Se encuentra usted aquí

¿Pavorreal o guajolote?

Miércoles, 31 de Mayo 2017 - 15:00

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes Messner

Compartir

trump-guajolote.png

El cuasi tocayo de Luis Donaldo Colosio, nada menos que Donaldo Trump, acaba de concluir su primera gira internacional con el reality show de “El Aprendiz”; ¡y vaya aprendiz!

No es necesario ser psicólogo para percibir su arrogancia demente en su lenguaje corporal y en sus gesticulaciones y aspavientos.

Los gringos (es decir, los gringos que piensan), han de estar jalándose los cabellos por estar viviendo la experiencia de tener a un payaso encabezando el gran circo de la política de Estados Unidos.

Lo que pasa es que hay de payasos a payasos.

Obama vino siendo el Zamorita de la Casa Blanca con todo y sus “Chispas de Chocolate”, pero conocía el guión y lo supo seguir con gracia y chispa.

Pero a Trump no lo aguanta ni su desventurada mujer, cuyo tormento me recuerda la frase de una inteligente anciana costarricense: “Lo que hace la gente con tal de no trabajar…".

Melania podría escribir unas memorias que parafrasearan el título de aquella película “LA VIDA DIFÍCIL DE LAS MUJERES FÁCILES”.

No hay que ser gringo para sentir vergüenza ajena de los desplantes y desfiguros del anciano de la peluca sin canas.

El empujón que le dio al infeliz primer ministro de Montenegro (que, a pesar de ser uno más de los borregos de la OTAN, tiene su corazoncito), dejó ver a un Trump en su peor forma, arrogante, estúpido y desubicado; un ruco que después del empellón al Secretario General de la Alianza Atlántica, todavía se colocó en un sitio más notorio aún y se acomodó el saco (que su panza prominente no le permite cerrar), como si fuera un gorila marcando territorio.

El regaño que le propinó a los representantes del G7, le tiene que haber dado una risa loca a Vladimir Putin, mientras veía a los infelices lacayos de la OTAN aguantando el chubasco de Trump, cuando seguramente han de haber tenido ganas de mandarlo un poco más allá de la Casa Blanca (no la de la Gaviota y el Ruiseñor PRIsidencial).

Ahora saben los europeos lo que ha sentido Puerto Rico desde que los gringos se lo robaron a España junto con Cuba, Filipinas y Guam.

Europa es un “estado ni tan libre, asociado por su gusto a los designios bélicos de Estados Unidos al que secundan en la inganable “GUERRA CONTRA EL TERROR”; cuando lo único que puede combatirse es LA INJUSTICIA.

El intrincado peluquín de Trump y la forma como se conduce, en el afán insaciable de ser reconocido como el protagonista indiscutible, cuadra muy bien con la imagen que encabeza estas líneas; un estúpido guajolote ataviado con plumas estridentes como su copete, en la creencia de que, su atavío pueda lograr mimetizar su incompetencia y su majadería.

Trump tiene en común con un encumbrado político mexicano de copete singular, que tampoco ha leído tres libros, pero además, muy probablemente, no ha escrito ni uno solo de los que se le atribuye la autoría.

Yo no estoy tan seguro de que Estados Unidos se vaya a sacudir a este inepto, de la misma forma que México no se sacudió al torpe de Foximiliano y su empeoratriz Martota.

Me temo que Kushner es algo así como la versión gringa de los Bribiesca Sahagún, como parecen indicarlo sus maniobras para concretar la venta multimillonaria de armas a Arabia Saudita; armas que irán directito a manos de ISIS, o como se llame la franquicia engendrada por la CIA.

Kushner, como los Bribiesca Sahagún, se beneficiará con su posición de yerno presidencial y ni Virgilio Andrade con su “linterna de Diógenes”, ni Bernie Sanders le van a hacer perder sus ventajas financieras. Su relación con Ivanka Trump no es tanto un matrimonio como una fusión de negocios que es posible, gracias a la inercia mental del electorado gringo.

¡Si este chiflado no mete al mundo en una guerra nuclear, va a permanecer sus cuatro años completos, si no es que a los gringos se les ocurre hasta reelegirlo!

Ángela Merkel ya le saco las uñas al líder del partido Wig (1) y le advirtió a sus compatriotas europeos, que no deben hacerse las ilusiones con la supuesta amistad de Estados Unidos, y mucho menos con la de Inglaterra.

Los pavorreales son guajolotes vestidos de gala, pero igual de tontos; Trump es un guajolote senil maquillado diariamente por un equipo de taxidermistas, que ha logrado convertir su reality show en nuestra telenovela mundial cotidiana.

Nada sería más reconfortante que amanecer uno de estos días y enterarnos por la televisión y demás medios electrónicos de que por fin, a alguien con facultades legales, Y MENTALES, se le ocurrió decirle a este guajolote: YOU ARE FIRED!

_________________________________

1. El Partido Republicano es conocido en Estados Unidos como el PARTIDO WHIG; pero WIG (sin la H), quiere decir peluca en inglés; y este es el partido al que realmente pertenece Donald Clairol Trump.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER