Se encuentra usted aquí

La relación de López Obrador con Mancera o La Tempestad

Martes, 06 de Diciembre 2016 - 15:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

amlo-mancera.jpg

La historia de la relación de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) con Miguel Ángel Mancera (MAM), jefe de Gobierno de la CDMX, se parece a la de otras relaciones tormentosas de peleas y reconciliaciones. Pero esta historia está más cercana a las telenovelas mexicanas que a las comedias de Shakespeare. Así, mientras Reforma le apuesta a AMLO y a Margarita Zavala (por si acaso) en sus encuestas, vale la pena recordar algunos episodios de esta difícil relación.

El primer episodio se dio cuando López todavía militaba (es un decir) en el PRD. En ese momento, este partido se debatía, para variar, buscando un candidato para la jefatura de Gobierno del DF. Sonaban Alejandra Barrales y Mario Delgado, quien según todas las evidencias, era el favorito del entonces titular de la capital, Marcelo Ebrard. Pero, como en otras ocasiones, AMLO apuntó su dedo hacia Mancera y nadie protestó. López y MAM eran los alegres compadres de Windsor.

Una vez que Mancera llegó al poder, las relaciones entre ambos políticos se fueron deteriorando paulatinamente. En un segundo momento importante, el líder tabasqueño declaró que Mancera ya era parte de la mafia del poder. En todo este proceso, el jefe de Gobierno se ha mantenido tranquilo. Ha reiterado que le tiene un profundo respeto a AMLO y lo más radical que ha dicho es que desea establecer un diálogo sin condiciones, algo imposible con el hombre que prácticamente le diera la candidatura. Mancera se volvió la fierecilla domada.

Ahora, AMLO le ha dado un vuelco a su opinión sobre Mancera y le ha pedido que deje las “medias tintas” y decida si está con la mafia del poder o con “el pueblo”, al que por supuesto López representa humildemente. Aseguró el Líder (con mayúscula) que las puertas de MORENA están abiertas para todos, menos para los políticos corruptos. Es posible que este viraje haya sido originado por Ricardo Monreal, delegado de Cuauhtémoc, quien en días pasados subrayó que contar con Mancera en las filas morenas sería sumar un valioso activo. Mucho ruido y pocas nueces con el desapego al jefe de Gobierno.

El asunto es de aritmética pura. Las encuestas señalan que AMLO está entre los primeros lugares, pero las mediciones ya no convencen a nadie. Cualquier cosa puede suceder. Los jefes de MORENA saben que una candidatura producto de una alianza PAN-PRD podría quitarles la Presidencia de la República. Aún en el caso de que no hubiera tal fusión, la candidatura de Mancera impulsado por el PRD podría quitarle a López valiosos puntos que le impedirían ganar. Por supuesto, en este cálculo de quitar a MAM de en medio y ganarlo a la causa del “pueblo” asegura Monreal la candidatura a la Jefatura de Gobierno y el triunfo. Un doble golpe.

Pero, ¿qué hará Mancera? Es difícil decirlo. A pesar de que su paso por el ejecutivo local no ha sido bien visto por los “progres” y su falta de agresividad con Peña Nieto lo hace sospechoso, es sin duda el activo más valioso al que puede aspirar el PRD. Sin embargo, aun con la falta de credibilidad en las encuestas, todo parece indicar que su candidatura no sería competitiva. MAM no es un hombre de pelea, ¿por qué no optar por asegurar una senaduría, por ejemplo?, ¿qué le dirá Mancera a AMLO, como gustéis o sueño de una noche de verano?


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER