Se encuentra usted aquí

Se vienen tiempos difíciles con Trump

Martes, 25 de Abril 2017 - 17:30

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

trump-jeff-sessions.jpg

 

Está visto que Donald Trump ha recobrado parte de su impulso inicial gracias a las medidas militares que ha tomado. La semana pasada se mencionaban tres en este espacio: el bombardeo sobre Siria, el desplante de la flota norteamericana en la península coreana y la detonación de la bomba no atómica más poderosa del arsenal estadounidense. Es posible que se trate de baladronadas del mandatario que habita en la Casa Blanca, pero el problema con este tipo de asuntos es que las intenciones pueden estar claras, pero los resultados serán muy distintos, sobre todo si se toma en cuenta que los gatillos están muy sensibles. A estos tres temas se ha agregado un cuarto: el endurecimiento del discurso norteamericano contra Rusia por el asunto de Ucrania.

Con esta popularidad recobrada, Trump ha vuelto su mirada a los asuntos domésticos y a juzgar por las declaraciones de la última semana se vendrán tiempos complicados para el gobierno mexicano. El pasado 20 de abril, anunció que en las próximas dos semanas detallará cómo planea reformar el Tratado de Libre Comercio (TLC). De nueva cuenta calificó al acuerdo “como un desastre” para los intereses de los Estados Unidos. Esta vez, los misiles verbales se dirigieron sobre todo contra Canadá, país al que el mandatario denostó por sus políticas en rubros como la industria láctea, la madera y el sector energético.

Al día siguiente, Trump anunció que el miércoles 26 presentaría su reforma fiscal que busca, según él, beneficiar a las empresas y las personas en Estados Unidos. Se refirió a la propuesta como "masivos recortes de impuestos", que serían mayores que cualquier baja de impuestos. Ya se sabe que una rebaja drástica en los impuestos en nuestro vecino obligaría a la autoridad hacendaria mexicana a hacer una política espejo, con el consiguiente deterioro de las finanzas públicas.

Finalmente, no podía faltar el tema del muro fronterizo. Este pasado fin de semana, tanto Jeff Sessions, fiscal general de los EUA, como el propio presidente Trump insistieron en la idea de que México pagará por el muro. Los mecanismos que plantean para obligar a pagar a nuestro país siguen siendo igual de absurdos que en un inicio, pero la noticia llamó la atención debido a que el presidente norteamericano parecía haber dejado a un lado el tema.

Esta reactivación de temas (TLC, reforma fiscal y muro) se da por razones internas a los Estados Unidos. La administración Trump iniciará pronto la negociación con el Congreso de su país y necesitan llegar fortalecidos para que se aprueben algunas de las medidas propuestas por el magnate. Sin embargo, luego de semanas en que la relación bilateral entre ambas naciones parecía estabilizarse, la reactivación del viejo discurso trumpiano impactará en forma negativa tanto en la política como en la economía mexicana. De nuevo los agoreros del desastre (¿lo desean?) saldrán a decir que el gobierno federal no hace lo suficiente para responder a Trump. Lo harán en todos los tonos y modalidades. Tal vez esto no sea más que “ruido de fondo”, como dicen los astrónomos, pero el impacto sobre el tipo de cambio ese sí podría ser real.

Ya se verá en las próximas semanas.


Leer también


Número 32 - Agosto 2019
portada-revista-32.jpg
Descargar gratis