Se encuentra usted aquí

¡Los olvidados!

Viernes, 03 de Febrero 2017 - 15:00

Autor

federico-cabrera.jpg
Federico Cabrera

Compartir

sermexicano.jpg

 

“Soy esclavo de mis palabras y amo de mi silencio…” (Lo haiga dicho, quien lo haiga dicho) Silence is Golden!

¡Franc-nacionalistas! envolventes en la Bandera, ¡absteneros, plis! pa’no hacer bilis.

Comencemos por dos gentiles invitaciones:

1ª. No hacernos bolas. Una cosa son los “Pueblos” y otra, generalmente muy otra, sus “gobiernos”. Por muy elegidos y muy “representativos” que sean.

2º. No nos vayamos con la finta y antes de que arranque la pachanga, no nos pongamos a romper los platos.

Dadas por recibidas y aceptadas las anteriores, ¡Oremus!

Como dijo el árabe: “La primera vez que me engañes, la culpa es tuya; la segunda que lo hagas, la culpa es mía”.

Paquita’s dixit lo describe prístinamente:  

Tres veces te engañé:

“La Primera por coraje”

“La Segunda por capricho”, y

“La Tercera por placer”. 

La primera “por coraje”. Ya desde endenantes, por viejos rencores y “bisnes” frustrados y por ignotas reacciones viscerales y problemas psico-emocionales. (Todos los tenemos, incluido este Viene-Viene) Cuando le abrieron la puerta y se pusieron de pechito, con el clásico “pa’servirle a Usté”. Y por andar de “queda bien”.   

La segunda, “Por capricho”. Nomás porque sí y por haber enviado al “equipo de avanzada” –Vide e Ilde- a quienes se les dijo: ¡Ya sé a lo que vienen! ¡Y háblenle a su patrón! 

La tercera, “Por placer”. Antes de que me digas "¡No voy!" te saco la lengua, porque ahorita soy el niño de la fiesta y me siento dueño de todos los juguetes. Y si no traes “cash”, ni vengas.

Lesson Number One, en materia diplomática: “Nunca digas al de enfrente lo que piensas, y menos, ¡lo que vas a hacer!

Que nadie se llame a engaño, cuando ha sido claramente advertido.

¿Por qué nos habrían de querer, si nunca nos han querido...?

Condición humana, hacerle gestos al de enfrente; nomás porque sí, por “diferente”. Desde chiquitos, desde el Kinder, así hemos sido.  

Condición humana también es saber ganarse a los demás buscando el liderazgo e “imponiéndose” vía la seducción; con el libre ejercicio de lo que hoy se entendería como “bulling-diplomático”; sin joder a los demás, y sin dejarse joder; “Respeto al Derecho ajeno”, sin violencia, con estrategia y por convencimiento;  y para dejar “claro” quién manda. A fin de cuentas, “alguien” tiene que mandar. Por muy “democráticos” que aspiremos a ser. Sin autoridad ¡todo se vuelve un desmadre! Premisa que obvia explicación.

Una cosa es que Estados Unidos sea un país de “inmigrantes” y otra, que entre inmigrantes se “quieran”. Desde siempre los “grupos” han tendido a aglutinarse. Entre otros, los más representativos: Nativos, indios, anglos, franceses, italianos, judíos, chinos, japoneses, coreanos, haitianos, hindúes, hispanos… y entre estos, mexicanos, cubanos, colombianos, brasileños, venezolanos, etc., entre las comunidades más numerosas. And they still comming! (Tour por la Estatua de la Libertad).

Toda la patrañería del México “robado”, “invadido”, “mal tratado”, “humillado”, “saqueado” por un “extraño enemigo”, comenzó también con un supuesto engaño, confundiendo a Hernán y sus secuaces con Quetzalcóatl y sus acólitos. Y en el colmo de los cinismos, la Serpiente Emplumada personificada –casi medio milenio después- por el cínico mayor, López Portillo. Siglos de teatro y pantomima en torno a una supuesta “identidad” impuesta, esculpida con cincel, martillo y sangre en busca de un sincretismo ¡a huevo! ¿A poco no? 

¿Imperialismo? El de Nueva España con su centro político y económico, en lo que hoy es México. Por poquito y la Corona de España se hubiera engullido desde abajito de Ohio, hasta La Patagonia.

Como que ya estuvo bueno de hacerle al “desarrapado”, a “los sorprendidos”; “los abusados”; “los invadidos”; “los estafados”; “los engañados”. Los “poquitos” y los “poor me”. ¡Tan valioso es su dinero, como sagrado mi trabajo! ¡Snif, snif!

Pa’decirlo en castizo y con el “conpermiso” pero esas son ¡cobijas muy meadas! Historia patria de 3º. de primaria, edición de los 60’s, que los integrantes de la 4ª. Juventud nos chutamos. ¡Qué dilema comprender conceptos tan contradictorios!: Por un lado, el “pueblo víctima” –antecedente del “pueblo bueno”; “la visión de los vencidos” desde la conquista, pasando por “La Raza Cósmica”; y por otro lado “El Cuerno de la Abundancia”; “El Coloso de Latinoamérica” y “amigo de todos los pueblos”… (y de todos “los niños”, como diría Chabelo, hasta la “encuerada” de Maciel, Kamel y Succar).

Acuso recibo para la Afición: ¡Maldito Viene-Viene! ¡Apátrida, traidor, degenerado, mal nacido, comemielda, ijuepú…!

Lustros, sexenios, décadas de pachanga y chacoteo. ¡Todos subidos en el tren de la “revolución” jalado por la maquinita de hacer chanchullos! Blandiendo con la derecha el sombrero petatero y con la izquierda el pomo tequilero... ¡El petróleo es nuestro! ¡Y la luz también...! ¡Viva México! Ka be ere o ene e ese…

Mientras la podredumbre fue corroyendo a ¡vete a saber cuántos! de los 2,440 municipios del país.

¿Quién agarró el cuerno de la abundancia como cucurucho cacahuatero? ¿Quién comenzó a saquearnos? ¡No nos volverán a saquear! ¡Voooy!  

¿Y le geografía elemental? Ni qué decir de la “geopolítica” ¿Juat?

¿Y nuestra ubicación geográfica estratégica en el Globo Terráqueo, hoy más globalizado que nunca?

Si al menos hubiésemos servido de puente, de “salero”, de ganchito, de “diablito” pa’ interconectar al mundo. ¿Quién se hubiese atrevido a pegarle a esa cruz? Si nos hubiésemos aventado el Canal de Tehuantepec –ese solito- nos habría dado para vivir por lo menos cien años. El Canal de Panamá habría quedado a la altura de los canales de Xochimilco, ¡Patrimonio Histórico de la Humanidá! donde hoy desaparecen hasta las trajineras y las chalupas se han convertido en cantina-burdel.     

¿Y la border más “cruzada” del mundo con el mayor mercado del Planeta? ¿Y los 596 kms. compartidos con Guatemala y 193 con Belice? Where the hell is Belice? ¿Y los 11,500 kilómetros de litorales y su potencial de pesca revueltos para ganancia de pescadores de “bisnes”? Do you remember Ocean Garden de Mario Moya? ¿Y el INMECAFÉ? ¿Y el RENAVE… te acordás boludo?; ¿Y el potencial overseas del Pacífico, de ignotas aguas cuando la Nao de China y notas rutas para el saqueo de fierro esponja y el trasiego de metanfetaminas por parte de Zheili chin Gon y Cols., quien no copeló y “cuelio”? ¿Y el caso Posadas?, ¿y el caso Colosio; y el caso ABC; y el embarradero jurídico, social, “político” de Ayotzinapa? ¿Y la “apertura de cielos” pa’mandar coca y otros “paquetitos” a Europa, vía Aeroméxico? ¿Y la “aerolínea bandera” –la Primera de Latinoamérica, Mexicana, que quedó por los suelos? ¿¡Y Mr. Azcárraga!? ¿Y qué habrá sido de Mis Góberes “preciosos”, desde el “erue” de la película, ¡papá! Marín; y el tío sonrisas Arturo; y el caso Paulette; y el angelito Aguirre; y mis Duartes; y mis Moreiras; y mi Borjes y “el chueco Villanueva”; y mi Rodri Medina; y Estrada, el del coleóptero del amor; y los de las mejores familias michoacanas, Godoy “el bueno” carnal de “el malo”; el feo, Vallejo y mi rey, Reyna...?  

“Viene-Viene”, así, al aventón. Sin orden temático, ni cronológico; sin la menor p*ta idea de todos los chanchullos y crímenes tejidos “in”, “on”, “over”, “around”, “besides”, “abroad” y por todos lados. “El último en atascarse es “vieja”"(Defensores de “las” y “los” sabed: son usos, costumbres y chanzas vernáculas y populares)

¿Quién vació la alacena? Como siempre ha sido: ¡El “extraño enemigo” de Extrancia! Ese ojete es el culpable. ¡Pepe el Toro, es inocente!

Ahora sí que debemos sentirnos ¡rete ofendidos! 

Pero ¡Dadme Cinco Morelos! y le rompo su madre al mundo… Entra Andresito, quien ya trata de “Presidente”, al otrora para él “capi di tutti-fruti capi” de la mafia del podé... y se auto-invita a sumarse a “la bola”. Se la pasa al gerenalito popo Anaya, quien sintiéndose en Churubusco al grito de “Si tuviésemos cocas, no estarían ustedes en Atlanta” y dice ser “Urgente poner un alto a Trump”, y la lanza hacia la banda izquierda, donde el Cuau, el tata menor, la baja con el pecho y le “ordena” a Enrique que ¡se salga! El Cuau, mismo que dejó botada a la Cedemequis y se la pasó a Chayito, la novia de Ahumada, la que se quedó con “Sed de Sol”; quien junto con Ramiritos Marín luego del caos de las tormentas “Ingrid y Manuel” juraron y perjuraron dar a conocer las listas de los constructores involucrados en las viviendas invivibles de Guerrero; mientras la inolvidable Claus turisteaba inaugurando el “tiánguis culinario” de Aca, con la “originalísma” frase de “Acapulco sigue en pie”, en lugar de decir: “Aca huele a caca”, por los cadáveres de humanos y animales atrapados en lodazales y humedales. Hoy, el Santuario Turístico de Cancún, la Riviera Maya, Cozumel y anexas, ya está siendo disputado por los más dilectos cárteles del promisorio mercado de la martuchita y sucedáneos, entre otros chochos destinados a los diletantes del mercado infantil dirigido hacia los más exigentes pederastas de “Clase Mundial” ¿Esto es también por obra y desgracia de Trump?    

Mientras, desde la banca de curules y escaños, ¡chamacos que son!, sigue el chacoteo. Ya dejaron sus camisetas y ahora madrean una piñata trompiana. ¡Qué belleza! ¡Qué exquisitez! Para tener esos “arrojos”, ¡cobran lo que cobran!     

Va pa’tras ¿Y aquél proteccionismo del “Desarrollo estabilizador”? –quesque pa’proteger a la industria mexicana y fortalecer el consumo interno- que sólo sirvió para proteger el negocio de “los cuates”, dejando a la industria mexicana sin necesidad de auto-inventarse. ¿Y la lana que sudaron los braceros durante la Segunda Guerra y que se birlaron un grupo de vivales?    

¡Ofendámonos pues’n! Es ‘ora de ofendernos. No nos han de mancillar… ¡Desgraciados!

Más ofende que yo le tenga que dar mordida al inche poli pa’que me deje hacerle al “viene-viene” (Acción que repercuto, por “derecho propio” rayándole el carro al que pague parquímetro ¡Qué lindo Kbrn!) Que tenga que dar un moche pa’entrar a una licitación; otro, pa’ganar la licitación y otro, pa’compartir los “beneficios” de la licitación. ¡Por lícita que sea! Eso se llama el “derecho de piso institucioooonal! Eso sí que debía calentarnos, ofendernos, desquiciarnos…

¡De veras que no tenemos madre! ‘tamos recogiendo, lo que paso a pasito cultivamos por décadas. No nos hagamos.

Si queremos indignarnos, comencemos por “derrotarnos” ¡Asumámonos como lo que hemos sido! Un sistema corrupto y asqueroso.

No nos va a pasar nada si comenzamos por aceptar nuestra derrota ante nuestras debilidades. Hirohito tuvo la entereza de expresar la rendición de su país ante lo inevitable. Rendirse, ¡no es claudicar! Sino aceptar y encarar la dimensión de las circunstancias.

Reconocer que hemos sido ¡vencidos!, en nuestro caso, por nuestra propia corrupción y podredumbre, no tendría nada de vergonzoso. Sería un acto sensato de expiación, de humildad sensata, de auténtica ¡MEXICANIDAD! Para expresarle al mundo que sabemos reconocer nuestros propios errores; que estamos dispuestos a enmendarlos y que comenzaremos por limpiar la casa, antes de intentar distraer a propios y extraños diciendo que los “vecinos” nos están echando la basura al patio trasero.

Hay que tener, aunque sea de a poquito, un mínimo de ¡DIGNIDAD!  

Pero no le hagan caso al obnubilado del “Viene Viene”. Un infeliz que sólo ve las cosas desde la banqueta. ¡Escuchen a América Ferrera!, una chmaca nacida en Los Ángeles en 1984. Hija de hondureños y ¡cuidado! “…la presidencia, NO es los Estados Unidos; su postura, NO es los Estados Unidos; el Congreso, NO son los Estados Unidos; ¡Nosotros! Somos los Estados Unidos de América! En total congruencia con las tres primeras palabras de su Constitución: “We The People” ¡NOSOTROS!

¡¿Y tú, México?! Tan dado a “copiar” formas y modas del extranjero y a “culpar” de todos tus “males” a lo que viene de fuera, como la Constitución Francesa o la Constitución Norteamericana…

¿CUÁNDO comenzarás por decir: "¡NOSOTROS! ¡LA GENTE! ¡Libertad, Igualdad, Fraternidad!"?

¿Hasta cuándo?

¡Ahora es cuando!

¡Nosotros, LOS MEXICANOS!



Número 26 - Febrero 2019
portada-revista-26.png
Descargar gratis