Se encuentra usted aquí

Sobre el Palacio que hoy habita

Viernes, 26 de Junio 2020 - 11:05

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes Messner

Compartir

npl.png

Durante su reciente visita a Arizona, Donald Trump aseguró que López Obrador irá muy pronto a verlo en la Casa Blanca.

“Casualmente”  López Obrador anunció en una de sus “mañaneras”  que “irá muy pronto a ver a Trump en la Casa Blanca”.

Su decisión es un cambio de 180 grados respecto de su crítica a Enrique Peña  Nieto por haber recibido al entonces candidato Trump en Los Pinos.

Obrador criticó que Peña al invitar a Trump, se había involucrado en la campaña electoral de Estados Unidos.

También criticó a Peña por recibir a un individuo que odia a  los mexicanos y nos ve como inferiores.

Precisamente durante su reciente visita a Arizona, Trump estuvo jactándose de su “big beautiful wall” por la que sigue asegurando que los mexicanos vamos a pagar.

Y por si su balandronada no fuera suficiente, Trump añadió agravio a injuria, asegurando que Obrador irá a la Casa Blanca  cuando Trump se lo diga.

Desde que Obrador llegó a Palacio Nacional, Trump le tomó la medida amenazándolo con aranceles punitivos si no detenía la migración proveniente de Centroamérica.

La respuesta de Obrador fue de sumisión inmediata y así puso su flamante “Guardia  Nacional” a  servir de policía migratoria de los gringos.

El juarista tabasqueño ignora que su ídolo, Benito Juarez, convocó a los futuros mexicanos a recuperar nuestros derechos sobre California, Nuevo México y Tejas en la carta dirigida a Matías Romero desde Chihuahua el 26 de enero de 1865 donde le dijo expresamente:

“Si la Francia, los Estados Unidos o cualquiera otra nación se apodera de algún punto de nuestro territorio y por nuestra debilidad no podemos arrojarlo de él, dejemos siquiera vivo nuestro derecho para que las generaciones que nos sucedan lo recobren. Malo sería dejarnos desarmar por una fuerza superior pero sería pésimo desarmar a nuestros hijos privándolos de un buen derecho, QUE MÁS VALIENTES, MÁS PATRIOTAS Y SUFRIDOS QUE NOSOTROS LO HARÍAN VALER Y SABRÍAN REIVINDICARLO ALGÚN DÍA.”

No es al rey de España ni al Papa a quienes López Obrador debe exigirles que se disculpen.

AMLO debe exigirle disculpas a los Estados Unidos por el robo violento de más de la mitad de nuestro territorio QUE SIGUE SIENDO NUESTRO  conforme al Derecho Internacional aplicable.

Estados Unidos se ha disculpado con los Nativos Americanos, con los Afroamericanos y con el pueblo de Hawái.

Estados Unidos le debe a México no solamente una disculpa oficial e inequívoca,  sino reparaciones y la sustitución del Tratado de Guadalupe Hidalgo por un nuevo acuerdo sin el cual, el famoso T-MEC es otra rendición incondicional de la soberanía mexicana.

López Obrador NO DEBE PRESTARSE SUMISAMENTE a darle oxígeno a las aspiraciones reeleccionistas de Trump.

Ya que ha decidido viajar a Washington,  López Obrador está obligado a elevar la voz de México y dejar en claro que “EL GRANDE Y HERMOSO MURO DE TRUMP”,  viola el artículo XXI del Tratado de Guadalupe Hidalgo porque Estados Unidos NO PUEDE (legalmente)  ejecutar acción alguna que afecte los intereses de México  sin nuestro previo acuerdo.

Si el acuerdo de ambas naciones no fuera posible, como en el caso del Muro de Trump,  Estados Unidos y México están obligados a someterse a un arbitraje internacional  para resolver el problema.

López Obrador no puede quedarse callado ni servirle de títere a un Trump en funciones de ventrílocuo.

Nuestro actual presidente, NO PUEDE NI DEBE obsequiarle su silencio a Trump ni permitir que se siga imponiendo el GRANDE, HERMOSO E ILEGAL MURO sin poner las cosas en claro.

NO tiene que hablar por nosotros en inglés. Tiene que hacer escuchar los reclamos de México en nuestro idioma oficial: el español.

López obrador debería tener presente que, como dicen los políticos gringos: Estados Unidos NO TIENE AMIGOS SINO INTERESES.

Debería  estar consciente de que,  quien calla, otorga, y él no puede legitimar con su silencio las maniobras electorales de Trump a costa NUESTRA.

La imagen que ilustra estas líneas, retrata la entrada de las fuerzas invasoras norteamericanas, que el mismísimo 15 de septiembre de 1847, izaron la bandera de las barras y estrellas sobre el Palacio Nacional; el Palacio que hoy habita López Obrador.
 

Nuestro Presidente está obligado a actuar de la manera que Juárez le dijo a Matías Romero en aquella carta; y no tiene derecho a conducirse como comparsa de Trump, porque nos pondría a todos de rodillas humillados bajo la indignidad.

Todos los mexicanos debemos recordar la letra sagrada de nuestro Himno Nacional:

¡Antes Patria que inermes tus hijos bajo el yugo su cuello dobleguen,  tus campiñas con sangre se rieguen, sobre sangre se estampe su pie!

       _______________________________________

chavezmontesmessnerjulio@yahoo.com

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER