Se encuentra usted aquí

Los premios a los contribuyentes y sus efectos en el cumplimiento fiscal

Martes, 11 de Febrero 2020 - 11:55

Autor

lilana_alvarado_web.jpg
Liliana Alvarado Baena

Compartir

reforma-penal-fiscal-no-es-terrorismo-fiscal-cce-768x427.jpg

Organismos internacionales y gobiernos alrededor del planeta han dedicado tiempo y energía a estudiar a fondo los factores detrás del cumplimiento fiscal ya que cada día es más apremiante recaudar impuestos de una manera más eficiente, en un entorno donde los gastos de los gobiernos generalmente son crecientes, pero no así sus ingresos. Ante esta necesidad de los gobiernos, las estrategias para motivar a los contribuyentes a cumplir con sus obligaciones fiscales en general se han transformado desde una perspectiva fiscal punitiva hacia otra perspectiva diferente de premios a la buena contribución y ciudadanía. 

Esto vale la pena subrayarlo porque hoy en día parece ser que México camina hacia reforzar el enfoque fiscal punitivo, apartándose de la tendencia internacional basada en premios y recompensas al contribuyente. En este contexto, existen historias de éxito en el diseño de estrategias para elevar la recaudación fiscal que es importante conocer puesto que han probado tener éxito tanto para los objetivos del gobierno como en la percepción de los ciudadanos respecto de las instituciones fiscales. 

Uno de los ejemplos más interesantes fue realizado hace algunos años en Argentina con el cobro del impuesto predial en la municipalidad de Santa Fe. Ese caso de éxito consistió en identificar a todos aquellos propietarios de inmuebles que se encontraban al corriente en sus pagos del impuesto predial (72,000), localmente llamada “Tasa General de Inmuebles”, para premiar a 400 de ellos por medio de una lotería y recibir un premio por su cumplimiento. El premio consistió en la construcción o reconstrucción de la banqueta del inmueble del ganador y en la publicación del nombre de los ganadores en la prensa local (como reconocimiento de su pago puntual).

Cabe señalar que no todos los ganadores recibieron realmente el premio ofrecido. Algunos ganadores cuyos predios contaban con buena banqueta decidieron donarlo a alguien más. En estos casos, el premio que recibieron los ganadores fue el reconocimiento público al ver difundido su nombre como vecino cumplido en la prensa local. Lo que el estudio descubrió fue que en estos casos, el efecto positivo en los ganadores tuvo una duración de solo unos meses. Lo cual demostró que si bien el reconocimiento social es importante para los individuos, no logró modificar el comportamiento del contribuyente de manera definitiva a largo plazo.             

La renovación de las banquetas ganadoras incrementó en siete puntos porcentuales el cumplimiento a tiempo en el pago del impuesto predial. De igual forma, la lotería tuvo un efecto inmediato en el comportamiento de pago ya que se incrementó en cinco puntos porcentuales la probabilidad de pagar el impuesto dentro de los tres meses siguientes a la lotería. El efecto de ver las banquetas construidas permaneció a lo largo del tiempo y es debido a que se genera un sentimiento de reciprocidad, pues una vez que una banqueta es construida o renovada, los habitantes pueden evaluar mejor en qué gasta el gobierno el dinero que recauda. Esto también produce en los pobladores la sensación de que el gobierno trabaja para ellos.  

Los premios también impactan positivamente en los vecinos de los ganadores de la lotería. En zonas con muchas carencias de equipamiento urbano los vecinos fueron siete puntos porcentuales más proclives a pagar puntualmente. Sin duda, el principal hallazgo de la lotería del predial en Argentina consistió en que los incentivos no económicos, con reconocimiento público, visibles y duraderos producen efectos a largo plazo y más profundos en el comportamiento del contribuyente.

En lo que se refiere a las implicaciones de política pública, la lotería también permitió varios hallazgos relevantes: es posible premiar la buena ciudadanía en una forma que refuerce las motivaciones internas del individuo, en contraste con los incentivos financieros o amnistías fiscales que algunas veces debilitan dichas motivaciones. Es una buena práctica brindar premios que, más allá de la utilidad para los ganadores, son visibles, duraderos y de utilidad pública. Asimismo, proveer este tipo de premios puede incluso llegar a tener  implicaciones positivas más allá de la recaudación fiscal, tales como incrementar la confianza en las autoridades.

Parece importante detenerse a reflexionar un momento la experiencia argentina y cómo podría aplicarse en México, ya que mientras en Argentina se realizó una lotería para premiar públicamente a contribuyentes cumplidos, en México se hacen más duros los mecanismos de persecución al contribuyente. El gobierno de México debería dejar atrás el enfoque fiscal punitivo, de castigo y de incertidumbre. La lotería del predial en Argentina presentó evidencia de que la estrategia tradicional de rigurosidad fiscal debería ser solo la estrategia de última instancia, una vez que la vía de los incentivos ha sido agotada.

1 Este texto reproduce fragmentos y se basa en el trabajo de Carrillo, Paul. Castro Edgar y Scartascini Carlos. DO Rewards Work? Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Disponible en: https://publications.iadb.org/publications/english/document/Do-Rewards-Work-Evidence-from-the-Randomization-of-Public-Works.pdf

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER