Se encuentra usted aquí

Porfirio Muñoz Ledo… ¡Brillante!

Jueves, 27 de Junio 2019 - 13:30

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

porfirio-munoz-ledo-1_1.png

Conocí a Porfirio Muñoz Ledo hace como 25 años —menos, 30, parafraseando al clásico— era senador de la República y militaba en el PRD. Traía al Senado de cabeza con sus intervenciones, siempre brillantes. En ese tiempo le llevamos —para su conocimiento— el asunto del problema que tenía la Industria Hípica de Carreras de Caballos en el Hipódromo de las Américas, pero estando en la oposición poco podía hacer, comprendí en seguida. Me impresionó su forma de captar de inmediato el problema y le dijo a uno de sus ayudantes que pusiera el asunto en el archivo de los monopolios para que llegado el momento se pudiera considerar. En fin, en este asunto seguimos luchando después de tantos años; ahora es parte del gobierno y habrá que visitarlo para que impulse una Ley de Juegos con Apuesta que tanta falta hace. ¡No todo es Aeropuerto y Tren Maya!

Es el presidente de la Cámara de Diputados representando al cuarto partido político en que ha militado (PRI, PARM, PRD y MORENA). Es el más experimentado de todos sus pares y posiblemente de todos los políticos del país. Tribuno sin igual. Me parece que él y Diego Fernández de Ceballos han sido de los más brillantes en estos últimos tiempos.

No fue Presidente de la República porque, en su momento, el dedo no lo favoreció y es probable que hubiera sido un buen presidente. Inteligente, preparado, culto, conocedor del sistema y sin duda dueño de muchos adversarios que no lo quieren. Su biografía se puede leer en la liga. Su principal fortaleza es que no tiene pelos en la lengua.

Claro, le puede ganar la emoción como cuando después de la ceremonia de toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador, en su cuenta de twitter expresó:

“Desde la más intensa cercanía confirmé ayer que Andrés Manuel @lopezobrador_ ha tenido una transfiguración: se mostró con una convicción profunda, más allá del poder y la gloria. Se reveló como un personaje místico, un cruzado, un iluminado”.

“La entrega que ofreció al pueblo de México es total. Se ha dicho que es un protestante disfrazado. Es un auténtico hijo laico de Dios y un servidor de la patria. Sigámoslo y cuidémoslo todos”.

Estoy de acuerdo en que hay que apoyar al presidente de todos los mexicanos, que al parecer no se deja y Porfirio puede y debe ejercer su influencia, junto con Tatiana Clouthier, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal (entre otros) para hacerlo entrar, en muchos asuntos, en razón. Son políticos de experiencia invaluable y habría que preguntarles qué piensan de la forma en que se conduce el presidente.

Ahora, con el mayúsculo problema de la migración de tanto pelao —dicho sea, con todo respeto— Porfirio ha sido claro y ha defendido la Constitución desde su raíz.

 

 

Hace unos días, dialogó con los representantes que el presidente envió a Estados Unidos, en la comparecencia que tuvieron en el Senado y de acuerdo a lo que publicó el portal La Política On Line, pinta a Porfirio en su verdadera dimensión.

Señaló: “La ley faculta a la Secretaría de Gobernación para formular y dirigir la política migratoria, así como vigilar fronteras del país y los puntos de entrada del mismo por tierra, mar y aire, garantizando en términos de ley la libertad de tránsito".

"Este no es un país parlamentario, aquí no hay primeros ministros. Ni se reparten de cinco carteras, en cinco, así que mejor vámonos por el derecho escrito", criticando la forma en que está actuando el Gobierno Federal. Le dijo a Marcelo Ebrard:

"Creo que no conviene señor secretario que usted absorba todas las funciones, porque perdemos margen de maniobra y porque además el abuso de funciones, que no es el caso, hace nulas las decisiones”. Más claro ni el agua.

En mi opinión, la libertad de tránsito está garantizada por la Constitución, pero la realidad es que ya se restringió. Nuestra tradición de generosidad con los inmigrantes, ante la enorme pobreza, ha causado indignación al asignarles tanto dinero para mitigar su situación y me parece que, en el fondo, no se está comunicando con claridad muchas de las acciones del Gobierno. Las mañaneras sólo confunden y no son sensatas. Porfirio, desde su posición, debe ayudar a buscar el equilibrio entre los sectores productivos y el gobierno, pues sigue el golpeteo innecesario. ¡Debe dialogar con el presidente, con la franqueza con que acostumbra!


Leer también


Número 34 - Octubre 2019
portada-revista-34.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER