Se encuentra usted aquí

La muerte le cuesta cada vez más a la vida

Martes, 25 de Junio 2019 - 13:20

Autor

stephanie-henaro.jpg
Stephanie Henaro Canales

Compartir

la_muerte_le_cuesta_cada_vez_mas_a_la_vida._.png

En México la muerte le cuesta cada vez más a la vida. La sobrepoblación de cuerpos en los anfiteatros del país y el profundo dolor de familiares y amigos de aquellos que, aún continúan desaparecidos, demandan inversiones. Mientras la vida se debate entre una desaceleración económica mundial, la austeridad republicana, y el golpe de suerte en que se ha convertido la supervivencia a la crisis de violencia por la que atraviesa el país.

El subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, ha informado que el Gobierno dedicará una primera partida de 410 millones de pesos para construir cinco institutos regionales forenses en el país además de 15 panteones.

Los institutos estarán en Coahuila, Nuevo León, Sonora, Baja California Sur, Sinaloa y Veracruz. Mientras que de los 15 cementerios 3 estarán en Veracruz, 3 en Sinaloa, 2 en Jalisco, 2 en Guerrero y uno en Michoacán, Baja California, Colima, Nayarit y Tamaulipas.

Desde 2006 se han acumulado 37,443 cadáveres no identificados. De los cuales 8,116 se encuentran apilados en los 263 anfiteatros del país, que presentan una “sobrepoblación” de 2,945 cuerpos, según han confirmado las propias autoridades nacionales.

La tendencia no parece atenuarse. En el 2019 los homicidios han aumentado respecto al mismo periodo del año anterior. Decenas de fosas siguen apareciendo en todo el país, y se calcula que al menos 426 han aparecido desde la entrada del Gobierno actual. En las cuales se reporta que de los 551 restos humanos encontrados solamente 529 cuentan cómo cadáveres porque los demás no están completos. Así las cosas.

Solamente estados como Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Guanajuato, Hidalgo, Puebla, Querétaro y Yucatán permanecen sin declarar el hallazgo de fosas desde que la crisis comenzó a azotar al país. En tanto que estados como Veracruz con 332 fosas, Tamaulipas con 280, Guerrero con 216, Chihuahua con 194, Sinaloa con 139, Zacatecas con 138, Jalisco con 137, Nuevo León con 114, Sonora con 86, Michoacán con 76 y San Luis Potosí con 65 se coronan por totalmente los contrario.

Lo triste del caso es que mientras la muerte avanza y la vida disminuye, la esperanza de los familiares y amigos de los desaparecidos, también disminuye, y se reduce al anhelo de volver a ver los huesos de los que en vida fueron sus seres queridos. Para que ahora ellos puedan descansar en paz, en vida, y liberarse de las cadenas de la incertidumbre.

Por eso es que digo que en este país la muerte le cuesta cada vez más a la vida. Porque va mucho más allá de inversiones y mata, no sólo aquellos que cayeron en las manos equivocadas, sino que también mata, de angustia, a todos aquellos que los esperan en vida.

Esperemos que la violencia y la incertidumbre acaben pronto.

El último en salir apague la luz.
 

Facebook: Stephanie Henaro

Instagram: steph.henaro

Twitter: @HenaroStephanie


Leer también


Número 34 - Octubre 2019
portada-revista-34.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER