Se encuentra usted aquí

Lo que no tiene madre…

Miércoles, 15 de Mayo 2019 - 13:05

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes

Compartir

lo_que_no_tiene_madre.jpg

En agosto de 1964, los gringos prefabricaron un incidente bélico en el golfo de Tonkín  protagonizado (según Lindon B. Johnson) por unas torpederas de Vietnam del Norte que atacaron  al destructor USS Maddox, dándole a Estados Unidos el pretexto que necesitaban para iniciar la lucrativa guerra de Vietnam.

Los gringos le agarraron el gusto a esta clase de incidentes, desde que en1846, el presidente James Polk se dirigió al congreso acusando a México de haber agredido a Estados Unidos, derramando sangre americana sobre suelo americano…

Ese incidente no se lo creyeron ni sus amigos y aliados, pero gracias al episodio prefabricado,  se robaron California, Nuevo México y Tejas.

El 15 de febrero de 1898,  hubo otro incidente, esta vez en la Bahía de la Habana, donde fue hundido el acorazado USS Maine, y los gringos le colgaron el milagro a España.

Con motivo de este episodio,  nuestros vecinos del norte se apropiaron de Cuba, Puerto Rico, Guam y las Filipinas.

Not bad for a day’s job…

El 7 de diciembre de 1941,  hubo otro de esos incidentes tan oportunos,  cuando los ingenuos japoneses cayeron en la trampa que les tendieron los gringos en Pearl Harbor, bajo la excusa de que se trató de un ataque sorpresa “no provocado” por los Estados Unidos…

En esta ocasión,  el incidente sorpresa, le permitió  Franklin D. Roosevelt, participar del inmenso negocio de la Segunda Guerra Mundial, y extender su dominio a Taiwán, y Japón, que se convirtió en una colonia gobernada por el general  Douglas MacArthur.

El 11 de septiembre de 2001,  (aniversario del derrocamiento de Salvador Allende promovido por la CIA en Chile), ocurrió otro incidente durante el cual, fueron demolidas las torres gemelas de Nueva York (y la torre7 del World Trade Center, a la que ningún avión le pegó, pero se cayó igualito que las otras dos).

Según Arabia Saudita, este domingo  12 de mayo, se suscitó un “INCIDENTE” en las costas de los Emiratos Árabes Unidos, al perpetrarse un “ataque terrorista”  iraní contra dos barcos petroleros saudíes, que se dirigían al puerto de Ras Tanura.

De pura casualidad,  el “incidente”  ocurre, cuando un grupo naval de ataque de los Estados Unidos, encabezado por el portaaviones Abraham Lincoln, se dirige al mismo sitio…

La semana pasada, Clairol Trump lanzó nuevas amenazas contra Irán con el pretexto de las famosas armas de destrucción más IVA.

El incidente que desde luego se le endilga a la república islámica de Irán, coincide a las mil maravillas con la presencia de la flota gringa en las costas de Arabia Saudita.

¡Pero eso no es todo!

Juan Guaidó,  el Victoriano Huerta “made in Venezuela”,  ha pedido al Comando Sur de Estados Unidos, que invada su país.

Los que mueven los hilos de la Casa Blanca y el  Capitolio, andan cocinando incidentes en Taiwán y Ucrania, para regocijo de  John Bolton, el asesor de seguridad nacional de Estados  Unidos,  cuya sed de sangre  hace palidecer al asesino Che Guevara, y a cuyo lado, Condolencia Rice parece la madre Teresa.

¿Cómo es posible que Estados Unidos pueda  salirse con la suya, existiendo autoridades internacionales como la ONU, la OEA, la Corte de la Haya, la Corte Penal Internacional y demás organismos?

Si hacemos el recuento de cuantos conflictos han sido solucionados pacíficamente gracias a la ONU desde su fundación,  tendremos un esplendoroso 100%  de ineficacia.

Los puertorriqueños de la OTAN son vasallos del Pentágono Y Europa en realidad, viene teniendo la misma importancia internacional que Uruapan.

La  humanidad  esclavizada  en aras de la globalización, no puede darse el lujo de estudiar para saber, y en consecuencia,  tampoco puede oponerse a traves de las autoridades de los muchos países que hoy existen,  porque lo que no existe en ninguna parte, es la dichosa democracia.

La gente en general,  prefiere obedecer que  mandar;  seguir que dirigir.

La vida transcurre entre  olimpiadas, copas del mundo, copas  America, copas UEFA, tours ciclistas,  circos electorales,  conciertos de rock,  telenovelas,  pornografía, y un inagotable arsenal de idiotizantes.

 

¿Cómo es posible que nadie haga nada?

¿Cómo es posible que nadie se acuerde de las muchas veces que los gringos han prefabricados incidentes destinados a fregar al que se deje?

Una de las mejores explicaciones para este fenómeno del fenómeno zombi globalizado, la  dio “he who must not be named”;  y no me refiero a Lord Voldemort,  sino a su namesake: Adolf  Hitler.

El führer de Alemania lo dijo en muy breves palabras:

“La inteligencia de las masas es ínfima; pero su capacidad de olvido,  no tiene madre”… (1)

Esa inagotable capacidad de olvidar,  combinada  con la inercia de la indiferencia y las pequeñas comodidades idiotizantes, es la que nos tiene al borde del Armagedón.

 

  1. En el lenguaje del innombrable líder Nazi, dice así:

"Die Intelligenz der Massen ist vernachlässigbar; aber seine Fähigkeit zu vergessen, hat keine Mutter "..

 


Leer también


Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis