Se encuentra usted aquí

México Sangriento

Lunes, 30 de Octubre 2017 - 16:00

Autor

img_5599sevina_campesino_1.jpg
José Guillermo Zúñiga

Compartir

violencia-michoacan.jpg

Diversos medios hoy retratan la trágica realidad que se vive en México. La cifra es de 20 ejecutados tan solo en Michoacán el pasado viernes. 

Dicha entidad vivió una semana de enfrentamientos, narcomensajes y bloqueos de carreteras que anunciaban una terrible guerra entre carteles, sin que hasta ahora, el Gobernador de Michoacán, el Ing. Silvano Aureoles Conejo, diga nada. 

Ejecutados anónimos rafagueados dentro de sus autos o tirados a bordo de carretera.

Ejecutados con cartulinas y mensajes salvajemente amenazantes sobre grupos criminales contrarios; que además fueron dejados donde un día antes los contrarios dejaron a uno de los suyos. 

Funcionarios ejecutados. Presuntos asesinos de periodistas.

Presidentes de comités políticos ejecutados por encargo de alcaldes o alcaldesas. 

Ejecutados en diversas poblaciones pero con el mismo "modus operandi" (cubiertos de la cabeza con vendas, atados fuertemente por la espalda y ejecutados con arma corta). 

Ejecutados por enfrentarse al estado, resistiéndose a ser arrestados.

Ejecutados envueltos en cobijas, con cartulinas tapizadas, con leyendas que aseguran: ahí yace un secuestrador.

Cifras trágicas en cuentas poca claras. Ejecuciones sinrazón... En un gobierno sin gobierno. Incapacidad es la carencia o nulidad de capacidad. Así, Michoacán vive el día a día de la mano de un gobernante que se harta de suponer que en su estado están haciendo las cosas bien y que de tanto repetirlo, cree que en algún momento se volverá realidad.

El último año, en promedio, en Michoacán se registró un homicidio doloso cada seis horas y contando. 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER