Se encuentra usted aquí

Las Fátimas nada importan (*)

Miércoles, 26 de Febrero 2020 - 11:15

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes Messner

Compartir

a3d.png

¿Quién ocasionó la muerte de la niña Fátima recién asesinada al sur de la Ciudad de México?

La responsabilidad legal y moral de su muerte les corresponde a las autoridades “que eran garantes de la vida de la menor, que de acuerdo a las circunstancias podían y deberían haber evitado su muerte”, y cuya inactividad equivale a haberla matado directamente.

Al menos eso es lo que dice el artículo 16 del Código Penal de la CDMX (1); pero las autoridades incompetentes hicieron oídos sordos ante la denuncia y las súplicas de los padres de la pequeña. Lo demás lo sabemos todos.

Los padres de Fátima recibieron exactamente la misma atención que se dispensa a los ciudadanos que acuden todos los días inútilmente a pedir la evacuación de inmuebles en alto riesgo de colapso para evitar la muerte de ocupantes, transeúntes y colindantes.

El delito IMPUNE preferido de todas las autoridades de la Ciudad de México es la DENEGACIÓN DE SERVICIO PÚBLICO, prevista en el artículo 270 del Codigo Penal (2)

¿Por qué motivo las autoridades deniegan los servicios públicos que  están obligadas a prestar?

En el caso de inmuebles de alto riesgo, se niegan a evacuarlos porque perderían su control ilegal sobre edificios y casas de los que se han apoderado y se siguen apoderando por medio de grupos criminales que asociados con esas mismas autoridades, son los autores materiales de los muchos despojos impunes existentes en la Ciudad de México.

Desde la mismísima jefa de gobierno, pasando por la Fiscal General de Justicia, Ernestina Godoy Ramos, hasta el alcalde en Cuauhtémoc, Néstor Núñez, SON presuntos responsables del  delito previsto en el artículo 259, fraccion IV Bis del Código Penal de la CDMX que a la letra dice:

Artículo 259. “Comete el delito de ejercicio ilegal del servicio público, EL SERVIDOR PÚBLICO que:

IV Bis. Teniendo la obligación de custodiar, vigilar y evitar el asentamiento humano en zonas dictaminadas como de alto riesgo, autorice, permita o tolere la existencia de los mismos.”

Los articulos 222 y 223 de la Ley de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil,  reiteran la responsabilidad penal de Claudia Sheinbaum, de Ernestina Godoy Ramos y de Néstor Núñez, conforme puede usted apreciar de la sola lectura de estos artículos:

Artículo  222.

La  omisión  en el cumplimiento  de las medidas preventivas  que generen una afectación a  los grupos vulnerables  o a  la información  pública por causas imputables al servidor público responsable del resguardo o expedición de la misma, se equiparará al delito de ejercicio ilegal del servicio público en términos de lo establecidos en el artículo 259 fracción IV del Código Penal para la Ciudad de México.”

Artículo 223.

“El servidor público que, teniendo la obligación de custodiar, vigilar y  evitar el asentamiento humano en zonas dictaminadas como de alto Riesgo, promueva, autorice, permita o tolere la existencia de los mismos, será sancionado en  los términos que establece el Código Penal de la Ciudad de México, además de las sanciones administrativas a que haya lugar.”

El despojo de inmuebles sera muy delito, pero es un magnífico negocio, y si no, que se lo pregunten a Dolores Padierna bajo cuya jefatura delegacional en Cuauhtémoc, proliferaron las invasiones de inmuebles, y ahora siguen florecientes porque ella misma representa ese distrito como vicepresidente de la Cámara de Diputados al Congreso de la Unión.

¿Qué tiene que ver la invasión impune de inmuebles en alto riesgo de colapso con el caso de la  niña Fátima?

¡Tiene todo que ver!

Los habitantes de la Ciudad de México son “Fátimas” rehenes de las autoridades corruptas firmemente convencidas de que no están obligadas a servir a la ciudadanía, sino a “roer el hueso” de los cargos públicos para lucrar retacandose  los bolsillos con fajos de billetes.

Todos los ciudadanos en la CDMX son “Fátimas”, ya se trate de niñas secuestradas, pequeños enfermos de cáncer a los que el gobierno no proporciona medicinas indispensables o grupos vulnerables puestos en peligro de morir en  edificios con alto riesgo de colapso, para beneficio de las autoridades mercenarias.

Fátimas son todos los ciudadanos que topan con la indiferencia y la corrupción de las autoridades que dicen gobernarnos, y que terminan pagando  por ello con su vida o con su patrimonio.

Todos son Fátimas a merced de autoridades corruptas e impunes; Fátimas que para nada les importan.

              ______________________________________

(*) Néstor Núñez, el alcalde en Cuauhtémoc, CDMX, aparece a la extrema derecha de la imagen que ilustra estas lineas mientras en la extrema izquierda aparece su papi, Arturo Núñez,  exgobernador de Tabasco y protegido del amado líder que se aprecia al centro. Lo bueno es que “se erradicó el compadrazgo y el  nepotismo con la 4T...”

(1) Articulo 16.- (Omisión impropia o comisión por omisión). En los delitos de resultado material será atribuible el resultado típico producido a quien omita impedirlo, si éste tenía el deber jurídico de evitarlo, si:

I. Es garante del bien jurídico;

II. De acuerdo con las circunstancias podía evitarlo; y

III. Su inactividad es, en su eficacia, equivalente a la actividad prohibida en el tipo.

La jefa de gobierno Sheinbaum, la Fiscal Godoy Ramos y el alcalde en Cuauhtémoc, Néstor Núñez, son garantes del bien jurídico de la vida de los ciudadanos;  de acuerdo con sus atribuciones, podrían evitar la muerte de grupos vulnerables, y su inactividad equivale a cometer homicidio doloso en agravio de ciudadanos de los que se aprovechan para lucrar.

(2) Articulo 270.- Se impondrá prisión de dos a ocho años, al servidor público que:

I. Indebidamente niegue, retarde u obstaculice el auxilio o la protección o el servicio que tenga obligación de otorgar.

La jefa de gobierno, como máxima autoridad en materia de protección civil, es la mas gravemente responsable, porque teniendo la obligación de custodiar, vigilar y evitar el asentamiento humano en sitios de alto riesgo de colapso, lo promueve, autoriza y permite en complicidad con las autoridades bajo su mando, como son la fiscal general Godoy Ramos, y el alcalde en Cuauhtémoc Néstor Núñez.

(Me he referido a la alcaldía de Cuauhtemoc únicamente porque es el ejemplo más flagrante de la corrupcion impune, PERO ESTO OCURRE EN TODA LA CIUDAD DE MÉXICO).

chavezmontesmessnerjulio@yahoo.com  

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER