Se encuentra usted aquí

La postura de la Iglesia en México sobre la fuga del Chapo Guzmán

Miércoles, 22 de Julio 2015 - 19:00

Autor

monica_uribe.jpg
Mónica Uribe

Compartir

Mientras, en Roma, el Papa Francisco ha entrado en una suerte de periodo vacacional, en México seguimos impactados por la segunda fuga de Joaquín El Chapo Guzmán - hecho que, dicho sea de paso causó, dos posiciones encontradas de la Iglesia católica, una condenatoria, por parte de la Conferencia del Episcopado, y otra, minoritaria pero con resonancia, dando un crédito al Chapo por poner de relieve la corrupción, más que inmerecido -, y la Iglesia no ha sido ajena al clamor social sobre la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán.

El semanario Desde la Fe no dejó pasar la ocasión para expresar la opinión de la Arquidiócesis Primada de México - que no de la Conferencia del Episcopado como muchas columnas políticas señalaron – acerca no precisamente de la evasión, sino de las condiciones legales y administrativas públicas que la permitieron.

La editorial del semanario del 19 de julio hace referencia a que en noviembre de 2012 se reforma la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, la LOAPF, con el propósito de extinguir la Secretaría de Seguridad Pública creada por Vicente Fox, y regresar las atribuciones conferidas a la Secretaría de Gobernación, la cual desde siempre, había tenido las facultades en materia de seguridad pública, seguridad nacional, vigilancia fronteriza y migratoria e inteligencia.

Según Desde la Fe, la reforma de 2012 quedó en tela de juicio ante el escape del Chapo Guzmán. De igual manera, las justificaciones para la aprobación del proyecto - porque es evidente que la concentración de funciones, atribuciones y facultades, que incluyen la migración, los derechos humanos, la relación con las asociaciones religiosas, compilar la normatividad, regular el uso de los símbolos nacionales, promover el desarrollo municipal y  la protección civil, además de la seguridad nacional - revelan el simple interés partidista por marcar una discontinuidad en políticas públicas, más que una racionalidad administrativa pública para el buen manejo ulterior de los asuntos de Estado.

La crítica enderezada por Desde la Fe no sólo es en contra de las consecuencias de la decisión del equipo de transición de Enrique Peña Nieto, sino contra la LXII Legislatura del Congreso de la Unión. Es decir, no se salvó nadie, pero omite la editorial decir que tampoco la separación de las tareas de seguridad de las de facultades de la secretaría de Gobernación fue la solución, porque los pleitos entre ambos secretarios - bueno, los múltiples secretarios de Gobernación durante las administraciones panistas - y los secretarios de Seguridad Pública fueron de proporciones épicas, y tampoco puede decirse que los resultados fueran óptimos.

Y siguiendo con el razonamiento de los editores de Desde la Fe, cito textualmente “la competencia de la Secretaría de Gobernación fue jurídicamente desnaturalizada para imponer criterios ineficaces que confunden a un organismo político como aparato policial. La supersecretaría muestra ineficacia en sus acciones de seguridad pública y la efectividad del sistema de inteligencia. Hace unos días, la supersecretaría vino a ser minisecretaría.”.

Hasta cierto punto, no les falta razón en cuanto a la imposición de criterios ineficaces que confunden un organismo político con un aparato policial, pero entonces: ¿cuáles serían los criterios eficaces para la construcción de una política pública?, ¿separando lo policial de lo político?, ¿son áreas absolutamente distantes?, ¿cómo generar propuestas claras desde la ciudadanía? Es válido que los grupos eclesiásticos propongan algunas ideas para solucionar el tema de la seguridad, pero habría que señalarles que la caridad empieza por casa.

No es que no se puedan hacer propuestas desde una asociación religiosa, pues sus integrantes son tan ciudadanos como el qué más, pero en específico ¿cuáles son las estrategias implementadas por la Arquidiócesis Primada de México para asegurar la integridad de los fieles ante los posibles delitos que puedan cometer los ministros de culto? Y con ello me refiero a qué políticas internas se han implementado para evitar el abuso sexual que pudieran cometer los sacerdotes en contra de los fieles, lo que incluye seminaristas. ¿Qué medidas se han tomado en consonancia con las transformaciones efectuadas por el Papa Francisco en materia de sanciones a sacerdotes (y obispos) en lo referente al abuso sexual en la Arquidiócesis de México? Es pregunta ….

Por lo que toca a la inefectividad de los sistemas de inteligencia y seguridad, la editorial de Desde la fe, tiene toda la razón, sin lugar a dudas

Hablando de cosas infinitamente más agradables, hay una iniciativa del Pbro. Alfredo Ramírez Jasso, encargado de la Pastoral de la Cultura y titular de la Comisión de Arte Sacro para la IV Vicaría “San Miguel Arcángel”, para proteger el patrimonio histórico de la Arquidiócesis, y ello consiste en dotar de un “padrino” para algunos templo que, además de ser patrimonio histórico y cultural, requieren más apoyos para su conservación de lo que otorga la Federación.

La idea, que ya ha sido expuesta a las autoridades de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con el objeto de que autoricen a los “padrinos”  - empresarios, compañías automotrices, instituciones bancarias, televisoras y en general cualquier grupo económico capaz de aportar recursos de forma permanente, para lo cual se deducir de impuestos por su cooperación para la rehabilitación de un bien federal.

Entre las primeros veintiséis templos que requieren una intervención exhaustiva, y de urgencia, para su conservación se encuentra el Templo de la Vera Cruz, fundado por Hernán Cortés en agradecimiento por haber llegado a la tierra firme del Altiplano. El problema que tiene este templo, aledaño al Museo de la Estampa y a unos pasos del Museo Franz Mayer, es que las obras de la línea 2 del Metro le causaron daños estructurales, por lo que requiere gastos de conservación muy importantes, y no alcanza con lo que CONACULTA le otorga.

Habrá que seguir la iniciativa del padre Jasso, que promete ser una muy buena cosa.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER