Se encuentra usted aquí

No te hagas “…”,

Viernes, 09 de Enero 2015 - 18:00

Autor

bernardino_esparza.jpeg
Bernardino Esparza Martínez

Compartir

Estoy buscando ser candidato a Diputado Federal por alguno de los 10 partidos políticos, ya sea por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) o por el Partido Acción Nacional (PAN) o por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) o por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) o por el Movimiento Ciudadano (MV) o por el Partido del Trabajo (PT) o por el Partido Nueva Alianza (NA) o por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) o por el Partido Encuentro Social (PES) o por el Partido Humanista (PH).  

De tal suerte para lograr la candidatura, primero es necesario participar en las elecciones internas, pero antes también es  importante cumplir con los requisitos de las convocatorias partidistas. Tal y como me lo expresan algunas personas que pretenden participar en alguno de los partidos mencionados, mediante el proceso de selección de candidatos.

En otras palabras, mañana 10 de enero comienzan las precampañas y finalizan el 18 de febrero, así lo establece el calendario electoral del 2015. Y el ambiente político se calienta, con renuncias, licencias de los servidores públicos que buscan una candidatura.    

En principio, para la selección interna se tendrá que respetar la equidad de género, tal como así lo manifiesta el ordenamiento constitucional, ya que los partidos tienen como fin el de establecer las reglas para garantizar la paridad entre los géneros, en candidaturas a legisladores federales y locales.

Asimismo, tendrán que establecer el blindaje interno de selección de candidatos con el propósito de controlar que a sus filas partidistas no se filtren personas de dudosa procedencia. No obstante, cabe preguntar: ¿cuántos aspirantes serán elegibles? Es decir: ¿lograrán pasar los controles internos de confianza?

En todo caso, los aspirantes que sean elegibles para ser precandidatos, les será favorable obtener la candidatura del partido, sobre todo, porque además, implica que muchos de ellos pertenecen al grupo político que les impulsa. En efecto, resulta más importante una persona comprometida con los intereses y compromisos de su grupo político, lograr posiciones partidistas-políticas en la Cámara de Diputados, que realmente precandidatos comprometidos con la ideología de su partido político, y por el interés general de la población. 

En definitiva, estimado lector, usted me expresaría, no te hagas “…”, estimado Bernardino, así es la política, ya sabes, el ser precandidato-candidato de un partido político, sin duda, tendrías que formar parte de la oligarquía partidista, y déjame decirte, que tu no perteneces a ella. 

Así que, querido lector, tiene toda la razón, no soy parte de los privilegios partidistas, no soy de su clase oligárquica, sin embargo, con el inicio de las precampañas, en 40 días veremos y oiremos en televisión y radio, 11 millones de spots publicitarios: 7 millones de las precampañas dirigidos a los militantes de los partidos, y 4 millones de los spots publicitarios de las autoridades electorales, y por la información divulgada, entonces cabe preguntar ¿estaremos en posibilidad de escoger a los mejores precandidatos? 

Siend, así, entonces también cabe preguntarles a los precandidatos y virtuales candidatos: ¿Cuál es su convicción para estar de acuerdo con los programas, principios e ideas que postulan los partidos políticos al que pertenecen? 

Al tiempo, tiempo…


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER