Se encuentra usted aquí

¡Mira quien viene a cenar!

Jueves, 13 de Febrero 2020 - 13:50

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

eeeeeeeeeeeeeeeeeee.png

Cuando Calderón compró el avión Dreamliner  lo último que imagino es que iba a heredar el argumento propagandístico más poderoso e importante a su acérrimo rival.

Para el hoy presidente aquella frase: “Este avión no lo tiene ni Obama”, le fue muy redituable en campaña, pero ese efecto ha sido mínimo comparado con lo que hoy aporta a su gobierno; Es el el avión presidencial, el bien más preciado de la 4T.

Suena tan irreal. Prácticamente todo el país este en vilo por un avión, el tema no es lo que cuesta, es lo que representa, pues es el símbolo más visible de la corrupción del pasado, así como en el futuro habrá símbolos que representen las corruptelas de la presente administración.

Y el avión ha servido para todo menos para volar y en el último capitulo de esta serie vimos como los principales empresarios de México fueron “invitados” a cenar con el presidente que les “solicito” cortésmente su “apoyo” para que compraran boletos para la famosa rifa del avión y con este evento arrancó el Teletón Aéreo 2020 y le pongo fecha porque no duden que cada año se recurra a esta estratagema y se vuelva la tarea prioritaria de la lotería nacional.

En la famosa cena se le entregó una hoja sin membrete, ni siquiera un triste logo, una carta compromiso, a cada comensal para que señalara los montos con los que “deseaba cooperar” para participar en la famosa rifa del avión - sin avión. 

Las cantidades ya estaban fijadas por el anfitrión: $20 millones, $50 millones, $100 millones y $200 millones. 

Hasta aquí va la novela, mientras tanto en la realidad…

Estos últimos días me di a la tarea de platicar por separado, de manera individual con varios amigos y conocidos empresarios para conocer de primera voz cual es opinión y su percepción de todo lo que está sucediendo, como en todo, encontré posturas radicales y otras centradas, equilibradas pero nadie defendió ninguna de las acciones que ha emprendido el Gobierno de México.

En el fondo los empresarios tienen miedo de que se les castigue vía fiscal o penal por ser disidentes, tienen miedo de la extinción de dominio, le temen a que si manifiestan cualquier tipo de inconformidad o participan como oposición al régimen pierdan en días, tal vez en horas lo que han construido con gran esfuerzo, en una vida, en algunos casos son empresas de muchos años, heredadas por generaciones.

Entonces deciden nadar de muertito y dejar que las cosas vayan pasando y tratar de ajustarse lo mejor posible a las circunstancias, esa es la postura en lo general.  

Hacerse chiquitos, no tomar riesgos, sobrevivir, buscar un refugio y esperar a que pase la tormenta. 

Lo que escuche de estos empresarios también debe ser el sentir de los asistentes a la cena más cara de la historia del mundo, pues por unos tamalitos y atolito de ese que tanto gusta repartir al gobierno en turno, el consumo mínimo fue de 20 millones y ni como decir que no. Muchos deben de seguir indigestos, por que hasta donde se sabe ni una sal de uvas les dieron.

Brillante manera de vender boletos de una rifa, demuestra que el presidente tiene más salidas que un corral viejo.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER