Se encuentra usted aquí

Trivia mortal

Miércoles, 30 de Mayo 2018 - 16:00

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes Messner

Compartir

trivia.png

 

Hace años conocí un juego que se llama Trivia.

En esencia, se trata de sortear preguntas de cultura general  entre los participantes.

Al que le toca una pregunta cuya  respuesta no conoce, pasa la  oportunidad a cualquiera de sus contendientes para responderla.

Si de todos no se hace, uno, avanza la ignorancia.

Al final del juego, la ignorancia puede incluso,  ganarles a todos.

El inminente triunfo electoral de AMLO, equivale a que la ignorancia se haga cargo de lo que queda de México, con los resultados imaginables.

Uno de los temas más importantes y urgentes de la agenda, es la relación con los Estados Unidos de América.

Para enfrentar al vecinito del Norte, de nada sirven las consignas sesenteras de que “el pueblo unido jamás será vencido”, o “hasta la victoria siempre”.

Ser moreno o MORENA en Estados Unidos, sigue siendo una desventaja, por mucho que celebren el día de Martin Luther King y de Cesar Chávez.

A los gringos hay que hablarles en su propio idioma; no solamente en inglés (que no es lo mismo que espicalinglis) sino darles sopa de su propio chocolate.

Como ellos siguen teniendo de su lado la razón de la fuerza, nosotros tenemos que aplicarles la fuerza de la razón, pero con sus propias palabras; con sus propias pruebas; con  los tratados que los obligan; con el Derecho Internacional que dicen respetar y defender; es decir: utilizar sus armas a nuestro favor.

¿A qué me refiero?

Me refiero a que tenemos que expresar nuestros derechos en palabras quirúrgicas, precisas, sin margen de interpretación que nos pueda llevar y nos lleve al mismo desprecio anglosajón de siempre.

Como dice el extraordinario abogado mexicano Cesar García Méndez al que admiro y me precio de ser su amigo: “Las cosas hay que decirlas en forma concisa y con seso.”

Y es precisamente en la relación con Estados Unidos, donde la ignorancia de López Obrador nos puede costar carísima.

Cada vez que AMLO afirma que “Santa Anna vendió medio territorio mexicano”, además de decir una increíble mentira y una  estupidez monumental, evidencia su  increíble ignorancia.

Santa Anna NO vendió ni medio metro de territorio mexicano.

Las sandeces de Obrador demuestran que no tiene ni la menor idea de la existencia del tratado de Guadalupe Hidalgo.

Mucho menos tiene idea de que Guadalupe Hidalgo es el documento que a la fecha rige las relaciones entre Estados Unidos y México.

López Obrador ni siquiera sabe que Santa Anna ni siquiera firmo el tratado de Guadalupe Hidalgo, y que ese tratado NO ES UN CONTRATO DE VENTA TERRITORIAL sino una imposición “FILMADA” en el texto de sus cláusulas II, III y IV, que lo anulan sin remedio.

Por supuesto que el Peje Lagarto jamás ha leído el documento que lo contiene, ni sabe las consecuencias de las clausulas II, III y IV que confirman la plena y vigente soberanía mexicana en California, Nuevo Mexico y Tejas al dia de hoy.

El peligrosamente ignorante fósil estudiantil (que tardó nada más 14 años en terminar una carrera “corta”) ni siquiera sabe qué clase de migrantes son los mexicanos que buscan la supervivencia más al norte de nuestras fronteras originales; es decir, más allá de California, Nuevo México y Tejas.

Debería saber (pero no sabe) que esos mexicanos son descritos por el Derecho Internacional como MIGRANTES FORZADOS, a los que Estados Unidos no puede deportar válidamente.

La calidad de MIGRANTE FORZADO está definida por la Organización Internacional para la Migración de las Naciones Unidas, y reviste una serie de derechos que el casi presidente de México ignora por completo.

Debería saber (pero tampoco sabe) que los mexicanos que residen en California, Nuevo Mexico, Tejas, Arizona, Nevada Utah, Kansas, Colorado, Wyoming y Oklahoma, SON RESIDENTES DE TERRITORIOS MEXICANOS que no necesitan permiso gringo ni visa extranjera alguna para residir, trabajar y transitar libremente por nuestros territorios sujetos hasta hoy a ocupación militar estadounidense y a una limitación de nuestra soberanía, descrita en el artículo 2º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

AMLO no sabe por supuesto quienes fueron James Polk, Zachary Taylor, Winfield Scott Andrew Jackson, Stephen Austin o Sam Houston.

Obrador nada más repite como  chachalaca tabasqueña su predilección por los dos figurones del santoral priista: Benito Juarez (el otro dictador oaxaqueño) y Lazaro Cárdenas, el maquilador obsequioso de las grandes corporaciones petroleras gringas cuya famosa expropiacion petrolera fue una simulación fraudulenta acordada con los Estados Unidos a un altísimo precio para nuestra patria.

López Obrador ignora que California, Nuevo México y Tejas siguen siendo territorio mexicano conforme al Derecho Internacional.

AMLO no conoce la diferencia entre jurisdicción y soberanía.

Ignora que los Estados Unidos ejercen sobre California, Nuevo Mexico y Tejas, la misma jurisdicción que los nazis ejercieron sobre Francia en la Segunda Guerra Mundial.

Ignora que conforme al artículo 5º de la Carta de la Organización de Estados Americanos (de la que Estados Unidos es parte), nuestro vecino del Norte NO TIENE DERECHO ALGUNO sobre los territorios mexicanos que nos fueron robados entre 1836 y 1848.

Para el anciano pertinaz, cardiópata e hipertenso que está a punto de llegar a la presidencia (con los mismos conocimientos del aprendiz de brujo del cuento) “ejo ya ocurrió haje mucho tiempo”, ignorando que la soberanía mexicana en aquellos territorios no prescribe gracias a una norma de Derecho Internacional conocida como Jus Cogens.

Obviamente que Obrador no tiene idea de lo que significa Jus Cogens. Seguramente piensa que se trata de alguna obscenidad. (1)

López Obrador es un individuo subido sobre la cresta de una ola de indignación de millones de mexicanos dispuestos a votar POR CUALQUIERA MENOS POR EL PRI.

Los mexicanos que  han decidido votar por Obrador, nos condenan a que la ignorancia se enseñoree del gobierno de un Mexico urgentemente necesitado de un líder que lo ame; de un gobernante que sepa de lo que se tratan los problemas nacionales, y que además de  tener una idea sobre la forma de resolverlos, este dispuesto a hacerlo, desagraviando a un pueblo como el nuestro, harto de humillaciones, de abusos, de burlas y de engaños.

Necesitamos un gobernante sin amnistías pendejas; un gobernante que ajuste cuentas a las víboras prietas, las alimañas y las tepocatas que el mariquita de Fox no se atrevió a tocar, ni con el pétalo de una rosa.

La democracia a la mexicana cuyos frutos estan a punto de costarnos carísimo, ni siquiera se está jugando  nuestro destino a la ruleta rusa, sino en una trivia mortal que no tiene alternativas ni opciones.

Irónicamente, López Obrador es una réplica grotesca del impresentable Vicente Fox. Un merolico lleno de promesas que cayeron como profecías en los oídos de un pueblo sediento de esperanza y de fe.

La borrachera de julio del 2000, se tradujo en una cruda de la que los mexicanos quisieron curarse con el regreso del PRI en 2012.

La melopea (2) que se avecina para el primero de julio, amenaza con tener una cruda mucho más larga, dependiendo de cuanto dure la bacanal, si nada más 6 años, o más, dependiendo si el anciano revitalizado con el poder presidencial, decide reelegirse como su benemérito oaxaqueño, al que los liberales  “ayudaron a bien morir” en Palacio Nacional, cuando parecía que iba a sobrevivir a la angina de pecho que lo aquejaba.

Si los mexicanos crédulos se sintieron decepcionados por Foximiliano el idiota, ya verán el despertar cuando el huracán Andrés  haya pasado, dejando sus secuelas de duración impredecible.

López Obrador, viene siendo como el burro que toco la flauta; su inminente advenimiento será el  desenlace de la trivia mortal en el que su  ignorancia está a punto de vencer.

________________________

  1. Jus cogens. Es la norma por la cual, todo acto o tratado que contradiga principios fundamentales del Derecho Internacional, debe ser anulado de manera retroactiva.
  2.  Melopea. Dícese de una borrachera épica que raya en la congestión alcohólica.

Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER