Se encuentra usted aquí

México: país que envejece

Lunes, 01 de Febrero 2016 - 17:00

Autor

foto-celene_diaz.jpg
Celene Díaz Espíndola

Compartir

viejitos.png

 

-Morir de viejo-, la respuesta que la mayoría de la gente diría al preguntarles acerca de la manera en cómo les gustaría concluir sus días. Ciertamente cumplir años no siempre es grato, especialmente cuando se llega a la edad donde empiezan a aparecer canitas y sabes que ya no estás en tus frescos veintes y las décadas se van acumulando en tu vida.

Recuerdo que en una clase cuando todavía era estudiante universitaria donde hablaban de la situación de los ancianos en diferentes naciones. Con mucha claridad tengo grabada la explicación de mi profesor al referirse a Japón, país en el cual la gente mayor tiene un importantísimo rol en la sociedad, los “abuelitos” son las personas más respetadas y veneradas por la experiencia y sabiduría obtenida a lo largo de su vida. La comparación que a mi cabeza llegó con respecto a nuestro país fue tristemente muy desigual con respecto al país nipón, los viejitos en México no tienen un lugar privilegiado, peor aún, en muchos de los casos se les discrimina por su edad o de plano sufren de abandono, teniendo que vivir en una clara desventaja en relación con otros sectores de la población más jóvenes. Es cuestión de cultura.

Hoy los seres humanos vivimos más gracias a las condiciones alimentarias, socioeconómicas y a los agigantados avances de la ciencia y la medicina; no obstante, esto trae consigo pros y contras. En nuestro país y de acuerdo a datos del INEGI en 1930 la esperanza de vida era en promedio de tan sólo 34 años, actualmente las mujeres en promedio 77.8 años, mientras que los hombres 73.1 años.

La Organización Mundial de la Salud denomina adulto mayor a aquella persona con 60 años o más –entonces graciosamente debo pensar que nosotros los menores de 60 somos adultos menores- en fin, las instituciones y sus terminologías. Hondeando en el tema y para ser más precisos, las personas entre los 60 y los 74 años son consideradas personas de edad avanzada, las de 75 a 90 viejos o ancianos y los mayores a 90 grandes viejos o grandes longevos.

México envejece aceleradamente, para este 2016 el 15% del total de la población será mayor a los 65 años cuando en 2010 era del 6%, en tan sólo un cuarto de siglo nuestro país habrá duplicado su población de más de 65 años cuando países como Francia este fenómeno tardó 115 años.

Cuando la población de un país en vías de desarrollo envejece de forma acelerada se dice que es envejecimiento prematuro. Este fenómeno demográfico nos obliga a pensar en los grandes retos que implica para la sociedad y el gobierno.

Lo grave del asunto es que existen graves consecuencias para la economía de una nación, por ejemplo, los adultos mayores dedican un porcentaje mayor de sus ingresos a la salud, menos a ocio, espectáculos y cultura, mucho menos a hoteles, cafés y restaurantes y muchísimo menos a enseñanza. La demanda de viviendas y sus precios, también se ven afectadas, como la demanda de servicios de cuidados personales vinculados a las enfermedades crónicas relacionadas con el envejecimiento.

El cuidado de ancianos enfermos o vulnerables, de más de 80 años, es un tema igual de preocupante, pues esta responsabilidad recae en las mujeres de entre 40 y 50 años de edad, quienes deben abandonar el mercado laboral para cuidar de ellos. Por tanto, un país con una población creciente de mayores de 65 años, tiene que rediseñar su estructura productiva, comercial y de servicios, para adecuarla a las características de sus demandantes cada vez más numerosos.

Es lamentable que en México el 82% de los adultos mayores vive algún grado de pobreza ya sea alimentaria o monetaria, por lo tanto, el gobierno está obligado a crear un entorno económico, social, político, cultural y jurídico que permita el logro del desarrollo social de las personas en edad avanzada.

Saber que vamos a vivir más años es una magnífica noticia. Pero acompañada de todo lo dicho exige una preparación de la que estamos muy lejos todavía. Si hoy no empezamos a pugnar por mejores políticas públicas para los adultos mayores, mañana que nosotros pertenezcamos a este sector de la población no podremos quejarnos por la ausencia de programas sociales.

_____________________________________________________

Fuentes:

http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/lar/dionne_e_mf/capitulo1.pdf

http://eleconomista.com.mx/sociedad/2013/09/30/vive-mexico-acelerado-envejecimiento-inegi

http://www.animalpolitico.com/2011/10/en-80-anos-se-duplico-la-esperanza-de-vida-en-mexico-inegi/

http://arenapublica.com/articulo/2015/10/20/4387

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/08/27/mexico-en-proceso-acelerado-de-envejecimiento-poblacional-encuesta-9095.html


Leer también


Número 32 - Agosto 2019
portada-revista-32.jpg
Descargar gratis