Se encuentra usted aquí

Las Conferencias Mañaneras Incomodan y… ¡Asustan!

Miércoles, 20 de Febrero 2019 - 13:20

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

las-conferencias-mananeras-1_1.png

El presidente de todos los mexicanos —aunque usted estimado lector, no haya votado por él, lo es— es un mago para mantenerse “dando la nota del día”. Diría “las notas” —casi una sinfonía— pues en hora y media, en la mañana temprano, toca muchos asuntos de la vida nacional y de sopetón va revelando qué quiere y cómo. Todo un cambio de régimen sin duda.

Igual, habla del contrato del espectáculo de la “Fórmula UNO” —al que no va a renovar el subsidio que el gobierno federal les entregaba, pues esos dineros están destinados al Tren Maya— cuestión en la que estoy de acuerdo pues el pingüe negocio que hicieron, CIE de Alejandro Soberón, cobijado por el edredón de pluma de ganso de Carlos Slim y del presidente Enrique Peña Nieto, en el autódromo de la Ciudad de México debería ser investigado. En el artículo de Mauricio Romero que se puede leer en la liga da cuenta de cómo se hizo ese negocio con “motor del erario”.

Y así, el presidente igual opina de beisbol, así como censura la terrible corrupción de Pemex—la cual por culpa del neoliberalismo— tiene a la empresa productiva del estado en la orilla de la insolvencia y ahora el Gobierno federal se dispone a rescatar.

Su estrategia de comunicación es un huracán y trae, por decir lo menos, a los columnistas y opinadores, locos. Lo mismo en el radio, en los programas de opinión de la televisión y en las revistas y periódicos. En las redes sociales no se diga y la verdad sea dicha, el presidente —hasta ahora—tolera la crítica o ni les hace caso. ¿Llegará el momento de la represión?

La impresión que me deja es que para el presidente “casi todo está mal” y creo que tenga mucha razón pues la corrupción arrasó con todo y asegura, el 15 de febrero:

“Miren, no vamos a tolerar la corrupción. No quería yo tratar este tema, pero creo que es oportuno, porque el principal problema de México, de Pemex, ha sido la corrupción”.

“Y hemos dicho en varias ocasiones que lo tenemos que estar remachando, porque nos manipularon mucho haciéndonos creer que los problemas de México tenían que ver con otras cosas: la falta de tecnología, que nos faltaba más desarrollo educativo, que el problema era que no pagaban impuestos los de la economía informal, cosas por el estilo”.

“En el caso de Pemex ha habido una muy mala administración y mucha corrupción, saqueo, han apostado acabar a Pemex, a destruir a Pemex”.

“Desde luego tenemos problemas educativos, tenemos problemas de pobreza, tenemos problemas de inseguridad, de violencia, pero se derivan de la corrupción”.

las-conferencias_mananeras_2.png

Ahora, el gobierno se ha lanzado contra las llamadas organizaciones “autónomas” como es, la  Comisión Reguladora de Energía, de la cual, a su director, Guillermo García Alcocer lo traen de encargo… ¡Quieren su cabeza! Lo exhiben a nivel nacional y don Guillermo se defiende, valiente, como gato boca arriba, todo por un supuesto conflicto de interés. ¡Grave!

Supongamos, sin conceder, que Guillermo cometió una falta, este es un charal. Vaya por los peces gordos, señor presidente. En Pemex. En todos lados.

Y así, también en su momento, se ha arrojado contra otros de estos organismos autónomos, creados para dar un equilibrio en el ejercicio del poder inmenso que ejercían los presidentes del pasado y que ahora, Andrés Manuel tiene. Aparentemente no quiere estas organizaciones. ¿Le estorban?

Así pues, está la Comisión de los Derechos Humanos, el IFAI (derecho a la información); el INEGI cuya función es que proporciona todo tipo de estadísticas; el INE con todo y su presupuesto recortado, que ha dado certeza a las elecciones libres del país.  Todos ellos organismos públicos con autonomía técnica y de gestión, personalidad jurídica y patrimonio propios.

Las Conferencias Mañaneras Incomodan y… ¡Asustan!, pero para mí hay que tomarle la palabra al presidente y acudir al foro para denunciar lo que se tenga que denunciar.

El presidente de México tiene un poder inmenso y hasta ahora, todavía, no hay quién le haga sombra. Tal vez la llamada oposición —débil y asustada— debiera organizar un evento similar para hacerle contrapeso a las famosas conferencias mañaneras, tal vez en las noches, y dar de vez en cuando la nota.

Imagino a los líderes del PRI, PAN y compañía juntos. Las alianzas políticas se valen…  Podría ser, ¿no?

 


Leer también


Número 32 - Agosto 2019
portada-revista-32.jpg
Descargar gratis