Se encuentra usted aquí

Osorio y Videgaray: dos alfiles caídos

Martes, 14 de Julio 2015 - 17:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

osorio-chong_videgaray.jpg

Agarrado a un clavo ardiente, César Camacho, todavía presidente del PRI, señala que la fuga de Guzmán Loera no es razón suficiente para hacer cambios en el gabinete. Al contrario de lo que piensa, la evasión le ha pegado políticamente a Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación. Este golpe podría ser mortal si el presidente Peña Nieto decide pedirle la renuncia, pero, de cualquier manera, está tocado. La habilidad que Osorio ha demostrado en el pasado frente a asuntos como las manifestaciones del Instituto Politécnico Nacional o la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) han quedado atrás. En el hoy sólo se recuerda lo reciente y lo reciente es la fuga; una fuga que debe haber encolerizado al presidente Peña Nieto.

Por otro lado, avanza por el mundo el temor a una nueva crisis, similar a la del 2008. Desde el año pasado, organismos especializados, destacadamente el Fondo Monetario Internacional (FMI), están recortando los horizontes de crecimiento mundial. Las razones son muchas: crisis bursátil en China; baja en los precios de las materias primas; crisis en Europa por Grecia y la mala situación de otros países, entre ellos España e Irlanda; inicio del ciclo de elevación de las tasas de interés en los Estados Unidos; sobreoferta de petróleo y un largo etcétera. La pregunta, entonces, no es si esta mala situación mundial nos tocará, sino cuándo.

Es posible que ya nos haya alcanzado. La baja en los precios del petróleo ha obligado al gobierno a un recorte y a la implementación del Presupuesto Base Cero (PBC). La crisis griega, lejana como es, ha provocado la inestabilidad de la paridad peso-dólar y la moneda americana hoy se cotiza 50 centavos más cara que hace unas semanas. Ante estos fenómenos, el Banco de México ha decidido esconder la cabeza. Por su parte, el secretario Luis Videgaray ha declarado en diversas ocasiones que nuestra economía es fuerte. Es posible que así sea, pero no es invulnerable. Lo cierto es que el secretario de Hacienda no puede presumir de buenas cuentas en su área. Una crisis como la de 2008 lo alcanzaría de lleno.

La fuga del Chapo y la crisis podrían derribar a los dos alfiles priístas para la presidencia de la Nación en 2018. ¿Quién queda?, ¿Eruviel Ávila afectado por los escándalos de OHL y lo feminicidios?, ¿alguna figura que permanece en segunda fila?, ¿Manlio Fabio Beltrones? Acaso no sea tiempo de que el PRI entre en pánico, pero es importante subrayar que a estas alturas del sexenio anterior, el entonces gobernador Peña Nieto ya lucía como el adversario a vencer. Al ver el lado contrario al PRI, los opositores tampoco lucen formidables, por lo menos los provenientes de los partidos. Cabe preguntarse si el ambiente está listo para un candidato sorpresa. La teoría del cisne negro acecha. 


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER