Se encuentra usted aquí

México, país del pan y circo

Jueves, 16 de Abril 2015 - 18:30

Autor

foto_joaquin-vazquez.jpg
Joaquín Vázquez

Compartir

Panem et circenses. Ciertamente una fórmula que ha probado su efectividad a lo largo de nuestra vida como “país independiente”. O para decirlo de una manera más propia, desde que dejamos de depender de España para convertirnos en dependientes de alguien más.

Qué poquito necesitamos los mexicanos para sentirnos felices, para convencernos de que la vida es bella, de que caminamos sobre un lecho de rosas, a diferencia de nuestro pobre Cuauhtémoc (no, no Cuauhtémoc Blanco, sino aquel tlatoani al que le quemaron los pies), a pesar de las lindezas que a diario vemos por televisión, oímos en el radio o vemos por internet.

Panem et circenses. Efectiva combinación para mantener a la gente en el dulce letargo de la indiferencia, de la indolencia, del conformismo. No existe experiencia más sublime que tener la panza llena (aunque sea de papas fritas, cacahuates japoneses y una buena chela), mientras observamos a nuestro equipo favorito dirigirse a una nueva victoria (o derrota, según a quién le vayas).

Panem et circenses. ¿Qué importa que nuestros políticos y dirigentes se comporten como barbajanes, ventaneándose en fiestecitas acompañados de damicelas de dudosa procedencia, o que le levanten el vestido a una muchacha en algún evento multitudinario, o que liberen al presunto colaborador de un narco-asesino, sólo por haber sido hijito del gobernador de Michoacán, o que utilicen los recursos del pueblo para sus necesidades personales, cuando tenemos al América llegando a la final de la concachampions, al canal de las estrellas presentándonos sus más recientes historias telenoveleras de ensueño, sólo posibles en tan maravilloso espacio televisivo, o cuando en unos cuantos días veremos a Paquiao Vs. Mayweather, en la que será la 58ª pelea del siglo?

En nuestro país de fantasía, nada de esto importa. 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER