Se encuentra usted aquí

Muertes por Contaminación. Micros con botes de gasolina grave riesgo

Jueves, 26 de Mayo 2016 - 16:30

Autor

carlos_aguila_franco.jpeg
Carlos Aguila Franco

Compartir

tapabocas-contaminacion.jpg

El grave problema de la contaminación en esta Ciudad de México, sigue en aumento y a pesar de que continúan solamente cargándole el paquete a quienes tenemos un automóvil particular, sin importar que sea nuevo o de modelo reciente, argumentando de forma mentirosa y dolosa, que somos los culpables de la contaminación.

Las consecuencias son ya muy graves y drásticas y aunque no lo quieren aceptar las autoridades, si han aaumentado muertes por contaminación del aire en México.

Al respecto, se calcula que en nuestro país se registran 22 mil 500 muertes por efectos de la contaminación del aire cada año, sin embargo, con el aumento de los niveles contaminantes en el Valle de México, las cifras podrían aumentar hasta 19 por ciento, lo cual debe ser un llamado de alerta para las autoridades, pero también para la población en general.

Así lo aseguró el neumólogo Jorge Iván Rodríguez Martínez, quien refirió que la Secretaría de Salud indicó que las partículas suspendidas y el ozono son los contaminantes más preocupantes en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, pero también en otras ciudades del país como Guadalajara, Monterrey, Tijuana y Puebla, las cuales también padecen altos niveles de contaminación del aire.

A través de un comunicado, el especialista dijo que tanto las partículas suspendidas como el ozono se asocian a infecciones por microorganismos, inflamación de las vías respiratorias, depresión del sistema inmune, crisis asmáticas y complicaciones en adultos con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Ante esta situación, el neumólogo del Centro Médico Coyoacán indicó que es fundamental que quienes viven con esos padecimientos tomen precauciones, en especial, durante los períodos de contingencia ambiental. Destacó que la contaminación del aire provoca reducción en la función pulmonar, lo que ocasiona empeoramiento de síntomas como falta de aire, tos y flemas, siendo el principal motivo de ausentismo laboral, escolar, consultas, urgencias, hospitalizaciones, discapacidad, carga económica y muerte prematura.

Por ello, el especialista exhortó a la ciudadanía para que acuda al médico en forma inmediata, al presentar cualquier cuadro infeccioso, en especial los que tienen algún padecimiento respiratorio. Los pacientes con asma o EPOC no deben interrumpir su tratamiento de terapia inhalada con tiotropio y con el broncodilatador anticolinérgico.

Explicó que la broncodilatación, la cual debe llevarse a cabo con un dispositivo inhalador ideal que facilite la administración del tiotropio, es una pieza clave en el control y pronóstico positivo, tanto del asma como de la EPOC. Subrayó que los niños, ancianos y mujeres embarazadas que no padecen alguna enfermedad también son un grupo vulnerable a la contaminación del aire y pueden desarrollar, además de asma y EPOC, otros problemas como rinofaringitis, rinitis alérgica, otitis, bronquitis, neumonía, cáncer de pulmón y arritmias cardíacas. Como sugerencias señala, permanecer en interiores, limitar actividades físicas, sociales, recreativas y otras al aire libre; y evitar fumar o cocinar con humo de leña.

Preocupa y mucho que la población este en este grave riesgo de enfermedad y muerte inclusive, mientras que las autoridades insisten en sólo pretender hacer creer que los autos particulares son los que contaminan y es una mentira. Dado que el 87 por ciento de las emisiones de óxidos de nitrógeno provienen de los vehículos de transporte público y las unidades de carga, que contribuyen con la misma aportación de contaminantes que los autos particulares en los que se centró el endurecimiento del Hoy No Circula.

De acuerdo con un análisis realizado por el Diario MILENIO, del más reciente Inventario de Emisiones Contaminantes y de Efecto Invernadero elaborado por el Gobierno de la Ciudad de México, desde 2012 En la Zona Metropolitana del Valle de México circulan 3 millones 744 mil automóviles particulares que constituyen el 70 por ciento de la flota vehicular y generan 32 por ciento de los óxidos de nitrógeno Nox uno de los principales químicos que desatan la producción de ozono.

Sin embargo el transporte de carga que representa 15 por ciento del parque vehicular con más de 739 mil unidades generan 36 por ciento de los Nox. Además el transporte público con más de 356 mil unidades entre taxis micros y combis representan 7 por ciento de la flota y emiten 30 por ciento de éstos contaminantes Es decir en conjunto los camiones y micros contaminan igual que los coches pero no tienen las mismas restricciones.

Por otra parte, las emisiones más toxicas en vehículos provienen de los que utilizan Diesel por su alta concentración de azufre. Y quienes lo usan son camiones de carga y de transporte que parecen chimeneas. Esto se debe a que desde hace más de una década, no se ha cumplido con la producción y abasto de Diesel de Ultra Bajo Azufre, como lo establece la NOM 086. Pero las autoridades nada les hacen a estos transportes y sólo castigan arbitrariamente a los autos particulares.

Y si le sumas que en plena contingencia ambiental las obras para construir el segundo piso sobre la autopista México Cuernavaca crean congestionamientos de 25 kilómetros, Viaducto Tlalpan, Insurgentes Sur, la carretera libre y también el tramo de la autopista de Tres Marías hacia la Ciudad se transforman en v otra fuente productora de contaminación. Con una velocidad menor a los 10 kilómetros por hora miles de vehículos agregaron a sus aportaciones contaminantes las emisiones producidas por la lentitud del avance en los trayectos en torno a las delegaciones Tlalpan y Xochimilco.

Finalmente hay que preguntarle a quien cobra como Secretario de “Movilidad”, si esta consiente, sabe, le han dicho o ignora, en cuantos Microbuses y Nuevos Autobuses del Trasporte Concesionado, una buena cantidad de choferes llevan en los costados delanteros o traseros internos y cercanos a los pasajeros, “para no perder tiempo en cargar” me dijo un chofer a pregunta expresa, botes plásticos de 20 o más litros llenos con gasolina, que por el calor interno del autobús, el que generan los cuerpos de los usuarios y el movimiento y típicos jalones con que conducen estos barbajanes sus unidades, esa gasolina genera gases e infla el volumen de esos recipientes.

Hasta hoy no ha sucedido una desgracia y si pasa, ¿quién será el responsable, el Secretario, sus subalternos o la hebra más delgada qué es el chofer de la unidad?.

Por ello pregunto ¿Dónde supervisores del transporte?. ¿Tiene este funcionario la capacidad y experiencia para el cargo, o solamente para hacer grandes negocios? Mientras tanto, la contaminación sigue dueña de esta ciudad. 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER