Se encuentra usted aquí

PSD y Cuauhtémoc Blanco ¿Corruptos?

Jueves, 01 de Septiembre 2016 - 15:00

Autor

carlos_aguila_franco.jpeg
Carlos Aguila Franco

Compartir

cuauhtemoc-blanco-psd.jpg

¿Para qué más Partidos y candidatos corruptos?

Nuevamente el exfutbolista hoy Alcalde de Cuernavaca, la ciudad de la eterna balacera, perdón, de la eterna primavera, Cuauhtémoc Blanco, está en el ojo del huracán, con el escándalo derivado de que se dice que recibió siete millones de pesos, más otros apoyos, para ser candidato por el Partido Social Demócrata PSD, lo cual no será raro, aunque obvio, él lo niega.

La historia que se venía rumorando desde que llegó a la Alcaldía, por fin se hizo oficial en un reportaje en televisión abierta el pasado 25 de agosto en el que se señaló: “ "Cuauhtémoc Blanco nos cobró siete millones de pesos por participar como candidato a la presidencia municipal de Cuernavaca en el año 2015″, dijo Roberto Carlos, ex secretario del Ayuntamiento de Cuernavaca, Morelos”.

Afirmándose que según el contrato firmado por Blanco el 17 de enero de 2015, –cinco meses antes de las elecciones–, él recibiría el dinero sin importar si ganaba o no la votación. Los siete millones fueron aportados por empresarios de Cuernavaca, y pagados en un lapso de 10 meses. Este pago se dio a pesar de que el tope de gastos de campaña para esa elección local fue de cuatro millones de pesos.

El contrato presenta cláusulas importantes de conocer como: que el representante del exfutbolista y actual secretario técnico del Ayuntamiento, José Manuel Sanz, se comprometía a “controlar el carácter” de Blanco, evitar que éste fuera grosero con las personas y “no cobrar ninguna foto o autógrafo en los horarios establecidos por la mañana y por la tarde”.

De igual manera exigió dos departamentos para su campaña. De acuerdo con el diputado del PSD Morelos, Julio César Yáñez, Blanco y su equipo “exigieron que los departamentos contaran con pantallas de gran tamaño, ciertas frutas siempre, ciertas bebidas alcohólicas como vodka y whisky, refrescos de tal marca, muebles de tal tipo, fue una exigencia que tuvieran camionetas de lujo también”.

Afirmando que “Nosotros lo firmamos porque era la única opción que teníamos para tener a este candidato contento”, detalló Yáñez, y agregó: “él lo vio desde ese momento como un negocio. Nosotros no lo vimos venir, nosotros queríamos que viniera una persona a Cuernavaca, a traerle esa felicidad que no existía en la ciudad“.

Además de los siete mdp, Blanco recibió previamente un millón y medio de pesos para sus gastos personales y los de su representante. “José Manuel Sánz nos pide que, para que pues, Cuauhtémoc pueda desenvolverse como debe hacerlo, para que pueda tener gastos suficientes como gasolina, alimentos, algún costo que pueda tener, nos pide 200 mil para él, para Blanco y 100 mil para José Manuel, 300 mil mensuales por concepto de gastos“, detalló Roberto Carlos. Hasta aquí lo declarado por los mecenas de Blanco.

En cuanto a la respuesta de Cuauhtémoc Blanco, quien cuando era futbolista le encantaba festejar levantando la pierna como cuando orinan los perros, fue asegurar que no recibió dinero para ser candidato del Partido Social Demócrata y que no renunciará a su cargo. Además, anunció el 26 de agosto que denunciará a los hermanos Julio César y Humberto Yáñez por daño moral y la falsificación de su firma en el presunto contrato entre él y el partido.

Conocidas las versiones de los directamente involucrados, es importante saber que para que las autoridades electorales intervengan requiere una queja en el Instituto Nacional Electoral (INE) para poder investigarse, así lo señaló el consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Marco Antonio Baños que habría que ver si se invirtió el dinero en la campaña y se tendrían que ver los impactos en los topes.

En tanto que el consejero Ciro Murayama explicó que si en realidad existiera ese contrato “se estaría en una situación de recursos no reportados, estamos pensando como autoridad electoral abrir un procedimiento ordinario sancionador desde el área de fiscalización“, ya que Blanco había reportado al INE ingresos de un millón 852 mil y lo mismo prácticamente de egresos. “En la elección por la alcaldía de Cuernavaca en 2015, el tope de gastos de campaña era de 4 millones 200 mil pesos”, detalló el consejero electoral.

Pero la luna de miel entre los hermanos Yáñez y Cuauhtémoc después de apoyarlo financieramente para que fuera Alcalde terminó pronto, ya que a mediados de julio, Cuauhtémoc despidió a los secretarios de Asuntos Jurídicos, Obras Públicas y Desarrollo Social, así como del coordinador de Comunicación Social, obviamente designados por los Yáñez, deslindándose también del PSD, partido que lo hizo candidato a la presidencia municipal. Afirmando Cuauhtémoc: “He tomado la decisión de desligarme del Partido Socialdemócrata por las acciones que ha tomado el señor Roberto Yáñez para desestabilizar el ayuntamiento y las cuales sigue realizando”, dijo el 18 de julio pasado, pero sin denunciar ni publica ni legalmente cuáles eran esas acciones.

En todo este escándalo, hay varios aspectos que deben aclararse porque en verdad es un enredo que deja ver una corrupción tremenda. Debe aclararse si en verdad se pagaron los siete millones a Cuauhtémoc Blanco por ser candidato, más los departamentos y sus gastos, que sumarían más de ocho millones.

Asimismo debe aclararse de dónde salió ese dinero, porque se comenta que de empresarios, surgiendo la duda si esos empresarios lo declararon al SAT como aportación a la campaña.

Si los hermanos Yáñez hicieron pública esa aportación, ¿cómo esperaban que se les reintegrara, designando personas de su confianza en cargos donde lo pudieran recuperar? ¿Denunciarán ante el INE a Cuauhtémoc Blanco los hermanos Yáñez?

A manera de conclusión, dos aspectos importantes, si bien se hace necesario una revisión de los candidatos de todos los partidos, también deberían ser más estrictos en otorgar el registro a los nuevos partidos políticos, porque en este caso como en otros que se han presentado, dan mucho que desear que existan candidatos y partidos con una enorme estela de corrupción.

Espero lo hagan. Así como espero que este caso del PSD y Cuauhtémoc Blanco no se quede en un simple escándalo en Medios de Comunicación, como han quedado otros de Cuauhtémoc, como no presentarse a trabajar y preferir ir a entrenar para su juego de despedida.

Y pregunto ¿para eso se le eligió Alcalde?


Leer también


Número 30 - Junio 2019
portada-revista-30.png
Descargar gratis