Se encuentra usted aquí

Paquete Economico 2020

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

México está condenado a rescatar a Pemex

El paquete económico 2020, contempla destinar el 49% de la inversión pública a Pemex, lo cual reavivó el debate sobre si vale la pena destinar tantos recursos de un ya limitado presupuesto, para rescatar a la empresa petrolera más ineficiente y más endeudada del mundo.

Los principales críticos del presupuesto 2020 comentan que no es buena idea poner en jaque la estabilidad macroeconómica del país por rescatar a Pemex, que la economía mexicana no debe petrolizarse otra vez o que el plan de rescate parte de un mal diagnóstico, entre muchas otras razones por las que el gobierno no debe rescatar a Pemex.

Ante todo esto me pregunto, ¿acaso México tiene otra opción?, el único accionista de Pemex es el gobierno mexicano, la deuda de la petrolera asciende a 105 mil millones de dólares, los cuales están respaldados por el gobierno mexicano, y si tomamos en cuenta que la deuda de Pemex equivale al 23% de la deuda pública de México, entonces si Pemex quiebra, la deuda del país se incrementará inmediatamente un 23%, lo que tendrá un severo impacto en las calificaciones crediticias y terminará exponiendo nuestra estabilidad macroeconómica.

Si bien la situación económica de Pemex es un problema heredado, pues su  deuda pasó de 59 mil 600 millones en 2012 a 105 mil 800 millones de dólares en 2018, el rescate planteado por el presidente López Obrador responde más a una ideología que ve a Pemex como el motor de la economía del país como ocurrió en los años 70´s. Pues el rescate de la empresa solo contempla inyecciones de capital y reducción de la carga fiscal, pero no plantea un plan para reducir los elevados costos de operación de Pemex.

Pareciera increíble que el mismo gobierno que implementa lo que denomina austeridad republicana, la cual ha consistido en reducir el tamaño del gobierno, mediante recortes presupuestales y despidos de personal a tal grado que afectó la operatividad de varias áreas, algunas tan importantes como la salud. Ese mismo gobierno apenas ha tocado a Pemex, la empresa propiedad del estado cuya situación financiera está poniendo en riesgo las finanzas de todo el país.

Como lo expliqué anteriormente el gobierno mexicano está obligado a rescatar a Pemex, simplemente es muy grande para caer, pero eso no significa que no pueda reducirse, la empresa fue el monopolio energético del país durante demasiado tiempo e interviene en casi todas las áreas de su industria, es momento de que simplemente el gobierno se deshaga de aquellas áreas de Pemex que no son rentables, en las cuales ya no es competitivo o en aquellas donde se requiera abrir el mercado a la competencia.

En conclusión, el gobierno del presidente López Obrador, está destinando la mitad del presupuesto de inversión, para rescatar una empresa ineficiente y demasiado grande para caer, si bien como lo planteo en este artículo, el gobierno mexicano está condenado a rescatar a Pemex, pero no a sus líderes sindicales y su excesiva plantilla laboral, además que en este momento el mundo mira hacia otras soluciones en materia energética, mientras que la cantidad que México invertirá en energías renovables es 0.

Fecha: 
Viernes, 13 de Septiembre 2019 - 08:30
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 13 de Septiembre 2019 - 10:45
Fecha C: 
Viernes, 13 de Septiembre 2019 - 23:45
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los gobiernos deben ser optimistas siempre

La mayoría de los analistas económico-financieros así como los políticos y líderes empresariales y sociales que hoy se oponen al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador acusan a este y a los funcionarios de la Secretaría de Hacienda (SHCP) que comanda Arturo Herrera de ser demasiado optimistas al proyectar el futuro económico del país.

Afirman que son inalcanzables y poco realistas la mayoría de los estimados anotados en los Criterios Generales de Política Económica que conforman el Paquete Económico 2020 que el presidente le envió al legislativo el domingo pasado.

De acuerdo a la SHCP, en 2020:

  1. El producto interno bruto (PIB) crecerá entre 1.5% y 2.5% (2% nominal).
  2. La inflación anual será de 3.0%; el tipo de cambio nominal será de 20.00 pesos por dólar, y la tasa de interés nominal promedio de Cetes a 28 días será de 7.4%.
  3. El precio promedio de la mezcla mexicana de exportación será de 49.00 dólares por barril y la producción de petróleo promediará 1 951 000 barriles diarios.

Algunas de las razones que esgrimen quienes aseguran que dichas proyecciones son optimistas son las mismas que se anotan en los mencionados Criterios Generales que advierten que “el marco macroeconómico podría verse afectado si llegaran a exacerbarse algunos riesgos, entre los que destacan: un mayor retraso en la aprobación del T-MEC; un escalamiento de los conflictos geopolíticos y comerciales a nivel mundial; una mayor desaceleración de la economía mundial, principalmente, en la producción industrial de Estados Unidos; un mayor deterioro en la calificación crediticia de PEMEX con su posible contagio a la deuda soberana; y una mayor debilidad de la inversión privada”.

Resultan curiosas, aunque no sorprendentes, las críticas lanzadas contra el Paquete Económico 2020, pues son similares a las que, en su momento, hicieron los opositores a las seis administraciones federales que gobernaron a México de 1982 a 2018.

Ahora le toca a los morenistas defender el optimista proyecto de su presidente contra los ataques de priistas, panistas, perredistas y emecistas, usando argumentos similares a los que en su momento esgrimieron los del PRI y los del PAN cuando le tocó a uno de los suyos ser presidente de la República.

Afortunadamente para AMLO y Herrera, el público está más que acostumbrado a escuchar el debate que cada año se da entre los defensores y detractores del Paquete Económico porque sabe que, conforme transcurra el tiempo, se irán revisando los estimados que hoy son calificados de optimistas.

Nadie se sorprenderá cuando, durante el primer trimestre de 2020, el gobierno anuncie una reducción en el estimado del crecimiento del PIB, explique por qué no se alcanzará la plataforma de producción petrolera de casi dos millones de barriles diarios, o proporcione las razones técnicas de por qué el precio del petróleo está por debajo de los 49 dólares por barril o por qué el dólar se encareció más allá de los 20 pesos esperados.

Un gobierno, cualquier gobierno, siempre debe mostrarse optimista, y más cuando se trata de pronosticar lo que sucederá en el futuro. Después de todo, nadie quiere escuchar a sus dirigentes decir que mañana la situación será peor que la de hoy.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 11 de Septiembre 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 11 de Septiembre 2019 - 21:40
Fecha C: 
Jueves, 12 de Septiembre 2019 - 08:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Si falla el estimado del PIB, el SAT sacará de apuros al gobierno

El secretario de Hacienda Arturo Herrera explicó ayer porqué es importante el cálculo del producto interno bruto (PIB) para elaborar el Paquete Económico que cada año somete a consideración del Congreso el presidente de la república.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, Herrera dijo que “la parte más importante” del Paquete Económico 2020 “son los supuestos macroeconómicos que vienen dentro del marco macro que viene dentro de los Criterios Generales de Política Económica. Las diferentes variables que aparecen en el marco macro son las que nos permiten, son las que apoyan la memoria de cálculo para las diferentes variables. Por ejemplo, el primero de ellos es el crecimiento económico del PIB (producto interno bruto) que estamos estimando con un rango de entre 1.5 y 2.5%”. Señaló que lo eso es relevante porque, “entre otras cosas, los ingresos son proporcionales a la actividad económica. Si el crecimiento es mayor, si el PIB es mayor hay un mayor ingreso sobre la renta, hay un mayor IVA”.

Mejor no podría haberlo explicado el titular de la SHCP: la Ley de Ingresos (LIF) y el Presupuesto de Egresos (PEF) para 2020 se basan, primordialmente, en el estimado del crecimiento del PIB para ese año.

Y porque el futuro es incierto y las estimaciones de la SHCP suelen fallar año tras año, a partir de 2020 el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tendrá nuevas atribuciones que le permitirán ser más eficiente para alcanzar sus metas recaudatorias a pesar de que el PIB no crezca de acuerdo al estimado. El mismo Herrera lo anticipó la semana pasada cuando dijo que “a través del SAT sí vamos a tomar decisiones que no son inusuales en otras economías, pero que probablemente van a ser nuevas en México. Lo que le vamos a pedir al SAT es que cobre correctamente y estamos en esa tónica”.

El gobierno de AMLO le propone varias cosas al Congreso para lograr que el SAT lleve más dinero a la tesorería federal, entre ellas: que las transacciones comerciales que se realicen a través de plataformas digitales como Netflix, Uber, Spotify, Airbnb, Amazon, Alibaba y Mercado Libre paguen el IVA e ISR correspondientes; que quienes arriendan bienes muebles expidan un comprobante fiscal digital por internet (CFDI) a sus inquilinos; que las bebidas saborizadas, incluidas ahora las energizantes, paguen un IEPS de 1.2705 pesos por litro en vez del 1.17 que actualmente pagan; que el IEPS suba de 0.35 a 0.4980 pesos por cada cigarro vendido o importado.

En lo que va de la actual administración el SAT ha demostrado ser sumamente eficiente bajo la dirección de Margarita Díaz-Farjat, ya que pese a que el PIB no ha aumentado como se estimó originalmente, sí ha aumentado la recaudación tributaria.

Hace unos días Díaz-Farjat anunció que al durante el periodo enero-julio la recaudación fue 2.4% superior a la del mismo periodo de 2018 y que durante el mismo periodo se incrementó 8% el padrón de contribuyentes y 16% la emisión de facturas electrónicas. O sea, el SAT ha sacado de apuros al gobierno.

Los Criterios Generales incluyen los estimados de inflación, precio de la mezcla mexicana del petróleo de exportación y la tasa de cambio peso-dólar. De eso comentaré en otra oportunidad.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Martes, 10 de Septiembre 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 10 de Septiembre 2019 - 21:40
Fecha C: 
Miércoles, 11 de Septiembre 2019 - 08:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El PIB no crecerá 2% en 2020 si sigue la austeridad republicana

El presidente Andrés Manuel López Obrador envió ayer al Congreso de la Unión el Paquete Económico 2020, integrado por los Criterios Generales de Política Económica, la iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (LIF) y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF). Le tocará a ambas cámaras legislativas aprobar la Ley de Ingresos 2020, mientras que la de Diputados, por mandato constitucional, será la encargada de aprobar el Presupuesto de Egresos 2020.

El Paquete Económico del año entrante, a diferencia del 2019 que en parte fue preparado por funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto, ha sido elaborado íntegramente por quienes conforman la administración de AMLO. Por ello no podrán culpan a nadie si los objetivos de la Ley y de Presupuesto no se alcanzan el año entrante.

Al igual que lo que sucedió el año pasado, las mayorías de MORENA y sus satélites en ambas cámaras legislativas se impondrán a la fragmentada y desorganizada oposición que conforman el PAN, PRI, PRD y MC.

En los Criterios Generales de Política Económica presentado ayer al Congreso se anota que “se proyecta que durante 2020 el valor real del PIB de México registre una expansión anual de entre 1.5 y 2.5%. Para efectos de las estimaciones de finanzas públicas, se plantea utilizar un crecimiento puntual del PIB para 2020 de 2.0%. Esta previsión se encuentra por arriba de lo esperado por algunos especialistas del sector privado y en línea con los organismos internacionales, y la proyección de Banco de México según su Informe Trimestral para el periodo abril-junio de 2019”.

Efectivamente, en su informe trimestral arriba citado, Banxico modificó sus perspectivas de crecimiento a un intervalo de entre 0.8 y 1.8% y para 2020, a un intervalo de entre 1.5 y 2.5%.

Algunos que comparten el punto de vista de Banxico y del gobierno federal son:

Banorte, que estima que el PIB aumentará entre 1.5% a 2%.

La calificadora de valores Moody’s que proyecta un crecimiento de 2%.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), que estima que el PIB crecerá 1.9%.

Entre quienes ven un crecimiento menor al 2% están:

Los especialistas de la madrileña Focus Economics que estiman que la economía crezca 1.7%.

Los especialistas en economía del sector privado encuestados en agosto pasado por el Banco de México, que estiman que el PIB aumentará 1.4%.

La consultora londinense Capital Economics, que prevé un crecimiento del 1.4% el entrante.

Los participantes en la encuesta Citibanamex de Expectativas, que estiman un crecimiento de 1.3%.

La neoyorquina Trading Economics que prevé que el crecimiento será de 0.8%.

AMLO ha insistido en que el crecimiento del PIB no indica que tanto ha mejorado el estándar de vida de las personas, y tiene razón al decirlo. Sin embargo, no puede suponerse que se puedan generar mejores condiciones de vida ni que se pueda hacer una distribución más equitativa de la riqueza nacional si la economía se mantiene estática o decrece.

Ojalá la economía crezca 2% en 2020, aunque se ve difícil que pueda hacerlo si el gobierno de la 4T insiste en aplicar medidas de austeridad similares a las que aplicó durante este año, mismas que se han reflejado en importantes subejercicios presupuestales.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 09 de Septiembre 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 09 de Septiembre 2019 - 21:40
Fecha C: 
Martes, 10 de Septiembre 2019 - 08:55