Se encuentra usted aquí

¿Libertad de expresión o solamente payasadas?

Martes, 14 de Mayo 2019 - 13:15

Autor

israel2.jpg
Israel Aparicio

Compartir

libertad-de-expresion-o-solamente-payasadas_1.png

El pasado fin de semana se desató una enorme polémica en redes sociales, por las críticas del periodista y actor Víctor Trujillo, en su interpretación de “Brozo”, contra la estructura de las conferencias de prensa matutinas, a las que acusó de amañadas por parte del equipo de comunicación social del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). En el punto más álgido de su editorial calificó las conferencias presidenciales como propaganda para la perrada o la masa que se piensa es ignorante a la que se le puede dar mierda para que la consuma.

Sus dichos levantaron verdadero salpullido entre los simpatizantes del presidente AMLO y apoyos entre los opositores que celebraron el estilo directo del personaje que ya anteriormente se ha visto envuelto en polémicas con la figura del entonces jefe de gobierno y excandidato presidencial. Como se recordará en el programa de Trujillo, se mostraron los video-escándalos protagonizados por René Bejarano (a quien se le conocería como el señor de las ligas) Carlos Imaz y Rosario Robles a quienes el empresario Carlos Ahumada videograbó cuando les entregaba dinero en efectivo, presuntamente para campañas y pago de publicidad.

Ese capítulo que parecía cerrado, se revivió en redes sociales con la polémica sobre si todo fue un montaje para el golpeteo político contra AMLO o si era simple periodismo de denuncia. Aunque Bejarano fue encarcelado y luego exonerado de los cargos de lavado de dinero y recursos de procedencia ilícita, su imagen pública fue destruida por completo.

La relación entre el también comediante y periodista con el ahora presidente ha pasado por varias etapas de acercamientos y alejamientos. Incluso a pregunta expresa a AMLO, durante la pasada campaña, sobre quienes a su criterio eran periodistas imparciales, mencionó el nombre de Víctor Trujillo. El estilo personal y bien informado de sus personajes han sido por años sinónimo de información, crítica y entretenimiento en específico. Las críticas y señalamientos de como en las denominadas “mañaneras”, se colocan youtubers o periodistas simpatizantes del régimen para realizar preguntas que permitan el lucimiento del presidente y se vaya intentando imponer agenda, es un señalamiento que podría ser certero.

Sin embargo, en el mundo de las “mañaneras” ha pasado casi de todo, desde la memorable conferencia a la que asistió Jorge Ramos y las polémicas que desató cuando le rebatió al presidente las cifras de violencia, o como cuando ex conductores de televisión como Nino Canún, acudieron a dar su versión sobre como el expresidente Vicente Fox y Felipe Calderón habían pagado importantes cantidades de dinero a medios de comunicación masiva, para incidir en las polémicas elecciones de 2006. También se recuerda el hilarante episodio de auto victimización de Pedro Ferríz tercero quien se presentó como “perseguido” por las huestes cibernéticas lopezobradoristas, que le hacían sumamente difícil su labor periodística. Después de obtener su respuesta clara y contundente sobre el respeto a la libertad de expresión por parte del presidente, no volvió a regresar a alguna conferencia mañanera.

Las observaciones que realiza el “clown” informativo son precisas, su derecho de criticar está consagrado en la constitución y no debe ser atacado por ejercer la libertad de expresión. Pero tampoco es justo tratar de manipular la percepción de que esas preguntas realizadas para el lucimiento del presidente, son las únicas que se realizan en la conferencia “mañanera”. Todo periodista que deseé acudir a formular preguntas al presidente y a miembros del gabinete, lo puede hacer sin restricción alguna. Este ejercicio democrático no se realizaba en los anteriores gobiernos, ningún presidente se animaba a encarar preguntas de la prensa, por lo que si se perfecciona el método podría ser de los mejores ejercicios comunicativos políticos a nivel mundial.

El intento desde el poder de tener un sector de la prensa que sea un cómplice informativo de sus logros y avances no es nuevo, solo que en los regímenes anteriores se hacía desde una parte de la prensa escrita y desde algunos medios electrónicos. Con el dominio de la era cibernética, los medios tradicionales se vieron rebasados, el internet y sus múltiples opciones de informarse provocaron una nueva revolución en la forma como los millennials se acercaron a la información política. Este amplio sector de la población fue el que dejó en la línea de supervivencia a los partidos tradicionales en la pasada elección.

La sociedad, tan polarizada en los tiempos de la transición, no se ha permitido ser más racional cuando se hacen críticas o se reconocen avances en materias específicas, la víscera y las fobias han predominado en las redes sociales.

El caso de los dichos del polémico personaje es un ejemplo perfecto de los niveles de división que aún persisten en la denominada Cuarta Transformación. Además el payaso aseguró haber contribuido para la victoria electoral del actual presidente, pero señaló que ahora se deslinda para darle un trato de gobernante, exigiendo el cumplimiento de sus promesas y criticando sus errores. Al ser caminos nuevos se debe pavimentar en forma correcta para que no existan retrocesos en materia de libertad de expresión, apostando a la madurez de las audiencias y no tratando de censurar todas las posturas, por estridentes y malintencionadas que estas sean.



Número 32 - Agosto 2019
portada-revista-32.jpg
Descargar gratis