Se encuentra usted aquí

No hay que hacerse “peje...”

Miércoles, 24 de Julio 2019 - 13:15

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes Messner

Compartir

no_hay_que_hacerse_peje.png

El actual presidente de la República, ni siquiera tendría que haberse comprometido a no buscar la reelección en el cargo, como lo hizo el pasado 19 de marzo firmando públicamente un documento que ahora, nadie encuentra por ningún lado. (1)

Sin embargo, Andrés López anda coqueteando con la idea de emular a San Benito Juárez que se aferró al poder hasta que lo ayudaron a bien morir entre Lerdo de Tejada, Díaz, González Ortega y Guillermo Prieto.

Entre el discurso expreso de AMLO y sus señales prácticas, hay diferencias que permiten augurar que la famosa revocación de mandato es un trampolín diseñado para que el actual Congreso de la unción (2) de mayoría obradorista le endose la misma catafixia que le hicieron a Jaime Bonilla los panistas empleados legislativos de MORENA en Baja California.

López Obrador podría y debería haber sido categórico en rechazar y denunciar  la trampa descarada cometida por el Congreso de Baja California que, contra lo afirmado por el presidente, SI ES MATERIA DE SU COMPETENCIA.

Es materia de su competencia, porque los diputados locales de un estado, NO PUEDEN hacer reformas contrarias a la Constitución Federal.

En Derecho Público, LO QUE NO ESTÁ PERMITIDO, está EXPRESAMENTE PROHIBIDO.

Y la Constitución Federal de México, es inequívoca en cuanto al principio fundamental de NO REELECCIÓN DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA.

En días recientes el INAI requirió a la presidencia de la República que entregara el documento firmado por López Obrador el 19 de marzo,  comprometiéndose a no buscar la reelección valiéndose del triunfo que espera obtener el 2021 cuando no le revoquen el mandato.

Resulta que nadie sabe donde quedo el dichoso compromiso presidencial de no perpetuarse en el poder más allá del 2024.

No hace falta encontrar su compromiso del 19 de marzo, porque basta con su compromiso del 1º de diciembre de 2018 en el que se obligó a respetar la totalidad de los mandamientos constitucionales, INCLUIDO EL DE LA NO REELECCIÓN.

Su evasiva respuesta respecto de la trampa orquestada en Baja California para extender a más del doble el periodo para el cual fue elegido como gobernador Jaime Bonilla, es evidencia muy clara de que López Obrador busca aprovechar el precedente bajacaliforniano para burlar LA NO REELECCIÓN a través de una prórroga que, según el Peje no sería reelección en estricto sentido...

López Obrador debería incluso presentar una controversia constitucional ante la Suprema Corte, impugnando lo actuado por el Congreso de Baja California, porque lo hecho por sus empleados legislativos del PRIAN en la península bañada por el Mar de Cortés, es directamente violatorio de la Constitución Federal que AMLO se obligó a hacer respetar.

El actual presidente debería recordar dos cosas en cuanto al principio revolucionario de la NO REELECCIÓN:

En 1910, todo el pueblo mexicano se levantó en armas precisamente para impedir la reelección de Porfírio Díaz.

¿Qué le hace pensar a AMLO que los mexicanos no se levanten en armas nuevamente si se le ocurre pretender quedarse cómodamente instalado en el muy fifí Palacio Nacional?

También debería recordar lo sucedido a Álvaro Obregón, traidor al principio revolucionario de la NO REELECCIÓN, que pagó con la vida su ambición de perpetuarse en la Silla del Águila.

En 1928 no se levantó en armas todo el pueblo mexicano, pero afortunadamente los invitados al banquete para Obregón en la Bombilla, se aseguraron de que León Toral no fallara en su intento de asesinar al traidor sonorense que se pasó por el arco del triunfo nada menos que la SEGUNDA TRANSFORMACIÓN enarbolada por López Obrador como pilar de su famosa 4T.

Los mexicanos tenemos derecho a un pronunciamiento inequívoco  del presidente López Obrador, del Instituto Nacional Electoral y de MORENA, que disipe las dudas y los coqueteos que hacen más que probable que el tabasqueño intente lograr lo que no pudieron lograr ni Juárez ni Obregón.

Los mexicanos tenemos derecho a que el presidente de la República no se haga “peje” y se conduzca con honestidad inequívoca mediante un pronunciamiento claro, conciso y apegado a la Constitución Federal.

    ___________________________

  1. “En consecuencia, reafirmo que no estoy de acuerdo con la reelección y que nunca, en ninguna circunstancia, intentaría perpetuarme en el cargo que actualmente ostento porque ello no solo significaría ir en contra de la Constitución sino también traicionar mis principios y renegar de mi honestidad, que es lo más valioso que tengo en la vida.

 

  1. Unción.  Dícese del arte de untar, embarrar y hacer embijes.

También se dice del hábito y costumbre de uncirse, someterse o rendirse a la voluntad del poderoso en turno, como ocurrió en Baja California, donde los empleados legislativos de MORENA (aliada con el PRIAN) prepararon el trampolín prorrogador para que AMLO se extienda más allá del 2024 en su residencia fifí de Palacio Nacional.

chavezmontesmessnerjulio@yahoo.com


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER