Se encuentra usted aquí

Mis Tres de Tres

Viernes, 12 de Junio 2015 - 17:30

Autor

federico-cabrera.jpg
Federico Cabrera

Compartir

¡Ya éramos muchos y parió la abuela!

Lo mejor hubiera sido recurrir a “la píldora del día siguiente” para evitar quedar ¡otra vez! preñados por la vergüenza de una paternidad dudosa e irresponsable. ¿Qué les costaba, primero darse un buen baño, darle una buena zacateada al cuarto, desempulgar el catre y “aplazar” las elecciones? Pero nada. Nos volvieron a salir con su “Domingo 7”. (Tal y como se lo adelantamos ¡Aquí!, en la anterior del “Viene, Viene” y antes que cualquier otro medio “Ajúa”)

(Pero a reserva de echarle a perder el día, alégrese un poco con Tito Nieves quien nos invita a “fabricar fantasías” ¡Súbele!)

Una vez bien fantasiosos, ¡Oremus!

Antes del revolcón dominguero, ya nos habíamos amanecido con aquella de que “la evaluación magisterial” –versión light de “la Reforma Educativa”- iba pa’tras. Explicada Magistralmente en chuayfeteano versículo, a nivel de Artículo de Fe, impreso en papel membretado de la SEP, con el Escudo Nacional en el margen superior izquierdo y que a la letra decía, si mal no recuerdo, más o menos así: “Luego de evaluar lo evaluable, y toda vez que hay consideraciones que considerar, queda postergablemente postergada la evaluación con la que íbamos a evaluar a los evaluadores que evaluarán a las pasadas, presentes y futuras generaciones. ¡Sufragio Efectivo-No Evaluación!” Por aquello de no hacer olas entre los chicos y chicas acarreados, y para que todos fuesen a votar, como ¡se acordó!, bien formaditos, y bien peinados.

(Adelantadita que también dimos en este espacio que ya sigue una ¡GRAN, PERO GRAN COMUNIDAD!)  

Ya calmada la enjundia de las huestes -esas que ¡Usted conoce y conoce bien! por sus “causas e ideales” tan nobles y nacionalistas- previa compensación, salieron todos a votar de “a trenecito”. El lunes se podría volver “al México Real” (como si hubiera otro) y decirles a los desmotherosos de la indeCente que “na-nai”, que siempre no, y que iba pa’tras, “lo que ya había ido pa’tras”. Sin el menor respeto a “La Veda Comicial” y sin dejarnos guardar “la cruda nacional” –producto del partido de LA VERDE que vistió vergonzosamente LA NEGRA y una buena rociada de moches al Piojo- comenzamos la semana con la siempre muy bienvenida llegada de La Porra Magisterial. Los que no “alcanzaron” –y que se calculaba, serían más de cincuenta mil- no pudieron asistir, por lo que enviaron a sus “representantes” que no pasaron –según los polis de tránsito del DF- de cinco mil. Se le encuera a uno el chino al ver esos movimientos “reivindicatorios”, inflarse y desinflarse con sólo una pasadita por la mesa de con$erta-$e$ión de Bucareli. Siempre con estricta observancia del calendario escolar para hacer sus plantones en esas fechas, cuidando de guardar, puentes, fines de semana, fiestas religiosas y de los Santos Patrones.   

Pero aunque en aritmética y cálculo los maistros ándenos fallos, en gramática “nos hacen lo que Borjes al Chente”.  Partidos, árbitro, consejeros; y los y las y les candidateados – “todos y todas” egresados de la escolástica a la mexicana-  si algo saben usar es la lengua. El más iletrado le da clases al maestro Alfonso Reyes ¡Vaya manera de conjugarla! Las voces no se han hecho esperar:

Desde el Pretérito Perfecto Simple del Indicativo del “Clásico” ¡GANAMOS! -aunque nos haigan puesto al último y con letra muy chiquita- ¡Snif!; pasando por el Copretérito del (créibamos) que ¡GANÁBAMOS! de los bárbaros del norti (¡Se la bañó el Bronco!); y hasta la Cuauhtemiña del “Ya me los ching...”, expresión por demás académica, castiza y vernácula, versellesquemente expresada por el Cuauh, en pretérito perfecto del verbo ¡YO ME ADELANTO! y que ching%&/()= a su drame el árbitro. (Mmmmto, ¡¡¡La Porra te saluda!!!)

Por otro lado –al más puro estilo cetemista de las épocas de Don Fidel- no se han hecho esperar las “invitaciones” a ¡la concordia! y ¡a la sensatez! de los que “no se vieron favorecidos” con la voluntá del Respetable. ¡Mi gooobieerno será totalmente incluyente!!! Con decirles que uno de los del Camino Real de Colima, ¡Ya “bien poseso”! y con “Su Constancia de mayoría”, suya de él, Pre-Reloaded, se aventó el puntadón de invitar a un locutor a su Toma de Posesión. ¡URGENCIAS!

Ni qué decir sobre el INExacto árbitro. Desde “el jueves” (habían dicho que el miércoles) –día del lanzamiento de esta emisión, más certera que el cuete del satélite Centenario- ya nos adelantaba sus “resultados”; calculados con su plurimillonario Sistema de Cómputo. Echando mano del ábaco virtual,  blindado contra caídas (Avísenle a Bartlett) -hasta el cierre de esta edición-  se habían “computado” ¡óyelo y leételo! ¡EL CIENTO PUNTO SESENTA Y SEIS POR CIENTO! de los comicios emitidos… ¡Ay Güey! In Fkn Pitágoras we Trust!… (nos sobraron sesenta y seis, que le pedimos prestados a los cien que ya llevábamos, de las CIENTO CINCUENTA MIL CASILLAS (Sic.), que formaban parte de las CIENTO CUARENTA Y OCHO MIL que debíamos haber tenido) y nos sobran dos mil, que guardamos para el 2018. Cálculo que El Beni –consejero aconsejador- intentó explicarle al reportero, siguiendo la Alta Escuela de la Universidad Cordovesa -para al dejar “claro” que: “eh, eh eh, eh, eh, eh, eh…”, todos eh, eh, eh esperamos, que eh, eh, todo quede eh, eh, eh, resuelto a la eh, eh, brevedad, eh, eh, ¿eh?     

Pa’ parecer intelec-cual y ser políticamente correcto, les diré que: “Hoy por Hoy” –mañana no- quiero dejar constancia de que Don Eduardo Ruiz-Healy (Nótese mi Institucionalidad) ha señalado que en el mejor de los casos, la “representatividad” de los votados, a duras penas anda rondando el 12 o 15 por ciento. Toda vez que, los mejor colados, fueron “elegidos” por un treinta o cuarenta y tantos por ciento del  40% del Padrón total. (Versión Remix, del que se birlaron del IFE) Id. Est. Si entendí bien las “instrucciones” del Jefe Máximo de este medio, intuyó que la Mayoría Representativa “Se Abstuvo” d’ir. “Abstemios y Abstemias del Mundo, ¡Uníos!” (¿No ‘tán de acuerdo con Ruiz-Healy..? ¡Háganle las cuentas! (Yo despacho en otra ventanilla)

Aún con la prerrogativa de que el voto es “Secreto” (Shhh) he de confesar: ¡Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa! que: luego de “reflexionar”, “hacer examen de conciencia y “propósito de enmienda –durante CINCO DÍAS Y SUS NOCHES- en Vigilia Electoral –mas no cárnica- yo me lancé como “Votante Independiente”.

Pero ¿Cómo participar en una elección organizada por una institución que se llamaba IFE y que de un día para otro apareció como INE; sin mediar la menor explicación expresada en términos claros, sencillos y convincentes, además del dineral que costó?; ¿Cómo hacerle caso a un “presidente consejero” que –no obstante con toda una “consejería” soplándole a sus espaldas- se expresa como se expresa eh, eh, eh, eh no mam…eh, eh, eh, y se la fuma y “nos las quiere vender como ¡las elecciones más complicadas de la Historia del país!” ¡Un alpargatero viniéndonos a taconear, a los que usamos huarache Florsheim con suela de Good Year-Oxo! ¿Cómo esperar que “cuenten como Dios manda” quienes ¡se pasan! aceptando que un “Total” equivale a un CIENTO SESENTA Y SEIS POR CIENTO del TOTAL..?

¿Cómo votar por “algún” partido luego de escuchar hasta la náusea toda una pléyade de “ideas inconexas” escupidas sin pudor por una serie de merolicos y sin el menor de los respetos a la audiencia; dilapidando dinero público “necesarísimo para Obra Social” y “reciclando” entre “los mismos” dineros públicos para pagar ¡multas derivadas de estupideces! y otorgar prebendas oscuras? ¿Cómo votar en “mi distrito” por una serie de personas, personos y persones ilustremente desconocidos pero evidentemente analfabetas; de los cuales, ¡NINGUNO NI NINGUNA! se tomó la molestia de darse un bañito de pueblo y darse una “pasada”, ya no “a por” mi casa, a por mi calle, a por mi colonia, pa’decir siquiera, ¡De aquí quiero cobrar!?    

Así que, NO “al final del día” –sino muy tempranito- y a sabiendas de que “La Patria es Primero” y que La Nación no podría seguir adelante sin mi “participación”, le dije al Sancho: ¡Votan Sancho…luego, apechuguemos! Con pulgar en ristre, salí ¡a cumplir! con el deber que “aquella” –mi conciencia- me demandaba, ¡en caso de que así no lo hiciere! 

Y así llegué a la casilla, me “identifiqué” –con credencial que dice: “IFE” pero que me fue emitida por el “INE”, en febrero de 2014, ¡casi veinte días después! de que el “nuevo” instituto se había constituido. Tomaron mi Credencial, “le pusieron su sellito” a la copia de mi identificación que aparecía en el cuadernito;  recogí “mis boletas”; me metí muy circunspecto en el cuartito; salí con mis boletas muy bien dobladitas y las deposité en su respectiva urnita. Sin quitarme la vista de encima, me pintaron mi pulgarcito y me devolvieron mi IFECREDI. ¡Qué rechulo se siente cumplir con el deber cumplido!

Obvio debo asentar que se me hubiera hecho gacho no “acudir” al llamado de La Patria y tampoco a “la pachanga” (Total, la habían organizado, no con su lana, sino con la mía) Hubiera sido gacho también, votar por “ilustres desconocidos y desconocidas” cuyas hazañas y mañas desconozco. Y más requete gacho, se me hubiera hecho tachonear o marcar todas las boletas, para ¡anular Mi Voto! Me educaron de chiquito que eso de rayar –documentos “propiedad de La Nación”- pintarrajear bardas; hacer grafiti en puertas de escusados; o depositar detritus o líquidos, fuera del retrete o del mingitorio, es ¡de pelados!

Así que, “al final del día” –‘ora sí- y no “hoy por hoy”, sino “el domingo por el domingo” ¡presenté! ¡MI TRES DE TRES! como “Votante Independiente” y en cada una de las tres urnas, deposité mis TRES DE TRES boletas ¡EN BLANCO!

Dejo constancia: Quienes se hayan atrevido a mancillar o hacer mal uso de mis boletas, y las hayan “mal-usado” se les pudrirá el tamal La Porra Celestial, junto con todas las barras de los avernos ¡los saludará! y les deparará que les vaya como a los que organizaron, jugaron y tuvieron que ver con el partido México-Brasil y como les ha de ir a los que se pasaron de lanza en la FIFA. ¡Por gachos! 

*Con genealógica dedicatoria, retache y refrendo para los y las y les quienes han expresado sandeces, tales como:

“Si no votas, ¡no tienes derecho a quejarte! (Tomándola con “teikirisi”, mis otorgantes de “derechos”)

“¿Con qué ‘calidad moral’ puede hablar quien no vota?” (Trankis sus Santísimas Santidades repartidoras de “la Moral”)

Interesados: pasar a recoger su “Recordatorio” y “Certificado de Calidad Moral” ISO-2015 al Departamento de Quejas

Con gusto les atenderemos.  


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER