Se encuentra usted aquí

La Ruta de la Seda

Viernes, 10 de Mayo 2019 - 13:00

Autor

antoniog.trejo_.foto_2015.jpg
Antonio G Trejo

Compartir

la-ruta-de-la-seda-1_1.png

No les dije ni la mitad de lo que vi.

Marco Polo                                                                                     

 

Siempre se ha dicho que la historia la escriben los vencedores y mucho hay de cierto en ello. Sin embargo, en esta ocasión trataremos de presentar los aspectos verdaderos de la historia que fueron ocultos e ignorados por mucho tiempo sin tomar en cuenta quién fue el triunfador, si acaso lo hubo.

La ruta de la seda no es una supercarretera de cuatro carriles con letreros luminosos ni señales que guían al conductor, es un camino silvestre de miles de kilómetros que nadie trazó y que se mantiene transitable gracias al constante rodar de las caravanas. Es una serie de rutas terrestres y marinas que conectan a China con 65 países. El camino es un suelo árido, desértico, donde solo hay árboles en el 20% del extensísimo terreno situado al oeste de China donde viajó Marco Polo hace cientos de años. Los chinos lo llamaron Qizilqum que es un nombre legendario y ahora se le conoce como: El Plan del Siglo (Belt and Road), uno de los proyectos más espectaculares e importantes de la China moderna.

la-ruta-de-la-seda-2_1.png

El inicio de esta gigantesca ruta se inicia en Xi’an en China y se proyecta hacia Kazajistán*, Rusia, Uzbekistán, Azerbaiján, Armenia, Estambul hasta el norte de Grecia. Existían desviaciones hacia el sur que conectaban con Paquistán, India y Afganistán. Por mar, las rutas incluían Malasia, todo el Sureste Asiático, la India, Arabia Saudita, Irán, Iraq y muchos otros lugares que sería interminable enlistar.

De acuerdo con evidencias arqueológicas, estas rutas empezaron hace 7000 años pero nadie las mencionó ni dieron cuenta de ellas, la primera inscripción fueron unos manuscritos chinos que datan del siglo II. Las innumerables caravanas utilizaron camellos, mulas y caballos, que eran guiados por expertos lectores de las estrellas, los campamentos eran al aire libre donde los agarraba la noche y podían saciar la sed y descansar un poco para continuar la jornada. Había muchos asaltantes que solían atacarlos para robarles la carga o bien el dinero recolectado; la vida no era nada fácil, todos estaban a merced de las circunstancias naturales, los asaltantes, las enfermedades y los animales ponzoñosos.

Su principal objetivo era el comercio, ellos compraban todo tipo de articulo y lo vendían a sus clientes al precio convenido. Cada quién era experto en algo de lo mucho que transportaban así que eran excelentes negociadores. Todos los artículos que ellos transportaban eran valiosos, ya sea por lujo o por necesidad, la negociación muchas veces se hacia con animales o con el intercambio de esclavos, oro, piedras y metales preciosos, medicinas o recetas, esto fue en realidad el inicio de la globalización donde todo depende de la oferta y la demanda. Sin duda alguna los artículos mas preciados eran los preferidos de las mujeres ricas que podían adquirir:

 

*Versión española de estas antiguas Repúblicas Soviéticas.

Diamantes, rubíes, jade, perlas, ámbar, tazas de porcelana, especies, lapislázuli, pieles y telas. Los hombres preferían las armas, las herramientas y los animales. La atracción máxima de todas las caravanas eran los lienzos o las prendas de seda, su altísimo precio las hacia casi imposibles de obtener, solo las esposas y las amantes de la clase privilegiada del Imperio Romano podían aspirar a obtener alguna prenda, tanto así que causaron varias crisis políticas y financieras; haciendo que el Emperador Justiniano mandara espías para que averiguaran el secreto de la fabricación de la seda y no tener que importarla desde China.1

Los negociantes, empresarios y comerciantes eran muy hábiles y cuidaban bien de sus negocios, no todos recorrían toda la ruta, tenían sus lugares de entrega y conservaban celosamente a sus proveedores y el tipo de prendas o artículos. Tenían entregas exclusivas sobre pedido y extendían crédito a sus clientes preferidos. Había lugares o ciudades que se caracterizaban por vender diferentes artículos y sus clientes sabían donde obtenerlos. Los idiomas no eran problema, siempre había interpretes que hacían las transacciones en favor de sus patrones. Los sogdianos o habitantes de Uzbekistán eran hábiles intermediarios en la compra y venta o canje de cargamentos enteros e inclusive cobraban impuesto por las negociaciones. Se han encontrado evidencias de que habilitaron un sistema de correos para aprontar las entregas y las comunicaciones comunes.2

Aunque el comercio de artículos diversos era la principal motivación y forma de vivir, sin duda contribuyó enormemente a la culturización de todos los pueblos y ciudades que estos comerciantes recorrían, la gran mayoría de los habitantes tenían un trabajo estable y también un salario para solventar sus necesidades. Diversos idiomas, vestidos, artes como la panadería, la cocina y la orfebrería, la fabricación de dulces y conservas, las pócimas y los tés de la farmacopea China e India fueron muy solicitados y llevaron un gran alivio a muchos clientes de todos los países que de una u otra manera aportaron sus productos y servicios.

Los orígenes de los comerciantes y empresarios que recorrieron diversas etapas de estas rutas tenían religiones muy diversas. Las que mayormente proliferaron fueron: la judía, la cristiana, el budismo, la musulmana y otras que no lograron perdurar. De hecho, está comprobado que el budismo hindú tuvo gran difusión y logro penetrar a China gracias a la labor de los monjes budistas que literalmente anduvieron predicando en los lugares públicos para conseguir adeptos.

Los viajes terrestres y marítimos dieron oportunidad para que individuos de otras etnias, países y costumbres se conocieran más estrechamente. La conquista de Egipto por el Imperio Romano inició una época de oro en el comercio y la cultura en general para Europa, Asia, el Sudeste Asiático y el norte de África, porque se promovieron el conocimiento, las costumbres, el intercambio de expresiones culturales tales como: la música, los atuendos, los bailables y las maneras de interpretar sus instrumentos y la lectura que contribuyó enormemente a la diseminación de los conocimientos.2

Todas estas actividades significaron un gran adelanto para el resto de la humanidad y un gran desarrollo para la industria de la fabricación del papel. Además del cuantioso progreso cultural, también se enriqueció el avance económico de todas las provincias y lugares cercanos al paso de los comerciantes, se abrieron innumerables fuentes de trabajo y progreso.

La ciencia y la tecnología tuvieron un progreso espectacular no tanto por la importancia de sus hallazgos sino por que sentaron las bases del método científico que después se extendería como un valiosísimo legado para toda la humanidad, iniciado como el Renacimiento del Siglo XV.

 

Descubrimientos y Desarrollos Chinos y Árabes Logrados Antes del Renacimiento.3

  • Los chinos enseñaron a los árabes a procesar el papel en el siglo VIII, ya dominada la técnica, éstos produjeron su propio papel e iniciaron las traducciones y la copia de textos griegos, hindúes, chinos, persas, babilonios, etc. al árabe y posteriormente escribieron los primeros libros, los encuadernaron y los vendieron. Hicieron todo el proceso y lo empezaron exportando hacia otras localidades como: Bagdad, Damasco, Cairo, Granada, Samarcanda, etc. En el año 990, la librería al Nadim en Bagdad exhibió más de 100 libros incluyendo un catálogo de las existencias. Miles de libros fueron publicados cada año en las diversas localidades.
  • No es de extrañar que las primeras universidades en el mundo hayan sido árabes: al Azhar en el Cairo en 970 y la segunda en Qarawiyyin en Fez, Marruecos, a las que siguieron todas las italianas y británicas.
  • Ibn Sina, mejor conocido como Avicena fue un científico espectacular, distinguido en muchos campos sobresalió en medicina, escribió Los Cánones de la Medicina, una obra aun vigente en la actualidad. Al-Khwarizmi, matemático ejemplar desarrollá el álgebra y los logaritmos. Algunos otros científicos introdujeron el uso del cero y los números arábigos (que en realidad fueron números hindúes), otros calcularon la rotación de la tierra sobre su propio eje 500 años antes de Galileo. En las tecnologías, desarrollaron el concepto de la destilación de los líquidos como un criterio de purificación, la extracción de aromas y perfumes, tintes, pigmentos, el grabado de las pieles, la introducción del molino de viento para elevar el agua, la fabricación de jabones; etc. Muchos de estos aportes fueron desarrollados más tarde en forma complementaria por otros científicos europeos o simplemente enunciados sin dar crédito a los autores originales. Es importante aclarar que no se trata de escatimar el crédito a nadie sino de poner los hechos en las justas dimensiones.
  • En otros aspectos más prácticos, los árabes introdujeron la escala en el trazo de los mapas y las cartas de navegación. También introdujeron un sistema de correos bien organizado entre las diversas locaciones y etnias del recorrido. En la música, introdujeron los instrumentos de cuerda y sus respectivas afinaciones y armonías, lo cual cambió diametralmente la calidad y cantidad de la música instrumental y cantada.
  • El aporte de la Ruta de la Seda hacía México provino de España. Pero antes debemos recordar que los españoles estuvieron dominados por cinco siglos bajo el dominio Árabe. Nuestra herencia fue cuantiosa en lo cultural y en lo científico. Nosotros en México tuvimos la oportunidad de aprender muchos conceptos prácticos, domésticos, medicinales que todavía se usan en forma popular. Dentro de la ciencia y la cultura heredamos el idioma y muchas otras manifestaciones muy similares a las practicadas hace miles de años en la Ruta de la Seda.3
  • Los desarrollos técnicos, científicos y artísticos de los árabes son verdaderamente impresionantes, sin embargo, estoy convencido que los de los chinos no se quedan atrás. Examinemos algunos de los más importantes:
  • Procesamiento del papel. Un descubrimiento que sin duda resolvió y estimuló la comunicación de las generaciones posteriores.
  • La brújula, no solo determina los rumbos del viaje sino establece los principios del magnetismo de la tierra. Es una herramienta que no ha pasado de moda.
  • La herbolaria china. Es un concepto que aglutina los usos y costumbres medicinales de muchos pueblos, dicho conocimiento se distribuyó ampliamente a través del contacto personal de los individuos. Conocimiento práctico que aún se practica en todos los países del mundo y que además ha sido el origen de muchas patentes farmacéuticas.
  • La pólvora. Es un complemento mortal.
  • Fundición del hierro y el acero. Sin duda cambió la estructura y el diseño de los materiales usados en el transporte, las armas, la construcción y la vivienda.
  • Mapas con escalas. Técnica de precisión, de gran importancia para el cálculo de tiempos y distancias de un viaje.
  • Tipos móviles usados en la imprenta. ¿Será que acaso J. Gutenberg tuvo acceso a esta información cientos de años después?
  • Cultivo del té.  Una consecuencia directa de la herbolaria.
  • Caracterización de la diabetes y la lepra. Tal parece que es un complemento de la descripción hecha por los médicos hindúes y griegos quienes ya la habían descrito con suficiente antelación.
  • Porcelana. Donde la tecnología y el arte se encuentran, además se incluyen las orejas en todas las tazas.
  • Fracciones decimales. Introdujeron el uso de fracciones en los cálculos y contabilidades. Muy útil en todas las operaciones numéricas.

 

Todo este conocimiento quedó documentado y permaneció oculto durante muchos años (además, estaba escrito en chino y en árabe), cuando fue reencontrado y traducido al latín se reconoció su valor y el esplendor de la información, pero no se le difundió ni mucho menos se le dio algún crédito. Sucedió todo lo contrario, empezaron a surgir traductores religiosos que alteraron o simplemente ignoraron los manuscritos, sumergiéndolos en el olvido. Ahí empezó a escribirse la historia europea, bajo el poderoso patrocinio de la Iglesia Católica.

Las rutas de la seda decayeron en el siglo XIV cuando surgió el auge de la navegación. La mayoría de los países europeos estaban ansiosos de conquistas y expansiones, además existía un apoyo económico formidable que provenía de las realezas europeas y del Vaticano. Todo se conjugó en forma perfecta, los textos árabes desaparecieron, empezó el plagio parcial o total del conocimiento antiguo y surgieron las novedades (existen muchos ejemplos de plagios inobjetables). La Iglesia Católica patrocinaba a los traductores que satisfacían a sus patrones para redactar la versión más conveniente a sus intereses. Los países europeos, especialmente Holanda, Inglaterra y Francia emitieron leyes y políticas para suprimir la enseñanza y el conocimiento árabe y chino en todas sus expresiones. Las consecuencias no se hicieron esperar, todo quedó registrado en la historia universal que aprendimos en la escuelas primaria y secundaria.

En el siguiente artículo daremos cuenta de la influencia y el impacto económico, cultural y científico que La Ruta de la Seda heredó a todo el mundo.

En eta ocasión, la historia se encargó de ser corregida por la misma historia…la verdadera.

 

REFERENCIAS.

  1. Salopek, Paul., Spirits of the Silk Road. National Geographic Magazine. December 2017.
  2. Sardar, Ziauddin., Introducing Islam. Icon Books Ltd. 2001. Cambridge, England.
  3. Starr, Frederick., Rediscovering Central Asia. Wilson Quaterly, Summer 2009.

 

 

     

 

     

 

 

 

 

 

 

  


Leer también


Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis