Se encuentra usted aquí

La relación entre México y España tiene nuevos matices y mucho espacio para seguir creciendo

Lunes, 29 de Junio 2015 - 17:30

Autor

jose_luis_romero_hicks.png
José Luis Romero Hicks

Compartir

mexico-espana.jpg

Esta semana tendrá lugar la visita de Estado por parte de los reyes de España a México. Será su primera visita oficial fuera de Europa, y la segunda del reinado de Felipe VI y Letizia Ortiz.

Trece años tuvieron que pasar para que se diera una visita de Estado de un monarca español a nuestro país. La última vez que ocurrió fue en 2002, cuando los reyes Juan Carlos y Sofía, visitaron México de manera oficial, en el gobierno del expresidente Vicente Fox.

Sin embargo, ni España ni México son los mismos de entonces; hay nuevos signos en el ambiente actual que hacen notar que se trata de dos países que han rejuvenecido.

España, con un rey que acaba de asumir el poder luego de la abdicación del Rey Juan Carlos el año pasado. Un mandato que acusaba cierta urgencia por los nuevos desafíos del país ibérico, particularmente después de la crisis financiera global en 2008.

México por su parte, presume una estructura económica reformada; se abren nuevos sectores y otros poco a poco se vuelven más competitivos. Las oleadas de reformas estructurales de los dos años pasados que pusieron al presidente Enrique Peña Nieto en los reflectores internacionales este año han ido hallando su cauce más importante: el de la legislación secundaria.

México y España parecen tener cada vez más intereses en el plano económico, pero ante todo, existe un gran interés por agrandar su volumen de comercio. Analizando la información económica, uno se puede dar cuenta que el volumen de comercio no es del que se podría esperar tratándose de dos países que comparten una tradición económica y cultural tan fuerte.

Se trata de una visita oficial cuya mayor relevancia se dará en el aspecto económico, pero sin dejar de mencionar que también será de gran interés el refuerzo a los lazos culturales, educativos y académicos. Estos tendrán como anfitriones a la UNAM, El Colegio de México, la Universidad de Salamanca y el Instituto Cervantes.

En el plano económico, se contemplan reuniones y eventos con el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología A.C. (COMCEX), ProMéxico y el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX).

En el aspecto político, habrá una sesión solemne del Congreso de la Unión, la cual se llevará a cabo en la sede del Senado de la República, así como reuniones con el presidente Enrique Peña Nieto; con el Jefe de Gobierno del Distrito Federal y con el Gobernador de Zacatecas.

El comercio México-España tiene mucho espacio para crecer

Al hacer una comparación de importaciones y exportaciones de mercancías entre México y España con los datos más recientes que publica el INEGI, llaman mucho la atención, por un lado, la baja penetración comercial entre ambos países; por el otro lado, una contracción del volumen de comercio en lo que va del año.

Para hacer comparables los datos más recientes que publica el INEGI sobre la balanza comercial, usamos datos del primer trimestre de 2015 y de 2014.

En el primer trimestre de 2014, las exportaciones de mercancías de México al resto del mundo alcanzaron los US$124,819 millones de dólares.

De este monto, sorprendentemente España solo compró el 1,79% de nuestras exportaciones, que representaron US$2,231 millones de dólares. Muy lejos de otros socios comerciales como Estados Unidos, que nos compró el 79.55% de las exportaciones, el resto de Europa el 4.09% y Asia el 4.92%.

El 83% de lo que exportamos a España en el primer trimestre del año pasado son exportaciones petroleras.

En el terreno contrario, el de las importaciones, México solo compró a España el 1,23% de lo que le compró al resto del mundo en ese mismo periodo. Esto es, US$1,548 millones de dólares.

mexico-espana1.png
Fuente: Romero Hicks y Galindo S.C. con datos de INEGI, 2015.

Casi el 99% de lo que importamos de España en el primer trimestre del año pasado fueron importaciones no petroleras.

Si ponemos atención, 1.79% en exportaciones a España contra 1.23% de importaciones en mercancías provenientes de aquél país, es un dato muy parejo, pero incipiente tratándose de un país con el que se comparte una misma lengua, buena parte del acervo cultural y una larga tradición étnica.

En resumen de lo que importamos y exportamos a España, México le vende primordialmente Petróleo, e importa de todo menos petróleo.

El volumen de comercio actual

En el primer trimestre de 2015, las exportaciones de mercancías de México al resto del mundo alcanzaron los 123,358 millones de dólares.

De este monto, España solo compró el 1% de nuestras exportaciones totales, es decir, 0.79% menos. Esta baja en nuestras exportaciones a España representó US$1,000 millones de dólares. En cambio, experimentamos aumentos porcentuales en nuestras exportaciones a Asia y Estados Unidos.

Otros socios comerciales como Estados Unidos, nos compraron el 80.53% de las exportaciones, Canadá el 2.49% y Asia el 32.92%.

El 65% de lo que exportamos a España en el primer trimestre del presente año fueron exportaciones petroleras con respecto a 2014.

En lo relativo a las importaciones, México solo compró a España el 1,15% de lo que le compró al resto del mundo en el primer trimestre de 2015. Esto es, $1,447 millones de dólares.

mexico-espana2.png
Fuente: Romero Hicks y Galindo S.C. con datos de INEGI, 2015.

Casi el 97% de lo que importamos de España en el primer trimestre del año pasado fueron importaciones no petroleras.

En resumen de lo que importamos y exportamos a España, este año llamó la atención cuatro cosas:

  1. Que el volumen de comercio se achicó: 1.79 y 1.23% de nuestras exportaciones e importaciones respectivamente en 2014, contrastan con el 1.0 y 1.15% de exportaciones e importaciones en 2015.
  2. Las menores exportaciones a España en lo que va del año se explican principalmente por la baja sostenida en la producción de petróleo que hemos venido experimentando.
  3. A pesar de esta contracción reciente en el volumen de comercio, existen los elementos para afirmar que el comercio entre México y España seguirá en ascenso en el largo plazo, tal y como ha venido dándose a través del tiempo.
  4. La disminución del comercio este año puede representar uno de los elementos que más motivan la visita de Estado a México.

Áreas de interés bilateral

Aunado a la gran área de oportunidad que parece presentar el tema del comercio entre los dos países, está el tema de la inversión.

México tiene gran interés en mostrar a España los avances en la estructura económica del país como parte de la agenda que ha venido promoviendo con otros países del continente europeo, en particular con Alemania y Gran Bretaña.

A pesar de que la reforma energética abre la puerta a países en los que su conocimiento sobre el tema petrolero es más fuerte, los españoles tienen una tradición muy importante en otros sectores también estratégicos para México y su paquete de reformas, tales como las telecomunicaciones y el turismo.

¿Qué puede interesarle a España de México? La mayor parte de su economía desde el punto de vista estructural y el alto grado de apertura en México en materia comercial.

De acuerdo con el último examen de política comercial de la Organización Mundial de Comercio (OMC), realizado en 2013, México fue uno de los países que redujeron sustancialmente los aranceles después de la crisis económica de 2008, simplificando también su estructura arancelaria de manera significativa.

Además, México adoptó medidas para simplificar los procesos aduaneros, instalando una ventanilla única para las operaciones, la cual opera de manera plena desde septiembre de 2012.

Es importante destacar que el PIB de México será en 2050 uno de los diez más grandes del orbe, según los estudios más recientes en la materia. Aunado a ello, existe un bono demográfico ahora y en los próximos veinte años que continuarán ensanchando el mercado interno.

Y es que en relación con el mercado interno, son igual de importantes el ingreso actual y las proyecciones en la estructura demográfica.

Comparando estos dos frentes, España tiene un ingreso de US$37,720 dólares por habitante, mientras que México tiene un ingreso de US$17,710; de acuerdo con las últimas cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD).

Sin embargo, la población de España, 46.6 millones de habitantes, es apenas el 40% de la de México que tiene 118 millones. Pero la diferencia más importante es que mientras que en México la población va in crescendo, en España se ha venido achicando desde hace un par de años.

España tiene actualmente una tasa de crecimiento negativa de la población y esto es por sí mismo un desafío para cualquier país, ya que con el envejecimiento de la población tienden a incrementarse las tasas de ahorro y esto a su vez puede enfriar severamente el mercado interno.

La inversión española en México es también clave para lograr los objetivos de los acuerdos bilaterales entre México y la Unión Europea.

Y es que la inversión de España en México es muy significativa. De acuerdo con datos de la Eurostat, México fue en 2011 el tercer destino de las inversiones españolas fuera del continente europeo, solo detrás de Brasil y los Estados Unidos. El monto de la inversión española en México alcanzó en 2011 los $23,701 millones de euros, permitiendo la creación de 126,415 empleos directos.

Con estos elementos, podemos inferir que las inversiones que pueda traer España continuarán ayudando a México a despegar en el crecimiento económico, pero al mismo tiempo podrán propiciar buenos retornos para España.

En este sentido, es importante recordar que México se ha consolidado como un país muy atractivo para la inversión por la estabilidad macroeconómica y la disciplina monetaria y de tipos de cambio. Así lo demuestran las recientes cifras alcistas en la inversión extranjera directa.

Contrario a la tendencia europea, México se planta de cara al futuro con una economía joven y con un enorme espacio de crecimiento por las reformas constitucionales emprendidas, de tal manera que sí, España necesita de México y México necesita de España.

Conclusiones

Pareciera una visita oficial más en una relación entre dos culturas que son una misma y que son a la vez distintas; una relación de casi quinientos años.

Sin embargo lo que se juega en este tipo de encuentros de Estado es mucho.

Las reformas energética, financiera y de telecomunicaciones presentan escenarios de inversión y comercio muy atractivos por el buen potencial de dinamismo y crecimiento económico de México en los próximos años; sirven para enviar una señal positiva sobre la dinámica empresarial binacional, que ha sido trastocada recientemente por escándalos de presunta corrupción en OHL, el grupo constructor español con una fuerte presencia en el Valle de México.

Con la visita de Estado a México, se manda también otra señal no menos importante, aquella que posiciona a México como un referente cultural y económico de Latinoamérica y como una de las ventanas más importantes para Europa en su relación con el hemisferio.

El fortalecimiento de los lazos de cooperación y apertura comercial entre México y España es muy palpable y tiene el reto de ampliar el volumen de comercio de manera gradual pero sostenida.  

México fue el primer país de Latinoamérica que firmó un acuerdo comercial con la Unión Europea en 1997 y desde esa fecha las relaciones económicas y culturales se han multiplicado de manera notable. El encuentro oficial que ha comenzado hoy traerá sin lugar a dudas muchos beneficios económicos, políticos y culturales.

_____________________________________________

Fuentes:

http://www3.inegi.org.mx/sistemas/biblioteca/ficha.aspx?upc=702825061555

https://data.oecd.org/spain.htm

http://www.iberglobal.com/files/espana_mexico_bice.pdf

http://revistas.bancomext.gob.mx/rce/magazines/134/2/28_RELACMex_.pdf


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER