Se encuentra usted aquí

Los caminos de Michoacán

Sábado, 22 de Agosto 2015 - 10:00

Autor

rafael_orozco-foto.jpg
Rafael Orozco Flores

Compartir

silvano_churintzio-cultura-.jpg

Los caminos de la política en Michoacán están llenos de sorpresas: mientras que en la capital del estado el alcalde electo, Alfonso Martínez, ha lanzado una convocatoria para que los ciudadanos se autopropongan para integrar parte de la administración municipal, el gobernador electo, Silvano Aureoles Conejo, con dos acciones específicas, está tratando de construir lo que puede ser considerado como un gobierno incluyente y plural.

La más reciente, en este sentido, es la carta que envió al líder de Movimiento de Regeneración Nacional, Andrés Manuel López Obrador, para que éste pudiera sugerir a distinguidos ciudadanos o militantes de MORENA, con perfil idóneo, y “sean parte del gobierno, que bajo la figura de la coalición me propongo integrar” –ha dicho Silvano.

La carta escrita en un tono formal y de manera muy cuidadosa, hace referencia a pláticas que sobre política en su momento sostuvieron Aureoles y AMLO; argumenta con breves citas al reconocido político, ya fallecido, Heberto Castillo, sobre la situación de la democracia en el país y cómo ve Aureoles la fractura que se genera con el divisionismo de las corrientes de la que llama “izquierda progresista”.

A la misiva, Andrés Manuel López Obrador respondió con un “zafo”, considerando la falta de coincidencias entre el gobernador electo, el PRD y el movimiento que encabeza el de Tabasco. El asunto quedó saldado. Punto y aparte.

La otra acción es más localista. Es la invitación que ha hecho a exgobernadores de la entidad para que integren un consejo consultivo. De entrada es interesante la propuesta si consideramos que una de las prácticas de la política en nuestro país es la desaparición y denostación de los antecesores en los cargos; conviene puntualizar al respecto que entre los exgobernadores se encuentran solamente tres perredistas (si consideramos a Cárdenas Solórzano quien en su momento fue gobernador por el PRI) y los demás son priístas.

El argumento que ha esgrimido Aureoles, para conformar este consejo consultivo de facto, es que “no hay tiempo para el aprendizaje, necesitamos que gente experimentada nos ayude”. Aquí es donde los caminos de la política pueden torcerse, dadas las múltiples lecturas que esta acción puede tener.

Por un lado, y eso puede ser positivo, Silvano Aureoles manda un mensaje de inclusión y apertura en su administración. Sin embargo, puede haber una serie de mensajes subyacentes que no necesariamente abonan a la imagen de quien asumirá el cargo en octubre próximo.

Entre los exgobernadores de Michoacán algunos de ellos carecen de un respaldo popular y otros han demostrado falta de capacidad para operar y dar respuesta a las actuales circunstancias socio-políticas y socio-culturales que vive Michoacán.

El gobernador electo debe valorar que una segunda lectura de las dos acciones a las que me he referido, es que carece de capacidad para ejercer el poder y que le falta liderazgo. Una lectura que evidentemente no es conveniente para él.

Si la mayoría electoral decidió el regreso del PRD al poder en el estado, y dadas las circunstancias de inseguridad, falta de oportunidades, etcétera, las primeras acciones de gobierno deben ser contundentes y mostrar el músculo; músculo que significa el establecimiento de una política de gobierno con propósitos bien cimentados y claridad de los objetivos; significa también la conformación de un equipo de trabajo capaz y eficaz que lo distinga y haga la diferencia con sus antecesores.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER