Se encuentra usted aquí

¡Quiten la alberca!

Miércoles, 06 de Noviembre 2019 - 11:45

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes Messner

Compartir

quiten-la-alberca.jpg

La mejor idea que se le pudo ocurrir a Alfonso Durazo a raíz de la muerte de 9 miembros de la familia LeBarón, fue la de fusilarse la explicación que difundió Jorge Carpizo en 1993, a raíz del asesinato del cardenal Posadas en el aeropuerto de Guadalajara.

Durazo afirmó que las 3 mujeres y 6 niños LeBarón tuvieron la mala suerte de caer víctimas de un fuego cruzado entre bandas de narcotraficantes.

Nada más le faltó decir que los confundieron con los hijos del Chapo Guzmán, recién liberados por órdenes de López Obrador en Culiacán, Sinaloa.

No hubo tal confusión; la familia LeBarón no fue confundida con  los hijos del Chapo Guzmán ni cayeron victimas de ningún fuego cruzado.

Adrián LeBarón salió al paso de la “verdad histórica” promovida por Alfonso Durazo, haciendo saber que su familia había recibido amenazas directas del crimen organizado y que a raíz de esas amenazas habían pedido ayuda al gobierno de la 4T, pero que no les habían hecho caso.

El presidente Trump por su parte, reaccionó de inmediato y declaró que:

“Una familia y amigos maravillosos de Utah quedaron atrapados entre dos cárteles de la droga que se disparaban el uno contra el otro, con el resultado de que fueron asesinados grandes estadounidenses, incluidos niños, y algunos desaparecidos. Si México necesita o requiere ayuda para limpiar a estos monstruos, Estados Unidos está listo, dispuesto y capaz de involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva”.

Como puede verse, Trump oficializó la versión refrita de Carpizo plagiada por Durazo para salir del paso.

López Obrador, aprovechando la oferta de Donald Trump,  va a pedir a los Estados Unidos que envíen unas psicólogas  que proporcionen abrazos en vez de balazos; o voluntarias que sepan suficiente español como para decirle a los malandrines que “fuchi y guáchala” para que dejen de cometer atrocidades.

Mientras tanto, el Peje lagarto va a desplegar su flamante Guardia Nacional, para que con el más estricto respeto a los derechos humanos de los asesinos, los inviten a disfrutar de la hospitalidad del gobierno de la 4T.

Se va a encomendar su proceso al juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, para que de manera pronta y expedita les decrete su inmediata y absoluta libertad, como hizo recientemente con 27 de los 32 detenidos en el operativo realizado en Tepito bajo el mando del nuevo secretario de seguridad de la CDMX, Omar García Harfuch.

¿Qué más da nueve muertos más o nueve muertos menos, en un país donde la principal causa de muerte son los homicidios violentos?

¿Qué importancia tiene encontrar o no encontrar a los 43 estudiantes de la normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero; en un país donde miles de hombres y mujeres desaparecen sin dejar rastro alguno; donde las fosas clandestinas son más abundantes que los panteones?

¿Quién será capaz de devolverle a Mexico la paz, el orden, la justicia y la seguridad JURÍDICA y la vida sin miedo?

¿El General Ángeles?

Donald Trump ya estaba listo para mandar a los Marines o los SEALS, o las fuerzas especiales para convertir México en Afganistán o Siria (de lo cual, no andamos muy lejos).

El pronunciamiento de Ricardo Monreal, líder de la PRIETA (1)  en el Senado de la República,  emitió un pronunciamiento diferente y contrario del marcado por el todavía presidente López Obrador, al decir que “no hay que ser dogmáticos” y que la ayuda de los Estados Unidos no violaría nuestra soberanía nacional.

La única voz de cordura ha sido la de Alex LeBarón, que respondió al ofrecimiento del presidente Trump en los siguientes términos:

“¿Quiere ayudar? Céntrense en reducir el consumo de drogas en EU. ¿Desea ayudar un poco más? Evite que la ATF y la Ley de Armas inyecten sistemáticamente armas de alta potencia en México... Por favor, ayude”.

Por lo pronto, ya comenzaron a salirle enemigos a LeBarón, atribuyéndole toda clase de delitos.

Lo de menos es si Alex LeBarón es un santo o un bandido; lo grave es que México sea tierra de nadie, donde nueve inocentes, o cuarenta y tres, o miles y miles pueden ser asesinados impunemente.

Su petición al presidente Trump, me recuerda una entrevista que le fue hecha al presidente Don Gustavo Díaz Ordaz por una reportera de los Estados Unidos:

  • “Señor presidente: México es el trampolín del tráfico de drogas hacia mi país.”

Díaz Ordaz le respondió con su indiscutible agilidad mental y su precisión innegable:

  • ¡Quiten la alberca!

Es lo mismo que ha dicho Alex LeBarón cuando pide que  Estados Unidos deje de ser el mayor consumidor de drogas del mundo.

¡Cuanta falta le hacen a México muchos LeBarones!

    ___________________________________

  1. PRIETA. También conocida como MORENA es la Cuarta Transformación del partido fundado por Elías Calles: PNR, PRM, PRI, PRIETA.

_________________________

chavezmontesmessnerjulio@yahoo.com


Leer también


Número 34 - Octubre 2019
portada-revista-34.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER