Se encuentra usted aquí

Mirreynato: la otra desigualdad

Jueves, 08 de Enero 2015 - 18:00

Autor

hector_barragan_.jpg
Héctor Barragán Valencia

Compartir

 

La elite gobernante mexicana (políticos y empresarios) capturaron para su beneficio el gobierno y el sistema representativo, de modo que las elecciones sirven para perpetuar su poder. Se pregunta Ricardo Raphael en su muy bien logrado libro Mirreynato, la otra desigualdad: “¿Cómo nombrar a un régimen donde hay elecciones y los cargos se obtienen gracias a la representación de los votos, pero al mismo tiempo conserva la herencia como mecanismo clave para obtener el liderazgo?”. Esta obra denuncia el descaro con el que esta elite rentista (cuya riqueza, salvo excepciones, no es fruto del esfuerzo ni de la innovación) exhibe su fortuna con impudicia. El autor explica cómo la impunidad es una de las claves de la reproducción del régimen, pues al favorecer la corrupción, concentra las oportunidades y la riqueza. He aquí la causa, sostiene, de la enorme desigualdad y de la injusticia.

“Frente a un estado corrupto, los más ricos son los que cuentan con mayor poder para ganar la voluntad de los jueces. La corrupción es una variable que influye en la estructura nacional de la desigualdad… Una sociedad donde sólo unos cuantos son privilegiados por la justicia o… donde pocos obtienen todas las prebendas de la organización social, tiende a ser una sociedad inestable y… peligrosa. Es así porque el uso indiscriminado de la violencia gana legitimidad en contra del Estado; sus leyes y sus instituciones terminan siendo percibidas como arbitrarias… Ante este escenario…, no sorprende que el monopolio legítimo de la fuerza en México no sea monopolio ni tampoco legítimo. La fuente principal de la despacificación que el país ha vivido durante los últimos lustros es la impunidad, que selectiva, intermitente y arbitrariamente protege los fueros de unos y lastima los derechos de la mayoría”.

Ricardo Raphael argumenta, que la principal causa de la desigualdad en México es de origen político, y que la arbitrariedad con la que se maneja el gobierno desencadena la violencia. Uno y otro fenómeno son las caras de una moneda, que explican la inseguridad: “Los políticos quieren ser ricos lo más pronto posible, y los empresarios necesitan comprar políticos para crecer su margen de influencia sobre el Estado (por lo que contratan cabilderos para manipular) los resultados de la deliberación parlamentaria, de la toma de decisiones dentro de la administración y de las sentencias al interior de los juzgados”. Como dice el autor es un mal augurio para el país la colusión entre el gobierno, el poder económico y el poder mediático. La gran cuestión es cómo desatar el nudo gordiano que formó esta santa alianza contra los mexicanos.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER