispo emérito de Santiago de Chile, el cardenal Francisco Javier Errázuriz, como su enviado especial para el VI Congreso Eucarístico Nacional de México, que se celebrará del 9 al 13 de septiembre en la ciudad de Monterrey, bajo el tema “Eucaristía, ofrenda de amor: Alegría y vida de la familia y del mundo".

Autor:

Fecha: 
Lunes, 31 de Agosto 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los veinte años de Norberto Rivera al frente de la arquidiócesis primada de México

Norberto Rivera cumplió este fin de semana veinte años al frente de la Arquidiócesis Primada de México, dos décadas bastante turbulentas no sólo en la demarcación eclesiástica, sino en todo el país. Es el trigésimo quinto sucesor de Fray Juan de Zumárraga y al igual que al primer obispo de México, le ha tocado una época turbulenta, aunque las diferencias entre ambos no podrían ser mayores…

Cuando llegó a ser arzobispo de la ciudad de México, Norberto Rivera no se imaginó que dos años más tarde llegaría a ser jefe de gobierno de la ciudad el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, el primero en ser electo, y cuya victoria prefiguró la alternancia en el Ejecutivo Federal en el año 2000.

Tampoco se imaginó que tendría que vérselas con gobiernos capitalinos de izquierda desde 1997 hasta la fecha, pero se las ha ingeniado para mantener una buena relación con los jefes de gobierno capitalinos, a excepción hecha de Marcelo Ebrard, con quien tuvo varios desencuentros, especialmente en lo que respecta a la legalización del derecho a la interrupción del embarazo y al matrimonio igualitario. Y sin embargo, fueron casi vecinos, porque la casa -ahora en litigio- que en algún momento fue hogar de la familia Ebrard Bueso está a unos pasos de la sede de la Arquidiócesis Primada donde están las oficinas del cardenal Rivera.

Como sea, el cardenal primado ha tenido una relación regularmente buena con la clase política, curiosamente, menos con los panistas que con el PRI y el PRD. Las batallas las ha librado a través de los medios, muy especialmente las editoriales del semanario Desde la Fe, que es la caja de resonancia de las posiciones del arzobispado.

También, el cardenal Rivera ha tenido una buena relación con los hombres del dinero. Ya desde su estancia como obispo de Tehuacán, mantuvo una excelente relación con los dueños de una empresa avícola, misma que era bastante generosa con las limosnas. En la ciudad de México, Rivera se ha acercado a empresarios como Olegario Vázquez Raña, los hermanos Autrey y otros devotísimos hombres de empresa, que no han dudado en dispensarle su mecenazgo.

En realidad, los problemas del cardenal Rivera han sido básicamente intraeclesiales y muchos de ellos se originaron en que fue designado arzobispo primado por el entonces nuncio Girolamo Prigione, sin tomar en cuenta el perfil necesario para una diócesis enorme y problemática, y sin llegar a los necesarios consensos con el antiguo arzobispo, el cardenal Ernesto Corripio, fallecido en 2008, para hacer una transición relativamente tersa. Sobra decir que Prigione promovió a Rivera porque éste se mostraba dócil con el nuncio y mostraba un talante los suficientemente anti progresista como para pasar la prueba de fidelidad a Juan Pablo II.

Norberto Rivera nació en Tephuanes, Durango en 1942 y fue ordenado sacerdote en 1966; de origen humilde, logró llegar hasta la Universidad Gregoriana en Roma gracias al apoyo del arzobispo de Durango, Antonio López Aviña, uno de los eclesiásticos más singulares de la segunda mitad del siglo XX por su eficacia para crear un grupo propio y empujar a sus alumnos al episcopado. Entre 1982 y 1985, Rivera fue profesor de eclesiología en la Universidad Pontificia de México, antes de ser obispo de Tehuacán, en donde se le recuerda por haber cerrado, casi violentamente, el Seminario Interdiocesano del Sur, de marcada filiación progresista, es decir, cercano a la teología de la Liberación. Quizá fue precisamente por esta decisión que Prigione lo consideró el candidato idóneo para acabar con el progresismo y cualquier clase de disidencia eclesial o laical en la arquidiócesis de México. Además de que Rivera mostraba cercanía, respeto y admiración por Marcial Maciel, una de las principales voces que conformaban la opinión de Prigione.

El caso es que cuando Rivera llegó en 1995, decidió acabar con cualquier resabio de disidencia en su contra por parte de los corripistas, de los religiosos que no le acababan de gustar, como los jesuitas. Pero su principal batalla fue en contra del abad Guillermo Schulenburg, con quien entabló una pelea a muerte por la Basílica de Guadalupe. Cabe decir que el arzobispo ganó la escaramuza y aparentemente, la guerra. Sin embargo, la perspectiva histórica terminará dándole la razón a Schulenburg en lo tocante a la autonomía de la Basílica como una colegiata, la única existente en América y que ahora no es más que una parroquia que reporta sus beneficios al arzobispado exclusivamente y no al conjunto de la Iglesia en México, como debería ser.

Pero si el pleito por la canonización de Juan Diego es uno de los capítulos más sombríos de la historia reciente de la Iglesia en México, fue superado con creces por la defensa que Norberto Rivera hizo de Marcial Maciel y una serie de curas pederastas, de lo cual hablaremos en la siguiente entrega con más detenimiento.

Lo más grave es que Norberto Rivera no estuvo a la altura de las necesidades pastorales de una de las ciudades más grandes del mundo. La decatolización del Distrito Federal es palpable, apenas hay 7 millones y medio de católicos, apenas el 83% de la población… cuando en la década de los noventa el porcentaje era del 89%…

Foto: quien.com

Autor:

Fecha: 
Lunes, 27 de Julio 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las crisis en Grecia y en Puerto Rico. Relaciones comerciales entre España y México. Arzobispos y obispos que solaparon a pederastas

El presidente municipal electo de Huixquilucan, México, Enrique Vargas (PAN), explica sus planes para combatir la inseguridad y mejorar la vialidad en ese municipio. En el estudio me acompañan José Luis Romero Hicks y Armando Chacón y comentamos las crisis de la deuda de Grecia y Puerto Rico y sus repercusiones; las relaciones comerciales entre México y España. Tere Vale también discute la crisis griega. Mónica Uribe informa sobre una lista que se difundirá esta semana en la cual aparecerán los nombres de arzobispos y obispos que solaparon a pederastas. Hugo González nos dice cuales giros de negocios desaparecerán en los próximos 10 años.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 29 de Junio 2015 - 19:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Obispos mexicanos: ignorantes, insensatos y para colmo, encubridores

Mientras el alto clero se rasga las vestiduras por la decisión de la Suprema Corte de obligar a todas las legislaciones estatales a sancionar el matrimonio de personas del mismo sexo  - decisión que se adelantó una semana a la de la Corte norteamericana –  sucede que se publicó una lista de los obispos encubridores de pederastas para presentarlas ante las autoridades vaticanas.

Pero vayamos por partes. No extraña que los obispos, todos, condenen la decisión de la Corte, lo cual resulta coherente con el magisterio de la Iglesia, pero sí extrañan los argumentos que esgrimen algunos los prelados.

Por ejemplo, el arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vera, dijo que los obispos pueden ir a la cárcel si a una pareja homosexual, casada civilmente, solicita casarse por la Iglesia y es rechazado. Seguramente el obispo de Yucatán no entiende que el Estado no puede meterse con un sacramento, por lo que ningún obispo podría ser encarcelado por negar un sacramento a un fiel, porque no es jurisdicción del Estado. En ese aspecto, al Estado y su representante, el gobierno federal (estatal o municipal, da lo mismo), lo mismo que el Legislativo y el Poder Judicial no pueden decir absolutamente nada, porque el sacramento del matrimonio compete exclusivamente a la autoridad eclesiástica, misma que tiene leyes internas cuya validez en asuntos propios es reconocida por el Estado, al concedérseles a las asociaciones religiosas ese status legal. Resulta patético que el arzobispo de Yucatán no sepa que hay una separación Iglesia-Estado…

Otro caso que verdaderamente es digno de mención por la falta de conocimiento del orden legal, que supuestamente tendrían que conocer como ciudadanos, es el del cardenal Juan Sandoval, arzobispo emérito de Guadalajara, quien realizó un “megaexorcismo” en San Luis Potosí para purificar al país el pasado 9 de junio. A través de un video, señaló que la Suprema Corte hizo una “ley inicua”. Lo que Sandoval no entiende, como tampoco entendió en todo el proceso de la investigación del asesinato del cardenal Posadas Ocampo, es que el Poder Judicial no hace leyes, sino jurisprudencia a partir de denuncias ciudadanas que se ven afectados por una legislación específica, en este caso la negativa de varios estados de la Federación a aceptar el matrimonio entre personas del mismo sexo. La ignorancia acerca del orden jurídico por parte de algunos obispos, por lo menos estos dos, es supina.

Si bien se esperaba que los obispos mexicanos se declarasen en contra de la sentencia de la Corte, lo que resulta congruente con el magisterio de la Iglesia, la verdad es que se esperaba que lo hicieran con argumentos más claros, sensatos, acordes a la realidad y que por lo menos lo hicieran con un conocimiento preciso de las condiciones y circunstancias legales. Lo grave, es que muestran que el actual Episcopado es no sólo corto de miras, sino poco versado en asuntos que les debían competer como ciudadanos. Una cosa es advertir a su feligresía y otra, muy distinta, sustentar sus disquisiciones en argumentos falsos e insostenibles.

Por lo menos en Desde la fe, los argumentos son bastante mejor estructurados y con conocimiento de causa…

Mientras los obispos se desgañitan, la lista de los acusados de proteger a pederastas ya empieza a circular en medios. Entre los señalados por Alberto Athié, ex sacerdote que denunció a Marcial Maciel ante las instancias vaticanas, están el cardenal Rivera, Jesús Carlos Cabrero Romero, arzobispo de San Luis Potosí; José Luis Chávez Botello, arzobispo de Oaxaca; Jonás Guerrero, obispo de Culiacán; Marcelino Hernández, obispo de Colima; y Raúl Vera, obispo de Saltillo, entre otros.

Por lo pronto, el obispo de Autlán, en Jalisco, Gonzalo Galván Castillo, presentó su renuncia por estar acusado de encubrir abusos sexuales. La Santa Sede aceptó ayer domingo la renuncia del obispo de 64 años.

Mientras tanto en Roma…

El Papa se ocupa de cosas más relevantes como la condena de los tres atentados perpetrados por los yihadistas en Túnez, Marruecos y Francia, habla sobre la auténtica fe y se prepara para su viaje a Sudamérica el 5 de julio.

Pero antes, hoy mismo, fiesta de San Pedro y San Pablo, dio el palio arzobispal a 46 prelados entre los que se encuentran dos mexicanos, Mons. José Antonio Fernández Hurtado, Arzobispo de Durango y el antedicho arzobispo de Yucatán, Mons. Gustavo Rodríguez Vega. La homilía fue particularmente interesante, pues el Papa dijo que cuántas fuerzas, a lo largo de la historia, han intentado acabar con la Iglesia, desde fuera y desde dentro, pero todas ellas pasan y la Iglesia sigue viva. Clarísimo mensaje para los grupos internos que socavan la credibilidad de la Iglesia  - léase obispos extraviados -  y para los que agreden a la Iglesia desde fuera  - los fanáticos “progres”  -, Pero también dijo otra cosa, quizá más importante: no contradecir con el comportamiento y con la vida lo que se predica con la palabra y lo que se enseña a los otros, Esto, obvio, para los sacerdotes.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 29 de Junio 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Papa combate a los clérigos quienes cometieron abusos sexuales. Se pone en marcha el tribunal antiabusos

Aún antes de que el Papa Francisco anunciara el pasado viernes que planeaba visitar la República Centroafricana y Uganda en noviembre y que esperaba ir a Kenia -aún en duda porque ese país ha sido blanco de ataques de militantes somalíes islámicos de Al Shabaab- hubo dos sucesos de alta trascendencia en el Vaticano.

Como los lectores recordarán, el Papa conformó un grupo de expertos para el combate a los abusos sexuales cometidos por clérigos. Dicho grupo, presidido por el cardenal norteamericano Sean O’Malley e integrado también por laicos y víctimas de abuso, elaboró varias propuestas de cómo debe atenderse el problema desde las instancias eclesiales. El primer fruto concreto de su trabajo fue la decisión de Francisco de crear un nuevo organismo para juzgar y castigar a los obispos que encubran los abusos sexuales perpetrados por miembros del clero a menores de edad o personas frágiles.

Este tribunal creado ex profeso para investigar y juzgar el delito de abuso de poder episcopal -delito ya contemplado dentro del derecho canónico, pero que carecía de mecanismo legales para su persecución de oficio- estará a cargo de una sección de la Congregación para la Doctrina de la Fe, dicasterio presidido por el cardenal Gerhard Ludwig Müller.

Adicionalmente, el Papa autorizó una partida presupuestal para poner en marcha el tribunal antiabusos, del cual aún no se sabe cómo se llamará oficialmente, pero cuya función muestra el compromiso del Papa en la lucha contra la paidofilia de eclesiásticos. Obvio, ya habrá más de diez obispos que deben estar preocupados por la medida...

Pero uno que pasó ya de la preocupación al horror es el ex nuncio en República Dominicana, Joszef Wesolowski, acusado de abusar sexualmente de varios menores de edad y de poseer pornografía en su computadora. Los delitos fueron cometidos de 2008 a 2013, cuando dimitió del cargo, y la primera parte de la investigación fue realizada por las autoridades dominicanas.

Wesolewski será el primer enjuiciado por el recién creado tribunal y la primera audiencia tendrá lugar el 11 de julio.

Con la llegada del Papa Francisco, el nuncio polaco fue retirado de Nunciatura en Dominicana tras conocerse versiones acerca de conductas inapropiadas; fue sujeto a arresto domiciliario en el Vaticano y apenas se tomó la decisión el 6 de junio -no es extraño, el marco jurídico era inexistente- cuando el fiscal del Vaticano, Giuseppe Dalla Torre del Tempio di Sanguinetto, pidió al responsable del tribunal del Estado del Vaticano que le procesara.

El año pasado, un tribunal de la Santa Sede lo declaró culpable bajo la ley canónica de abusar de niños pequeños y lo redujo al estado laical, la sentencia más dura de la Iglesia Católica.

Wesolowski será procesado por el cargo de pornografía de acuerdo con la nueva ley ya que cuando se le acusó de poseer esos materiales se encontraba en Roma en agosto de 2013 hasta su detención el 22 de septiembre. La pena máxima podría ser de dos años de cárcel y una multa. Asimismo, está acusado de corromper sexualmente a jóvenes, recibir pornografía infantil, causar daño psicológico y mantener una conducta que ofende los principios morales y de la religión.

Este es un duro golpe para el grupo cercano a Juan Pablo II, los que aún quedan, y es una medida ejemplar para quienes dudaron de los alcances del compromiso del Papa con la justicia en esta materia.

Otro asunto muy importante que se dio a conocer en medios es que en breve, esta misma semana, se presentará la encíclica Laudato Sii (Alabado seas) cuyo tema es la ecología. El título está inspirado en la primera frase inicial del Cántico de las Criaturas de San Francisco de Asís, lo que implica todo un homenaje.

A pesar de que aún está en prensa, ya ha suscitado comentarios de toda índole, incluyendo que el Papa no es experto de temas de sustentabilidad y ecología, aunque habrá que ver qué es lo que contiene. Obvio, las críticas provienen del lobby petrolero y de las grandes industrias agroalimentarias que se adelantan a lo que sospechan puede ir en contra de sus intereses.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 15 de Junio 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo: razones de peso por las cuales el Papa no viene a México

El anuncio de la visita del Papa a Cuba en este mismo año provocó reacciones negativas en algunos círculos nacionales. Se preguntan por qué Francisco va a ir a Cuba, país cuyo catolicismo es bastante menor y más dudoso que el mexicano. Además, el gobierno ha invitado en reiteradas ocasiones al Pontífice y no ha habido una respuesta positiva hasta ahora.

El primer punto es que, por el momento, la relación Cuba-Estados Unidos es relevante para la diplomacia vaticano y en el acercamiento entre ambos se ve la operación política de Francisco. Una visita apostólica a ambos países tendrá un efecto positivo para evitar que las partes den pasos atrás en la reanudación de relaciones diplomáticas. ¿Hay punto de comparación con México? No, en absoluto, pues México no está en la agenda política de la Santa Sede, sino en el de los focos rojos, por los temas de violencia, migración, trata de personas y violencia en contra de sacerdotes y una cauda de violaciones a los derechos humanos.

El segundo punto es que a Francisco, conocedor de los modos latinoamericanos, le habrá parecido extraña tanta insistencia del gobierno mexicano para visitar México, especialmente en un año electoral, como se había planteado en un inicio. El Papa Bergoglio tiene un excelente olfato político, conoce de geoestrategia y de historia del subcontinente; sabe que desde 1990, los gobiernos mexicanos han buscado una relación cordial con la Sede Apostólica, como una suerte de as bajo la manga para la consecución de la legitimidad en tiempos de crisis, y una visita papal tras Ayotzinapa, Tlatlaya y otros eventos más, en medio de una crisis económica y de credibilidad, hubiese sido más que bienvenida. Pero sucede que el Papa tiene cosas más relevantes que resolver internamente, como los obispos rebeldes que están eternamente cuestionándolo, o brindar su apoyo para acabar con los focos de conflicto armado en Medio Oriente o en Europa misma.

El tercer punto es más bien eclesial: una visita a México, implicaría por fuerza, visitar la Basílica de Guadalupe -incluso el mismo Papa lo señaló en declaraciones a prensa y en la entrevista concedida a Valentina Alazraki- lo que podría interpretarse como un espaldarazo al cardenal Rivera y darle visibilidad, a lo que Francisco no está dispuesto. El Papa está siendo muy cuidadoso con respecto a los obispos y diócesis que visita. Que se sepa, ninguna de las diócesis que ha visitado en las diversas giras tanto en Italia como en el extranjero, tiene en su historial haber defendido un caso tan destacado de pederastia y abuso sexual como el de Marcial Maciel. Se me podría refutar que las diócesis que visitará en Estados Unidos -Filadelfia, Nueva York y Washington, especialmente las dos primeras– han presentado casos de abuso sexual; sin embargo, el cardenal Dolan de Nueva York y Mons. Chaput de Filadelfia, han enfrentado la situación de manera exitosa y han procedido a poner en orden sus respectivas circunscripciones.

Un cuarto aspecto es el trato que se ha dado a los religiosos mexicanos por parte de los obispos. Es parte de la tensión histórica interna de la Iglesia el enfrentamiento entre obispos y miembros de la vida consagrada. Unos por mantener el control del personal apostólico y los otros por defender los derechos y peculiaridades de sus congregaciones. En México, desde tiempos virreinales, el pleito entre obispos y frailes -dominicos, agustinos, carmelitas- y con los clérigos regulares como los jesuitas, ha sido una constante. En tiempos recientes, los jesuitas fueron seriamente cuestionados por los obispos durante la coyuntura de los cambios constitucionales en materia eclesiástica de 1992. Desde ese año, no ha habido ningún obispo jesuita, cuando varios arzobispos de México lo fueron… Y en todo el enredo, los Legionarios de Cristo jugaron un papel bastante deplorable en contra de los jesuitas y de otras órdenes religiosas. Esa situación interna tampoco es del gusto del Papa, así que hay razones intraeclesiales de mucho peso para que el Papa difiera una visita a México, más allá de lo que algunos comentaristas han señalado sobre la poca empatía del Pontífice con el gobierno mexicano, lo que sí bien es cierto, tampoco es el factor de más peso.

En síntesis, el Papa no viene porque tiene asuntos más importantes, está preocupado porque México es uno de los países de mayoría católica donde los sacerdotes corren alto riesgo por el clima generalizado de violencia y está mandando señales a la Iglesia en México para que se ajusten a las directrices de su pontificado y ello incluye una pastoral de conjunto, donde los religiosos tengan un mayor espacio para desarrollar sus apostolados con el apoyo de los obispos, lo cual podrá redundar en un beneficio para la Iglesia local. Pero antes, habrá que hacer a un lado a personajes eclesiásticos incómodos…así que la visita papal podrá suceder para la segunda mitad de 2017.

Mientras tanto, en Roma…

Ayer cuarto domingo de Pascua y fiesta del Buen Pastor, el Papa ordenó a 19 sacerdotes de la diócesis de Roma. Con su habitual llaneza, les dio una serie de consejos para el ejercicio de su nuevo ministerio. El primero, hacer homilías entendibles, no aburridas y que hablen directo al corazón. Dio en el clavo. ¿Cuántas veces los fieles van a misa y no entendieron ni la mitad o dormitaron en plena homilía, por no decir que estaban en la inmortalidad del cangrejo?

Si la centralidad de la liturgia está en la parte sacramental y en la palabra de Dios, es como muy lógico que se busque que los fieles entiendan y asuman los valores vertidos en un discurso que debe ser lo más digerible, tomando en cuenta que la concurrencia es variopinta en todos sentidos. Una homilía clara y concisa es un elemento central en la estrategia de una reevangelización de los fieles, para que entiendan que la fe trasciende los muros del templo y debe reflejarse en la vida cotidiana. El mensaje del Papa es claro: para que exista consistencia en los fieles, deben entender el mensaje de Cristo más allá de fórmulas litúrgicas o de acciones automáticas de piedad

Pero quizá el mejor consejo que pudo darles a los nuevos presbíteros es que asuman la realidad de que están al servicio de los fieles y no al revés…

Autor:

Fecha: 
Lunes, 27 de Abril 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo: Los cambios en la Iglesia

Tras la tormenta generada por la “mexicanización de Argentina” y que las cosas en México “están de terror”, las disculpas y el encuentro del canciller Meade con el nuncio Christophe Pierre y el secretario general del Episcopado, Eugenio Lira  - todo lo cual ocurrió mientras el Papa Francisco y buena parte de la Curia Romana se hallaban fuera de El Vaticano en los ejercicios espirituales de Cuaresma -, hay otros temas importantes que atañen a la Iglesia en México, como la designación de obispos a las sedes vacantes.

Hoy lunes se dio a conocer el nombramiento del nuevo obispo de San Andrés Tuxtla el hasta ahora presbítero Fidencio López Plaza, procedente de la diócesis de Querétaro, donde ha sido párroco y se desempeña como vicario de pastoral de la mencionada diócesis.

López Plaza, nacido en 1950 y ordenado en 1982, fue coordinador del equipo de base para la misión continental permanente en México y miembro del consejo permanente de la Conferencia Episcopal Mexicana entre 2010 y 2012.

Este nombramiento nos lleva a las estadísticas actuales de la Iglesia en México: hay 18 arquidiócesis, 65 diócesis y dos eparquías, por lo tanto hay 92 sedes con obispos territoriales, 90 del rito latino y dos de ritos orientales. La cuestión es que la media de edad del Episcopado traspone el umbral de los 65 y obliga, según el derecho canónico a pensar quiénes son los presbíteros más aptos para desempeñar las tareas episcopales

En 2014 tuvieron que renunciar, por razones de edad, los siguientes prelados:

Emilio Berlié, arzobispo de Yucatán; Héctor González, arzobispo de Durango; Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia, Ramón Calderón, obispo de Linares, José Luis Castro, obispo de Tacámbaro; Miguel Patiño, obispo de Apatzingán y Renato Ascencio, obispo de Ciudad Juárez.

Salvo, Suárez Inda y Berlié, el resto ha sido sustituido. El arzobispo de Morelia recién fue creado cardenal, así que se espera que renuncie en 2019; no se tiene noticia de que la renuncia de Berlié haya sido aceptada, a pesar de que su línea pastoral nada tiene que ver con el estilo de Francisco.

En este año, deberán renunciar los siguientes obispos: Ulises Macías Salcedo, arzobispo de Hermosillo; Rafael Romo Muñoz, arzobispo de Tijuana; Felipe Salazar, obispo de San Juan de los Lagos; Felipe Arizmendi, obispo de San Cristóbal de las Casas. Por el momento se hallan vacantes las siguientes diócesis: Tuxtepec y Gómez Palacio; esto significa que tres arzobispados  - Yucatán, Hermosillo y Tijuana -  tendrán un nuevo arzobispo y que se necesitara designar cuatro obispos para sedes vacantes durante los siguientes diez meses. Lo normal es que los tres nuevos arzobispos ya sean obispos residenciales y que los nuevos obispos sean auxiliares, aunque no extrañaría nada que el Papa prefiriera nombrar obispo a un presbítero para ocupar las sedes. En el caso de San Cristóbal de las Casas, hay un obispo coadjutor, así que la sucesión está solucionada, salvo que ocurra lo mismo que en 1998, cuando a Mons. Raúl Vera, siendo coadjutor con derecho a sucesión, lo nombraron Obispo de Saltillo para evitar que siguiera los pasos de Samuel Ruiz. Nunca se imaginaron que en Saltillo habría de desatar aún más polémica.

En 2016, renunciarán: José Luis Chávez Botello, arzobispo de Oaxaca; Alejo Zavala, obispo de Chilpancingo-Chilapa; Héctor Guerrero, obispo-prelado de Mixes; Luis Felipe Gallardo, obispo de Veracruz; José de Jesús Martínez, obispo de Irapuato; José Guadalupe Galván, obispo de Torreón y, nada menos que el cardenal Norberto Rivera.

Con todo, para 2017, los obispos nombrados por Juan Pablo II serán aún la mayoría, pero pocos, apenas trece, serán los promovidos por el primer Nuncio, Girolamo Prigione y que aún estén en funciones. Esto significa que habrá un profundo cambio generacional en el que los obispos más viejos habrán nacido a fines de la década de los cuarenta y principios de los cincuenta, mientras que los más jóvenes rondarán los cincuenta años. En estos momentos, el obispo mexicano más joven nació en 1970, y es Mons. Juan Armando Pérez Talamantes, auxiliar de Monterrey. El obispo de más edad, obviamente emérito, es Mons. Carlos Quintero Arce, ex arzobispo de Hermosillo y uno de los prelados políticamente más activos en la década de los ochenta del siglo pasado.

Si consideramos a la totalidad de los obispos  - residenciales, auxiliares, eméritos y eparcas -  la media de edad está en 70 años, pero la mediana ronda los 60 años, lo que significa que el alto clero mexicano está envejecido en un país con una población joven. Ese es un factor, entre muchos otros, que explica la distancia entre la jerarquía y los feligreses.

Habrá que ver que los nuevos obispos sean los mejores y que estén en consonancia con la línea pastoral del Papa Francisco. Por lo pronto, el año pasado, dos de los obispos más jóvenes, Emigdio Duarte, obispo auxiliar de Culiacán, y Miguel Romano, obispo auxiliar de Guadalajara, fueron suspendidos por habérseles comprobado encubrimiento de pederastas y malos manejos económicos, aunque se dice que Duarte, en realidad es víctima del obispo de Culiacán, Benjamín Castillo. Ambos casos fueron manejados con suma discreción y no trascendieron a nivel nacional; sin embargo, son precedente para que el nuncio y los obispos, así como los encargados de palomear las ternas en la Santa Sede, sean sumamente escrupulosos a la hora de promover sacerdotes, designar obispos o preconizar arzobispos, a fin de evitar escándalos de cualquier índole y, sobre todo, elevar la calidad de los miembros de la jerarquía en términos pastorales, intelectuales y humanos. Se requieren pastores eficientes, cercanos al pueblo, “con olor a oveja” diría el Papa y muy decentes, si en realidad se pretende consistencia entre el decir y el hacer.

Queda por saberse si en las ternas de promoción al episcopado se incluirá a algún jesuita, pues desde hace más de veinte años no hay un solo miembro de la Compañía de Jesús que sea miembro de la Conferencia del Episcopado Mexicano, lo que resulta bastante poco natural en un país cuya idea de nación fue originalmente pensada por jesuitas como los padres José Clavijero y Rafael Landívar en la segunda mitad del siglo XVIII.

Autor:

Fecha: 
Martes, 03 de Marzo 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Ejército y el caso de Tlataya, indios de América Latina y iPhone 6

Esta tarde me acompañan Antonio Castro Quiroz y José Luis Romero Hicks con quienes hablo del aumento de la productividad de los trabajadores y los bajos salarios, de los indios de América Latina y su situación económica y social, del Ejército y el caso de Tlataya, MEX, del iPhone 6 vs otros smartphones. Mónica Uribe comenta sobre las medidas disciplinarias ejercidas por el papa Francisco contra un monseñor polaco pederasta y un obispo paraguayo corrupto. Con Tere Vale discuto la situación que en el IPN provocó su directora general.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 29 de Septiembre 2014 - 21:00
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo

La semana que pasó, el Papa Francisco hizo dos movimientos que dejan ver su compromiso con una purificación de las estructuras eclesiales. Por una parte, se ordenó la encarcelación del ex nuncio en República Dominicana, Joszef Wesolowski, acusado de abuso sexual en contra de menores, y de poseer paidopornografía. El segundo movimiento fue la remoción del obispo de Ciudad del Este, Rogelio Livieres, acusado de encubrir a sacerdotes acusados de abuso sexual, entre otros delitos, así como de condenar a sus compañeros en el Episcopado paraguayo por falta de ortodoxia, sin pruebas contundentes.

Lo que tienen en común ambos caso es que el Papa está procediendo jurídicamente, de manera abierta, en contra de quienes se ha comprobado que cometieron delitos penados por la Iglesia y Estado. Eso ya es un avance, pues con anterioridad, la Iglesia siempre buscaba proteger a sus miembros de la justicia civil, en la lucha por conservar los antiguos fueros eclesiásticos.

Hoy, por lo visto, el Papa jesuita - que por cierto celebró el pasado sábado 27 de septiembre el segundo centenario de la restauración de la Compañía de Jesús con sus hermanos de orden religiosa - no está dispuesto a someterse a los intereses de ninguna camarilla eclesial, a las que tanto critica por su “carrerismo” y por su auténtica falta de compromiso con la grey.

La destitución del nuncio polaco, evidentemente es un golpe al grupo promovido por Juan Pablo II, que ya cada vez es menos vigente y mucho por razones de edad. La destitución del obispo paraguayo es un golpe a los ultratradicionalistas, que no se aclimatan a las directrices del Pontífice argentino, las cuales, hay que decir, se ajustan más a los tiempos y son, con mucho, más humanas y de servicio a la feligresía.

El caso de Wesolowski es patético, pues se presentaba como un turista italiano que pagaba por servicios sexuales a chicos en las playas de Santo Domingo. Llevaba una doble vida entre la Nunciatura y las playas, por lo cual el Papa directamente decidió su arresto, no sin antes reducirlo al estado laical, es decir, ya no es sacerdote, aunque al parecer sigue manteniendo la ciudadanía vaticana.

En el caso del obispo Paraguayo, su remoción se debe a serios problemas pastorales, según el comunicado de la Santa Sede. Livieres, miembro del Opus Dei, se había comportado más papista que el Papa. Fue sujeto a una investigación ordenada directamente por Francisco y llevada a cabo por el cardenal español Santos Abril y Castelló, así como por Milton Luis Tróccoli, obispo auxiliar de Montevideo (Uruguay). Ambos encontraron serias deficiencias en la gestión de Livieres: denuncias por malversación de fondos, ruptura de la unidad episcopal por haber acusado de homosexualidad al arzobispo de Asunción, ordenaciones sacerdotales express, encubrimiento de un presbítero argentino señalado por supuestos abusos sexuales contra menores en los Estados Unidos y otras lindezas. La primera medida fue la prohibición de efectuar ordenaciones sacerdotales.

Livieres se defendió, acusando al clero paraguayo de estar enemistado con él, pero no le sirvió de mucho. Seguramente porque todo de lo que se le acusaba fue probado. El caso es que el Papa decidió “renunciarlo” y nombrar un administrador apostólico. Livieres no tuvo más remedio que plegarse a la decisión papal, mientras que, del otro lado del mundo, en Madrid, era beatificado solemnemente Álvaro del Portillo, sucesor de José María Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei. No es contradicción. Simplemente, el Papa no está negado a reconocer las virtudes de unos, aunque sean conservadores, y acabar con quienes dejan en mal el nombre de la Iglesia, sean quienes sean.

Y para rematar, el Papa nombró arzobispo de Chicago a Mons. Blase Cupich, antes obispo de Spokane. Liberal e identificado con el evangelio social, apoyó la candidatura de Barack Obama; no está peleado con las minorías: se mostró tolerante a las uniones del mismo sexo, ha detenido la estridencia de los grupos anti aborto, y es un asiduo promotor del diálogo interreligioso, por lo que es muy criticado por los tradicionalistas. Cupich sustituye al cardenal Francis George, quien presentó su renuncia desde 2012 y ahora le fue aceptada por padecer un cáncer sumamente agresivo. El cardenal George es muy cercano a Benedicto XVI.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 29 de Septiembre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo

Ya hay una reacción relativamente coordinada de las diferentes asociaciones religiosas con respecto al cobro de impuestos. Junto con la despenalización del aborto, éste es uno de los pocos temas en que los grupos más disímbolos y a veces enfrentados, se ponen de acuerdo.

Y hay que hacer énfasis en un aspecto que pasó de alguna manera desapercibido: generalmente, a los informes de Gobierno también asistían, desde los años noventa, los más importante jerarcas católicos y algunos representantes de las iglesias históricas.

En esta ocasión, el presidente de la CEM, el cardenal Francisco Robles, arzobispo de Monterrey, no estuvo presente el martes en Palacio Nacional. En su representación acudió el secretario general de la Conferencia del Episcopado, Mons. Eugenio Lira, obispo auxiliar de Puebla.

Lo anterior se explica por dos asuntos. El primero, el cambio de régimen fiscal, que no les gustó nada; el segundo, el incidente con el obispo de Tabasco en la frontera con Guatemala que comenté en la entrega anterior.

Con respecto al pago de impuestos, Hacienda dispuso que las asociaciones religiosas seguirán con el mismo régimen todo este año y que las nuevas reglas comenzarán a operar hasta enero próximo.

La posición de la Iglesia católica es pagar bajo protesta, pues existen dificultades humanas, económicas y geográficas para adoptar el esquema electrónico. Por ello, seguirán en diálogo (a fuerzas) “para que las autoridades recaudatorias tengan un conocimiento más preciso sobre la naturaleza y realidad de las asociaciones religiosas, a fin de establecer mecanismos que faciliten a éstas el cumplimiento puntual de sus obligaciones fiscales, como ya lo vienen haciendo”

Pero los grupos evangélicos están dispuestos a llegar más lejos. El pastor Arturo Farela de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (CONFRATERNICE) informó que los abogados fiscalistas que les asesoran interpondrán, este mes de septiembre, un juicio de amparo ante un juez de Distrito en Materia Administrativa, bajo el argumento de la imposibilidad material de dar cumplimiento a un acto de autoridad.

Por cierto, el Consejo Interreligioso de México parece haberse activado en pro de la paz en Medio Oriente. El cardenal Rivera demandó este domingo pasado a la secretaría de Relaciones Exteriores asumir una posición clara con respecto a lo que sucede hoy en Irak y dijo “ante estos horrendos crímenes de lesa humanidad; la voz de México debería hacerse oír sin ambigüedades y sin tibieza, ante una tragedia que no admite silencios ni demoras”, durante la homilía de la misa celebrada en la Basílica de Guadalupe por la paz en Irak. Rivera pidió no abandonar a tantas personas a la merced de los grupos fanáticos en Irak.

A la celebración acudieron dignatarios de otras iglesias como el arzobispo Antonio Chedraoui de la Iglesia ortodoxa antioquena, así como representantes de la Iglesia Luterana, miembros de la comunidad judía en México; del Centro Islámico Ahlul Bayt; de Casa Tíbet México; de la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna.

Por otra parte, hoy 8 de septiembre, se celebra la fiesta de la Natividad de María y se festejan las advocaciones marianas de la Caridad del Cobre y Nuestra Señora de Covadonga. Un buen número de advocaciones se celebran el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción de María.

Hoy, la homilía del Papa Francisco en Santa Martha fue muy interesante, ya que advirtió que Dios no hizo al mundo con una varita mágica, sino que es un creador que hizo las cosas con autonomía interna para que se desarrollaran a plenitud. En el caso del hombre, la autonomía es la libertad.

El Papa aceptó la renuncia por límite de edad del cardenal Sean Brady, arzobispo de Armagh y primado de Irlanda. La rápida aceptación se debe a que, cuando era un joven sacerdote, Brady cooperó para silenciar el caso de un sacerdote pederasta. El Papa designó en lugar de Brady a monseñor Eamon Martin, que hasta ahora había sido arzobispo coadjutor de la diócesis.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 08 de Septiembre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1