Se encuentra usted aquí

Tabacaleras apoyan el #Quédateencasa... pero fumando

Martes, 02 de Junio 2020 - 12:45

Autor

lilana_alvarado_web.jpg
Liliana Alvarado Baena

Compartir

rz_smoking-634x422.jpg

La semana pasada, Ethos Laboratorio de Políticas Públicas lanzó un reportaje en donde se señala que existe una riesgosa relación entre el COVID-19 y el tabaquismo y que, a pesar de ello, la industria tabacalera no solo sigue promocionando sus productos, sino que ha lanzado ofertas de hasta 80%, violando así la legalidad mexicana e ignorando el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco. Todo ello ante una autoridad que observa, pero no actúa. 

 

Philip Morris International (PMI) ha desarrollado, al igual que su competencia, British American Tobacco (BAT), una estrategia para enganchar nuevos clientes a que fumen tabaco o consuman nicotina durante la cuarentena, especialmente a través de sus nuevos productos de tipo electrónico. Para ello, PMI tiene los modelos de iQOS, una especie de pipa de colores a la cual se le insertan pequeños cigarrillos de tabaco comprimido llamados “heets” con sabores de lo más diverso (nueces, té, cítricos, frutos del bosque, yerbabuena y mentolados). Por su parte, BAT tiene a Vype, su marca estrella para “vapear”, la cual funciona a través de nicotina.

 

No cabe duda que cada vez hay más información sobre el Covid-19, esta enfermedad infecciosa que se instala, en la mayoría de los casos, en los pulmones de los pacientes y que incluso puede llevarte hasta la muerte. En este sentido, diversos estudios han comprobado que fumar aumenta el riesgo de infecciones respiratorias y debilita el sistema inmunológico, por lo que la relación entre el tabaco y el COVID-19 se vuelve un tanto obvia. Incluso, conforme a datos de la Secretaría de Salud (SSA), a la fecha, alrededor de 1 de cada 10 muertes de los enfermos por este virus en México eran fumadores. 

 

A pesar de ello, las tabacaleras no han dejado de promocionar sus productos, lo que en abril pasado llevó a la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) a activar una alerta: el COVID-19 es “particularmente peligroso” para fumadores, especialmente para aquellos que “fuman tabaco, marihuana o vapean”.  En la alerta se señaló que una  investigación realizada en China indicaba que los pacientes diagnosticados con la enfermedad, y que además presentaban antecedentes de tabaquismo, tenían hasta 14 veces más probabilidades de desarrollar neumonía.

 

De acuerdo al neumólogo citado en el reportaje, Emanuel Vega Sánchez, quien está adscrito a urgencias del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) y hospitales privados, donde se encuentra en la primera línea atendiendo a pacientes con COVID-19, los fumadores al llegar al hospital, son los que “se ponen más graves”.

 

A pesar de ello, la industria tabacalera promociona sus productos en medio del confinamiento, yendo mucho más allá al aplicar descuentos, lo cual viola la Ley General para el Control del Tabaco (LGCT) y contraviene el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco. Todo ello sin la suficiente intervención de las autoridades regulatorias, quienes deberían restringir y sancionar a las tabacaleras. Sin duda, la implicación de las autoridades va en dos sentidos: uno de ellos es la insuficiente difusión de los riesgos que en estos momentos implica fumar, y otro es permitir que la industria anuncie, promocione, comercie, venda y distribuya sus productos a través de las redes sociales como Facebook, teléfono y/o entregas a domicilio, lo cual está prohibido.

 

Ante la pandemia, los kioskos de Vype fueron cerrados —pues no es una actividad esencial— pero los pedidos en línea, prohibidos por la Ley General para el Control del Tabaco, continúan; y de hecho hay promociones de 80% de descuento. Mientras un vaporizador costaba entre 500 y 600 pesos, ahora tiene un precio especial por cuarentena de 99 pesos. 

 

Al respecto, Javier Zuñiga, abogado de Salud Justa, explica en el reportaje que “para estos productos de tabaco calentado ya hay una interpretación de la Suprema Corte. La publicidad, promoción y patrocinio se equipara a los productos de tabaco, y está prohibida. Así sí podemos hablar que la promoción de este tipo productos (por internet) es una violación y tendrían que ser sancionadas en términos de la propia ley”. 

Aunque ya hay evidencia científica recabada a nivel mundial sobre el agravante del tabaco, la contraparte no tardó en llegar con un estudio que colocaba a la nicotina como un protector contra el COVID-19. Al respecto, la organización Stopping Tobacco Organizations & Products (STOP) publicó un comunicado el 28 de abril donde afirma que esas investigaciones son “inconsistentes” con la mayor parte de la evidencia y literatura científica generada hasta la fecha. 

En este sentido, es fundamental que las personas que fuman (cigarrillo o dispositivos electrónicos) dejen de hacerlo por su salud en general y, principalmente, por la relación que el tabaquismo tiene con el COVID-19. Adicionalmente, se esperaría una actitud más enérgica por parte de las autoridades para hacer cumplir la ley y los compromisos internacionales que se han adquirido en esta materia. 

El reportaje completo se puede encontrar en: https://www.m-x.com.mx/investigaciones/tabacaleras-apoyan-el-quedateenca...

En: https://ethos.org.mx/ethos-publications/tabacaleras-apoyan-el-quedateenc...

En: https://aristeguinoticias.com/2805/mexico/tabacaleras-apoyan-el-quedatee...

En: https://www.proceso.com.mx/632037/tabacaleras-apoyan-el-quedateencasa-pe...

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER