Se encuentra usted aquí

Los mercaderes del templo

Viernes, 15 de Marzo 2019 - 14:35

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes

Compartir

los_mercaderes_del_templo.png

 

Ya he dicho en este espacio, que el modelo económico impuesto a México por los hijos del espicalinglis (1) ,  amaestrados en las universidades gringas, nos llevó a un modelo económico en el que, pedir limosna es más rentable que percibir un salario verdaderamente mínimo; y en el  que delinquir es infinitamente  más lucrativo que pedir limosna o trabajar de esclavo a cambio de un minisalario.

Delinquir además, es una actividad cobijada por las autoridades que forman parte activa del crimen organizado cuya principal industria es la explotación  intensiva  e impune de nuestros recursos, incluyendo el despojo de inmuebles,  el cobro leonino de impuestos a cambio de nada, el desvío de fondos públicos,  el reparto de concesiones y contratos  sin licitación legal alguna, y el reparto de toda clase de prebendas y beneficios a costa de nuestros bolsillos.

El mentado “estado  de derecho” es una mentada de madre repetida sin recato en abierta contradicción con la realidad cotidiana de los mexicanos de a pie.

La impunidad  descarada del muñeco Peña Nieto de la mano de su muñeca inflable por las calles de Madrid,  compromete y pone en entredicho la tan cacareada “cuarta transformación”  que ha pasado rápidamente a formar parte de las frases huecas  de “sufragio efectivo, no reelección”, “democracia y justicia social”, “arriba y adelante”,  “la renovación moral de la sociedad”  y demás slogans huecos acumulados  a lo largo de nuestra historia.

La impunidad  epidémica de la que somos víctimas,  solamente  podría terminarse DE TAJO y DE ARRIBA PARA ABAJO.

DE TAJO,  significa DESDE EL PRIMERO DE DICIEMBRE DE 2018.

Esa oportunidad se perdió  cuando el flamante Pejesidente permitió que el muñequito del copete indespeinable  tuviera un papel protagónico que no merecía haber tenido.

Haber permitido que Peña Nieto asistiera a la ceremonia de toma de posesión de López Obrador,  y que además le transmitiera la banda  tricolor  como símbolo de RELEVO,  envió un mensaje lamentable de CONTINUIDAD y de IMPUNIDAD PACTADA.

El mensaje solamente puede interpretarse como lo que hasta ahora hemos podido constatar: “Business as usual”;  todo sigue como endenantes;  peje no come perro…

DESDE ARRIBA era la única forma de hacer ver y hacer sentir,  que la famosísima “cuarta transformación”  no sería con cuentagotas,  sino de a de veras.

Habría sido un mensaje que al ver las barbas de los intocables cortar, habría  hecho que los  cómplices de más abajo pusieran sus barbas a remojar.

Si la multitud de parásitos nutridos a costa nuestra gracias al SAT y demás cómplices, hubieran visto la aprehensión de los PRIANsidentes desde Salinas hasta Peña Nieto,  se habrían dado cuenta de que EN VERDAD  había llegado un cambio de régimen.

Pero como dice la canción: Un viejo amor ni se olvida ni se deja…

…la cabra tira al monte…

…el que con lobos ha andado,  no se olvida de aullar…

Por lo pronto la promesa de que en marzo habría una pejeconsulta para decidir si se enjuicia a los PRIANsidentes, ha quedado en el limbo tabasqueño.

Yo no puedo olvidar lo que dice el artículo 86 constitucional:

"Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión, y si así no lo hiciere QUE LA NACIÓN ME LO DEMANDE".

Los PRIANsidentes no se desempeñaron leal ni patrióticamente;

No miraron en todo por el bien y la prosperidad de México, sino de la Unión Americana en la que fueron amaestrados en el espicalinglis.

PEROOOO, la Nación no les ha demandado NADA, y como diría Don Teofilito, ni se los demandará…

Este tiempo de Cuaresma  me trae a la mente la imagen bíblica de Jesucristo indignado, arrojando del templo a los mercaderes.

Esa es la imagen que yo esperaba ver a partir del pasado primero de diciembre:

Un verdadero PRESIDENTE DE MÉXICO  haciendo suyo nuestro reclamo de JUSTICIA, cumpliendo  y haciendo cumplir aquello de que LA  NACION LE DEMANDE  a los PRIANsidentes, haciéndoles pagar por todas sus traiciones, sus latrocinios,  sus burlas y sus engaños al pueblo mexicano.

Somos un pueblo AGRAVIADO;  un pueblo con hambre y sed de justicia, como dijo Colosio en su discurso aquél de Plaza de la República.

¿Algún dia veremos que la nación demande lo que dice el artículo 86 de la Constitución?

Por lo pronto, el Peje Lagarto no arrojó del templo de la patria a los mercaderes de la política, sino que los ha incorporado a su equipo,  y a los otros,   como Peña Nieto, les permite burlarse de nosotros a carcajada batiente, o paseando de la mano  con su muñeca inflable y a nuestra costa, por las calles de Madrid.

Pero el día vendrá

chavezmontesjulio@hotmail.com

 


Leer también


Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis