Se encuentra usted aquí

Víctor Espinoza, Jinete Mexicano. CODERE, Firma Española Emproblemada.

Miércoles, 20 de Mayo 2015 - 17:30

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

victor-espinoza.jpg

Víctor Espinoza, jinete mexicano nacido en Tulancingo, Hidalgo y "formado en el Hipódromo de las Américas" volvió a ganar hace unos días y por tercera vez en su carrera profesional el "Kentucky Derby" y el "Preakness Stakes".

Por tercera vez —si todo va bien— el 6 de junio en uno de los tres hipódromos que existen y funcionan con éxito en Nueva York, va a tratar de ganar el "Belmont Stakes" y si ello sucede, ganará la "Triple Corona Americana" para que después de 37 años vuelva a ver otro Triple Coronado. Como se puede deducir la proeza es difícil de lograr.

El último caballo que logró la hazaña de ganar la "Triple Corona Americana" fue Affirmed, en 1978, entrenado por Lázaro Barrera cubano que por cierto también se "hizo en México" y que al emigrar a los Estados Unidos y se convirtió como Víctor ya lo es, en figura legendaria del Turf Mundial.

La historia de Víctor, cuya singular biografía se puede leer en la siguiente liga http://en.wikipedia.org/wiki/Victor_Espinoza y es como la de todo mexicano que decide emigrar al "país de las oportunidades" y con mucho trabajo, sacrificio y algo de suerte destaca en su vida y en esa arriesgada profesión.

El deseo para este mexicano ejemplar —gane o no— es que las autoridades mexicanas del deporte y el mismo Presidente de la República lo felicite pues es modelo para los mexicanos. ¡Suerte Víctor!

La Situación de CODERE

Otra empresa española seriamente "emproblemada" y que tiene en la ruina a la Hípica Mexicana es CODERE. Para conocer la actual situación reproduzco a continuación una nota de economiadigital.es en donde se puede leer completa.

"A poco más de tres meses de que el próximo 23 de agosto venza el plazo máximo fijado por Codere y sus bonistas para cerrar un acuerdo sobre la refinanciación de la deuda y el cambio de control accionarial, la multinacional española del juego todavía controlada por la familia Martínez Sampedro, a través de Masampe, sigue sumida en un bucle diabólico".

"El que desde hace dos años vienen generando el grupo de fondos encabezados por Blackstone y Service Point que, en abril de 2013, compraron a los principales acreedores de Codere (Crédit Suisse, Barclays, BBVA y Houston Casualty Company) casi 1.100 millones de deuda ante las dudas de que la multinacional los pudiera devolver".

"Una operación que incorporaba una línea de deuda con garantía de cobro preferente de 125 millones a Canyon Capital Finance y a GSO Blackstone, vencida e impagada desde el 4 de febrero de 2014".

"Aparentemente, la empresa sigue funcionando como si tal cosa no importara. Incluso con subida de ingresos por el efecto positivo de los tipos de cambio. Pero, al final, no resultan suficientes para contrarrestar unos gastos financieros y de explotación que no paran de crecer, como consecuencia de impagos de deuda y del aumento de los impuestos al juego aplicado en varios países donde Codere está implantado".

Desequilibrios

Y los desequilibrios se notan. Tras los 173 millones perdidos en 2014, el presente ejercicio volvía a empezar en rojo, con otros 35,7 millones negativos entre enero y marzo. Un repaso a los datos de su apalancamiento sirve para comprobar cómo esos fondos oportunistas tenedores de su deuda siguen atornillando a la familia Martínez Sampedro antes de quedarse con la empresa, de acuerdo con el pacto alcanzado.

Cada trimestre se repite la misma historia. El principal y los intereses de lo adeudado a los acreedores se elevan en una media de 50 millones de euros. Así,  los 1.056 millones que Codere adeudaba a los bonistas en junio de 2014 se han incrementado un 13% a marzo de 2015, hasta casi 1.203 millones.

Créditos amortizados

El resto de la deuda a corto plazo presenta un reparto desigual. Se está reduciendo la procedente de los créditos bancarios por amortizaciones en México, Panamá e Italia, pero ha aumentado la ligada a la línea de crédito senior vencida e impagada, hasta 128,7 millones de euros. También se ha visto incrementada la deuda a largo plazo, de 41 a 102 millones en los últimos nueve meses.

Y la cosa va a más cada trimestre que pasa. En el primero de 2015, esa deuda financiera se incrementó en 66,7 millones de euros como consecuencia del incremento de la deuda en Uruguay, de la apreciación del dólar frente al euro y, sobre, todo, del incremento en 29 millones del cupón devengado y no pagado de los bonos.

Acuerdo de reestructuración

De seguir esta tendencia, por algún lado se tendrá que modificar el acuerdo de reestructuración pactado (contrato de Lock-Up), en septiembre de 2014, entre la familia Martínez Sampedro y los bonistas para que cuadren las cifras. O aumentar la inicial quita de 400 millones, o canjear más deuda por el 98% del capital de Codere, o reducir por debajo del 20% el capital que finalmente, y tras las dos emisiones de deuda contempladas, mantendría la familia Martínez Sampedro.

Pero, con ser importante, los costes financieros no son los únicos gastos que se están incrementando de manera notable. Los de explotación también lo hacen por encima del 20% interanual. En este caso, motivados por el cambio en la normativa en varios países de las tasas del juego y otros impuestos.

¿Qué no merece la atención de las autoridades mexicanas responsables que una empresa extranjera así —con serios problemas financieros— siga disfrutando de un permiso y una concesión que incumple con el propósito para lo que se les otorgó y que arrastre para dejar sin trabajo a miles de mexicanos.



Número 31 - Julio 2019
portada-revista-31.png
Descargar gratis