Se encuentra usted aquí

Los heroicos profesionales de la salud

Martes, 30 de Junio 2020 - 11:35

Autor

israel2.jpg
Israel Aparicio

Compartir

personal-sanitario-agradece-hospital-regional_1451565728_119330033_667x375.jpg

La curva de contagios por Covid-19 está aún en ascenso, el país estuvo muchas semanas en semáforo rojo en varias entidades federativas, las cifras de decesos son más de 27 mil según la numeralia de la última semana de junio. El manejo de la crisis sanitaria ha sido insuficiente, aunque cabe destacar que no se desbordará la capacidad de los nosocomios habilitados para atender el Sars-cov2; sin embargo, la cifra de letalidad es demasiado alta con un promedio del 15% en algunos momentos. 

En medio de esta crisis epidemiológica, desde la primera línea de batalla los profesionales de la salud afrontan en forma heroica el reto mundial de enfrentar un virus de alto nivel de contagio, con graves secuelas para pacientes inmunodeprimidos y en casos extremos con importantes porcentajes de mortalidad. En latinoamerica, en especial en México, la infraestructura hospitalaria es históricamente deficiente y sin recursos económicos insuficientes, que aumentan las posibilidades de contagio para el personal médico.

Se estima que un 20% de las cifras de infectados de Covid se da entre el personal de salud, que enfrentan la pandemia en hospitales, muchas veces sin el material y equipo necesario para su protección. Este grupo de profesionales de la salud son vulnerables, que además enfrenta casos de irracional violencia ejercida por personas inadaptadas en la sociedad, que hacen de su ya difícil labor, un pesado viacrucis.

Fui paciente en un hospital del IMSS al ser positivo al coronavirus, por lo que pude ser testigo involuntario de su ardua labor. El presente texto está destinado a destacar la profesionalidad y entusiasmo del personal médico, dejando en segundo plano mi recuperación, en respeto a las miles de víctimas y sus cuidadores.  

El trabajar en un hospital siempre es complicado, pero cuando existe una pandemia, el peligro de contagiarse se multiplica, por lo que las vivencias del personal de salud pueden ser traumáticas. Como se recordará,  en muchos hospitales del país existieron brotes entre el personal médico, por falta de equipo de protección, que culminaron con fallecimientos.

Ante la pandemia nacional, los servicios hospitalarios son gratuitos para quien no goza de la seguridad social, gracias al decreto presidencial firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). En la Ciudad de México, la reconversión de nosocomios fue exitosa y logró que aun en los momentos de semáforo rojo, no se desbordara la capacidad hospitalaria.

Desafortunadamente, las condiciones socioeconómicas del país, no permitieron el aislamiento social que permitiera un mejor control de los contagios, a la par de un actuar contradictorio entre el presidente AMLO y las recomendaciones de la Secretaría de Salud para el uso de cubre bocas y el llamado a quedarse en casa. 

El trabajo del sistema de salud nacional siempre ha sido difícil, menospreciado, solamente cuando ocurren brotes epidemiológicos o son requeridos sus servicios, es cuando los ciudadanos terminan reconociendo la labor de los profesionales de la salud que sobreviven con difíciles condiciones laborales. Ningún gobierno federal emanado de todos los partidos políticos, ha sido capaz de atender el enorme pendiente que es el mejoramiento del sistema de salud, que en cada sexenio padece del increíble recorte presupuestal en detrimento de todos los mexicanos.

En las unidades hospitalarias habilitadas para atender Covid, se respira un ambiente difícil, los profesionales de la salud se convierten en la nueva familia de los pacientes, son el vínculo humano de quien padece la nueva enfermedad, dentro de la incierta evolución de cada paciente. Siempre amables, con una admirable actitud de respeto y servicio, enfermeras, doctores, laboratoristas, personal de limpieza, atienden de la mejor forma a los numerosos pacientes que les son asignados en cada turno. 

Con una entereza indescriptible, logran sobreponerse a las arduas jornadas laborales, enfrentando el natural miedo al contagio y la natural frustración que producen las inevitables muertes que acontecen a diario. A veces con ánimos de socializar con sus pacientes, comparten sus experiencias como si se tratara de amigos de toda la vida, otras con sobrecarga de trabajo, cumplen con revisar la evolución de los contagiados, administrar sus medicamentos y mantenerlos lo más confortables posible.

Las arduas labores de los profesionales de la salud no terminan al concluir su turno, el regreso a casa representa el llevar consigo pesadas cargas psicológicas de la jornada, así como la difícil realidad de muchos que han tenido que aislarse de sus familias para no infectarlas. Notas informativas alertan sobre la difícil situación mental que enfrenta el personal médico y como pueden ser proclives al desarrollo de adicciones para intentar calmar el estrés.

En la prensa se ha informado sobre lamentables casos de agresiones contra personal médico, despidos injustificados contra personal que se atrevió a denunciar la falta de material y equipo para su protección, sin olvidar a las víctimas de contagio que murieron. 

En los difíciles tiempos de la pandemia, el personal médico es la única línea de control, ante el gigantesco reto que enfrenta la humanidad. Solamente la conciencia de la comunidad y su cuidado permitirán a los héroes en bata y equipos sanitarios, hacer menos pesada su labor. La responsabilidad es de todos.

Dedicado al heroico personal de salud, en especial a los tres inquebrantables profesionales de la enfermería: al “papi” L, que es un espíritu inquebrantable de ánimo y trabajo que recién cumplió su tercera década de vida; a la mejor de todas,”H”, cuyo canto, trabajo y buena vibra hace enorgullecer al puerto de Acapulco y a “I” la pequeña y tierna enfermera que lucha por su nena y su familia. México y quien escribe, no tienen cómo agradecer su esfuerzo y dedicación. Mil gracias.

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER