Se encuentra usted aquí

La Ley de Juegos con Apuesta, Duerme. Mexicanos en el Kentucky Derby.

Miércoles, 29 de Abril 2015 - 18:30

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

camara_de_senadores.jpg

Al momento de escribir estas líneas el momio para que la iniciativa de la Ley de Juegos con Apuesta se discutiera y aprobará en el Senado de la República era de 90 a 1.

Prácticamente se acabó el período ordinario de sesiones del Congreso de la Unión y la iniciativa en comento se quedó atorada —con el "clutch" adentro—. No hay anuncio o señal alguna de que se pudiera convocar a un período extraordinario para aspirar a que se discutiera. Morta por el momento. Por meses. Tal vez por años.

Y me pregunto: qué para que se apruebe alguna ley tiene que haber consenso entre los grupos parlamentarios. Qué no en las "democracias" las mayorías deciden. ¿No hubo negociación?¿O temieron aprobarla por las próximas elecciones? ¿O la quieren ajustar y perfeccionar? No lo entiendo. Es probable que la coalición PRI/Verde/Panal fuera suficiente para aprobarla. Evidentemente alguien no quiso.

La industria del "Juego con Apuesta" existe en nuestro país; puede ser una actividad económica sólida e importante y parece no importar su correcta legislación. La promulgación de esta Ley tiene por objeto sentar las bases para regular y vigilar una industria que puede producir muchos empleos e ingresos para la hacienda federal; para los estados y municipios y se vuelve a dejar de lado. Dormida. En Macao, donde los chinos permitieron las apuestas legales, el 40% del ingreso de las máquinas tragamonedas son impuestos y se recaudan muchos millones de dólares por este concepto. ¿En dónde está la Secretaría de Hacienda; qué no le urgen ingresos?

Aparentemente es mejor renunciar y dejar que las actividades de esta industria se rijan por una Ley obsoleta —la reina de la discrecionalidad la he llamado— ¿Qué pasa? ¿Hay intereses fácticos que se oponen a tener una Ley que regule y vigile seriamente está actividad? Es la única explicación, pues así es fuente de componendas y negocios entre funcionarios y empresarios. Y sigue la mata dando...

De esta manera, se inhibe el crecimiento y la posible inversión nacional y extranjera de una actividad que bien regulada es una fuente de riqueza y no, como refiere un amigo, que prefiere encontrarse a Alfonso Capone o a cualquier malhechor recién aprehendido que ser despelucado en algún "casino" de los 300 que existen en México por retenciones excesivas y falta de supervisión gubernamental.

En fin, lo anterior explica —es muestra— de lo que pasa en muchos sectores de este país y así se comprende el hartazgo de gran parte de la sociedad hacia nuestros legisladores quienes se tomaron su tiempo para aprobar la Ley de "un Día Nacional de la Oratoria", la cual seguramente producirá muchos empleos y dejan en la congeladora iniciativas importantes.

Ahora, los Diputados actuales en 4 meses dejarán sus curules —sin dejar de cobrar sus jugosas dietas— y se irán a las campañas, a dizque visitar sus distritos o a preparar sus estrategias para ver dónde se acomodan pues pronto se les acabará la chamba. Así pasarán hasta el 30 de agosto sin calentar sus cómodos asientos del recinto parlamentario —sin levantar el dedo— excepto los designados para asistir a la Comisión Permanente. Por lo descrito y en mi opinión, esta es otra razón de peso para que el Poder Legislativo cambie de fondo; menos diputados y más eficientes. ¿Qué no era promesa de campaña?

En cambio, los Senadores de la República todavía estarán en sus funciones tres años más y algunos cuantos estarán afinando sus posibles candidaturas para aspirar a gobernar sus estados. A partir del mes patrio —en septiembre— seguirán con sus debates y legislando en coordinación con la nueva Cámara de Diputados en su versión LXIII que elegiremos el 7 de junio.

Para la Industria Hípica de Carreras de Caballos (que su servidor representa), la iniciativa de la Ley de Juegos con Apuesta y Sorteos aprobada por los diputados es bastante desfavorable; lo he comentado en muchos de mis artículos anteriores publicados en el Times de Eduardo Ruiz-Healy www.ruizhealytimes.com y en https://www.facebook.com/HIPICAMEXICANA?ref=hl.

No me queda otra más que seguir picando piedra para tratar de convencer a las autoridades gubernamentales que nos escuchen y pongan remedio para evitar que la crianza y las carreras de caballos Pura Sangre desaparezcan en nuestro país, todo ello gracias a la ineficacia de la empresa permisionaria CODERE —españoles que ahora están empeñados en quemarle los cascos a los caballos de carrera, como lo hicieron con el emperador Cuauhtémoc por la codicia del Oro, ahora las jugosas utilidades del juego— y gracias también a las "gentilezas" del chapulín Marcela González Salas, próxima diputada federal, que hizo nada para rescatar la actividad, como era su obligación mientras fue directora de Juegos y Sorteos de la Segob.

Ya hemos solicitado respetuosamente —por supuesto— una entrevista con el nuevo director de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación, el licenciado Luis Felipe Cangas Hernández para exponerle la grave situación que por años padecemos y que su responsabilidad atendernos. El nuevo funcionario goza de buena reputación. Ya les comentaré los resultados de nuestra gestión.

Por cierto, el sábado 2 de mayo se corre en el hipódromo de Churchill Downs la carrera más importante del mundo: El "Kentucky Derby" y los dos caballos favoritos serán montados por jinetes mexicanos. Víctor Espinoza, nacido en Hidalgo —que lo ha ganado dos veces— y Martin García, veracruzano, que es hoy por hoy uno de los jinetes mejor cotizados dentro del panorama hípico estadounidense.

¡Suerte Muchachos!



Número 31 - Julio 2019
portada-revista-31.png
Descargar gratis