Se encuentra usted aquí

¿Quién detendrá el escándalo de OHL?

Lunes, 18 de Mayo 2015 - 18:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

logo_ohl.jpg

Obrascon Huarte Lain (OHL) protagoniza un escándalo que está siendo seguido por los medios de México y España, como producto de la revelación de unas grabaciones en las que uno de los ejecutivos de la firma trata con el secretario de Comunicaciones del Estado de México “arreglar” unas vacaciones para el funcionario, a cambio de que se permita a la empresa incrementar el costo del peaje que se paga en las autopistas concesionadas. Por supuesto, ambos implicados negaron la veracidad de la grabación. Pablo Wallentin (OHL) aseguró que se trataba de un montaje. Algo parecido respondió Apolinar Mena Vargas, secretario de Comunicaciones del Estado de México hasta hace unas horas.

La prensa señala que desde que comenzó el sexenio, OHL ha ganado contratos por 26 mil millones de pesos. Ahora, sus acciones sufren en la bolsa y hay varias investigaciones acerca de su proceder. El gobernador Ávila ha ordenado que las tarifas de las autopistas permanezcan sin cambio hasta nuevo aviso.

La semana pasada, Pablo Wallentin presentó su “renuncia voluntaria” a OHL y ayer Mena Vargas también hizo lo propio, es decir, ambos fueron renunciados. El ahora ex funcionario fue multado, además, con 189 mil pesos, una bicoca si se toma en cuenta que las vacaciones de marras costaron alrededor de 124 mil pesos.

Se dice que la empresa está siendo investigada, pero nadie habla de quitarle las concesiones, tal vez conseguidas a fuerza de pagar vacaciones. Tampoco se habla de excluirla de futuras licitaciones. Por su parte, a Mena Vargas se le multó y se le despidió, pero no se le inhabilitó, en un esquema muy parecido al de David Korenfeld. Cabe preguntarse si ambos funcionarios, el federal y el local, serán reinstalados en otro puesto una vez capeado el temporal.

¿Esta es la forma de enfrentar la corrupción y el abuso en los cargos? Claramente no. Se están haciendo las cosas a medias ante una ciudadanía que no asume su función de vigilante y juez y medios que se ostentan como jueces morales, sin serlo.

La pregunta ahora es: ¿la salida de Wallentin y Mena Vargas detendrá el escándalo? Ojalá no, porque parece haber mucho más fondo.

MAL Y DE MALAS: sólo puede ser atribuido a la mala suerte lo ocurrido este fin de semana al satélite Centenario, que debía servir para dar rapidez y eficiencia a las comunicaciones en nuestro país. El lanzamiento de este satélite causó cierta expectación y terminó en desastre. El secretario de Comunicaciones, el inefable Ruiz Esparza, dice que el artefacto estaba totalmente asegurado. Por supuesto, nada mencionó sobre los servicios que ya no prestará el Centenario. Como decían las abuelas: el gobierno de Peña Nieto necesita una limpia… ¿de gabinete?


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER