Se encuentra usted aquí

Migración ambiental ¿quién atiende este problema?

Viernes, 02 de Septiembre 2016 - 15:00

Autor

ma-pilar-cordero.jpg
María del Pilar Cordero César

Compartir

migracion-ambiental.jpg

Por migración comprendemos el desplazamiento de población que abandona su comunidad de origen y a veces cruza fronteras geográficas formales e informales por razones económicas, sociales, culturales, ambientales y políticas. Por ello cualquier proceso migratorio es complejo y multidimensional y no existe causa-efecto única en las razones que llevan a generar migración en una determinada población o un país. Destacan cuatro razones fundamentales en las motivaciones para migrar: los efectos del cambio ambiental (sequía, inundaciones, deslizamiento de tierras); la pérdida de las condiciones y calidad de vida relacionadas con el modelo económico y la política mundial dominante (desempleo, abandono de política rural, importación masiva de granos, políticas de modernización a costa de sectores marginales, agricultura comercial transnacional); los avances tecnológicos y la consiguiente fuga de cerebros en los países en desarrollo, las facilidades para viajar y finalmente, las redes sociales existiendo en las regiones hacia dónde se emigra (diáspora).

Sin embargo, a partir de los efectos del cambio climático, la visibilización de los efectos que el ser humano está generando en el ambiente y como consecuencia las catástrofes naturales que se presentan en diferentes regiones del mundo (huracanes, inundación, deslizamiento de tierras, terremotos, tsunamis y sequías), se ha puesto énfasis en las razones que llevan a la población a desplazarse por razones del deterioro ambiental. A las personas que migran por causas del deterioro ambiental se les han definido según la Organización Internacional de Migraciones (OIM, 2010) como migrantes ambientales. Son “personas o grupos de personas que por razones imperantes de cambios bruscos o progresivos en el ambiente que afecta adversamente su vida y sus condiciones de bienestar, se ven obligados a abandonar sus hogares o deciden hacerlo, sea temporal o permanentemente y que emigran sea, dentro de su país o afuera.” También el término migrantes climáticos “involucra a aquellos grupos humanos que abandonan su lugar de origen como resultado de efectos del cambio climático: inundaciones, plagas, alteración del ciclo climático, calentamiento global, así como la implementación del modelo económico capitalista que deforesta, degrada y extrae de manera incontrolable recursos no-renovables y promueve el monocultivo.” El proceso migratorio que involucra razones ambientales o del cambio climático se denomina como: Migración Ambiental Forzada (MAF) o Migración Ambiental.

Durante el 2007, 234 millones de personas de 117 países fueron afectados, 73,946 murieron y los daños se calcularon en 81.86 mil millones de dolares por eventos naturales extremos. En 2008, 36 millones de personas fueron evacuadas de sus hogares por desastres ambientales y los eventos hidro-meteorológicos extremos se han casi duplicado a partir de 2005. En 2010, los eventos climáticos extremos aumentaron en todos los continentes, destacando por su gravedad Pakistán, Bangladesh, Indonesia, Fidji, Australia, Andhra Pradesh (India), China, Brasil, Venezuela, Perú, México y Polonia (EMDAT, 2011). Adicionalmente, durante la pasada década hubo millones de personas desplazados por procesos de modernización, especialmente la construcción de presas, conjuntos habitacionales, desarrollos industriales y turísticos (Oliver-Smith, 2009, 2009a). Este Cambio Ambiental Global se relaciona con las formas en que el ser humano ha contribuido a un cambio en los ciclos naturales de la tierra.

ALGUNOS EJEMPLOS:

De las mil islas que componen el archipiélago de las islas Salomón en Oceanía, cinco de ellas desaparecieron por completo entre 1947 y 2014, según un estudio de la Universidad de Queensland, Australia, donde hubo que reubicar a las comunidades que habitan dos islas a otro sitio.

Las islas Kale, Rapita Rehana, Kakatina y Zollies perdieron el 100% de su superficie. Mientras que otras seis, entre 20% y 62%. “Estas islas perdieron un rango de 1 a 5 hectáreas. La isla Nuatambu, hogar de 25 familias, ha perdido más de la mitad de su superficie habitable, con 11 casas arrastrados hacia el mar desde 2011”, señalaron los autores en un post en The Conversation.

La tribu Biloxi-Chitimacha-Choctaw, que llegó a tener hasta 400 miembros aunque ahora apenas llegan a 100, ha perdido prácticamente el 98% de sus tierras desde 1950. Este grupo nativo reside y pesca en la isla de Jean Charles, en la costa sur de Luisiana desde 1800. Pero en los últimos casi 70 años la isla ha perdido una franja de aproximadamente 400 metros de ancho por 900 de largo (unos 60 kilómetros cuadrados), según un estudio realizado por la Universidad de Arizona.

El cambio climático también produce decesos, no sólo migración forzada. Solo en la India las intensas olas de calor se han cobrado la vida de más de 2.000 personas el año pasado, que se suman a las 30.000 víctimas de estas condiciones meteorológicas extremas desde 1979. Unas condiciones que, por su parte, cada año son más frecuentes e intensas.

Un estudio realizado por los científicos del Instituto Indio de Meteorología Tropical en Pune y el Centro Interdisciplinario de Ciencias del Sistema Terrestre de Maryland (EE.UU.) coordinado por el profesor Raghu Murtugudde indica que el aumento de la temperatura del planeta en 0,8ºC durante los últimos cien años puede provocar el incremento de las olas de calor, incluso sin la llegada de El Niño. Y mientras que la India sufre un calor asesino, otras consecuencias del calentamiento global como tornados e inundaciones causadas por aguaceros torrenciales, en el 2015, mataron a 17 personas en Texas, seis en Oklahoma (EE.UU.) y 14 en el norte de México.

No obstante, los investigadores señalan que los fenómenos meteorológicos extremos no son la única manera en que el cambio climático puede afectar la vida de la humanidad. Según un informe de 2014 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se espera que para el periodo entre 2030 y 2050 el cambio climático provoque aproximadamente 250.000 muertes a causa no solo del estrés térmico (38.000 víctimas), sino también de la desnutrición (95.000), la malaria (60.000) y la diarrea (48.000). La OMS alarma de que cada una de las tres últimas décadas ha sido sucesivamente más cálida que cualquier década anterior desde 1850.

Preocupados por la economía, el terrorismo, la violencia, la corrupción, los malos gobiernos, las elecciones, los migrantes de Estados Unidos…¿y nos nuestros?… ¿quién atiende al mal que sufre el planeta y los efectos sobre los seres humanos? Recordemos que hasta hoy, la única casa (planeta, mundo) que tenemos para habitar es en la que estamos.

___________________________________________________________

Referencias

Texto apoyado en los estudios sobre “Migración Ambiental, Vulnerabilidad y Género en México: el caso de campesinos migrantes en el estado de Morelos” de Adriana Estrada y Úrsula Oswald, CRIM UNAM

Lozano, Fernando (2011). Los nuevos escenarios de la migración México-Estados Unidos. Presentación en el Simposium “Ambiente y Sociedad: Estrategias Multidisciplinarias de Investigación en Migración Ambiental y Vulnerabilidad Socio-Ambiental”. 7 de marzo de 2011. Cuernavaca Morelos. CRIMUNAM MA

Raghu Murtugudde, University of Maryland, |  May 30, 2015 http://www.livescience.com/51024-predicting-el-nino-devastation-weeks-in- Predicting El Niño Devastation, Weeks in Advance

The Conversation, academic rigor, journalistic flair. 6 may 2016: https://theconversation.com/sea-level-rise-has-claimed-five-whole-islands-in-the-pacific-first-scientific-evidence-5851


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER