Se encuentra usted aquí

¿Sirven para algo las elecciones?

Martes, 13 de Enero 2015 - 17:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

elecciones-ceteg.jpeg

De acuerdo a las encuestas, el desencanto por las elecciones ha crecido en los últimos años. El esfuerzo que se hizo en los años noventa por garantizar comicios limpios ha durado menos de dos décadas. La llegada de Cuauhtémoc Cárdenas al Gobierno del DF en 1997 y luego la de Vicente Fox al gobierno federal en el año 2000 prometían cambios importantes, pero los vicios que han aflorado en los últimos años en el PRD y PAN han desencantado a millones de ciudadanos. López Obrador ha contribuido grandemente a ese desprestigio acusando a las instancias electorales de “vendidas” al poder luego de sus dos derrotas.

Por esta razón, ante la amenaza de la CETEG y los familiares de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa de impedir las elecciones en Guerrero, pocos dan un paso al frente para defender la realización de los comicios. No hay marchas para protestar por el intento de imposición de un grupo minoritario de la población guerrerense ni hay desplegados solicitando la defensa de las elecciones. Apenas unos cuantos artículos y ya. Mala cosa.

El Instituto Nacional Electoral (INE) no ha dado una respuesta contundente a estas amenazas. Hasta el momento, ha preferido ser sutil y buscar una especie de acuerdo, pero ¿quiere acordar la CETEG algo a cambio de no boicotear los comicios? Es probable que sí o al menos a eso parece apostar el INE, que ha tenido que reagendar la selección y capacitación de funcionarios. Si las elecciones se realizan, lo harán con funcionarios de casilla preparados a medias. ¿Es correcta esta estrategia del INE ante las amenazas?

El gobierno federal tampoco ha emitido una respuesta categórica a la amenaza de impedir elecciones. Ha hecho tibios llamados y hasta ahí. Parece creer que el problema es sólo del INE o bien que este debe solicitar explícitamente su intervención. Este es uno más de los campos en los que abdicado el gobierno federal en su responsabilidad. Por supuesto, con esta actitud se busca no causar más confrontaciones y alejarse del peligro de reactivar las protestas. ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar el gobierno federal?, ¿será capaz de permitir que se boicoteen las elecciones para llevar la fiesta en una falsa paz?

Supongamos que la CETEG y los familiares de los desaparecidos logran boicotear las elecciones en una vasta zona de Guerrero, esto ¿en qué beneficiaría a la causa de los desaparecidos? En nada, no se puede obligar a un gobierno que no ha sido eficiente en esta tarea. Sólo habría más declaraciones de las fuentes gubernamentales y un nuevo desprestigio del movimiento guerrerense.

Lo que sí habría es el riesgo de un vacío de poder y una situación en la que no habría ganadores. Con todos sus defectos, no hay que echar al bote de la basura a nuestra democracia. Lo que hay que hacer es obligar a que funcione. 

Foto: Cuartoscuro


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER