Se encuentra usted aquí

La situación de las pymes ante la pandemia del coronavirus

Martes, 31 de Marzo 2020 - 08:40

Autor

foto_veronica_romero.jpg
Verónica Romero

Compartir

wq.png

La pandemia por la propagación del coronavirus ha traído consigo desafíos de gran envergadura en todos los niveles. 

Ante la falta de estrategias gubernamentales para proteger a los sectores más vulnerables y para mitigar los efectos en la economía nacional, ha habido solidaridad entre diversos grupos de ciudadanos; se han organizado para aportar soluciones a las problemáticas más urgentes del contexto actual. 

Las pymes estamos sufriendo duramente los impactos de esta crisis y estamos entre los segmentos empresariales más afectados por la pandemia. Dichos impactos tienen que ver con la elevada reducción de la demanda y por ende, la falta de ingresos; con la dificultad para acceder a insumos importados, la imposibilidad en un corto plazo para cubrir las nóminas, el difícil acceso a financiamiento y algunos procesos productivos que no están ajustados para ser operados de manera remota.

Frente a este tiempo de incertidumbre son varios los negocios que ante la desesperación de llegar a la quiebra siguen ofreciendo sus servicios con descuentos muy elevados. Algunos de ellos son salones de fiestas y también de giro infantil. 

Lo más sorprendente es que los consumidores siguen llevando a cabo sus eventos aprovechando dichos descuentos, pero poniendo en riesgo la salud de su familia y de la gente que asiste a su celebración. Son muchas las empresas que aún no han entendido el riesgo que todo el país está viviendo y las consecuencias que pueden llegar a tener sus actos. Por ello, este tipo de negocios tienen que dejar de llevar a cabo estas prácticas y proteger ante todo el bienestar de los involucrados. 

Por otro lado, desde el Estado es que deben empezar a llegar apoyos efectivos para las pymes. En las regiones con mayor afectación en Europa y Asia se adoptaron una serie de disposiciones económicas que básicamente tienen que ver con el aplazamiento del pago de impuestos y créditos, además del incremento de garantías para préstamos. Japón y Francia habilitaron fondos de apoyo para las pymes afectadas.

Todas estas medidas apuntan a mejorar la situación financiera de las pymes en el corto y mediano plazo, para que se suavice en la medida de lo posible, el impacto en la economía de estos países y reducir las consecuencias negativas como la pérdida de empleos o la salida de las mismas del mercado.

El gobierno de México debe implementar este tipo de medidas, así como la condonación del impuesto sobre la renta y sobre nómina por lo menos tres meses; también de los pagos de servicios como la luz y el agua, y otorgar estímulos fiscales para aminorar el impacto negativo que está ocasionando la actual crisis sanitaria a las finanzas nacionales. Otra opción de gran importancia sería suspender proyectos como el aeropuerto de Santa Lucía, el tren maya y la refinería de Dos Bocas para evitar el congelamiento de la economía. 

La respuesta del gobierno ante esta grave situación ha sido tardía. Se necesita que se implemente una más articulada y que atienda a las necesidades actuales. No existe una coordinación nacional, lo que puede traer una crisis de gobernabilidad de importantes repercusiones. El Estado de México, Guanajuato, Sonora y Michoacán son los estados que han tomado la delantera al Estado, reasignando recursos y protegiendo el ingreso y el empleo de los trabajadores. 

Viene una recesión económica de grandes dimensiones y por tiempo indefinido. La ventaja estará en quienes han tomado acciones serias para salir más rápidamente de esta contingencia, en la que es prioritaria la salud y la vida de las personas, pero también de las empresas.

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER